Tag

Bienestar empresarial

Browsing

TeeTime Klever / Harvard Business Review

Los empleados y los empleadores enfrentan un desafío: cómo optimizar las políticas de trabajo híbrido para maximizar los beneficios para ambas partes, incluida la reducción de los efectos debilitantes de la soledad de los empleados. 

Los empleados solitarios tienden a sufrir un menor bienestar y un menor rendimiento, ambos problemas que afectan los resultados de una empresa .

Desafortunadamente, el trabajo remoto e híbrido puede exacerbar los sentimientos de soledad entre los empleados. Sin embargo, esto no implica que los empleadores deban apresurar a los empleados a regresar a la oficina

La soledad en el lugar de trabajo estaba aumentando antes de la pandemia cuando la mayor parte del trabajo de conocimiento se realizaba en las oficinas. Además, un regreso completo a la oficina limitaría la flexibilidad y la autonomía que desean los empleados, incluso en la forma en que satisfacen sus necesidades sociales durante la jornada laboral.

Una mejor opción para la salud social de los empleados es pensar más allá de las ubicaciones de la oficina o el hogar. 

El coworking es un espacio compartido en el cual los profesionales pueden desarrollar su actividad laboral.

Hay “terceros espacios” desde los cuales los empleados también pueden trabajar, incluidos cafés, vestíbulos de hoteles, casas de amigos y sitios de coworking. Es por esto que los sitios de coworking son especialmente prometedores para resolver la soledad de los empleados.

Una de las principales razones es que un espacio de coworking ofrece no solo la flexibilidad que los empleados anhelan en términos de dónde trabajan, sino también con quién.

El valor de los sitios de coworking para la elaboración de trabajos relacionales

Los sitios de coworking permiten a los empleados diseñar relacionalmente sus trabajos, es decir, personalizar a las personas con las que interactúan durante la jornada laboral. 

Esta y otras formas de elaboración del trabajo se han asociado con resultados positivos , incluida una mayor satisfacción, rendimiento y retención de los empleados.

Se puede ampliar el concepto de elaboración de trabajos relacionales para hacerse no solo con colegas de la oficina, sino también con otros profesionales, de diferentes empresas, que trabajan en la misma ubicación física. 

El coworking puede ofrecer mejores oportunidades para la elaboración de trabajos relacionales que los entornos de oficina o hogar. 

Específicamente, los sitios de coworking bien diseñados brindan:

Un escape de los compañeros de trabajo

“Evitar interacciones innecesarias con colegas” es un gran beneficio que puede ser especialmente útil para los miembros de poblaciones subrepresentadas, que a menudo experimentan microagresiones y una sutil exclusión en el lugar de trabajo.

Una variedad de socios de relación disponibles

Por naturaleza, los sitios de coworking reúnen a profesionales de una amplia variedad de ocupaciones y empresas. 

Como señaló un analista sénior en los EE. UU., “Hay valor en la diversidad de experiencias allí. Te encuentras con personas que de otro modo no podrías conocer en una oficina estándar”. Esta diversidad, junto con la independencia, permite más opciones de socios.

Un respiro de las presiones competitivas y evaluativas de la oficina

Dado que los “colegas” de un sitio de coworking no tienen un impacto directo en la reputación o calificación del desempeño de un empleado, puede sentirse más seguro interactuar con ellos. 

Como comentó irónicamente un consultor en los Países Bajos: “No tengo que preocuparme por cada conversación que demuestre mi desempeño y crecimiento profesional”.

Un conjunto de normas derivadas de la comunidad y mecanismos de aplicación

Los entusiastas del coworking sienten determinación comunitaria de la cultura en la que trabajan. 

La mayoría de los sitios establecen un código de conducta de coworking y contratan a un administrador de la comunidad para garantizar el cumplimiento de esos ideales.

Opciones de actividad pro-relacional

Los administradores comunitarios también organizan actividades formales (p. ej., talleres) e informales (p. ej., almuerzos improvisados) para facilitar la construcción de relaciones y el desarrollo profesional. Es una oportunidad de aprender y socializar regularmente.

Debido a estas características únicas, los espacios de coworking ofrecen la oportunidad para que los empleados establezcan el tipo de conexiones personales ricas que pueden ser difíciles de lograr en la oficina o en el hogar. 

La elaboración de trabajos relacionales ayuda a explicar por qué investigaciones anteriores encontraron altos niveles de prosperidad entre los usuarios de sitios de coworking.

Qué pueden hacer los empleadores para optimizar el uso del sitio de coworking

No se trata de que los empleadores abandonen sus esfuerzos para crear un sentido de bienvenida y pertenencia, ya sea virtualmente o en la oficina. Sin embargo, los empleadores deben mirar más allá de la dicotomía hogar/oficina cuando se trata de mejorar la vida laboral de los empleados.

