Tag

Cartier

Browsing

Presenta su campaña con 12 embajadores que representan lo grande de la Maison.

TeeTime Klever / Redacción

Cartier llega este noviembre con su propuesta LOVE IS ALL, una película coral sin igual, que simboliza una oda al amor. Esta visión de la Maison celebra el amor universal y atemporal y tiene como objetivo compartirlo con un espíritu de deleite y generosidad.

Esta filmación se realizó entre París, L.A. y Shanghai, en esta pieza podemos ver al talento que eligieron como embajadores para LOVE IS ALL. Ella Balinska, Mariacarla Boscono, Monica Bellucci, Khatia Buniatishvili, Lily Collins, Golshifteh Farahani, Mélanie Laurent, Troye Sivan, Willow Smith, Annabelle Wallis, Jackson Wang y Maisie Williams, son las 12 personalidades que representan los valores de Cartier.

Entre las 12 figuras con características singulares se relacionan la creatividad y energía de cada cual con una melodía llena de luz y diversión, misma que muestra la importancia de la diversidad tanto cultural y artística para mantener la frescura y vitalidad de una Maison como Cartier.

“Es parte de la filosofía de Cartier creer que juntos somos más fuertes y más auténticos, y es por eso que hemos reunido a esta comunidad inspiradora de artistas que abrazan la vida con un sentido de celebración. Juntos, parecen desafiar la gravedad a través de la caja roja de Cartier, que han llenado con una sensación de alegría”, comentó Arnaud Carrez, vicepresidente senior y director de marketing, luego de la presentación de esta grabación.

“Everybody’s got to live together”, una canción pop compuesta en los años 70 por Roger Glover y Ronnie James Dio, que representa los ideales de LOVE IS ALL.

Charlotte Wales, conocida por su enfoque fresco, considerado y alegre, en esta pieza audiovisual se refleja lo que es importante para Cartier: la creencia de que la singularidad de cada persona se enriquece con la de los demás y que estas conexiones refuerzan nuestros talentos.

La tarea de la joven Wales, directora británica y fotógrafa de moda, fue traducir sin reservas de aprecio por las artes y la cultura de la Maison, que tiene clara su visión en pensar fuera de la caja, superar los límites y rebasar las barreras, y cualquier obstáculo que frene nuestras vidas o nuestro deseo de liberar nuestros corazones.

Cuando se habla de las mejores marcas de relojes, no podemos elegir sólo una o dos

Tee Time Klever / Redacción

En el mundo de la relojería hay una gran cantidad de productores de relojes que logran una cierta categoría cumpliendo las necesidades de distintos mercados y gustos. No sólo hay una sola gran marca de lujo, ni una que sea mejor que otras cuando se trata de piezas baratas.

Las mejores marcas de relojes de lujo 

Cartier

Cuenta con una historia de más de 150 años, Cartier carga todo un legado y de hecho se mantiene apegado a su tradición, sólo haciendo pequeños cambios a su línea desde los años 20s.

Richard Mille

Fue fundada en 2001, esta empresa de relojes suizos se especializa en relojes de ultra alto nivel ,enfocándose tanto en piezas sencillas como en obras complejas enfocadas a los mecanismos de los relojes. 

Audermars Piguet

Otra empresa suiza con una historia más larga. Fundada en 1985 es considerada una de las marcas más prestigiosas de relojes.

Rolex

Hablando de prestigio, por supuesto, a la lista se une Rolex, fundada en 1905 y que es la favorita de muchos famosos que buscan lujo al máximo nivel. 

Omega

Omega fue fundada en 1948 en suiza, y es otra de las marcas de relojes más prestigiosas

Hublot

Fundada en 1980 por Carlo Crocco, actualmente forma parte del conglomerado LVMH.

Bulgari

Otra de las marcas más reconocidas y populares alrededor del mundo, que además de relojes vende fragancias y accesorios.

