Tag

Augusta 2023

Browsing

TeeTime Klever / Marca

Jon Rahm mantuvo, tras el RBC Heritage, su condición de número 1 de la clasificación mundial de golf con lo que suma 48 semanas y se convierte en el décimo jugador que más tiempo ha estado al frente del ránking oficial (OWGR).

Sus siguientes objetivos a superar serán las 50 semanas del galés Ian Woosnam, las 51 del australiano Jason Day, las 56 del británico Luke Donald y las 61 de Severiano Ballesteros.

La victoria en el Heritage de Matt Fitzpatrick, en el tercer hoyo de desempate sobre el estadounidense Jordan Spieth, y, sobre todo, el pobre final de torneo del estadounidense Scottie Scheffler, que aspiraba a ocupar el puesto de Rahm, han sido las claves para que el golfista de Barrika se mantenga en lo más alto.

Fitzpatrick entra en el top 10 y alcanza su mejor clasificación de siempre con el octavo puesto que ocupa esta semana, mientras que Spieth sube hasta la novena plaza. El estadounidense Xander Schauffle, ahora quinto, y el australiano Cameron Smith, sexto, intercambian puestos.

TeeTime Klever / Marca

Jon Rahm ya nota lo que significa entrar en la leyenda del golf, esto es, tener en tu armario una chaqueta verde.

El número 1 del mundo se ha llevado la preciada prenda hasta South Carolina, donde mañana arranca su participación en el RBC Heritage, de la PGA, donde ningún campeón pudo triunfar días después de la gesta de Augusta.

El de Barrika seguía asimilando su triunfo. Le daba vueltas a la celebración, a los mensajes que recibió de felicitación. Uno de ellos fue muy especial. “Nadal me mandó un mensaje de voz muy bonito que me emocionó. Yo le he mandado muchos después de verle hacer cosas increíbles“.

Después de ganar, tener la chaqueta verde toda la tarde fue muy bonito”

Jon Rahm

El torneo que librará hasta el domingo, si las fuerzas le aguantan sobre todo en los dos primeros días, parece secundario para Rahm, que disfruta recordando todo lo vivido desde aquel putt del hoyo 18.

“Tener la chaqueta puesta toda la tarde es la parte más especial y también la cena con los miembros. Y luego el rato que pasé a solas con mi familia, ya relajado, durante 20 minutos. Tomé un trago tranquilo e hice algunas fotos. La cena fue también algo especial, no sabía que era una cena. Pensaba que era un cocktail. El presidente hizo un discurso y estaban algunos miembros. Fue muy agradable. Luego, por la noche, apenas pude dormir. Son muchas emociones

Foto: Archivo

El golfista vasco pudo ‘borrarse’ del torneo que se jugará en Hilton Head Island, en Harbour Town, que el año pasado se llevó Jordan Spieth. El campeón se lleva una chaqueta también, en este caso roja. Rahm se había comprometido en enero pasase lo que pasase en Augusta.

“Se me pasó por la cabeza no venir, estaba realmente muy cansado, pero me había comprometido a principios de año y tenía que cumplir la promesa. No sólo me pongo en la piel de los espectadores que quieren ver al campeón del masters, también en la de los niños“.

Rahm no viene de vacaciones. “Quiero ganar esta chaqueta también. Me lo tomaré con más calma, pero vengo a ganar. Cada vez que juego un torneo, pienso en ganar. Quizá me falte energía los dos primeros días, pero si sigo vivo, estaré en condiciones de pelear por el torneo“.

Por muchas razones, este triunfo del domingo fue más especial que el US Open”

Jon Rahm

El ganador de dos ‘majors’ incidió de nuevo en lo especial de un domingo, el 9 de abril, definitivamente memorable.

“Fue más especial que el US Open. Fue un domingo mágico por muchos factores, el cumpleaños de Seve, la Semana Santa, el mismo día que ganó Sergio García, otro español; mi caddie, Adan, llevaba el 49. Y gané un 9 de abril en el 40 aniversario del segundo triunfo de Ballesteros, 40+9. Además, fui dominando casi todo el último día y pude disfrutarlo mucho en el último hoyo. Ha sido muy especial“.

