Academy

Formas efectivas de mejorar tu golf.

Pinterest LinkedIn Tumblr

Jugar bien a golf significa únicamente completar el recorrido con pocos golpes. El resultado es el principal indicativo de nuestro nivel de golf.

Klever Tee Time / Redacción

Algunos golfistas, especialmente los aficionados, tienden a buscar la perfección y creen erróneamente que un buen nivel de golf es aquel que te permite hacerlo todo bien; Tener muy buen swing, pegar golpes bonitos, conseguir calles y greens en regulación… ¡Error! Nada de esto tiene que ver con nuestro nivel de golf, al fin y al cabo, lo único que importa al final del día es con cuántos golpes has completado el recorrido.

Te comentaremos algunas cosas de tu golf que puedes mejorar fácilmente, te ayudarán a ganar consistencia y mejorar tus resultados. Para conseguir mejores resultados jugando a golf no es necesario pasar largas horas en el campo de prácticas (para el aficionado medio) simplemente es cuestión de tener las cosas bien claras:

 Pégale más recto no más lejos.

Una nueva tendencia se está poniendo peligrosamente de moda. Propiciado en gran parte por algunos golfistas profesionales, para la mayoría de golfistas aficionados buscar más distancia no es una buena opción.

Casi todos los golfistas aficionados pueden mejorar sus resultados sin pegar ni un metro más largo. Entendiendo la relación entre la cara del palo, la línea de swing y crear golpes más controlados con un mejor impacto sí ayudará a conseguir mejores resultados. Céntrate en controlar tus golpes y olvídate de la distancia.

Mejora desde los 2 metros.

Si quieres centrarte en un aspecto concreto del juego, hazlo con el putt desde los dos metros. Esta es una de las formas más rápidas de mejorar tus resultados. Puedes conseguirlo con solo un poco de práctica.

La cara del palo en el momento del impacto controla el 92% de la línea de salida de la bola, así que el principal objetivo será mover el putter correctamente para que la cara llegue bien centrada.  Mejorar tu porcentaje de putts “cortos” embocados tendrá un efecto directo en tus resultados.

Distancia mejor que dirección

Especialmente en el juego corto y alrededor de green, debes trabajar y dominar tus distancias, incluido con el putt. Para conseguirlo céntrate exclusivamente en la distancia más que en la dirección, ambas son importantes, pero de inicio deja la dirección de lado.

En el juego corto necesitamos precisión y la distancia es la variable que más repercute, conseguir dominar la distancia de nuestros golpes nos dará muchas más opciones de approach y putt o de evitar los tres putts, así que “olvídate de la línea” y clava la distancia en tus golpes.

Toma consciencia de tus capacidades físicas

Debes entender tu cuerpo en profundidad, ser consciente de lo que eres capaz de hacer físicamente y mejorar tu swing en función de ello. Deja de comparte con otros golfistas, aunque sean de tu edad, construye tu propio swing, tu forma de jugar.

Conocer tus limitaciones es fundamental para jugar a golf de forma realista. Puedes elegir entre adaptar tu juego a ellas o, directamente, trabajarlas para que dejen de ser puntos débiles. Aprende lo que se adapta mejor a tu golf y basa tu juego en ello.

Coge más greens con los wedges

Coger greens con los wedges es algo que está al alcance de todos los golfistas aficionados y, además, marca una gran diferencia en la tarjeta de resultados. Sin embargo, es una parte del juego donde peor se desempeñan los aficionados. El error principal es golpear la bola a una distancia incorrecta.

Practica diversos golpes, con diversas distancias; simplemente cambiando la longitud de swing puedes conseguir varias distancias de stock. Céntrate en conseguir un ritmo y aceleración constante a lo largo del swing, en lugar de pegar hachazos o acelerones. Tu control de distancia mejorará drásticamente.

Últimas reflexiones:

Trabajando en estos aspectos verás como tu golf mejora, poco a poco conseguirás obtener un mayor control sobre la bola, reduciendo el total de golpes que necesitas para completar el recorrido. Recuerda, de inicio, olvídate de distancia o riesgos extra. Céntrate en dominar tus golpes al máximo y mantener la bola en juego.

Escribe un comentario