Tag

BMV

Browsing

TeeTime Klever / Forbes México

José Oriol Bosch Par, director general de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), afirmó que la llegada de inversión atraída por el nearshoring ya está viendo reflejada a través de la fibras inmobiliarias, acciones industriales y contratación de deuda en el mercado bursátil.

“Nosotros estamos viendo (reflejado la inversión del nearshoring) a través de productos que tenemos como fibras inmobiliarias, así como lo estamos viendo a través de acciones industriales y en el monto de deuda”, dijo.

Durante los primeros cinco meses de 2023, el monto de deuda que se está financiando a largo plazo en la Bolsa Mexicana de Valores para proyectos, planes de crecimiento y expansión es más del triple de lo que habíamos tenido en el mismo periodo del año pasado, comentó el responsable del mercado bursátil.

Ese alto nivel de deuda contratada a través de la Bolsa se da a pesar de las elevadas tasas de interés, expresó.

“Si se está viendo las oportunidades y oportunidades que te pueden dar un retorno más allá de lo que puede dar una inversión financiera en cualquier otro instrumento de deuda gubernamental o privada”, apuntó Oriol Bosch Par.

El director de la BMV explicó a un grupo de economistas si ya se estaba reflejando o no toda la inversión en el nearshoring, la cual es una oportunidad muy grande y se ve en nuestros números.

“La gran mayoría de las decisiones y las más importantes que estuve tomando en mi carrera fueron decisiones que vinieron acompañadas del economista”, recordó.

“También fueron decisiones no solo propias, sino de clientes y eran reuniones en donde estábamos la posición propia y la posición de terceros: En donde la opinión de los economistas se les transmitía a los clientes”, comentó.

Detalló que tuvo varios viajes a diferentes países de la mano de los economistas para platicar de México y los mercados financieros.

“Hoy en día en la Bolsa Mexicana de Valores no es distinto y la promoción de la Bolsa tiene que ver mucho con los economistas”, añadió.

La misión de la BMV es facilitar el financiamiento y poner todo lo necesario para que haya intercambio de recursos, expuso.

El objetivo de la bolsa y las bolsas del mundo es apoyar el desarrollo y crecimiento económico, concluyó el director general de la BMV.

TeeTime Klever / Expansión

Citi no encontró un comprador directo para el negocio de la banca comercial de Banamex y optó por una salida a la bolsa en 2025 que, en opinión de Marcos Martínez, presidente del Consejo de Administración del Grupo Bolsa Mexicana de Valores (BMV), será una operación que se llevará a cabo en el mercado nacional.

La operación, por el tamaño del banco y su relevancia en el sistema financiero mexicano, sería histórica y, por ello, el directivo considera aún más relevante que se realice en el país.

“Veo muy complicado que no lo hagan en México, porque es una empresa mexicana, diseñada para inversionistas mexicanos”, detalló. “Difícilmente creo que no será el mercado mexicano el que les recomienden en su momento para hacer una oferta pública inicial”.

Martínez abundó en la historia de 130 años de la BMV como el vehículo para la salida al mercado bursátil de las empresas, pero también en que cuentan con la infraestructura adecuada para llevar a cabo la operación de Banamex. Al final, dijo, la OPI anunciada el miércoles representa una oportunidad que emociona a los jugadores del mercado.

El impacto de la salida de Banamex a la BMV tendría además un efecto positivo multiplicador en otras empresas que han considerado una OPI.

“Si es algo tan visible y de un monto tan grande, hará que mucha gente voltee a ver este mercado que para ellos hoy es desconocido o no es desinterés”, dijo. “Financieros y no financieros, inversionistas y no inversionistas, el mismo gobierno tan interesado e involucrado. Sí, es una operación que tendrá la atención de todos”.

Martínez no es nuevo en el terreno de las OPI bancarias; en 2012 llevó a cabo la de la filial mexicana de Santander, que en su momento llegó a un valor de 16 mil 500 millones de dólares, con una mayoría de inversionistas extranjeros.

Pero fue una operación mexicana”, enfatizó el directivo. “Fue la experiencia que viví, me tocó esa emisión, entonces claro que se puede hacer”.

De acuerdo con Reuters, Citi analiza tanto el mercado accionario de Nueva York como el mexicano, sin tener claro cuál de las dos bolsas sería la elegida.

No sabemos si lo van a listar en México o Estados Unidos. Las Bolsas de Valores en México tienen muy poca profundidad, poca liquidez y la realidad es que están concentradas en muy pocas emisoras y el mercado más grande a nivel mundial es Estados Unidos. No descarto que se pueda hacer en ambos mercados”, dijo Alejandra Marcos, economista de Intercam.

En tanto, María Ariza, directora de la Bolsa Institucional de Valores (BIVA), afirmó que el mercado mexicano tiene dos años para asegurar las condiciones idóneas, que ahora no existen, que lleven a Citi a decantarse por realizar la OPI de Banamex en el país y no en Estados Unidos.

El mercado bursátil mexicano se ha caracterizado en los últimos años por la escasez de OPI y una baja participación e interés de nuevas empresas para formar parte, ya sea de BIVA o de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

“Queda tiempo”, aseguró Ariza. “Va a depender de la estrategia de Citi, pero México tiene que generar también, al momento de la colocación, un mercado atractivo, dinámico y profundo, tenemos que trabajar en ello”.