Tag

Artistas

Browsing

TeeTime Klever/ Redacción

El festival Querétaro Experimental se ha consolidado como uno de los eventos de mayor exposición de las expresiones multiculturales, abrazando el arte y sus manifestaciones a través de la apropiación de las plazas públicas de nuestra ciudad.

A 15 semanas de haber iniciado, el Festival ha logrado reunir artistas de talla  internacional, nacional y locales que exponen su talento para locales y visitantes que se reúnen en los tres escenarios que conforman el Querétaro Experimental. 

Uno de los magnos atractivos que ha tenido este festival organizado por el Municipio de Querétaro, a través de sus secretarías de cultura y turismo, sin duda han sido los espectáculos aéreos, que logran generar una gran experiencia entre chicos y grandes. 

Este fin de semana la compañía española Grupo Puja cautivo al público con la adaptación de `El Principito´, el libro francés más leído y traducido del mundo, escrito por el célebre Antoine de Saint-Exupéry que también fue aviador. 

La compañía teatral realizó su espectáculo con música en directo a 40 metros de altura, donde la historia es una metáfora del niño interior que cada adulto llevamos dentro. 

Otro de los eventos que se realizaron con gran éxito este fin de semana fue el concierto de Biomigrant, un grupo que con su mezcla de beats digitales, instrumentación en vivo, música tradicional latinoamericana y grabaciones de campo, lleno de alegría el escenario de Plaza Fundadores. 

Jardín Zenea albergo la música de Remille, una artista  mexico-francesa sensible y espontánea que nació entre el House, especializándose en el Deep House, Deep Tech, Minimal y el Techno, por lo que posee una pasión desbordada por las tornamesas

En el tema teatral llego uno de los espectáculos que más ha gustado, el pasacalles de Zaikocirco, quienes con música, zancos, títeres y máscaras, llevaron a la gente a transitar del Jardín Zenea a Plaza Fundadores. 

Asimismo, el teatro llegó al Jardín Guerrero con la obra de teatro La Oveja – Fuenteovejuna. Breve tratado sobre las ovejas domésticas, una obra que con su elenco ha sido ganadora de la Muestra Estatal de Teatro Querétaro 2016, de la Muestra Regional de Teatro Centro Occidente 2016 y del 1er Certamen Nacional de Teatro Clásico Mx 2016.

Dentro del Festival de Teatro Clásico Español y Novohispano obtuvieron los premios correspondientes a Mejor Puesta en Escena, Mejor Dirección (Ricard Soler i Mallol) y Mejor Actuación (Verónica Carranco).

Finalmente, en este escenario del Jardín Guerrero se presentó la obra Las Kosmikómikas de Atva Compañía Teatral, una muestra que cautivo a las familias que se  reunieron en este escenario.

El artista mexicano Javier Marín llegó a Yucatán en busca de un lugar alternativo que le ofreciera tranquilidad e inspiración. Y lo encontró.

TeeTime Klever / New Luxury

Al Plantel Matilde se llega por una brecha abierta desde un portón a pie de calle en la localidad de Sac Chich, municipio de Acanceh, Yucatán. La idea de construir y vivir este espacio se remonta al año 2010, cuando el artista mexicano Javier Marín llegó al estado de Yucatán en busca de un lugar alternativo que le ofreciera tranquilidad e inspiración. Y lo encontró a menos de 30 kilómetros al suroeste de la ciudad de Mérida, en los terrenos de un antiguo plantel henequenero.

Plantel Matilde es un edificio escultórico ideado por el creador Javier Marín que funciona como residencia de arte, centro de investigación y taller de cerámica, ubicado a pocos kilómetros de Mérida.

El Plantel Matilde es un laboratorio de ideas y residencias artísticas que busca apoyar la práctica y la experiencia en diferentes disciplinas.

Enclavado en la selva de Yucatán, Plantel Matilde incide en el desarrollo cultural de la comunidad de Sac Chich, en donde se encuentra. Con este fin promueve las iniciativas Barro de Sac Chic y programas de seminarios, publicaciones, investigación y encuentros entre personalidades del mundo del arte y la cultura. 