TeeTime Klever / AS Deportes

El Masters de Augusta de 2023 no fue el más agradable para los 18 golfistas (rápidamente fueron 17 por la retirada de Kevin Na tras nueve hoyos) que ‘huyeron’ a lo largo del año pasado del PGA Tour para recalar en LIV Golf, el circuito saudí que recluta a base de talonario.

A pesar de que reinó un trato cordial y amigable entre los jugadores de ambos bandos, salta a la vista la notoria pérdida de reputación de quienes antepusieron los cheques a la gloria deportiva en mil maneras distintas: pérdida de patrocinadores, poco tiempo en pantalla, emparejamientos de baja calidad, tensiones con la prensa

En la jornada inaugural del primer major del año, se pudo ver a un buen puñado de golfistas lucir los logos de sus equipos LIV en sus equipaciones. 

Algunos, como Brooks Koepka, no pudieron hacerlo porque mantienen sus vinculaciones con marcas, Nike en este caso. “Tengo un gran Swoosh (logo de Nike) dentro de mí”, dijo el ganador de cuatro grandes al ser preguntado por ello.

Tampoco lo hizo Cameron Smith, que mantuvo los sponsors que ha ido portando en los últimos meses. Otros, en cambio, lo hicieron porque no les queda otra. Es el caso de Sergio García o Dustin Johnson, quienes perdieron el contrato que les vinculaba con Adidas en los pasados meses, Patrick Reed o Phil Mickelson. 

Todos ellos lucieron polos con el logo del equipo que defienden en LIV Golf (Fireballs GC en el caso del español), y sin patrocinadores visibles. DJ, por ejemplo, perdió un contrato con RBC en su manga cuando firmó por el circuito saudí.

Foto: Archivo

Cierto es que haber perdido estos sponsors ha debido doler menos con lo recibido por el tour que dirige Greg Norman. Sin embargo, en Augusta National estos jugadores están perdiendo algo más incalculable: popularidad. 

Ningún protagonista de LIV fue emparejado en los dos primeros días con las estrellas del PGA Tour, que sí se juntaron para formar partidos estelares: mientras Jon Rahm compartía ronda con Justin Thomas y Cameron Young, Scottie Scheffler jugaba junto con Max Homa, o Tiger Woods lo hacía con Viktor Hovland y Xander Schauffele, los grandes reclamos del circuito saudí tuvieron compañeros de mucho menos renombre. 

Sergio García, por ejemplo, salió con Kazuki Higa y Keith Mitchell, Dustin Johnson lo hizo con Corey Conners y Justin Rose, o Phil Mickelson jugó junto con Tom Hoge y Si Woo Kim.

Esto, además, también se tradujo en peores horarios y menor cuota de pantalla. El jueves, apenas cuatro de los 18 miembros de LIV (Mickelson, Johnson, Varner III y Niemann) en el Masters salieron en los grupos de prime-time, los 10 finales.

Y, si su resultado no acompañaba demasiado, se hizo imposible verlos aparecer por televisión. Fue el caso, por ejemplo, de Dustin Johnson, todo un ganador de Masters hace tres años, que terminó -1 y apenas se le vio en la señal internacional de la retransmisión. 

Tampoco hubo casi rastro de Cameron Smith, ganador del último British Open, que acabó -2. Solo los que hicieron méritos deportivos reseñables, como Brooks Koepka, ‘obligaron’ a la realización a sacarlos en directo

Y es que, de hecho, el estadounidense fue el único de LIV Golf rindió a gran nivel durante la jornada del jueves: sólo seis de los 18 miembros del circuito saudí acabaron en números rojos, y el acumulado fue de +7 entre todos.

