Tag

5G

Browsing

TeeTime Klever / Expansión

La nueva tecnología 5G ha generado altas expectativas en el imaginario colectivo, especialmente por la promesa de la híperconectividad: autos autónomos, edificios inteligentes, cirugías remotas.

Todo esto será posible gracias a que los objetos estarán conectados a un teléfono o computadora.

Pero a más de un año de la llegada de 5G al mercado mexicano, los beneficios de la nueva red aún no alcanzan su máximo potencial. Y tanto empresas como especialistas vislumbran un camino largo por recorrer.

Actualmente, AT&T ha logrado conectar a 31 ciudades con la nueva red, mientras que Telcel a 100 y a finales de marzo de este año, Telefónica estima tener a 33 ciudades.

Carlos Torrealba, vicepresidente adjunto de Ejecución y Transformación en AT&T México, asegura que “es normal” que en el país aún no sean palpables todos los beneficios de 5G, ya que es una tecnología que tiene que madurar, a través de un ecosistema digital que permita el desarrollo de aplicaciones específicas, más allá de solo una rápida velocidad de descarga.

Ana de Saracho, directora de asuntos públicos, regulatorios y mayoristas de Telefónica México, concuerda. “Es un proceso. Quizá no lo recordamos pero nos tomó tiempo adoptar 4G. Hoy 5G apenas se encuentra en ciertos lugares, pero en la medida en que vaya creciendo (la cobertura) se podrán ver los beneficios, pero será más adelante”.

En México, igual que pasa en otras partes del mundo, 5G se basa en un híbrido de redes en donde algunos operadores utilizan el modelo non standalone, es decir que el despliegue de 5G se hace sobre la infraestructura 4G.

Aunque esto permite ampliar la cobertura en una primera fase, también limita el potencial de la nueva tecnología.

“Uno se pregunta cuándo debe entrar una tecnología o cuando es el momento idóneo y no hay una respuesta. Depende de la maduración del mercado, disponibilidad de tecnologías y competencia.”, dice Jesús Romo, analista de la consultoría GlobalData y experto en telecomunicaciones.

5G se irá materializando cuando se densifique la red y se empiecen a ver los casos de uso específicos. Hay que moderar nuestras expectativas sobre las nuevas tecnologías”, añadió.

Precios de teléfonos y planes, dos barreras de acceso

La adopción masiva de la tecnología a nivel usuario enfrenta diversos retos. Uno de ellos es el costo de adopción. Tanto los equipos telefónicos como los planes de datos son más costosos que aquellos que funcionan con la tecnología anterior.

La disponibilidad de smartphones a precios asequibles sigue siendo un problema, porque en el mercado la mayoría de los teléfonos que se comercializan con 5G son de gama alta y éstos tienen un costo elevado, lo que es una primera barrera de acceso a la nueva red.

“En América Latina (el acceso a teléfonos) es una problemática y, de hecho, el reto que tienen esta región es contar con terminales a un bajo costo para lograr una masificación de nuevas tecnologías”, dice Romo.

Por otro lado, las cuantiosas inversiones que requieren hacer los operadores de telecomunicaciones para desplegar la nueva generación en redes genera un modelo de negocio inicial basado en la oferta de planes de renta de pospago, un segmento en donde los consumidores pagan más por una canasta de datos, a diferencia del segmento de prepago, que funciona mediante “recargas” de saldo.

Aunque para algunos usuarios los nuevos planes de pospago resultan más costos, en opinión de Romo las compañías telefónicas han logrado un equilibrio entre las tarifas y los beneficios móviles.

“Los planes están cambiando y aunque para los usuarios pueden ser más caros, los planes 5G traen una canasta mucho más grande y quizá si mides el incremento de peso con el de datos esto se equilibra. Se estima que la canasta de datos crecerá a más de 20 gigas rumbo a 2027”, comenta el analista.

Telcel lanzó su nueva red con planes de renta, así como AT&T, en tanto que Telefónica cuenta con una oferta mixta.

De Saracho aseguró que para Telefónica, tanto el segmento de plan de renta como de recarga, son relevantes para su operación, por ello decidieron iniciar 5G con ambos modelos e incluso un usuario de recarga puede acceder a 5G desde 10 pesos.

“Nuestra premisa es que cualquier dato incluido en el plan o recarga de Telefónica se puede utilizar en cualquier tecnología disponible. La recarga de 10 pesos trae 200 megas y en ese sentido esos megas pueden ser utilizados en la tecnología que sea y así no se tiene la presión para tener cierta tecnología”, menciona la directiva de Telefónica.

Por su parte el directivo de AT&T explicó que, eventualmente, todas las empresas de telefonía ofrecerán planes 5G en ambos segmentos (prepago y pospago), pero los tiempos dependerán de las estrategias de negocio.

