Destacado

Eléctrico, inteligente y de lujo

Pinterest LinkedIn Tumblr

Mercedes-Benz EQC SUV es una nueva dimensión de vanguardia tecnológica al servicio del confort. Al diseño se añade un silencio inusual, una calma propia de un vehículo eléctrico, y una tecnología asombrosa en su facilidad de manejo.

La magia de Mercedes-Benz es que te hace sentir confortable, seguro, poderoso, en cualquiera de los vehículos que manejes, incluso si es una serie nueva, como la nueva familia EQ que tienen un ADN de lujo en el sentido más contemporáneo, cercano al bienestar. Todas estas sensaciones se multiplican con el nuevo EQC.

A las prestaciones y diseño, se añade un silencio inusual, una calma propia de un vehículo eléctrico, y una tecnología asombrosa en su facilidad de manejo. Pero sin olvidar que es una marca legendaria con más de 130 años de sabiduría.

La primera sensación al volante, de un grosor muy cómodo, es la manejabilidad de su cuadro con pantalla táctil y controles táctiles. Es muy intuitivo. A eso se añade el asistente de voz inteligente, que te permite ordenar la temperatura del auto, ajustar clima, o encontrar lugar para recargar energía, un restaurante o cualquier destino ordenado por tu voz.

Sin duda, se respira el espíritu Mercedes-Benz al más alto nivel. En el manejo, lo probamos en carretera y ciudad, se nota muy energético, con una firmeza sorprendente, entre otras cosas porque tiene dos motores eléctricos con propulsión y la tracción 4matic, que da una seguridad extra en curvas y en largos recorridos.

Los dos motores le dan al coche prestaciones prácticamente deportivas, con gran agilidad y fuerza, tiene 408 caballos que se hacen respetar. En su sencillo manejo un solo botón nos permitió vivir diferentes tipos de manejo y de rentabilidad energética con sus cinco modos: sport, confort, Max Range, individual y eco.

Pura eficiencia según tus necesidades y tu deseo de conducir. El frenado nos ayuda a recuperar energía y nos ofrece cinco modos distintos para recuperar energía con el frenado. Si queremos acelerar, podemos pasar de 0 a 100 en cinco segundos, es un poder asombroso. La energía eléctrica va superando retos, y ya el vehículo trae un cargador para usar en casa y sus baterías se pueden cargar al 80 % en cuarenta minutos.

Por fuera la elegancia que distingue a Mercedes-Benz EQC permanece inmaculada, una SUV de proporciones perfectas, que se adapta a la ciudad con agilidad, fácil sistema de estacionamiento y un espacio interior que sorprende. Luces de led que dan absoluta garantía nocturna.

El interior con tapicería de napa o cuero Ártico, hablan de un auto de alta costura, tanto que está instalada a mano y se nota. El ambiente interior lo puedes elegir a tu antojo, más relajado, más deportivo, más familiar, hay hasta 65 colores que cambian el ambiente del vehículo.

Sonido surround Burmester que lo termina en convertir en un templo donde el sonido del motor no existe, sólo música celestial. El espacio del conductor es una cabina de lujo, el techo de cristal da una luminosidad extra y amplia la satisfacción de la experiencia al volante.

Después de varias experiencias al interior del Mercedes- Benz EQC SUV entre el campo, las autopistas y la ciudad, podemos concluir que esta SUV nos ofrece la satisfacción completa de un vehículo eléctrico, con mucha potencia, la facilidad en la carga eléctrica y una tecnología sencilla y táctil que invitan a subir a su volante sea cual sea la ruta. Seguridad, inteligencia y respeto a la naturaleza te acompañan.

Escribe un comentario