Business

Por qué Apple vale 3 billones de dólares

Pinterest LinkedIn Tumblr

3.000.000.000.000 de dólares. Una cifra de locura que nunca había alcanzado ninguna empresa.

TeeTime Klever / New York Times

3.000.000.000.000 de dólares.

Ese fue (durante poco tiempo) el valor total de las acciones de Apple el primer lunes del año y para el miércoles por la mañana, valía unos insignificantes 2,93 billones de dólares, lo que sigue siendo una cifra de locura que nunca había alcanzado ninguna empresa.

Este hito es un momento útil para indagar en la identidad de Apple y de los demás titanes tecnológicos de Estados Unidos. Las grandes empresas tecnológicas son inteligentes para hacer productos y aún más inteligentes para ganar dinero. Esa es una razón importante para explicar por qué Apple vale tanto.

¿Cuál es el superpoder de Apple? 

Con modificaciones ingeniosas y atractivos productos nuevos, ha prolongado la vida de su imperio de los iPhone mucho más allá del punto en que pudo haber entrado en declive. Lo que pudo haber sido la debilidad de Apple —su dependencia de los iPhone en una época en la que los teléfonos inteligentes ya no se venden como pan caliente— ha sido más bien una fuente de fortaleza.

Al igual que saber que Google y Facebook deben su riqueza a la venta de publicidad de calcetines y estancias en hoteles, comprender los principios básicos detrás del poder de Apple sirve para desmitificar a los titanes tecnológicos, que se han ganado tanto el asombro como las burlas de todos nosotros.

Confieso que estaba equivocada respecto a Apple. Hace seis años, escribí una columna para Bloomberg Opinion —la primera de muchas parecidas— en la que dije que Apple estaba llegando a su límite.

Desde entonces, las ventas de Apple han aumentado más de 132 mil millones de dólares, o más o menos el triple del crecimiento de las ventas de Tesla desde 2015. Las ganancias de Apple son irreales y es probable que estemos pagando demasiado por sus paños de pulido de 19 dólares.

Sigo pensando que tengo razón sobre Apple, solo que todavía no la tengo exactamente. (Esto podría describirse como estar equivocada. No lo voy a rebatir). Los hechos siguen siendo los mismos: los teléfonos inteligentes, el principal producto de la empresa, han pasado de increíbles a normales y la gente no está comprando teléfonos nuevos con tanta frecuencia como solía hacerlo.

El iPhone sigue siendo la principal máquina de hacer dinero de Apple. En la imagen, el último modelo, el iPhone 13 Pro. (Photo by Gado/Getty Images)
El iPhone sigue siendo la principal máquina de hacer dinero de Apple. En la imagen, el último modelo, el iPhone 13 Pro. (Photo by Gado/Getty Images)

No se venden más móviles pero sigue ganando mucho dinero

En 2015, se vendieron unos 1,400 millones de teléfonos inteligentes nuevos a nivel mundial. En 2021, la firma de investigación IDC estimó que las ventas totales de teléfonos fueron de… unos 1, 400 millones de unidades.

Dentro de esa cifra, los iPhone —más o menos uno de cada siete— tampoco se han desplazado mucho. Hay excepciones a esta tendencia de ventas que se mantienen igual, como el año pasado cuando se vendió de repente una ráfaga de iPhone nuevos.

Sin embargo, en general, esto es lo que son los teléfonos inteligentes en este momento: un producto maravilloso y esencial que la gente no compra muy a menudo, como los refrigeradores, los autos y las televisiones.

En teoría, el hecho de que compremos menos teléfonos debería ser malo para Apple. En vez de eso, a Apple le ha ido muy bien porque es extremadamente lista para ganar dinero y ha persuadido a los clientes de que deben comprar lo que vende.

Apple ha descubierto maneras de vender muchos más tipos de iPhone que antes, incluidos los ultracaros. Ha dominado el arte de los detalles subestimados, como los chips de computadora autodiseñados, y anima a los compradores de los iPhone a pagar más por complementos, como el espacio adicional para almacenar las fotografías.

Además, a la empresa se le siguen ocurriendo nuevas formas de ganar dinero con cosas que vuelven más útiles a los iPhone, entre ellas las suscripciones para aplicaciones de citas, los audífonos AirPods y los relojes computarizados.

Con esto, Apple no se está alejando de su identidad como la empresa del iPhone. Se está inclinando más a su dependencia del iPhone. Podría decir que será difícil que Apple siga haciendo esto, pero las ventas de teléfonos inteligentes no han sido la gran cosa en los últimos seis años y a Apple le está yendo de maravilla.

Nada de esto explica por completo que Apple haya alcanzado los 3 billones de dólares. Honestamente, el dinero no tiene sentido en este momento, y las grandes empresas tecnológicas suelen producir ganancias constantes y crecientes que atraen a los compradores de acciones.

También hay entusiasmo por la próxima incursión de Apple en las computadoras montadas en el rostro y los vehículos autónomos, lo que podría provocar, como lo hizo el iPhone, que otras empresas sigan su ejemplo y enriquecer todavía más a Apple.

Las dificultades de Apple con el software inteligente —¿últimamente le has gritado a Siri por ser una inútil?— sugieren que no será pan comido para la empresa seguir ganando en un futuro de metaversos e inteligencia artificial. No obstante, esa no es una predicción. Ya no vuelvo a hacer predicciones sobre Apple.

Por: Shira Ovide

Escribe un comentario