“Va a llegar (el prepago de 5G en AT&T) pero no puedo hablar de un tiempo muy concreto. Pero esto está en la mesa y lo tenemos presente, porque el cliente de prepago también es nuestro y no lo dejaremos de lado”, añadió.

El costo del espectro también limita la cobertura

A más de un año de su llegada, 5G se abre camino pero a pasos lentos debido a que es una tecnología que requiere diez veces la infraestructura que se tenía con 4G, además de mayores bandas de espectro.

Un insumo que en el país cuenta con los precios más elevados a nivel internacional, lo que ha provocado que las empresas de telecomunicaciones que operan en México devuelvan bandas o bien ya no entren a licitaciones.

La nueva tecnología hoy está disponible en pocas ciudades del país y los usuarios que ya cuentan con ella notan que sus dispositivos saltan de una red a otra, lo que tiene como consecuencia que la batería de sus teléfonos se terminé más rápido.

“El despliegue toma tiempo porque además de espectro se necesita mucha fibra y la masificación de la tecnología implica costos en la infraestructura porque 5G opera en bandas altas y esto implica un reto grande porque necesitamos más estaciones para cubrir la misma cantidad de terreno que con 4G y el costo aumenta hasta un 20% dentro de la configuración”, apunta Torrealba.

Los expertos coincidieron en que los beneficios de la nueva red serán palpables en la medida en que la red se desarrolle, así como los casos de uso en la vida cotidiana, que en conjunto generen un ecosistema que favorezca que los usuarios adoptar la nueva tecnología.

TeeTime Klever / Entrepreneur

Hace menos de una semana Apple presentó uno de los equipos con los que tendrá más empuje de 5G en el mercado global, el iPhone SE 5G, sin embargo para los usuarios que hayan actualizado la versión del servicio operativo, iOS 15.4, ya podrán tener el soporte con la red de Telcel.

Para poder acceder a este servicio los usuarios solo deben revisar que tengan disponible la actualización de sus teléfonos y dar click en la descarga de esta nueva versión.

iOS 15.4 incluye la función para desbloquear el iPhone mediante el Apple Watch cuando se usa cubrebocas, agrega compatibilidad con los AirTags y contiene variaciones de tono de piel para los emojis de parejas. Además, la transparencia sobre el rastreo de apps te permite controlar qué apps pueden rastrear tu actividad entre sitios web y apps de otras empresas.

¿Cuáles son las características de iOS 15.4?

Además de brindar soporte a la red de última generación en el país, la nueva versión de iOS será capaz de tener reconocimiento Face ID con cubrebocas, si tienes un iPhone 12 o modelos más recientes, además podrás usar Apple Pay y autocompletar contraseñas en apps y en el navegador Safari.

Según detalló la empresa, también añade nuevos emojis con caras, gestos con manos y objetos del hogar, mientras que el emoji del apretón de manos permite elegir un tono de piel diferente para cada una de las partes involucradas.

Ahora Siri es capaz de informar la hora y la fecha sin tener conexión en iPhone XS, iPhone XR, iPhone 11 o modelos posteriores.

Otra de las innovaciones más recientes es Universal Control, que es parte de iPadOS 15.4 y macOS Monterey 12.3. La funcionalidad permite usar otros dispositivos como segundas pantallas. Es decir, tabletas y computadoras registradas bajo la misma cuenta de iCloud pueden ser controladas con un solo mouse o teclado.

Tras obtener la autorización del IFT de ofertar servicios móviles 5G, América Móvil desplegará su red en México y otros países. ¿Qué implica esto?

TeeTime Klever / Redacción

Esta quinta generación móvil no es sólo una nueva versión que ofrece mayores velocidades de transmisión de datos y menores tiempos de respuesta (latencia), sino que, en conjunto con otras tecnologías, tendrá aplicaciones dirigidas a la automatización.

Red móvil 5G: qué es y su importancia

El 5G, cuya implantación está siendo progresiva mundialmente, permitirá acelerar todo lo que su hermano menor, el 4G, ha conseguido en la última década.

Para Francisco Oliveira, arquitecto de comunicaciones en BBVA, una buena forma de entender lo que aportará esta tecnología es visualizar las diferentes fases que ha ido experimentando, cada una con sus correspondientes funcionalidades y servicios. “En este caso, el 5G se situaría como la última de estas fases, pero todas las anteriores han ido aportando prestaciones fundamentales”, dice en un artículo.

La primera fue el 1G , totalmente analógica, que permitió realizar llamadas telefónicas; a continuación apareció el 2G y con él los mensajes de texto; el internet móvil llegó con el 3G; y por último, se abrió camino el 4G, que aportó la banda ancha móvil, gracias a la cual los móviles pueden ofrecer, entre otros, vídeos en directo.

