Academy

Golf: 80% mental, 10% habilidad y 10% suerte

Pinterest LinkedIn Tumblr

Cada jugador tiene una anatomía diferente y eso juega un papel muy importante en el rango de movimiento, fuerza y ​​atletismo de cada uno.

TeeTime Klever / Golf Digest

El golf tiene que ver con la precisión y la exactitud. Para un principiante en un campo de golf a punto de golpear una pelota con un palo, esto puede parecer una tarea imposible de realizar, y no es sorprendente, porque ¿cómo puede alguien mantener la concentración cuando es el centro de atracción?

Se siente como tener mil ojos sobre ti y un millón de bocas para corear tus brillantes cambios o decepcionantes mishits. Sin embargo, este es un juego que ha convertido a los nadie en leyendas, piensa en Jack William Nicklaus, Tiger Woods, Annika Sörenstam, Inbee Park y muchos otros.

Incluso aquellos de nosotros que somos fieles fanáticos del juego hemos sido parte de su historia de éxito simplemente probando suerte en los mejores sitios de apuestas y aterrizar en grandes fortunas con cada swing exitoso de sus clubes.

Como dice el refrán, todo golfista profesional alguna vez fue un golfista terrible. Desde elegir el palo correcto hasta hacer swing sin romper la columna vertebral o dislocar la cadera, todo parece tan complicado y muchos entusiastas a menudo abandonan antes de comenzar.

No es suficiente tener pasión por el deporte o simplemente visualizar dónde debe ir la pelota o qué tan lejos debe viajar cuando la golpeas como si lanzaras un hechizo al viento; Ser un golfista exitoso requiere fuerza mental y física, la capacidad de elaborar estrategias y ejercitar la paciencia con el único objetivo de golpear una pequeña bola blanca en un pequeño agujero.

Como principiante con grandes aspiraciones, es muy tentador caer en el hábito de copiar el swing, la rotación de cadera y la estrategia de golfistas famosos, pero hay mucho que puedes aprender de un jugador que tiene más talento natural que tú.

Probarse los zapatos de los mentores y las leyendas no es suficiente. Por supuesto, la devoción inquebrantable y el aprendizaje a través de los pasos de los mejores jugadores del juego son cruciales para el desarrollo de un jugador en ciernes, pero es mejor tener la sensación del juego a través de la práctica constante, luego puedes elegir lo que mejor funcione para ti. como individuo cuando está construyendo una carrera profesional.

Cada jugador tiene una anatomía diferente y eso juega un papel muy importante en el rango de movimiento, fuerza y ​​atletismo de cada jugador. Nadie puede hacer el swing del 2000 como lo hace Woods.

Incluso los grandes como él han evolucionado con el juego y, a medida que envejecen, la forma en que golpean la pelota y su elección de palos durante cada torneo ha cambiado.

Para mantenerse competitivo, un gran jugador necesita encontrar un enfoque diferente del juego tan a menudo como surja la necesidad.

Jack Nicklaus dijo que el golf es 80% mental, 10% habilidad y 10% suerte. Sus palabras son un testimonio del hecho de que gran parte del viaje al estrellato en este popular deporte se hace en la cabeza.

Cada disparo se toma primero mentalmente antes de que se manifieste para que todos lo vean. Para un juego que genera miles de millones de espectadores y grandes competidores, tu primera victoria será contra tu yo inferior, el que te encuentra un agujero en el que meterte cuando no puedes conseguir que la bola caiga en él.

Escribe un comentario