PosiciónNombreResultado
T-1Brooks Koepka (EE UU)-7
T-17Cameron Smith (Aus)-2
T-26Patrick Reed (EE UU)-1
T-26Joaquín Niemann (Chi)-1
T-26Dustin Johnson (EE UU)-1
T-26Phil Mickelson (EE UU)-1
T-37Talor Gooch (EE UU)Par
T-37Abraham Ancer (Méx)Par
T-37Harold Varner III (EE UU)Par
T-45Jason Kokrak (EE UU)+1
T-54Sergio García+2
T-54Thomas Pieters (Bél)+2
T-54Charl Schwartzel (RSA)+2
T-54Bryson DeChambeau (EE UU)+2
T-54Mito Pereira (Chi)+2
T-73Louis Oosthuizen (RSA)+4
T-78Bubba Watson (EE UU)+5
Ret.Kevin Na (EE UU)

Además, en ciertos momentos la tensión se pudo palpar en el ambiente. Lo evidenció Sergio García, que protagonizó un enganchón con un periodista al finalizar su primera ronda en 74 golpes. 

“Me he sentido normal. Tenéis que parar. Estáis haciendo un gran asunto de esto y es por vosotros”, dijo el español al ser preguntado por cómo de normal fue volver a jugar a Augusta.

El periodista le explicó a Sergio que lo preguntaba porque no ha jugado tanto como normalmente lo habría hecho, y Sergio siguió con su discusión. 

“No creo que te refirieses a eso. He jugado cinco torneos antes de venir, está muy bien. Hay veces que no he jugado tanto antes de venir. Ese no ha sido el problema”, respondió el español. Tiempos extraños y turbulentos en el mundo del golf.

TeeTime Klever / Marca

La conquista de la chaqueta verde por otro español, Jon Rahm, el cuarto de una saga que comenzó en 1980 despierta el interés en las redes sociales sobre los orígenes de la chaqueta verde que, el año próximo, cumplirá sus bodas de platino como premio al ganador del Masters de Augusta.

¿Por qué es verde la chaqueta del Masters de Augusta?

Aunque no fue hasta 1949, con Sam Snead, cuando los campeones fueron investidos en un torneo que arrancó en 1934, la tradición de ver a los socios con esa prenda data de 1937 cuando Clifford Roberts, el presidente del Masters, quiso identificar de una manera más fácil a los socios del resto de invitados para facilitar, entre otras cosas, que los camareros no depositasen las cuentas en las mesas de ellos.

Otra leyenda menos literaria habla de que Bobby Jones, en un viaje al Royal Liverpool británico, vio que los capitanes de los equipos llevaban una chaqueta y copió la idea.

La prenda, que no se venda pero los costes de producción no pasan de los 250 euros, se ha convertido en el objeto más preciado del deporte mundial. Que fuese verde y no de otro color obedece a que es el color de los árboles de azaleas, las flores más características del Augusta National.

TeeTime Klever / Sky Sports

Tom Hoge se adjudicó una victoria de un solo tiro en el tradicional concurso Par 3 previo al torneo en The Masters, ya que Seamus Power produjo un final extraordinario para su ronda en Augusta National.

El jugador de 33 años mezcló cuatro birdies con un brillante hole in one en el octavo par tres en su camino a un seis bajo 21, viéndolo encabezar la tabla de clasificación por delante del dos veces campeón del Masters Bubba Watson y su compatriota Kurt Kitayama.

El as de Hoge fue uno de los cinco holes-in-one durante el evento, el tercer número más alto en la historia del torneo, con el estadounidense ahora buscando convertirse en el primer jugador en ganar el concurso de par tres y The Masters en la misma semana.

Foto: Archivo

“Hice algunos birdies temprano y luego fue genial ver entrar el hole-in-one en el ocho”, dijo Hoge. “Solo un día divertido aquí esta tarde con mi esposa siendo mi caddy. Buen comienzo para la semana de hoy, así que trataré de seguir así”.

Watson hizo un hoyo en uno en el cuarto en su camino para compartir el segundo en cinco debajo, mientras que el número 1 del mundo y el actual campeón del Masters Scottie Scheffler hizó un notable as en su último hoyo.

