Tag

Boomers

Browsing

TeeTime Klever / Expansión

Los millennials tienen más probabilidades de tener una pensión insuficiente el día que se retiren del mercado laboral que sus padres, los boomers. Se indagó sobre las razones que, si no se hace nada al respecto, trazan un destino de precariedad cuando los trabajadores nacidos a finales de la década de 1980 lleguen a su retiro.

¿Por qué mi abuelo y mi papá tienen buena pensión?

Moisés Pérez Peñaloza, director de Retiro y Bienestar Financiero para América Latina de Aon, admite que el viejo esquema es mejor que el actual de cuentas individuales, pues, además de tener garantizado un ingreso, las empresas cuidaban más a los trabajadores porque había menos gente, la tasa de mortalidad era menor y el costo de la salud no era tan elevado.

La generación pasada cotizaba bajo el llamado Reparto o Ley del 73, que tiene como característica que no importaba si el trabajador ahorraba para su retiro, ya que al final de su vida laboral tenía acceso a una pensión pagada por los cotizantes en turno.

Una ventaja para las finanzas personales de los boomers con la cual no cuentan los millennials.

En 1997, México hace su primera gran reforma al sistema con la implementación de la Ley del Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR), que permite la transición del sistema de reparto a uno de cuentas individuales de contribución definida.

Actualmente, un trabajador jubilado recibe cerca de 28% de su último sueldo, lo que significa que el dinero será insuficiente para mantener su estilo de vida de antes del retiro. Y el panorama empeora si hay enfermedades, de acuerdo con información de la Consar.

“A los millennials les toca trabajo con más movilidad, de menor tiempo y, cuando eso sucede, la contribución en general es baja”, advierte Alejandra Macías directora ejecutiva del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP).

¿Hay tiempo para cambiar el rumbo?

Entre las buenas noticias para las nuevas generaciones, está la reforma que elimina el outsourcing y que tendrá un impacto positivo, porque prohíbe la subcontratación y estimula las contribuciones a la seguridad social.

Además, con el aumento de las cuotas de los empleadores a las cuentas de los trabajadores, que irán del 6.4% en 2022 al 15% en 2030, Bank of America Securities opina que habrá mayores oportunidades de inversión a las Afores.

Los millennials y las próximas generaciones también pueden optar por planes privados o aportaciones voluntarias a las Afores, pero el problema es que cuentan con salarios más bajos y menores prestaciones en comparación con las que gozaron los boomers, según los especialistas.