Algunas de las promesas del 5G son mayor velocidad de transmisión de datos, mayor ancho de banda, menor latencia o impulso de otras tecnologías, pero para evitar perdernos ante tanto cambio resumimos a continuación las principales ventajas que, según el especialista, ofrecerá el 5G.

¿Cómo beneficiará la red 5G a los usuarios?

Mayor velocidad de la red

Uno de los atributos principales que la mayoría de expertos ensalza es la velocidad que ofrecen estas redes. Según explica Oliveira las redes 4G alcanzan velocidades de hasta 1Gb/s mientras que las redes 5G superarán los 10Gb/s. Así, por ejemplo, las descargas de contenido, como un vídeo, que hoy tardan unos pocos minutos, podrán completarse en segundos.

Mejora en el ancho de banda

Una de las comparaciones más sencillas para entender en qué consiste el ancho de banda es con las carreteras. No circulan los mismos vehículos por una autopista que por una vía de sentido único. Y con las redes de alta velocidad sucede lo mismo. El 5G aumentará significativamente el ancho de banda, con lo que el volumen de datos y de capacidad de la red será mucho mayor. “La cobertura para móviles, por ejemplo, mejorará en comparación con el 4G. La conectividad será más uniforme, independientemente de la zona en la que nos encontremos, y el rendimiento aumentará según vayan incorporándose más usuarios”, señala el informe de Ericsson 5G Systems, enabling the transformation of industry and society.

Baja latencia

La latencia, es decir, el tiempo que los datos tardan en recorrer la distancia entre el emisor y el receptor, también cambiará con la llegada del 5G. Gracias a estas redes este tiempo puede reducirse hasta llegar a 1 o 2 milisegundos, lo que supone una importante reducción frente a los 20 milisegundos de las redes 4G actuales. “Las comunicaciones ultra confiables y de baja latencia (URLLC, por sus siglas en inglés) facilitarán el despegue de servicios que requieren del análisis de los datos en tiempo real como por ejemplo los relacionados con la condución autónoma”, explica Oliveira.

Más dispositivos conectados

También se ampliará la capacidad de dispositivos que pueden estar conectados a la red gracias a las nuevas antenas 5G. Esta tecnología permite administrar un volumen de datos mucho mayor al actual, por lo que será posible soportar más de 1 millón de dispositivos conectados por kilómetro cuadrado, a diferencia de los 100,000 dispositivos por kilómetro cuadrado que pueden conectarse con el 4G.

Creación exponencial de redes privadas

Mientras que las redes 4G no cuentan con ningún tipo de priorización de los servicios, mediante el ‘network slicing’, en las redes 5G es posible segmentar la red definiendo distintos servicios que permitan el acceso garantizado y prioritario. “De esta manera se pueden definir ‘slices’ concretos para servicios multimedia, servicios de baja latencia como la conducción autónoma o incluso garantizar que los servicios de emergencia pueden acceder a la red en situaciones críticas como en catástrofes”, añade Oliveira.

Impulso de otras tecnologías

La llegada del 5G viene acompañada de otras tecnologías que aumentarán sus capacidades casi instantáneamente. Así ocurrirá con el internet de las cosas (IoT en sus siglas en inglés), el cloud computing o el edge computing, que permite que los datos producidos por cada dispositivo conectado a la red se procesen mas cerca de donde se han generado.

Esto permite evitar que los datos tengan que recorrer largas distancias y por tanto reduce la latencia, libera de carga la nube y agiliza el análisis de datos en tiempo real.

Para dentro de cinco años está previsto que haya más de 20,000 millones de dispositivos conectados en todo el mundo, según Gartner. Y para este futuro el ancho de banda y la latencia son críticos porque permitirán extraer todo el potencial de la innovación.

“Si puedo tener más dispositivos conectados y más ancho de banda consigo usar más la nube e implementar IoT. Pero para esto necesito gestionarlo todo más eficientemente, que es lo que permiten las redes 5G”, explica Guillermo de Haro, profesor del área IS/IT del IE Business School, citado en el informe de BBVA.

Apertura de nuevos negocios

Al igual que la transformación digital ha traído profesiones desconocidas hasta hace una década, la irrupción del 5G tiene bajo la manga algo parecido, pero en forma de negocios y empresas. “Con la hiperconexión que permitirá este tipo de red de alta velocidad, resulta sencillo que aparezcan nuevas oportunidades de negocio.

Los ejemplos que entran en esta categoría sobre todo están relacionados con los servicios como el control de datos, automatización de edificios e infraestructuras, agricultura inteligente, logística o administración de flotas”, concluye el estudio de Ericsson.