Lifestyle

La increíble historia del falso millonario

Shimon Hayut, nació en Tel Aviv y vive de cometer fraudes desde sus 18 años y su historia está ahora, al descubierto del mundo entero.
Pinterest LinkedIn Tumblr

El estafador de Tinder es un documental que se encuentra en Netflix y cuenta el caso real de mujeres estafadas por un falso empresario poderoso.

TeeTime Klever / Redacción

El documental, de casi dos horas de duración, está basado en una historia real: un hombre llamado Simon Leviev que se hacía pasar por un magnate de los diamantes y mediante una clásica estafa piramidal de esquema Ponzi engañaba a diferentes mujeres para robarles millones de dólares.

DE QUÉ SE TRATA EL ESTAFADOR DE TINDER

El estafador de Tinder (The Tinder Swindler, su título original) narra la historia en primera persona de tres mujeres Cecilie Fjellhoy, Ayleen Charlotte y Pernilla Sjoholm que conocieron a Simon Leviev a través de la famosa aplicación de citas y terminaron entregándole miles de dólares.

Leviev, que en realidad se llamaba Shimon Hayut, se hacía pasar por el hijo de un magnate de diamantes y ostentaba en su cuenta de Instagram, con más de 100.000 seguidores, un lujoso y costoso estilo de vida: hoteles 5 estrellas, viajes por el mundo, jets privados, yates y ropa de diseñadores top. Pero todo era falso.

El israelí se hacía pasar por hijo de un poderoso empresario con muchos enemigos

En la primera cita las invitaba a viajar en su avión privado y compartía todos sus lujos con ellas. Luego mantenía una intensa relación con mensajes y videollamadas todos los días, incluso propuestas de mudanza, aunque viéndose menos, ya que él siempre “viajaba por trabajo”.

Un día les dice que su “vida corre peligro” y que sus enemigos atacaron a su guardaespaldas y que sus cuentas bancarias quedaron bloqueadas para protección. Las empieza a presionar para que le presten sus tarjetas de crédito y le compren pasajes de avión para poder escaparse. Ellas le creen y acceden, bajo la promesa de que es algo momentáneo y de que les devolverá el dinero en la próxima semana.

La estafa funcionaba básicamente como un esquema Ponzi: con el dinero que recibía de cada una de las mujeres, se dedicaba a mantener su estilo de vida y pagar los viajes y cenas que tenía con las otras.

El documental de Netflix es sólo la punta del iceberg de la estafa Ponzi: muchas mujeres no denuncian por pudor

Es difícil confirmar cuánto dinero fue, pero algunos estiman millones: tan solo la noruega Cecilie Fjellhøy sacó nueve préstamos bancarios y le entregó al estafador u$s 200.000. Desesperada por no poder pagar sus deudas, y tras darse cuenta de que todo fue una mentira, acudió al diario noruego VG en febrero de 2019 para contar su historia.

QUIÉN ES SIMON LEVIEV

Los periodistas lo siguen, lo fotografían y descubren que el hombre en realidad se llama Shimon Hayut, nació en Tel Avivy vive de cometer fraudes desde sus 18 años. De hecho, estuvo preso dos años en Finlandia por este motivo. Logran que sea capturado en Grecia y extraditado a Israel, donde la Justicia lo sentencia a un año y tres meses de prisión.

Sin embargo, pese a la evidencia mostrada por las tres mujeres con videos grabados por el mismo estafador, comprobantes de transferencias falsos y mensajes en WhatsApp, este sólo fue condenado por falsificación de documentos y permaneció tras las rejas cinco meses.

El estafador de Tinder estuvo preso pocos meses y sólo por falsificar documentos: su crimen es perfecto, hasta ahora

Simon Leviev se encuentra en libertad en la actualidad y niega haberles robado dinero. Además de seguir mostrando su vida en Instagram y tener cuenta en Tinder (la cual fue dada de baja por la app en las últimas horas), también vende un curso especial online para enseñar a tener éxito por u$s 311.

A raíz de la repercusión mundial que tuvo el documental, Leviev cerró su cuenta de Instagram y dejó en claro algo: “Compartiré mi versión de la historia en los próximos días cuando haya resuelto cuál es la mejor y más respetuosa manera de contarla, tanto para las partes involucradas como para mí”.

Escribe un comentario