El Taller de Barro de Sac Chich fue concebido durante la primera residencia artística en Plantel Matilde, como un lugar de encuentro comunitario enfocado al diseño, la creación, la producción y comercialización de piezas de barro.

Al día de hoy, el Taller de Barro de Sac Chich funciona como un laboratorio de encuentro y colaboración, cuyo propósito es aprender un oficio y generar un modelo de trabajo justo y equitativo para los participantes

Hasta la fecha, Plantel Matilde ha publicado cinco títulos que componen la Colección Puntal-Fundación Javier Marín, pensados como instrumentos y material de apoyo para artistas emergentes, investigadores del medio de las artes, antropólogos culturales, académicos, gestores y promotores, entre otros; son herramientas útiles para desarrollar diversas habilidades en la vida profesional. De los cinco títulos, los primeros tres pueden ser descargados de manera gratuita.

Las residencias de artistas se realizan exclusivamente por invitación de la Fundación Javier Marín. Actualmente, Plantel Matilde no está abierto para visita del público.

Mucho se habla del lujo sostenible y el turismo descalzo de Tulum, sin embargo, poco se habla de los artistas y oficiantes cuyo ingenio hacen posible este lujo. Creadores de todas partes del mundo se dan cita en el pueblo y artistas consagrados vienen a escapar del ruido urbano para conectar con lo primordial. 

En este contexto, era cuestión de tiempo para que alguien tomara la iniciativa y creara una galería de arte. Así nace Aluxiik, una casa para aluxes -artistas que protegen la naturaleza y mantienen vivo el espíritu bohemio en un Tulum cada día más cambiante. 

Desde noviembre de 2020, Aluxiik Arts Projects ha colaborado con maestros del arte lationaméricano como Gustavo Pérez Monzón, con jóvenes promesas del arte mexicano

Incluso para los estándares de Jordan Spieth, este escape de Spieth está al límite de la brujería

Klever Tee Time / Redacción

Ordan Spieth tiene predilección por encontrar problemas desde el tee. También tiene un don para librarse de estos dilemas autoinfligidos. Aún así, el escape que logró el jueves por la mañana en Austin C.C. fue tan descarado que hace que la escapada de Andy Dufresne de Shawshank parezca un juego de niños.

El primer swing del día de Spieth contra Matthew Wolff en el WGC-Dell Match Play produjo un tiro que se describe mejor como un gancho de tiro que contemplaba un boomerang de regreso al tee. Lo prometemos, sin hipérbole: la unidad no pudo viajar 200 yardas, dejó 200 yardas y cambió al green. Claramente, un comienzo desfavorable para la ronda, un disparo que el tres veces ganador principal pareció culpar al sonido de un clic de un fotógrafo. Cuando las cámaras captaron a Spieth, estaba en la cárcel, obligado a dar un puñetazo en la calle con la esperanza de salvar el par.

Bueno, parte de esa oración es correcta. Spieth de hecho fue con un punch-out. Pero su bola no se detuvo en la calle, sino que dibujó contra el terreno de derecha a izquierda para mosey… y mosey… y mosey su camino hacia el pin.

Para aquellos que anotan en casa, el gancho de salida de Spieth desde 200 yardas terminó a 11 pies del pin. Fue un tiro que si se hubiera hecho en la época colonial habría dejado a Spieth ardiendo en la hoguera por acusaciones de brujería. Francamente, vamos a necesitar a Bryson DeChambeau para analizar la física, porque esto parece ir en contra de todo lo que sabemos sobre física.

Spieth no pudo convertir el putt en birdie (los dioses del golf no son tan generosos), pero logró salvar el par y evitar un comienzo desastroso. No es de extrañar, entonces, que Spieth sonriera brevemente en su camino hacia el segundo hoyo. Oye, a veces los artistas del escape son tan buenos que se impresionan a sí mismos.