Breaking News

Superliga de golf saudí, contrapeso económico al PGA Tour

El nuevo proyecto presiona a la PGA para realizar mejoras a su modelo, ampliará el offseason y dará bonificaciones por métricas de engagement.
Pinterest LinkedIn Tumblr

El nuevo proyecto presiona a la PGA para realizar mejoras a su modelo, ampliará el offseason y dará bonificaciones por métricas de engagement.

La SGL fue impulsada por Greg Norman, de 67 años de edad, estrella de los años ochenta y noventa y respaldada por Phil Mickelson, golfista de 51 años con 45 victorias en el PGA Tour. La propuesta es tener de 12 a 14 torneos de golf al año en los Estados Unidos y en el extranjero, que incluyan a 40 golfistas, sin cortes y con premios económicos garantizados.

Esta gira busca atraer a los mejores golfistas con promesas de enormes bonos por firma y efectivo garantizado. La principal razón por la que Phil Mickelson busca un contrapeso al actual circuito, es su descontento con la repartición de los ingresos del PGA Tour, su opinión es que la gira está reteniendo dinero y activos digitales de los jugadores.

De acuerdo a The Washington Post, el surgimiento de la SGL dio lugar a que la PGA se plantee realizar ciertas modificaciones, comenzando con el calendario. El Consejo Asesor de Jugadores del PGA (PAC por sus siglas en inglés) y el circuito actualmente se encuentran analizando posibles cambios en la agenda de competencias para poseer un espacio más amplio de pretemporada.

Bajo el formato actual la temporada inicia a mediados de septiembre y termina en agosto; en los torneos se reparten puntos para para participar en la FedEx Cup ,y si bien, los jugadores mejor posicionados pueden saltarse ciertos  eventos, los de menor rango a menudo se ven en la necesidad de jugarlos para acumular unidades. Lo que “crea dos problemas: una temporada baja inexistente para muchos golfistas y torneos de otoño con fields débiles”, explicó el medio.

Golf Digest indicó que los cambios en el cronograma podrían comenzar en 2023. Los funcionarios del PGA Tour también les dijeron a los jugadores que las bolsas del torneo seguirán aumentando y que la gira pronto revelará detalles sobre su Player Impact Program lanzado recientemente, un fondo de bonificación de 40 millones de dólares diseñado para compensar a los jugadores que estimulan el engagement de fans y patrocinadores, basados en métricas de visibilidad-pública como Q Score y presencia en las redes sociales.

Tal como está ahora, el PGA Tour posee los derechos de los medios de sus jugadores y sus highlights. Mickelson ha dicho que cree que son los jugadores quienes deberían poseer esos derechos y, por lo tanto, poder monetizarlos. El veterano jugador reclamó que solo el 26% de los ingresos llega a los golfistas, aunque la gira ha afirmado que es el 55%.

“Los jugadores necesitan poseer todo eso. Jugamos esos tiros; creamos esos momentos; debemos ser nosotros los que nos beneficiemos. El Tour no necesita ese dinero”, dijo Mickelson a Alan Shipnuck, el autor de su próxima biografía.

Golf Digest explicó que “los golfistas son contratistas independientes sin contratos garantizados. A diferencia de otros atletas, pueden monetizar sus uniformes. Aún así, como miembros de la gira, asignan a la organización todos sus derechos de medios, lo que le da al certamen un paquete agregado de propiedad intelectual.(…) Por ejemplo, si los jugadores pudieran vender individualmente sus derechos de transmisión en vivo y archivados, los acuerdos de televisión no tendrían valor”.

Hablando en el Genesis Invitational, el presidente del PAC, Rory McIlroy, cuestionó las afirmaciones de Mickelson diciendo que “tal vez no estén lo suficientemente educados al respecto, tal vez tengan personas que les están dando información errónea, pero los números están justo frente a los jugadores. (…) las finanzas de la gira se auditan de forma independiente cada año”.

A pesar de eso, el PAC sostuvo discusiones en febrero sobre cómo se dividirán los ingresos de la gira en el futuro. Golfweek reveló en noviembre de 2021 que el PGA Tour planea crear una serie de lucrativos torneos internacionales que ofrecerán dinero garantizado a los mejores jugadores del mundo.

Mickelson dijo al autor de su biografía que estaba dispuesto a pasar por alto el historial de derechos humanos de Arabia Saudita para hacer realidad la nueva liga y obligar a remodelar el PGA Tour, lo que a la postre le hizo perder el patrocinio de la firma KPMG, quien tiene negocios en Arabia Saudita y es patrocinador de algunos eventos del PGA Tour; y de la cerveza Amstel Light.

“Sabemos que mataron (al reportero del Washington Post Jamal) Khashoggi y tienen un historial horrible en materia de derechos humanos. Allí ejecutan a la gente por ser gay. Sabiendo todo esto, ¿por qué lo consideraría siquiera? Porque esta es una oportunidad única en la vida para remodelar la forma en que opera el PGA Tour”, dijo según las declaraciones reveladas por Shipnuck.

La semana pasada, el golfista profesional Kramer Hickok dijo en un podcast que pensaba que 17 golfistas ya se habían sumado al nuevo circuito, mientras que Shipnuck hijo en Twitter la semana pasada que 20 golfistas se habían comprometido con el SGL, aunque ninguno lo ha hecho público. Sin embargo, los grandes representantes del golf como Jon Rahm, número uno del mundo, Collin Morikawa, Rory McIlroy, Dustin Johnson, Justin Thomas, Brooks Koepka, Bryson DeChambeau y Tiger Woods han declarado su permanencia en el PGA Tour.

El comisionado del PGA Tour, Jay Monahan, ha dicho que cualquier jugador que se inscriba en el SGL tendrá prohibido permanentemente competir en los eventos del PGA Tour. Una de las disposiciones del Manual del jugador del PGA Tour y las Regulaciones de torneos es que el tour puede prohibir que un miembro juegue en otro.

 
 

Content Manager - TeeTime Klever

Escribe un comentario