Tag

Bolsa

Browsing

TeeTime Klever/ Forbes México

La firma planea cotizar en la Bolsa de Valores de NY bajo el símbolo ‘AERO’ después de dos años de salir de la protección por quiebra.

Grupo Aeroméxico solicitó realizar una oferta pública inicial de acciones (OPI) en Estados Unidos, informó este lunes el regulador de valores de ese país en un documento.

La aerolínea mexicana se encuentra entre las numerosas compañías extranjeras que han acudido en masa a las bolsas estadounidenses en los últimos meses en su búsqueda de aprovechar el conjunto más amplio de capital y las valoraciones más elevadas que ofrece el mercado.

La firma sigue adelante con su debut en bolsa en EU a más de dos años de salir de la protección por quiebra.

Aeroméxico señaló que sus accionistas existentes venderán American Depositary Shares (ADS) en la OPI, pero no reveló el tamaño ni el rango de precios de la oferta. Entre sus accionistas se encuentra la firma de capital privado Apollo Management, Delta Air Lines y la firma de inversiones Silver Point Capital, entre otras.

Grupo Aeroméxico planea cotizar en la Bolsa de Valores de Nueva York bajo el símbolo “AERO”. Barclays Capital, Morgan Stanley, J.P. Morgan Securities y Evercore Group son los principales suscriptores de la operación.

TeeTime Klever / Forbes México

Las acciones mundiales y las materias primas caían el lunes tras conocerse que la economía china creció más despacio de lo esperado, mientras que el dólar se debilitaba al aumentar las apuestas por un inminente fin de las subidas de tasas de interés en Estados Unidos.

China registró un crecimiento económico del 0.8% en el segundo trimestre, por encima de la previsión del 0.5%, mientras que el ritmo anual se ralentizó más de lo esperado, hasta el 6.3%, muy por debajo de las expectativas del 7.3%.

La semana pasada se produjo una amplia oleada de desplomes del dólar hacia activos de riesgo como las acciones y las divisas de mercados emergentes, así como hacia la renta fija, después de que una lectura más fría de la inflación al consumo en Estados Unidos bastara para convencer a los inversores de que la Reserva Federal podría aprobar este mes el último alza de tasas de su ciclo de política monetaria.

El dólar, que cedía un 0.1% frente a una cesta de seis destacadas divisas, protagonizó la semana pasada su mayor declive semanal del año, con un descenso del 2.3%, ya que los inversores se apresuraron a descartar la posibilidad de un aumento de tasas en septiembre.

El calendario macroeconómico de datos de esta semana es ligero y las autoridades de la Fed se encuentran en su “periodo de silencio” antes de su reunión de política de julio, dejando a los inversores con la gran pregunta de si los movimientos del mercado de la semana pasada continuarán o se revertirán.

“No puedo evitar pensar que hemos ido demasiado lejos y demasiado rápido (…) una cifra de inflación más baja no significa exactamente que la Fed haya terminado y no vaya a subir de nuevo”, dijo Michael Brown, de TraderX.

“Obviamente, van a subir la semana que viene, pero después de eso, los mercados piensan que terminarán y están empezando a descontar recortes para la primera mitad del año que viene, lo que en mi opinión es demasiado agresivo”, señaló. “Como no tenemos mucho en el calendario esta semana, el camino de menor resistencia es la caída del dólar a corto plazo”.

Las acciones mundiales, que registraron la semana pasada su mayor avance semanal desde marzo, restaban un 0.1%, presionadas por el descenso de un 0.3% del paneuropeo STOXX 600, que estaba lastrado por la debilidad de los papeles sensibles a China, como las mineras.

Los futuros de los índices bursátiles estadounidenses borraban las ganancias previas y bajaban un 0.1% antes de una semana repleta de resultados empresariales.

El rendimiento de los bonos del Tesoro estadounidense a dos años, los más sensibles a los cambios en las expectativas de tasas, operaban estables al 4.721%, justo por encima de los mínimos de un mes.

El dólar perdía un 0.4% frente al yen, a 138.16 unidades, tras el declive del 2.4% de la semana pasada. El euro cotizaba con pocos cambios, a 1.1232 dólares, tras subir un 2.4% la semana pasada y tocar un máximo anual.

