Breaking News

La verdad sobre Tiger Woods y el LIV saudí: rechazó la mayor oferta de la historia del deporte

"Tiger cambia equilibrios, se apuntó a lo mejor de lo mejor"
Pinterest LinkedIn Tumblr

Tee Time Klever/Marca Claro

Hablamos de una cantidad de entre 700 y 800 millones de dólares. ¿Es posible que se pueda pagar tal cantidad de dinero por contratar los servicios de cualquier deportista? 

El LIV Golf, la nueva liga financiada por el gobierno de Arabia Saudí, ofreció esta cantidad a Tiger Woods para intentar que se uniera a su proyecto, según ha declarado el CEO de la organización, el australiano Greg Norman.

El Tigre rechazó la propuesta, así como Jack Nicklaus también hizo en su momento por ocupar el cargo que hoy en día recae en manos del ‘Tiburón’.

En una entrevista emitida este lunes por la cadena ‘Fox’ y grabada el pasado domingo durante el evento de Bedminster (Nueva Jersey), Norman admitió que el LIV presentó hace tiempo una oferta de ese tipo a Tiger Woods, al considerarlo un jugador que trasciende más allá de lo deportivo.

No especificó fechas, eso sí, pues hay que tener en cuenta que desde su accidente tras el Genesis en febrero 2021, el californiano apenas ha jugado un puñado de torneos.

“Se habló de ese número (una oferta entre los 700 y 800 millones). Tiger cambia los equilibrios, y obviamente uno tiene que apuntar a lo mejor de lo mejor. Se pusieron en contacto con Tiger antes de que yo me convirtiera en el CEO”, dijo Greg Norman. El cargo lo ocupa desde octubre de 2021.

Las ganancias de Woods en el PGA ni se acercan

Tiger Woods, ganador de quince grandes en su carrera y uno de los jugadores más importantes de la historia, decidió finalmente quedarse en el PGA Tour, circuito del que ha hecho una encarnizada defensa.

 Durante su trayectoria en el circuito estadounidense, el Tigre ha ganado 120 millones de dólares por sus resultados en los torneos, si bien sus mayores ingresos han llegado a través de la multinacional Nike y de sus numerosos patrocinadores.

Curiosamente, Woods, sin jugar en 2021, quedó primero en el novedoso programa del PGA Tour denominado ‘Player Impact’ (jugador más mediático), por el que recibió 8 millones de dólares y este año la bolsa total para los diez primeros sube a 50.

En la entrevista a Norman, este defendió además al LIV Golf de las acusaciones recibidas por la PGA, que le tachó como una amenaza para el futuro del golf.

“Nuestro modelo está construido al cien por cien alrededor del ecosistema del golf. No estamos tratando de destruir el PGA Tour o el European Tour. Queremos trabajar en el ecosistema del golf para demostrar que hay espacio para todos”, aseguró.

Con unos importantes alicientes económicos para sus jugadores, el LIV Golf aspira a organizar un circuito que rivalice en calidad y prestigio con el tour con base en EE.UU. El propio LIV anunció la semana pasada su alianza con el Asian Tour, con una lluvia de torneos y de millones sin precedentes en camino.

Los últimos en sumarse al nuevo formato fueron jugadores como Henrik Stenson, quien era el capitán europeo de la Ryder Cup y tuvo que renunciar, o Bubba Watson.

El PGA Tour, por su parte, hizo ayer público su calendario para 2023 y la mejora de sus premios. En estos momentos la principal lucha está en la aceptación de los torneos del LIV por parte del ranking mundial y cómo se puntuarían en caso de entrar.

También se espera que el Masters de Augusta se pronuncie sobre el acceso de los jugadores del circuito saudí a su torneo.

Escribe un comentario