Category

Golf Goodies

Category
TeeTime Klever / Sota Par

Greens rápidos, una auténtica pesadilla para el golfista aficionado medio, es innegable.

Hablamos de esos greens rápidos como el rayo y firmes como el mármol que te ponen nervioso solo de pensar que tienes que puttear cuesta abajo. Incluso los putts en subida se vuelven tensos ya que, si te pasas demasiado, la vuelta será complicada y en bajada.

Evidentemente lo que más determina la velocidad (y calidad) de los greens, entre otros factores, está la preparación del recorrido. Por este motivo existe tanta diferencia entre un green en un torneo del PGA Tour  o el estado de un green en un torneo de club.

La mayoría de los golfistas aficionados están acostumbrados a jugar a golf con greens medios, incluso lentos, por eso cuando lo pasan mal en el juego corto cuando se enfrentan a un recorrido en óptimas condiciones.

El caso es que con la llegada del verano y del buen tiempo, los greens tienen a estar más secos, más duros y, en consecuencia, más rápidos.

Para jugar tu mejor golf debes mantener un buen nivel de putt, así que va a ser necesario realizar algunos ajustes a tu forma de puttear cuando te enfrentes a greens rápidos.

¿Cómo puttear en greens rápidos?

Juega con TODA la caída.

Por norma general los greens rápidos tienen “más caída” que los greens lentos. Sí, esto es así.

Muchos golfistas aficionados juegan con la misma caída con greens rápidos o lentos, por eso la mayoría de sus putts se escapan por la parte baja del hoyo. Recuerda que cuando juegas por la parte alta del hoyo tienes más opciones de embocar.

Además, cuando juegas a golf en greens rápidos debes ajustar para que la bola llegue “muerta” al hoyo. Si tus putts son demasiado rápidos y no encuentran hoyo, los putts de vuelta serán más largos de lo normal.

En definitiva, juega la bola por la parte más alta de la caída, incluso un poco más e intenta que la rodada de la bola sea la justa para llegar al hoyo.

 

greens rápidos

Ajusta tu stance.

He descubierto que, cuando juego con greens rápidos (de los de verdad) aunque sé que son greens muy rápidos a mi mente le cuesta un poco entrar en juego y adecuarse a la velocidad. Para compensarlo realizo algunos ajustes en mi stance que creo te pueden ayudar a ti también para clavar la velocidad de tus putts.

 

La recomendación es: Agarrar el palo más corto y juntar un poco los pies en el stance.

 

Cuando cogemos el palo más corto, sea el palo que sea, el palo se acorta (valga la redundancia) por lo que cuando golpeamos a la bola no vuela tan lejos como de costumbre. Lo mismo pasa con el putter.

Cogiendo el putter más corto será más fácil (e inconsciente) realizar una subida más corta que nos ayudará a encontrar la velocidad de los greens.

Juntar un poco los pies en el stance nos ayudará exactamente igual, cuando los greens están rápidos necesitamos ajustar nuestro swing de putt, acortarlo, algo que será mucho más sencillo si “engañamos” al cerebro y juntamos nuestros pies en el stance.

Otra medida muy popular entre los golfistas del PGA Tour es usar el grip  the claw  cuando cogen el putt, según dicen eso ayuda mucho a puttear con greens rápidos.

No adelantes las manos.

En inglés se denomina “Forward press” una tendencia, casi considerada un XXXX a la hora de puttear. No es algo bueno ni malo, de hecho lo realizan muchos pros del PGA Tour como Phil Mickelson o Jordan Spieth… nada aconsejable en greens rápidos, por eso se pasan al grip the claw.

Cuando los greens son muy rápidos, adelantar las manos no ayuda en nada. Básicamente debido a que reduce el loft del palo y hace rodar más la bola (siendo amateur también corres el riesgo de impactar con el canto superior de la cara, traducido en putts incontrolables).

Busca tener putts en subida.

Aunque se trate de juego dentro de green la estrategia sigue teniendo un papel fundamental. Para maximizar tus opciones con greens rápidos intenta dejarte el máximo de putts en subida posible

Desde la calle es más complicado que puedas ajustar tanto. Simplemente fíjate en la dirección de la pendiente donde está colocado el green (Casi todos caen del fondo al principio), en este aspecto no te recomiendo que te comas mucho la cabeza y simplemente elijas el palo más corto cuando te encuentres entre dos palos.

El gran ajuste que puedes hacer es alrededor de green, a la hora de approchar y chippear. Alrededor de green te recomiendo que juegues con mentalidad de billar, sabiendo donde quieres dejar la bola para dar el siguiente golpe.

Muchísimos golfistas aficionados son demasiado agresivos con sus golpes de approach e intentan jugar a meterlos todos, nada de malo siempre que tengas en cuenta que pese a encontrarte fuera de green, las caídas también son importantes. Simplemente ten en cuenta donde quieres dejar la bola.

Por Marc Puig.