Business

México tiene un nuevo rey de las tarjetas de crédito

Para el CTO de Nubank, la tecnología y los datos son la clave del gran crecimiento que ha experimentado el banco brasileño en los últimos años, en su conquista de la región... y de México.
Pinterest LinkedIn Tumblr

TeeTime Klever / Forbes

No hace mucho, Nubank se convirtió en el principal emisor de tarjetas de crédito en México, por encima de instituciones como Banorte, HSBC o Banco Azteca. Lograr esto, en un país donde los actores tradicionales aún dominan el mercado y menos de la mitad de la población tiene una cuenta bancaria, se debe en gran medida, según la empresa, a dos ingredientes principales: la tecnología y los datos. 

“Una de las cosas que nos ha hecho escalar con éxito es la tecnología misma. México tiene una penetración muy baja de tarjetas de crédito y para nosotros ha sido importante diferenciarnos en cómo usamos la tecnología y los datos. Así que hemos construido diferenciadores, como el análisis de riesgo basado en Inteligencia Artificial, y eso es lo que nos ha ayudado a lograr estos resultados”, dice Matt Swann, CTO de Nubank, en entrevista con Forbes México

Nubank sigue experimentando un robusto crecimiento en América Latina y hoy cuenta con 70 millones de clientes en la región, mientras que México tiene 3.2 millones de tarjetas emitidas. Con estos números, los objetivos de la fintech brasileña no son menores y asegura que la meta es alcanzar la misma cifra que mantiene en Brasil, de más de 66 millones de clientes. 

La ambición de este banco puede resumirse en una palabra: tecnología. Desde principios de 2021, Nubank maneja sus operaciones con un algoritmo propio, llamado Aki, el cual fue diseñado únicamente para el mercado mexicano y ha permitido ampliar la penetración del banco en el país.

“Crea un puntaje crediticio alternativo, ya que tomamos información extraída de varias fuentes. Vamos más allá de los datos que sólo proporciona el buró de crédito. Esto nos permite especializarnos y predecir la voluntad y la capacidad de pago de cada cliente. Si sólo aceptáramos la puntuación de crédito tradicional, todo sería más genérico y no podríamos adaptarnos a las necesidades de nuestra base de clientes, tan diversa”, explica Swann.

Hoy, 63% de los clientes de Nubank son menores de 35 años, lo que significa que hay menos historial de crédito e información con la que trabajar. Es aquí donde entra en juego el algoritmo diseñado por el banco para sumar más variables al juego. De acuerdo con la firma, alrededor del 40% de los clientes aprobados por esta herramienta no habría sido aceptado si se hubieran utilizado los sistemas tradicionales de puntuación de crédito. 

Para Swann, la experiencia que han adquirido en otros mercados, como el brasileño o el colombiano, ha brindado también lecciones para que en México el banco haya podido innovar en medio de un crecimiento acelerado. Aun así, para él, el hipercrecimiento es un “excelente problema” para una empresa como Nubank, donde el producto nació con una mentalidad de tecnología, y móvil, en primer lugar. 

“Esto nos ha permitido crecer y acelerar increíblemente en México, Brasil y Colombia, al tiempo que ofrecemos grandes experiencias. Desde el punto de vista tecnológico, todo esto tiene un impacto súper positivo en nuestra productividad. No tenemos que lidiar con muchos de los sistemas antiguos [legacy systems] que hay que mantener o integrar, porque hemos tomado buenas decisiones tecnológicas. Nos centramos en la automatización y en el diseño basado en datos, lo que da a nuestros desarrolladores más tiempo para innovar y experimentar en nombre de los clientes”, dice Swann. 

Aunque los avances de la empresa han sido, hasta ahora, buenos, Swann admite que aún hay mucho camino por recorrer en la región. “Estamos obteniendo más y mejor información y aprendiendo de nuestras decisiones. Esto nos está permitiendo satisfacer las necesidades de los clientes e impulsar la inclusión. Estamos revolucionando esta industria porque construimos con la tecnología estas capacidades diferenciadoras. Son más accesibles, más transparentes y se van a aplicar a un mayor porcentaje de la población”, afirma Swann. 

“En Nubank, siempre estamos pensando en cómo serán las cosas dentro de 100 años… o en los próximos 10. Así que, cada año y cada semana que pasa, parece haber un pequeño avance, pero que nos lleva más lejos cada vez”, dice el ejecutivo, quien trabaja en el banco que ya es el nuevo rey de las tarjetas en México.

Escribe un comentario