Business

¿Qué es el metaverso?

Las primeras referencias al metaverso aparecen en una novela de Neal Stephenson, Snow Crash.
Pinterest LinkedIn Tumblr
TeeTime Klever / Business Insider 

Recientemente el metaverso es una de esas palabras que no dejan de salir de nuestras cabezas por escucharlas constantemente en los medios de comunicación.

Lo cierto es que la idea del metaverso es apasionante pero no es un concepto nuevo del todo. Conoce su historia y compréndelo de una vez por todas.

¿Qué es el metaverso?

El metaverso es una realidad digital a la que accedemos a través de dispositivos especiales como gafas de realidad virtual o aumentada a través de las cuales podremos interactuar con otros usuarios. Cada uno de estos usuarios tendrá un avatar (su personaje en el mundo virtual) e interactuarán a través de objetos en mundos inmersivos.

Es como una segunda realidad digital en la que podremos interactuar con nuestros amigos, trabajar con nuestros compañeros, disfrutar de nuestras parejas e incluso tener un trabajo en el espacio digital.

Para entender el término «metaverso», intenta sustituirlo mentalmente en una frase por «ciberespacio». La mayoría de veces el significado no cambiará mucho. Esto se debe a que la palabra en sí no hace referencia a un tipo específico de tecnología, sino a un cambio en la forma en la que los humanos interactuamos con ella.

Por lo general, las tecnologías que componen el metaverso incluyen la realidad virtual. Esta se caracteriza por mundos virtuales que continúan existiendo cuando ni siquiera estás jugando, como la realidad aumentada, que combina aspectos de ambos mundos, tanto digital como físico.

A pesar de esto, el metaverso tampoco requiere necesariamente un acceso a esos espacios mediante la realidad aumentada o virtual. Por ejemplo, Fornite cumple diversas características de mundo virtual, a los que puedes acceder a través de un ordenador o móviles, por lo que podríamos decir que es metaversal.

Qué es el metaverso, ejemplos y cómo se accede - metaverso

La historia del metaverso: Snow Crash.

No tenemos exactamente claro cuál fue el origen del metaverso pero lo que sí podemos saber es cuándo se empezó a hablar de él. Las primeras referencias al metaverso aparecen en una novela de Neal Stephenson, Snow Crash (1992).

La novela narra la historia de Hiroaki Hiro Protagonist, un repartidor de pizza en el mundo real, pero príncipe guerrero (samurái) en el Metaverso. Dado un momento, Hiro descubre la existencia de un poderoso virus informático en el Metaverso, llamado Snow Crash, y el descubrimiento de más sobre este virus será el eje central de la trama.

Lo relevante de este libro es que Neal creó la primera referencia escrita de un mundo completamente virtual mucho antes de que se pudiera hablar de ciberespacio. En su libro Neal introduce la idea de los avatares (o personajes virtuales de las personas reales del mundo tangible).

Qué es el metaverso, ejemplos y cómo se accede - snow crash 1024x611

¿Qué es un avatar?

Un avatar es un personaje tridimensional personalizado que has de crear para acceder al metaverso y que es la interfaz a través de la cual vas a interactuar con el resto de personas del mismo.

La clave de este proceso es que cada uno de nosotros va a crear a su propio avatar diseñándolo lo más cercano posible a tu personalidad y apariencia del mundo real.

Qué es el metaverso, ejemplos y cómo se accede - The Plaza 1024x576 1

Características del metaverso

Estos espacios virtuales o metaversos presentan una serie de características en común. Estas son las siguientes:

1# Son espacios interactivos

Un usuario que esté en el metaverso es capaz de comunicarte e interactuar tanto con otros usuarios/avatares como con el universo virtual en si mismo. También añade una característica de causalidad, ya que los usuarios son partícipes de los cambios que ocurren a su alrededor.

2# Son entornos corpóreos

En segundo lugar, estos espacios virtuales o metaversos se caracterizan por estar sujetos por unas leyes de la física y existe escasez de recursos igual que ocurre en el mundo tangible tal y como lo conocemos.

3# Es persistente y autónomo por si mismo

Por último, en tercer lugar, también son persistentes y autónomos por si mismos. Esto significa que pese a que no estemos usando el metaverso, este sigue funcionando. Esto le da la propiedad de ser un organismo vivo, en el que independientemente de que los usuarios estén o no conectados al mismo las dinámicas del mundo siguen funcionando.

4# Está descentralizado

El metaverso no es propiedad de una empresa o de una sola plataforma, sino de todos sus usuarios, quienes también pueden controlar sus datos privados. La tecnología Blockchain es una gran parte de esto porque garantiza que todas las transacciones dentro de un mundo virtual sean públicas, fáciles de rastrear y seguras en todo el mundo.

5# Sin límites

Como espacio virtual 3D, el metaverso elimina todo tipo de barreras, físicas o de otro tipo. Es un espacio infinito donde no hay límites sobre cuántas personas pueden usarlo al mismo tiempo, qué tipos de actividades pueden realizarse, qué industrias pueden ingresar, etc. Amplía la accesibilidad más que las plataformas de Internet actuales.

6# Economías virtuales

Por últimos, los usuarios pueden participar en economías virtuales descentralizadas impulsadas por criptomonedas. Esto incluye mercados donde los usuarios pueden comprar, vender e intercambiar artículos como activos digitales como avatares, ropa virtual, NFT o entradas para eventos.

LEE: ¿Qué son los NFT en el mundo de las compras digitales?

¿Qué se puede hacer en el metaverso?

Ahora que ya sabemos mucho más sobre el mundo del metaverso, veamos qué podemos hacer exactamente en él.

Desde hace años ya existen videojuegos como Minecraft y Roblox que han ofrecido experiencias parecidas a las del metaverso. Sin embargo, en el 2020 han aparecido otros como The Sandbox y Decentraland que han potenciado la economía de los videojuegos añadiendo activos digitales.

No solo puedes importar tus propios NFTs a los juegos y comprar tierras virtuales, sino que también puedes usar los del propio juego para mejorar tu situación en el mundo virtual habilitando, explorando o construyendo espacios.

Dejando a un lado el tema de los NFTs, estos juegos se juegan como cualquier otro. Es decir, puedes deambular por los distintos mundos virtuales pasando el rato con las marcas y famosos que luchan por acaparar el mercado.

También existen espacios virtuales como centros comerciales, galerías de arte o plazas por los que puedes pasear, hablar con gente, jugar, construir edificios o asistir a eventos. Algunos incluso organizan sus propios conciertos de música.

Sin duda, la magia está en las relaciones que se pueden formar con otros usuarios. Existen muchos espacios de reunión en el metaverso. Aunque puedes reunirte en enormes mundos abiertos como The Sandbox, también puedes jugar en salas personalizadas en plataformas como Spatial. Estas aplicaciones están diseñadas específicamente para celebrar eventos, conferencias o reuniones.

Escribe un comentario