Accesorios de Lujo

El legado de Cartier en el Museo Jumex

Una antología de 160 obras donde no falta la inspiración mexicana. Un legado vivo, asombroso y admirable que enaltece la joyería y el arte.
Pinterest LinkedIn Tumblr

TeeTime Klever / Gentleman Excelsior

Con una puesta en escena formidable, donde la oscuridad permite ver los detalles de tiaras, relojes, anillos, broches, recorre la historia de la Maison con sus joyas más icónicas.

Desde colecciones privadas y documentos, como videos y bocetos que permiten ver la evolución del diseño Cartier, hasta algunas de sus obras maestras que han estado en las corte de grandes reinas, estrellas de Hollywood y marajás.

Foto: Archivo

La curaduría en el Jumex es obra de Ana Elena Mallet y la museografía de la arquitecta Frida Escobedo, que nos transporta a la arquitectura de México, la profundidad de una mina y el espectáculo de la Alta Joyería.

No podían faltar en esta exposición los primeros relojes misteriosos, en colaboración con el mago Houdini, además de los siempre clásicos guardatiempos de pulsera Santos Dumont, creados en 1912.

Foto: Archivo

El diseño de Cartier: Un legado vivo” estará abierta hasta el 14 de mayo y muestra el espíritu pionero de la marca, su poder e influencia en nuevas generaciones.

Durante el recorrido el visitante podrá disfrutar de los primeros años de la Maison y el nacimiento de un estilo, el gusto de Jeanne Toussaint, la primera mujer directora creativa de la marca en 1933 que supo adaptar el legado de Louis Cartier con arte y estilo en un mundo nuevo: La relojería y su manera de medir el tiempo con belleza, la curiosidad universal.

Foto: Archivo

Cabe destacar una de las secciones temáticas llamada: María Félix e iconos de la elegancia, donde se explora la belleza, personalidad y la creatividad de esta enigmática actriz mexicana, y es que vale la pena mencionar que entre 1959 y 1976 Félix adquirió importantes piezas broches, brazaletes de pantera, piezas de coral y majestuosas joyas de reptiles que marcaron el estilo de “La Doña”.

La serpiente de diamantes y ojos de esmeralda fue un reto para Cartier con esmaltes en verde, rojo y negro. Panteras, como símbolo de una mujer con personalidad y emblema del poder femenino, serpientes, aves, la inspiración de Egipto, de India Asia y Oriente medio no faltan en este paseo apasionante, lleno de brillo y artesanía.

Foto: Archivo

En otro apartado de la exposición se muestran los procesos de diseño y el clima cultural de la época, desde el Art Deco hasta arte más vanguardista. Una firma pionera que sabe leer el aire de los tiempos.

Además de la presencia de la Maison en México, ya que se expone el reloj misterioso que la filántropa Luz Bringas regaló a José Yves Limantour, secretario de Hacienda de Porfirio Díaz, o las piezas de una de sus más leales clientas, Barbara Hutton que portaba dichas joyas en su residencia de Cuernavaca.

Foto: Archivo

Hace 50 años Cartier decidió recuperar las grandes piezas firmadas de la casa, así nacía la Colección Cartier con su savoir faire y su legado cultural. Piezas que datan desde 1850 hasta el siglo XXI.

Una colección que hace 24 años llegó a México al Museo Bellas Artes y ahora se muestra rica y fortalecida con nuevas creaciones y adquisiciones. Este material que ahora se expone con un rico patrimonio cultural contribuye a entender la continuidad del estilo y el gran legado de Cartier.

Write A Comment