Si Woo Kim compartió el cuarto lugar con Taylor Moore y el debutante del Masters Ryan Fox, con el campeón del Masters de 1992 Fred Couples publicando un tres por debajo de 24 y Abraham Ancer va a pulgadas de un as en el primero en su camino a un dos por debajo de 25.

Rory McIlroy estuvo entre los que estaban en el campo antes de su intento de completar el Grand Slam de la carrera y Jon Rahm también apareció, mientras que Power se convirtió en el tercer jugador en la historia del torneo en hacer holes-in-one consecutivos al final de su ronda.

Power vio su tiro de salida en el octavo giro de vuelta en el hoyo para un as increíble y repitió la hazaña de 135 yardas, provocando grandes celebraciones en el renovado diseño del Par-3.

Es un sueño hecho realidad“, dijo Power. “Obviamente, conseguir uno fue especial, pero conseguir el segundo fue un poco surrealista. Fue una explosión absoluta ahí fuera. ¡Seguro que es la primera vez!”

TeeTime Klever / Mundo Deportivo

Tiger Woods, cinco veces campeón del Masters de Augusta, reconoció este martes que tiene claro que nunca volverá a estar al máximo de la forma tras la grave lesión sufrida en un accidente de carretera en 2021 y que no sabe “cuántos” Masters le quedan, por lo que disfruta al máximo “de los momentos”.

No sabía si podría volver a jugar a este nivel. El accidente fue duro y aprecio el hecho de poder jugar. Llegar aquí y jugar en Augusta es especial. Aprecio los recuerdos que tengo, en competición o entrenamiento. Me pasaron muchas cosas aquí y estoy feliz por poder jugar“, dijo Woods, que acabó en la posición 47 en su participación del año pasado.

No puedo competir como podía hacer anteriormente, pero seguir compartiendo momentos y jugar es fantástico”, insistió.

No se escondió y reconoció que la de este año puede ser una de sus últimas participaciones en Augusta.

“Se me pasa por la cabeza que puede ser mi última vez. No sé cuántos Masters me quedan, solo aprecio los momentos”

Tiger Woods Ex nº 1 del golf mundial

“Ahora es distinto, siempre me ha gustado entrenar, prepararme para los eventos. Ahora es mucho más duro, no juego muchos torneos, pero la alegría es distinta, paso más tiempo con mi hijo, creamos recuerdos juntos, compartimos momentos que yo viví anteriormente con mi padre. Es increíble el vínculo que se crea gracias a este deporte”, agregó.

A nivel físico, Woods consideró que este año llega a Augusta en mejor estado de forma respecto a 2022.

“A nivel de movilidad no estoy dónde me gustaría. Como ya dije, estoy afortunado por tener la pierna. Ha sido duro y seguirá siéndolo. Estoy trabajando en la resistencia, incluso si nunca será lo mismo. Esto es mi futuro, lo acepto”, aseguró.

“Mi juego es mejor que el año pasado en este momento. Mi resistencia es mejor, pero me duele un poco más que al año pasado. Eso es porque hasta ese momento no había apretado tanto. Jugué en febrero en Los Ángeles y ahora me tomé un tiempo. Puedo golpear mucho, el problema para mí es caminar hacia adelante”, añadió.

Horizontal
Foto: Archivo

Tiger comenzará el Masters este jueves a las 10.18 horas del Este de Estados Unidos (14.18 GMT) junto al noruego Viktor Hovland y a Xander Schauffele.

El golfista estadounidense, ganador de quince ‘grandes’ en su carrera, sufrió fracturas en la tibia y el peroné de la pierna derecha, además de heridas en los huesos del pie y del tobillo, que lo tuvieron varios días internado en el hospital Harbour UCLA de Los Ángeles, tras un grave accidente de carretera sufrido en febrero de 2021.

El año pasado, Woods acabó en la posición 47 en el Masters de Augusta, del que es cinco veces campeón, se retiró tras tres rondas en el Campeonato de la PGA y disputó su último torneo en el Abierto británico.