Breaking News

Mario Golf Super Rush convierte al golf en un juego para todos

Pinterest LinkedIn Tumblr

La experiencia individual de este videojuego queda a deber y su potencial se aprovecha en los diferentes modos del multijugador.

TeeTime Klever / Redacción

Los títulos enfocados al multijugador del fontanero de Nintendo suelen ser caóticos y, por lo tanto, divertidos. Eso es algo que cumple a la perfección Mario Golf Super Rush, un juego que continúa la tradición de hacer del golf un deporte para todos. Pero tiene un punto débil para quienes juegan en solitario, pues si bien cuenta con un Modo Aventura, no es lo suficientemente destacado como para invertirle horas sin descanso.

Desarrollado por Camelot, estudio encargado del aclamado Golden Sun para Game Boy Advance, Mario Golf Super Rush es un juego donde los personajes Nintendo como Mario, Luigi, Peach, Bowser, Toad o incluso Pauline, hacen uso de diferentes poderes para integrar divertidas mecánicas a las partidas de golf para cumplir el objetivo principal de embocar la pelota en el hoyo.

La interfaz del menú es sencilla, así como las instrucciones para jugar. Por lo tanto, si nunca has jugado al golf o no lo entiendes, este juego no será un problema. Además, cuenta con un glosario en donde se explican todos los términos utilizados durante una partida, por lo cual es un buen primer acercamiento al deporte.

Cuenta con un modo de Golf tradicional, donde gana quien meta la bola con menos golpes, el cual es el más básico. Golf rápido es una modalidad que revoluciona el primer concepto, pues tras golpear la bola, los personajes deberán correr hacia ella, con el fin de volver a intentar meterla al hoyo.

Este modo basa sus mecánicas de juego en el hecho de que no hay carritos para acercarse a las bolas, por lo tanto, en cada carrera los personajes también se cansarán, lo cual agrega tensión a los jugadores, quienes incluso pueden estorbarse entre ellos para evitar que ganen.

Por último, la Batalla de golf hace recordar a las caóticas batallas de Mario Kart, pues en él, los jugadores deben embocar tres bolas en un campo repleto de Chomp cadenas y bombas que impiden el trabajo. Cabe mencionar que tanto las partidas de Golf rápido y Batalla de golf son más divertidas y disfrutables si se juega con amigos de forma presencial o en línea, aunque para este último servicio es necesario contar con una suscripción a Nintendo Switch Online.

Aunque en principio las mecánicas son sencillas y lo convierte en un juego accesible para muchos, dominar cada uno de los aspectos conlleva un tiempo y mucha práctica, pues incluso hay formas de imprimir ciertos efectos a la bola, con el fin de reducir el azar al momento de golpearla. Para los más pequeños, estas características pueden convertirse en un punto desfavorable, pero también incitan a la motivación para superar los retos.

Cabe mencionar que Super Rush también integra controles por movimiento para jugar al estilo de Wii Sports, sin embargo, mi experiencia con esta forma de juego fue algo frustrante, pues me costó entender el funcionamiento del nivel de fuerza.

Para un solo jugador, la experiencia es grata, pero no memorable. La meta de la Aventura es convertirse en una leyenda del golf y para conseguirlo, nuestro personaje (en este caso un Mii) deberá pasar por distintas pruebas y aprovechar los puntos de experiencia para subir de nivel cada una de sus habilidades.

Al inicio, los personajes con los que se interactúa son secundarios y sólo después de la mitad de la campaña hacen su aparición algunas de las caras más icónicas de la franquicia, como Wario o Waluigi. La historia pudo haberse profundizado un poco más y algo que me gustó fue la traducción a español latino.

Por la presentación del juego diría que el propósito de Camelot y Nintendo no fue enfocarse en la experiencia de un jugador y el hecho de que incluyeran una campaña se agradece, pues cumple con su cometido aunque es innegable que el mundo donde se desarrolla la historia es poco profundo.

Escribe un comentario