Aquí hay cinco pasos que las organizaciones pueden tomar para alentar y apoyar a su fuerza laboral en el uso de sitios de coworking:

1. Educar a los empleados sobre los beneficios potenciales.

Aunque más de 3 millones de personas trabajaron desde un sitio de coworking en 2022, todavía hay muchas que nunca lo han probado. 

Los empleados pueden tener poca comprensión de por qué y cómo el coworking podría ser bueno para ellos. 

Además de comunicar las oportunidades de elaboración de trabajos relacionales descritas aquí, los empleadores pueden fomentar el coworking al compartir información sobre las ganancias potenciales en términos de productividad y separación entre el trabajo y la vida . 

También hay otras ventajas, incluida una mayor seguridad de los datos (p. ej., la mayoría de los sitios de coworking tienen Wi-Fi privado protegido con contraseña) y configuraciones de trabajo más ergonómicas.

2. Proporcionar estipendios para cubrir los costos de uso.

Un estipendio de la empresa para cubrir las tarifas de coworking sería un incentivo de alto valor para usar más los espacios. Las empresas pueden enfrentar una mayor presión para contribuir con fondos a los beneficios de los trabajadores remotos en el futuro. 

Mientras tanto, algunos empleadores, como Spotify , ya están ofreciendo estipendios de coworking y, como resultado, ven un fuerte aumento en el uso. Otros, como Remote, van un paso más allá y promueven “ días de coworking grupales ” para alentar a cuatro o más empleados a reunirse en un sitio para concentrar el tiempo de colaboración

3. Mitigar la trampa de la conveniencia de trabajar desde casa.

Las empresas pueden ayudar a los empleados a superar la trampa de la conveniencia de trabajar desde casa facilitando el cambio a los sitios de coworking. 

Las soluciones simples, como proporcionar cables de alimentación adicionales y auriculares con cancelación de ruido para almacenar en el sitio, pueden contribuir en gran medida a reducir el factor de molestia

Los descuentos en estacionamiento y transporte también pueden ayudar a que las personas salgan de sus apartamentos y casas con más frecuencia.

4. Apoyar la participación en la programación relacional.

La programación en algunos sitios de coworking estaba infrautilizada. Los empleadores pueden animar a los empleados a aprovechar estas ofertas ofreciéndoles incentivos, como viáticos y créditos de educación continua. 

Además, los empleadores pueden obtener información útil sobre qué tipos de programación relacional funcionan para sus empleados al recopilar comentarios sobre sus experiencias allí. 

Los sitios de coworking pueden incluso estar dispuestos a asociarse con empresas para probar nuevas ideas de creación de comunidades.

5. Proporcionar formación y orientación.

Muchos empleados, especialmente los jóvenes profesionales de carrera, tienen dificultades para construir relaciones sólidas en entornos profesionales

Los empleadores pueden brindar capacitación y tutoriales para mejorar las habilidades interpersonales de los empleados, por ejemplo, cómo romper el hielo y convertir un contacto inicial en una conexión significativa. Los sitios de coworking pueden proporcionar un patio de recreo seguro en el que pueden practicar estas habilidades esenciales y expandir sus redes.

A medida que los empleadores exploran las posibilidades de los sitios de coworking para sus empleados, no tienen que hacerlo solos. Hay plataformas empresariales que automatizan el proceso de compra de membresías, así como el escritorio de reserva y los espacios de reunión. También están surgiendo consultores de coworking para facilitar la búsqueda.

Sin embargo, una clave para un plan de coworking exitoso es preservar la flexibilidad de los empleados. El simple hecho de firmar un contrato con un importante proveedor de coworking, por ejemplo, limitará la sensación de autonomía que es tan crucial para la elaboración de trabajos relacionales. 

Además, al canalizar a los empleados al mismo conjunto limitado de sitios, los empleadores pueden recrear sin darse cuenta la misma dinámica de oficina que los empleados buscan evitar. 

Por ejemplo, los empleados de una empresa de servicios financieros en Australia se sintieron frustrados cuando su sitio de coworking local se convirtió en una oficina satélite con los mismos patrones de interacción.

Otro riesgo es adaptar a la fuerza un cierto estilo de sitio de coworking. Por ejemplo, cuando una empresa de inversión inmobiliaria compró un sitio de coworking local peculiar en España, los miembros sintieron que carecía de la cultura distintiva que lo había hecho tan atractivo en primer lugar. 

Para evitar estos problemas, alentamos a los gerentes a asociarse con los empleados para determinar cómo incorporar el coworking en sus políticas de trabajo híbrido de manera efectiva.

Sentirse conectado con otras personas es esencial para la salud mental y el bienestar de los empleados . Para una fuerza laboral vibrante, lo mejor para los empleadores es ayudar a los empleados a superar cualquier sentimiento de soledad

Los espacios de coworking ofrecen la posibilidad de crear trabajos relacionales para satisfacer las necesidades sociales de los empleados mientras operan en un entorno profesional y favorable al trabajo. Un sitio de coworking no es la oficina de su organización, pero podría ser una alternativa viable.