Breaking News

Tiger Woods lo ha dicho: Regresa al Golf

Pinterest LinkedIn Tumblr

El golf mundial sonríe: “Escogeré algunos torneos al año y competiré: Tiger Woods

TeeTime Klever / Golf Digest

Tiger Woods va a volver a jugar al golf. Sí, va a volver a jugar golf de competición. Sí, tiene metido entre ceja y ceja darse la oportunidad de volver a sentir la incomparable sensación de ganar. La pregunta del millón está respondido.

El golf mundial sonríe. Tiger lo ha confirmado en una entrevista exclusiva con Golf Digest, la primera que concede desde el gravísimo accidente de coche que sufrió el pasado mes de febrero.

Tiger Woods va a volver a jugar, sí, pero con matices. Matices que son muy importantes. De hecho, elimina de la ecuación la posibilidad de tener un calendario completo de torneos como antaño.

De eso, nada. Va a jugar, pero sólo de vez en cuando, como hizo en su día Ben Hogan. “Creo que es algo realista pensar que jugaré en el Tour algún día, nunca a tiempo completo, nunca más, pero sí eligiendo aquí y allá algunos torneos, igual que hizo el señor (Ben) Hogan.

Escogeré algunos torneos al año y competiré», dijo Woods durante una entrevista de Zoom con Henni Koyack desde su casa en el sur de Florida.

Tiger Woods ha asumido su nueva realidad competitiva. “Practico sabiendo eso y me preparo para eso. Creo que así es como voy a tener que jugar a partir de ahora.

Es una realidad lamentable, pero es mi realidad. Lo entiendo y lo acepto», asegura con esa enorme capacidad de aceptación y adaptación que ha demostrado toda su vida.

Tiger tiene claro ahora que el mundo y la vida no se acaba en el golf, aunque no siempre pensó de esa manera. “No necesito competir y jugar contra los mejores jugadores del mundo para tener una gran vida.

Después de mi operación de fusión en mi espalda tuve que escalar el Everest una vez más. Tenía que hacerlo y lo hice. Esta vez no creo que tenga el cuerpo para escalar el Everest y lo asumo. Eso sí, todavía puedo jugar al golf.

Aún puedo, si mi pierna está bien, hacer clic en un torneo aquí o allá. Pero en lo que respecta a escalar la montaña nuevamente y llegar hasta la cima, no creo que eso sea realista».

Tiger confiesa que hubo momentos después del accidente en los que pensó que iba a perder la pierna derecha. “Diría que estuve al cincuenta por ciento. Estuve muy cerca de salir del hospital caminando con una pierna. Una vez supe que tenía las dos piernas, les pedía a mi novia y mis amigos que me lanzaran cosas para saber que también tenía bien las manos».

Uno de los primeros recuerdos que Tiger tiene tras el accidente es pedir un palo de golf para jugar mientras estaba en la cama del hospital. Ahí inició un proceso de rehabilitación que incluyó tres meses en una cama tipo hospital en su casa.

A continuación, una silla de ruedas. Luego pasó a usar muletas, lo que le permitió recuperar la independencia y moverse por su propia voluntad.

“Agregar esa parte a mi vida diaria fue muy gratificante porque estaba atrapado en una casa. De acuerdo, es una casa bastante bonita que he construido para mí, pero no había podido hacer lo que más me gusta: me encanta salir y simplemente estar afuera en el jardín. Ahora, hay veces que simplemente salgo fuera y me recuesto en el césped durante una hora porque quiero estar ahí, sentirlo. Echar de menos golpear a una pelota de golf correctamente es una de las mejores sensaciones que existen».

En cuanto a su recuperación, Tiger es optimista, pero saber que todavía queda mucho tiempo y trabajo por delante. Hay que tener paciencia. “Queda muchísimo. Ni siquiera estoy a mitad de camino.

Tengo que recuperar aún mucho músculo y capacidad nerviosa en mi pierna. Al mismo tiempo, como saben, tuve cinco operaciones de espalda. Así que tengo que lidiar con eso. Entonces, a medida que la pierna se fortalece, a veces la espalda puede decir aquí estoy yo… Es un camino difícil. Pero estoy feliz de poder salir y ver jugar a Charlie, o ir al patio trasero y pasar una hora o dos a solas sin nadie hablando, sin música, sin nada. Solo escucho el canto de los pájaros. Esa parte que tanto he echado de menos».

Escribe un comentario