Business

Lograr menos rotación y aumentar el compromiso laboral es posible: UKG

Pinterest LinkedIn Tumblr

Toda organización que aspire al liderazgo en su campo debe reflexionar cómo cuidar su mayor fortaleza: las personas que laboran ahí día con día.

TeeTime Klever / Forbes México

Cuando una organización protege a su fuerza laboral en cada uno de los niveles productivos, mantiene una estabilidad que permite alcanzar la productividad deseada, lo que se traduce en la continuidad y éxito del negocio.

Pero cuando el personal bien entrenado renuncia frecuentemente por causas ajenas al sueldo y, en muchas ocasiones, se desconoce el motivo, las organizaciones deben tener respuestas inmediatas y soluciones que les permitan actuar y cubrir eficientemente esa ausencia de talento para lograr las metas deseadas.

Incluso, prevenir el caos o fatiga por esta razón, ya que, en la mayoría de los casos, se recurre a los compañeros para sacar el trabajo en lo que se reemplaza el puesto.

La rotación puede causar desagradables sorpresas en los momentos críticos de la gestión humana, cuando se desatiende la importancia real del impacto económico y de imagen corporativa que puede afectar seriamente a la organización. Para bien o para mal, a la totalidad de la organización.

Los recientes cambios del mundo laboral requieren soluciones eficaces aquí y ahora y la rotación puede impedir una operación robusta, a pesar de contar con una buena planeación laboral, incluso, hasta abatir la productividad y la moral de los demás colaboradores.

UKG tiene el propósito de aportar soluciones tecnológicas de gran valor, que logran una vinculación de las necesidades laborales de las empresas con la gente que las sostiene.

Mediante el uso de motores de inteligencia artificial, se logra alinear perfectamente al talento correcto con la demanda real de la organización. Con gran precisión, ofrece una eficiencia en la programación y el requerimiento, lo que aumenta la productividad y el compromiso de los colaboradores a la par que reduce el desgaste y la temida rotación.

No todo es dinero

Las renuncias en las empresas no son originadas únicamente por un sueldo insuficiente,  sino de cómo se siente y es tratado el colaborador. Más de la mitad de las personas renuncia por una mala relación con su jefe inmediato.

¿Qué puede hacer la organización frente a estas circunstancias? UKG propone enfocarse en sus líderes, ofrecerles asesoría, capacitación, herramientas necesarias y un seguimiento de su desempeño como gerentes de personas.

Realizar encuestas de satisfacción, monitorear su comportamiento y el de su equipo y asegurar que viva y demuestre los valores de la organización. Al cuidar de los gerentes, también se cuida al resto de los colaboradores.

Cultura de pertenencia

Hoy más que nunca, el centro de la atención organizacional debe colocarse en la parte más humana de la gente: “trátame mejor y siempre estaremos conectados”, expone UKG.

Esta vinculación ayuda a generar mayor compromiso y actitudes colaborativas en la empresa, lo cual se ha visto reflejado en los buenos resultados anuales.

El compromiso de las personas fomenta una cultura de pertenencia, de trabajo en equipo, de compartir el propósito de la compañía.

UKG cree que las personas deben ser felices en sus labores y ofrece soluciones de gestión de recursos humanos para apoyar a las organizaciones a contar con los instrumentos adecuados para impulsar y fomentar la inspiración del talento. Con ello, lograr un mejor desempeño y maximizar su potencial, sin importar en qué industria estén o en qué parte del mundo se encuentren.

Su aprendizaje automatizado se adelanta en las respuestas o soluciones para que se puedan tomar decisiones en tiempo real, que eviten malas tendencias o prevenir una situación antes de que se convierta en un problema.

Se debe reconocer que los colaboradores son el recurso número uno de la organización. Lo más importante es la gente, cuidar a la gente bien entrenada y fomentar su confianza y su productividad.

Escribe un comentario