Business

Coworking motivará demanda corporativa en Querétaro

De acuerdo con la plataforma inmobiliaria Solili, el esquema de trabajo colaborativo y la búsqueda de mercados alternos en la entidad redituará en un aumento en la demanda.
Pinterest LinkedIn Tumblr

Querétaro se proyecta como una de las alternativas, debido a la cercanía que mantiene con la capital del país, la disponibilidad de talento e infraestructura.

TeeTime Klever / Redacción

El esquema de trabajo colaborativo (coworking) y la búsqueda de mercados alternos para descentralizar oficinas de la capital del país son componentes que podrían dinamizar la demanda inmobiliaria corporativa en la entidad.

Para ambos puntos, Querétaro resulta ser un mercado atractivo, lo que redituará en un aumento en la demanda, expuso el director de Investigación de Mercado de la plataforma inmobiliaria Solili, Pablo López.

“El 2022 será clave para la toma de decisiones de las empresas, con base en eso veremos cómo llegarán los nuevos contratos de arrendamiento. Algo que genera proyección positiva es el tema del coworking, creemos que van a seguir creciendo, Querétaro es un mercado atractivo para ello”, expuso.

Tras la pandemia de Covid-19, el esquema de oficina compartida mantiene una tendencia positiva que abonará a la recuperación de este segmento inmobiliario.

Mientras tanto, luego de los efectos de la contingencia sanitaria, corporativos establecidos en Ciudad de México han buscado trasladarse a localidades que les brinden mayor superficie y espacio entre colaboradores.

En ese sentido, Querétaro se proyecta como una de las alternativas, debido a la cercanía que mantiene con la capital del país, la disponibilidad de talento e infraestructura.

“Algunas empresas siguen viendo como opción mercados alternativos a la Ciudad de México, entre los cuales está Querétaro por la cercanía, por la mano de obra calificada con la que cuenta, infraestructura, esos serán elementos positivos que impactarán la demanda para el 2022”, detalló.

Aunque se estima que el año en curso sea de crecimiento para el segmento corporativo, las estimaciones no proyectan que sea el periodo de recuperación prepandemia.

Sin embargo, a este arranque de año también se añade el impacto de la variante Ómicron, en torno a la cuarta ola de contagios; y que podría aplazar el retorno a los centros de trabajo.

“Anticipamos que haya mayores volúmenes de renta de oficinas; sin embargo, también hay elementos importantes a considerar como es el tema de Ómicron, consideramos aún que las empresas están tomando la decisión de volver a oficinas, están ajustando de hecho las nuevas políticas de retorno a las oficinas y hasta que no se tomen 100% de estas, podríamos estar hablando de ver un panorama más claro”, planteó.

Esquema híbrido

La tendencia en el mercado de oficinas es continuar con el trabajo híbrido, intercalando las labores a distancia y la asistencia a las empresas.  El experto inmobiliario refirió que se estima que cerca de 50% de las empresas continúan laborando desde casa.

“Alrededor de 50% de las empresas siguen trabajando desde casa, 50% de oficinas de manera intermitente, hay tendencia de mantener trabajo híbrido, pero esto no resulta negativo para un tema de demanda de oficinas porque vemos un reajuste en los espacios”, explicó.

Previo a la pandemia, se requería en promedio un espacio de 10 metros cuadrados por trabajador, se amplió con la presencia del Covid-19, a entre 15 y 20 metros cuadrados.

En este contexto, Querétaro se visualiza como uno de los mercados corporativos emergentes que ha tenido un comportamiento estable, caracterizado por una tendencia a la baja en la sobreoferta y una demanda constante.

Estudios de la firma exponen que al cuarto trimestre del 2021, Querétaro contó con un inventario de 450,000 metros cuadrados; a un precio promedio de 13.91 dólares el metro cuadrado.

Escribe un comentario