Patek Philippe

Fundada en 1839, con una historia que casi llega a los 12 siglos, es otra de las marcas de lujo más importantes en el mundo. 

Estas marcas que nos han dado los relojes más lujosos y con grandes diseños de la industria.

La firma francesa presentó un nuevo brazalete que incorpora la figura de la pantera como una expresión de feminidad, y pavé de diamantes.

Klever Tee Time / Redacción

En 2020 Cartier declaró el Año de Panthère: simbolismo que ha acompañado a la maison francesa por más de un siglo. Durante este tiempo se ha convertido en una figura icónica en varias de sus piezas más exclusivas. Para continuar ese legado acaba de presentar un nuevo brazalete, el cual hipnotiza la vista con su pavé  de diamantes.

Desde 1914, la figura de la pantera ha estado presente en las distintas propuestas de Cartier, misma que se ha incorporado en exclusivas piezas como joyas, relojes, accesorios e, incluso, perfumes.

Simbolismo de poder, seducción y triunfo, este felino representa la feminidad desde inicios del siglo XX, por lo que su presencia comenzó a hacerse habitual en las fiestas de la aristocracia europea.

Por ello, varias firmas de alta gama sucumbieron a su fuerza hipnótica. Es el caso de esta casa de modas francesa cuyo fundador, Louis Cartier, comenzó a obsesionarse con su figura, sobre todo, después de realizar un safari por Kenia, el cual terminó por convencerlo que la pantera debía representar a la mujer en su firma.

UNA SEGUNDA PIEL

Para continuar con esta tradición se presentó un brazalete cuyos códigos de diseño irradian una personalidad salvaje e hipnótica. De esta forma, la pulsera con cabeza de pantera, —pieza principal de la colección La Panthère—se convierte en una joya que se adapta a la muñeca, gracias a su notable flexibilidad, para fundirse en ella casi como si fuera una segunda piel.

Un diseño simple y líneas depuradas caracterizan al brazalete que abraza un nuevo significado para la sencillez joyera. La sofisticada pieza de oro perfilada integra en uno de sus extremos una cabeza de pantera con ojos de esmeralda o granate tsavorita.

La firma francesa propone diferentes alternativas para esta pulsera que puede estar construida en oro rosa o blanco, e incluir pavé de diamantes en la cabeza y la cola, según el modelo.

Cartier recrea así un estilizado brazalete de líneas felinas que hechizan la mirada con los destellos de sus piedras preciosas.

No es solo cuestión de precio, que también, sino de cuánto estás dispuesto a esperar por poder tener uno de estos relojes que todo el mundo desea.

Klever Tee Time / Redacción

Son piezas de colección que en algunos casos solo tendrán cinco posibles dueños en todo el mundo, o relojes híper complicados, cuyos mecanismos pueden tener más de mil piezas, clásicos del buceo de los años 50, un icono de los 70 que despiertan la curiosidad de todo buen friki relojero.

Cartier

Un trío de mecanismos sumamente característicos expresan la hora Cartier en torno al tourbillon, un clásico del repertorio relojero en caja de platino:

Rotonde de Cartier Astromystérieux, de 43,5 mm y cabujón de aguamarina, Rotonde de Cartier Astrotourbillon, de 47 mm y corona con cabujón de aventurina y Rotonde de Cartier Esqueleto Doble Tourbillon Misterioso, de 45 mm y cabujón de jade.

Para estos tres relojes únicos, Cartier ha diseñado un extraordinario cofre de madera lacada que celebra un oficio artesanal muy apreciado por la casa: la marquetería de madera.

Este cofre incluye una funda de viaje de piel de aligátor y un par de gemelos de oro blanco con tres bastoncillos de piedra intercambiables de sodalita, jade y cuarzo azul. Edición limitada a cinco cofres.

