Destacado

Bardo Hotel Boutique va mucho más allá de lo ordinario

Pinterest LinkedIn Tumblr

Un estilo contemporáneo combinado con el lujo dentro de una jungla maya.

TeeTime Klever / Ale Campos

La naturaleza es un espacio vital capaz de generar una conexión única con el ser humano. En ella puedes canalizar emociones y pensamientos, para convertirlos en tu propia fuerza universal y creadora. Con solo contemplarla, es posible entender quién eres, cómo funcionan e inclusive, el significado de tu propia existencia.

Hotel Bardo, ubicado a 6 km del yacimiento arqueológico de Tulum, Quintana Roo, es un destino inimaginable que equilibra el diseño distintivo y el lujo del estilo de vida contemporáneo, aislados dentro de la jungla maya, en donde podrás experimentar la pureza real de la naturaleza para poder conectar con ella.

Jaime Bravo, Gerente General del Hotel Bardo, platicó en exclusiva con TeeTime Klever sobre las 3 características que hacen de este recinto un lugar único y especial.

“Nuestro concepto se sustenta en dos ramas esenciales y una tercera característica que la acompaña muy bien. La primera debe ser la conexión entre los asociados y los huéspedes; la atención humanizada. 

La segunda sería la experiencia; ofrecer a nuestros huéspedes un lienzo en blanco para que puedan vivir una profunda transformación -de manera muy personal y a su ritmo- en su ser, en su vida y en sus emociones, explorando los rincones más profundos de su mente a través de una real conexión con la naturaleza. 

Estas dos ramas son acompañadas por un diseño distintivo y congruente con la atención que reciben los huéspedes en Bardo”, explicó Bravo.

La experiencia antes y después de Bardo

El concepto vital de este mágico lugar, parte de generar relaciones auténticas-emocionales que puedan llevar a cada uno de sus huéspedes a tener una experiencia humana y transformadora dentro del hotel, generando un real “antes y después de Bardo” gracias al ambiente y las experiencias wellness que se viven bajo sus techos de yute.

Jaime Bravo, explicó que la palabra Bardo proviene del budismo tibetano; “es un estado de transformación entre la muerte y la reencarnación” dijo, y eso es precisamente lo que viven quienes lo visitan.

Este lugar extraordinario cuenta con 29 villas, un bar, un restaurante, habitaciones selváticas de ensueño y lo mejor… 80 personas estarán a cargo de convertir tu estancia en una verdadera experiencia transformadora. 

Yucatán sobre la mesa en Milum

En su peculiar y distintivo restaurante Milum (Mi tierra), ponen a “Yucatán sobre la mesa” con platillos típicos de la región o bien platillos internacionales con un “twist” maya.

“La comida mexicana es conocida a nivel mundial pero de la comida yucateca se conoce poco. Nuestra oferta gastronómica tiene su base 100% en la cocina yucateca y todos nuestros platillos tienen un twist yucateco. Por ejemplo tenemos unos huevos tipo benedictinos pero montados sobre un sope con cochinita pibil, huevo pochado y salsa de chaya, una hierba local parecida a la espinaca”, platicó Jaime Bravo, Gerente del Hotel Bardo.

También en la cocina demuestran su congruencia por el respeto a la naturaleza, ya que, como parte de su menú se encuentran unos Tortellinis de langosta, misma que proviene de la pesca responsable en Sian Khan, usando su cáscara para hacer mantequilla de coral. 

Los imperdibles tacos de la suegra, del chef Benja.

“Cuando conocí al chef Benja, probé 15 de sus platillos, todos me encantaron, pero uno realmente me cautivó. Benja me confesó que era el único plato que no era suyo, sino que esa receta la había robado a su suegra yucateca hacía más de 20 años. Por eso se llaman Los tacos de la suegra. Son tacos que tienen 3 tipos de carne de cerdo”, platicó Bravo a TeeTime Klever.

Y si de bebidas se trata…

El bar Kinky Room, tiene mucho que ofrecer a sus huéspedes. El concepto es:  “Mezcal with soeur”. Es una mezcalería-tequilería con más de 20 etiquetas de diferentes casas y una carta abundante con whiskies, ron y mucho más.

Este único y distintivo hotel, cuenta además con un sin fin de actividades y experiencias wellness que complementan de manera ideal la estancia de quienes se hospedan ahí gracias a “Botánica” un grupo de personas lideradas por el “Abuelo Sergio” quien tiene más de 40 años de experiencia persiguiendo “el camino rojo”, una forma de vida espiritual que buscar ser parte del todo, en la  cual ninguna criatura es superior o inferior a otras, buscando la regeneración, la verdad y el bien común en la vida.

El spa 13 (número de la suerte de los mayas) y su famoso temazcal, también forman parte de toda la experiencia de bienestar físico, humano, espiritual y emocional que ofrece Bardo Hotel.

Indiscutiblemente, este hotel es un Hot Spot, un “must” que debes visitar y que seguramente superará todas las expectativas. Atrévete a ser parte del “antes y después de Bardo”, atrévete a conectar con algo mucho más profundo, más poderoso y más universal.

Escribe un comentario