Hot Spot

Chukker: Joya de la cocina argentina en la Riviera Nayarit

La tradición culinaria argentina es recreada con honestidad entre portentosos paisajes.
Pinterest LinkedIn Tumblr

TeeTime Klever / Forbes México

Los aromas y sabores evocan fielmente los campos argentinos. Los platos en Chukker cobran vida a través de técnicas que infunden la tradición del asado, el respeto por el fuego y la paciencia. Esto sucede al aire libre en las planicies de Mandarina Resort & Residences Riviera Nayarit.

La gastronomía está profundamente integrada al paisaje natural formado por majestuosas montañas a lo lejos, exuberantes laderas y llanuras que resultan afines al territorio que la inspira.

A unos cuantos metros se encuentra el huerto orgánico donde se cosechan los ingredientes frescos que hacen parte de la propuesta.

Foto: Archivo

“Nos enfocamos en cuidar la autenticidad de las recetas. Trabajamos con carnes muy seleccionadas de ganado de libre pastoreo”, comenta Giovanni Balloni, chef ejecutivo de Club Mandarina Riviera Nayarit de RLH Properties.

Él, al igual que todo el equipo de cocina de Chukker, aprendió del maestro del asado Martín Gomez Maciel los secretos para mantener la jugosidad de la proteína y el valor entrañable de la cocina argentina.

Es así que en Chukker se puede cocinar un costillar entero a la cruz o al asador para un festín de al menos 15 comensales en la plenitud del campo. También un esplendido Bife de Chorizo y un Matambre de Cerdo a la parrilla. Por supuesto, el menú incluye anchuras y embutidos de primera calidad como chorizo de cerdo, morcilla y molleja.

Foto: Archivo

Balloni revela que en un futuro cercano el equipo de Chukker tiene previsto incorporar otras proteínas de animales criados en las cercanías de Mandarina como patos, codornices y pollos orgánicos. Esto como parte de la filosofía ‘Farm to Table’ que rige su labor.

Entender las brasas y el flujo del viento, calcular los tiempos de cocción y alegrarse con el resultado final fue parte de la lección de Martín, un cocinero apasionado de las pampas argentinas, la tierra que lo vio nacer. Ese sentido de pertenencia y celebración hace eco en la atmósfera a través de la música.

Escribe un comentario