Audemars Piguet Royal Oak ‘Jumbo’ Extraplano

Es sin duda uno de los modelos de la marca que más pasiones desata entre los coleccionistas. Ahora la esfera ‘Petite Tapisserie’ de oro rosa ahumado que se lanzó con motivo del 20 aniversario del Royal Oak en 1992 se combina por primera vez con una caja de 39 mm, hermética hasta 50 metros, y un brazalete de oro blanco de 18 quilates.

En esta peculiar esfera los índices aplicados y las agujas tipo Royal Oak son de oro blanco con revestimientos luminiscente.

Conocido como Jumbo porque en su origen, en 1972, los 39 mm de su caja se consideraban enormes, como el avión que también despegó por aquella época.

Blancpain Fifty Fathoms MIL-SPEC en edición limitada en colaboración con Hodinkee

Inspirada en las primeras piezas Fifty Fathoms MIL-SPEC de la década de los 50, esta reedición se caracteriza por su diseño depurado y minimalista que pone de manifiesto los conocimientos técnicos de la manufactura en el ámbito de los relojes de buceo

Limitada a 250 ejemplares, esta edición está disponible en las Boutiques Blancpain de Estados Unidos y en la tienda en línea de Hodinkee

Sus atributos de auténtico instrumento de buceo son: su esfera es perfectamente legible gracias a sus índices y agujas luminiscentes;

su bisel giratorio unidireccional dotado de una escala horaria de Superluminova con inserto de zafiro combado; su caja hermética hasta 300 metros y con fondo de zafiro; su movimiento automático de manufactura 1154 insensible a los campos magnéticos con reserva de marcha de 4 días.

A Lange & Söhne Grand Complication

Limitado a tan solo seis ejemplares, este es el reloj más complicado y más exclusivo de la manufactura sajona.

 Debajo de la esfera de esmalte, esta maravilla accionada por el calibre de cuerda manual L1902 reúne las más exigentes complicaciones que la relojería de precisión ha presentado hasta ahora: sonería con gran y pequeño carillón, repetición de los minutos, cronógrafo con ratrapante con totalizador de los minutos y segundero fulminante así como un calendario perpetuo con indicación de fecha, día de la semana, mes en ciclos de cuatro años y fases de la Luna.

Su caja de oro rojo de 50 mm se remata en una correa de piel de cocodrilo cosida a mano de tono rojizo

Rolex Submariner Date

Rey de las subastas de todo el mundo, este modelo Oyster de 41 mm en acero Oystersteel y oro amarillo con disco de bisel Cerachrom en cerámica negra es uno de los más deseados de Rolex.

Este reloj de buceo creado en 1953 permite mediante las graduaciones de 60 minutos del bisel controlar con seguridad y precisión el tiempo de inmersión y las paradas de descompresión. Los índices de formas simples y las anchas agujas de horas y minutos de su negra esfera facilitan la lectura y previenen cualquier riesgo de

confusión bajo el agua. Su brazalete lleva seguro contra apertura accidental y es extensible para poder llevarlo sobre el neopreno. Movimiento Perpetual de cuerda automática con 70 horas de marcha

Ferdinand Berthoud Chronomètre FB 1 Œuvre d’Or

Tras su lanzamiento en 2019, hoy la colección Œuvre d’Or incorpora una nueva edición limitada y numerada de cinco relojes (ref. FB 1.2-3), que combina una caja de oro rosa con una esfera de oro blanco.

El calibre Calibre FB-T.FC-3 con certificado COSC presenta tres particularidades: construcción de tipo huso-cadena suspendida, que permite transmitir una fuerza constante al escape, garantía de isocronismo a lo largo de toda la marcha del movimiento, desde su primera vuelta de corona hasta su carga completa, totalizando 53 horas de reserva de marcha;

 tourbillon de segundos directos; indicador de reserva de la marcha sobre un cono móvil que, asociado a la rotación del barrilete, asciende y desciende según el nivel de armado de la pieza. Un brazo móvil toma la medida con extraordinaria precisión, que posteriormente transmite a una aguja visible en el lado de la esfera.