Business

Calidez y fortaleza, elementos que no pueden faltar en la gestión de un líder

Pinterest LinkedIn Tumblr

Teetime Klever / El Economista.

Cuando un líder muestra un buen balance entre calidez y fortaleza la emoción que provoca en los demás es admiración.

La constante búsqueda por alcanzar los objetivos y las dificultades del día a día de la operación, provocan que los líderes tengan un desgaste natural en la relación que tienen con sus colaboradores, aunque no es sencillo, deben alcanzar un punto de equilibrio que les permita mantener la buena relación con los trabajadores, y una de las mejores formas para lograrlo es a través de la calidez y fortaleza que muestren frente al equipo.

Bajo este planteamiento, Nora Taboada, fundadora de AFE-Liderazgo Consciente, indicó que es natural que los colaboradores cuestionen las cualidades de quien los dirige, en primera instancia está el trato y la capacidad que tenga para generar confianza en el equipo en el cual se plantean preguntas como: ¿es mi líder alguien en quién puedo confiar?, ¿me hará daño?, ¿es una buena persona?

De igual forma, se cuestionará el desempeño laboral, el cual se refiere a la capacidad del líder para infundir respeto con su credibilidad profesional, y se plantean preguntas como: ¿esta persona es competente? ¿es capaz de afrontar los contratiempos?, ¿nos puede llevar al éxito?

Ante los cuestionamientos que pueden surgir en los colaboradores, la mejor forma de ganar su confianza y respeto es a través de la calidez y la fortaleza que el líder pueda mostrar frente a su equipo.

“La calidez se refiere a la habilidad del líder para conectar genuinamente con su equipo, de mostrarse accesible y cercano y de mostrar integridad con sus comportamientos. Mientras que la fortaleza reflejará su capacidad para posicionarse como alguien fuerte, con agencia y competencia profesional”.

Taboada.

Encontrar un equilibrio

La especialista comenta que lo líderes deben de encontrar un equilibrio entre sus capacidades técnicas y sus habilidades blandas, pues a menudo son juzgados por ser altamente competentes, pero carentes de calidez, lo que provoca respeto, pero al mismo tiempo resentimiento, porque saben que son personas brillantes por sus conocimientos, pero nadie quiere trabajar con ellos por su forma de interactuar con el resto.

Por el contrario, las personas que son juzgadas como cálidas, pero poco hábiles en sus capacidades técnicas, llegan a provocar lástima, lo que implica que por compasión se acceda a la colaboración y el apoyo, pero en una situación compleja se les puede aislar o simplemente no se les respalda. La experta explicó que algo que se escucha regularmente de los líderes cálidos sin fortaleza es que son muy amables y gentiles, pero no lo respetan en las juntas.

“Cuando un líder muestra un buen balance entre calidez y fortaleza la emoción que provoca en los demás es admiración. Este tipo de líderes se sienten como alguien cercano, pero con la fortaleza necesaria de hacer que las cosas sucedan. Lo que se escucha regularmente de estos líderes con balance entre estas cualidades, se les califica profesionales o competentes, además de ser buenas personas”.

Taboada.

Primero conecta y después lidera

La experta señaló que, para generar un impacto positivo en los colaboradores, el primer paso es mostrar calidez, porque eso permitirá generar una base de confianza que ayudará a conectar con el equipo, y a partir de estos cimientos, con la fortaleza se podrá trabajar el aspecto técnico y profesional que ayudará a que se cumplan los objetivos que se tienen dentro de la empresa.

En este sentido, Nora Taboada plantea tres consejos para poder generar la calidez con los colaboradores:

  1. Utilizar un tono de voz adecuado: Genera un tono adecuado para dirigirte a cada colaborador, el cual sugiera que estás siendo honesto, humano y cercano con las personas, sin pretensiones ni adornos emocionales.
  2. Muestra empatía y entendimiento: Para que los colegas escuchen y estén de acuerdo con el mensaje que se transmite, es necesario buscar puntos que demuestren que también se está de acuerdo con ellos.
  3. Valida los sentimientos: A través de la empatía es importante reconocer el miedo y las preocupaciones de las personas cuando se tenga una conversación, ya sea en reuniones formales o durante charlas informales, la gente estará más abierta a escuchar.

De igual forma, la especialista brindó tres consejos para mejorar la fortaleza profesional frente a los colaboradores.

  1. Siéntete seguro: Sentirse al mando y seguro se trata de conectarse con uno mismo. Y cuando estamos conectados con nosotros mismos, es mucho más fácil conectar con los demás.
  2. Mantén una buena postura: Es necesario recalcar la importancia de una buena postura para proyectar autoridad y la intención de ser tomado en serio.
  3. Mantente quieto: El movimiento constante o la inquietud durante una junta o presentación con el equipo envían la señal de que no se tiene el control, mientras que la quietud demuestra calma. Combinar eso con una buena postura se conoce como aplomo, que transmite equilibrio y estabilidad, aspectos importantes de la presencia de un liderazgo creíble.

Write A Comment