Business

Accionistas de Inditex respaldan a heredera Marta Ortega como presidenta

El voto favorable al dúo tuvo lugar durante la primera junta general anual desde que Ortega, de 38 años, comenzara en abril su nuevo papel como presidenta no ejecutiva, el último paso de un relevo generacional que comenzó hace una década.
Pinterest LinkedIn Tumblr

Tee Time Klever/ Forbes

Los accionistas del gigante español de la moda Inditex aprobaron el martes a Marta Ortega, la hija menor de su fundador Amancio, como presidenta del grupo, junto a un nuevo consejero delegado, Óscar García Maceiras.

El voto favorable al dúo tuvo lugar durante la primera junta general anual desde que Ortega, de 38 años, comenzara en abril su nuevo papel como presidenta no ejecutiva, el último paso de un relevo generacional que comenzó hace una década.

La transición se produce en un momento en que el mayor minorista de moda rápida del mundo y propietario de la marca Zara ha suspendido sus operaciones en Rusia, que es su segundo mayor mercado en términos de tiendas, y se enfrenta a importantes presiones inflacionistas en todo el mundo.

Inditex subió sus precios a principios de año y reportó un aumento del 80% en el beneficio del primer trimestre en un contexto de ventas al alza, ya que los consumidores han renovado sus armarios después de meses en casa durante el confinamiento por la pandemia.

“El sentimiento de responsabilidad es inmenso. (…) Tenemos confianza en el futuro, seguros de que la capacidad de innovación y superación de Inditex nos permitirá crecer como empresa”, dijo Ortega en su primer acto público desde que asumió el cargo.

“Inditex es el lugar donde siempre he querido estar. (…) Con el talento y la responsabilidad de todos mis compañeros, estaremos preparados para afrontar los retos que nos traiga el futuro”, añadió Ortega para cerrar su discurso.

El fundador de Inditex posee el 59.2% de las acciones de la compañía.

El consejero delegado de la compañía dijo a los accionistas que seguiría vigilando la situación en Rusia y que mantendría suspendidas las operaciones por el momento.

Inditex ha contratado a más de 500 refugiados de Ucrania en 22 países, añadió García Maceiras.

Los accionistas también aprobaron un acuerdo con el expresidente ejecutivo Pablo Isla para que no trabaje para un competidor durante dos años.

A partir de este año, la heredera de Ortega percibirá una retribución anual de un millón de euros por su labor como presidenta no ejecutiva y responsable de un órgano de auditoría interna, al tiempo que seguirá participando en la gestión de la mercancía de moda de Zara, el negocio que genera el 70% de los ingresos de Inditex.

Los accionistas también han aprobado la propuesta del consejo de repartir este año un dividendo de 0,93 euros por acción con cargo a los resultados de 2021.

Escribe un comentario