Business

La digitalización es la gran oportunidad de las empresas mexicanas

El camino de las empresas a la digitalización no es sencillo, el cambio es constante pero las recompensas son altas.
Pinterest LinkedIn Tumblr

TeeTime Klever / Marca

El futuro de los negocios es digital. Sin embargo en nuestro país es evidente que las empresas en general no han tenido este enfoque. Si bien la tradición y la cultura juegan un papel fundamental en la formación de empresas, la era digital actual está redefiniendo las reglas del juego.

Vale la pena explorar por qué la digitalización es la mayor oportunidad para las empresas mexicanas y cómo se puede enfatizar mejor. A final de cuentas, la digitalización no es solo una moda; es el futuro. Nuestras empresas tienen una oportunidad muy valiosa de liderar la revolución digital en América Latina. La adopción proactiva de estrategias digitales asegurará su éxito en la era digital.

Históricamente, las empresas mexicanas han valorado las relaciones personales y el trato cara a cara. Sin embargo, en un mundo globalizado y conectado, el enfoque tradicional tiene sus limitaciones. El auge de la economía digital en otras partes del mundo es un testamento de su potencial. Desde Silicon Valley hasta Bangalore, la digitalización ha revolucionado cómo hacemos negocios. Empresas como Amazon y Alibaba han redefinido sectores enteros, demostrando que el acceso digital a los consumidores es crucial. México no debería ser una excepción.

Algunas de las oportunidades específicas para México son claras. Comenzando por el hecho que México tiene un mercado interno creciente. Si las empresas adoptan una estrategia agresiva de comercio electrónico pueden mejorar su eficiencia y crecer de manera notable. Según datos de la Asociación de Internet MX, el comercio electrónico en México creció un 81% en 2021 en comparación con 2020. Esto demuestra que los consumidores mexicanos están adaptándose rápidamente a las compras en línea.

Las empresas locales tienen una oportunidad sin precedentes para ofrecer productos y servicios que estos consumidores digitales valoren.  Además en México la era digital tiene un componente particularmente atractivo:  El 83% de la población está conectada a internet a través de dispositivos móviles (según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, Inegi), por lo que el comercio móvil o m-commerce también se presenta como una tendencia en ascenso.

Transformación en las cadenas de suministro

Presentan oportunidades muy interesantes también. La digitalización de la cadena de suministro a través del Internet de las Cosas permite a las empresas rastrear productos en tiempo real, reduciendo costos y tiempos de entrega.

Esta tecnología es especialmente relevante para México, que es uno de los principales exportadores del mundo en sectores como el automotriz y la agricultura. Blockchain también permite explotar oportunidades de manera más efectiva: Este sistema descentralizado y seguro ofrece soluciones en la trazabilidad y autenticidad de los productos, lo cual es crucial para industrias como la alimentaria y farmacéutica. 

Exportaciones y acceso a mercados internacionales

Nuestro país también tiene un campo de crecimiento interesante apalancando plataformas de exportación que antes no existían, como Amazon, eBay y Alibaba, que permiten a las empresas mexicanas llegar a un mercado global.

Según ProMéxico, las exportaciones mexicanas en el sector digital representaron más de 9 mil millones de dólares en 2021. Además nuestros acuerdos comerciales nos dan ventajas competitivas difíciles de igualar. Gracias a tratados como el TMEC, las empresas digitales mexicanas tienen un acceso preferencial a mercados enormes como Estados Unidos y Canadá.

El camino hacia la digitalización es claro, pero hay obstáculos. Las regiones remotas enfrentan falta de infraestructura tecnológica. Además, el cambio puede ser resistido por aquellos que ven la digitalización como una amenaza y no como una oportunidad. La inversión inicial también puede ser desalentadora. Sin embargo, hay claros casos de éxito que deben de servir como incentivo. Empresas como MercadoLibre y Rappi son ejemplos de cómo el modelo digital puede tener éxito en México. 

Los lideres de las empresas mexicanas tenemos una oportunidad única en puerta. El camino no es sencillo, el cambio es constante pero las recompensas son altas.

Write A Comment