En las materias primas, el precio del crudo Brent cedía un 1.4%, a 78.72 dólares el barril, mientras que el del cobre caía un 2.5%, a 8,458 dólares la tonelada.

TeeTime Klever / Forbes México

La mexicana Corporación Inmobiliaria Vesta debutará en Wall Street, luego de lanzar su oferta pública inicial (OPI) de 12 millones 500 mil American Depositary Shares (ADS), que representan 125 millones de sus acciones ordinarias, en la bolsa de Nueva York.

La compañía informó que busca recaudar aproximadamente 400 millones de dólares, con base en el precio de cierre por acción de sus acciones ordinarias en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) el 23 de junio de 2023 y el tipo de cambio de esa fecha.

Y es que, precisó, el precio por ADS en la oferta se determinará con referencia al precio de cierre de las acciones ordinarias en la última fecha de cotización de la BMV anterior a la fecha de cotización.

Asimismo, indicó que los American Depositary Shares han sido aprobados para cotizar en la Bolsa de Valores de Nueva York con el símbolo de cotización “VTMX”.

Vesta espera otorgar a los suscriptores una opción de 30 días para comprar hasta 1 millón 875 mil ADS adicionales que representan 18 millones 750 mil acciones ordinarias al precio de oferta pública inicial. La opción de sobreasignación estará sujeta a las comisiones de aseguramiento.

La oferta se realiza a través de un grupo de suscripción liderado por Citigroup, BofA Securities y Barclays, que actúan como coordinadores globales conjuntos, Morgan Stanley y Scotiabank, que actúan como corredores de libros conjuntos, y Santander y UBS Investment Bank, que actúan como coadministradores.

Además, ha presentado ante la SEC una declaración de registro en el Formulario F-1, incluido un prospecto, que es preliminar y está sujeto a completarse, en relación con estos valores, pero aún no ha entrado en vigencia.

TeeTime Klever / Reuters

Los índices bursátiles de Estados Unidos se hundían más del 1% el jueves, liderados por pérdidas en las acciones bancarias, ya que una invasión de Rusia a Ucrania provocó una liquidación generalizada en los mercados globales.

* En el referencial S&P 500, los 11 sectores principales operaban con pérdidas, con las acciones financieras .SPSY desplomándose un 2,9 %, mientras que las tecnológicas .SPLRCT y las de consumo discrecional .SPLRCD descendían más del 1%.

* Las fuerzas rusas invadieron Ucrania en un asalto masivo por tierra, mar y aire, en el mayor ataque de un estado contra otro en Europa desde la Segunda Guerra Mundial.

* La escalada del conflicto sacudió los mercados financieros cuando las acciones mundiales se desplomaron y los precios del petróleo superaron los 100 dólares el barril, mientras que el oro, los bonos del gobierno y el dólar, refugios seguros, subieron en la huida hacia la seguridad.

* La mayoría de los grandes prestamistas, incluidos Bank of America Corp, Citigroup Inc, Wells Fargo y Goldman Sachs Group Inc, se hundían más del 4%.

* Tesla Inc retrocedía un 2.5% para liderar las pérdidas entre los papeles de megacapitalización. Apple y Amazon.com Inc cedían más de un 2%.

* El índice de volatilidad CBOE .VIX, también conocido como el indicador de miedo de Wall Street, cotizaba en 36.81, su nivel más alto desde el 24 de enero.

* “Aunque la invasión no es una sorpresa total, el mercado bursátil sigue adoptando un enfoque de vende primero, pregunta después”, dijo Ryan Detrick, estratega jefe de mercado de LPL Financial.

* A las 1550 GMT, el Promedio Industrial Dow Jones se hundía un 1.92% a 32,495 unidades, el S&P 500 caía un 1.42% a 4,165,23 unidades, mientras que el Nasdaq Composite perdía un 0.88%, a 12,922 unidades.

* El Dow Jones se encaminaba a confirmar una corrección desde su máximo histórico de cierre el 4 de enero, ubicándose un 12% por debajo de su nivel de cierre récord.