Tag

Clases de golf

Browsing

Una vez empezamos a “dominar” nuestros golpes de golf ya estamos preparados para enfrentarnos al recorrido.

Klever Tee Time / Redacción

 A los hoyos de verdad. Muchos golfistas aficionados siguen pasándolo mal en el recorrido debido a su mala o inexistente estrategia en el recorrido.

Esto tiene una muy buena noticia para cualquier golfista aficionado. Incluso para el golfista de fin de semana, simplemente jugando de forma más inteligente, sin cambios técnicos ni modificaciones físicas puedes llegar a mejorar 5 golpes en cada vuelta.

Establece una buena estrategia para el campo.

Los golfistas del Tour son extremadamente meticulosos en su preparación de torneo. Emplean mucho tiempo en determinar la estrategia concreta para un recorrido concreto, la que mejor se ajuste a su juego y, por lo tanto, maximice sus opciones de conseguir un buen resultado.

Antes de llegar al tee del 1 ya tienen claro qué línea seguirán y que palo jugarán en cada hoyo. Estrategia que no cambiarán por nada del mundo. Independientemente de cómo estén jugando ese día.

¿Cuáles son tus fortalezas y debilidades? ¿Cómo encajan en cada hoyo?

Imagínate jugando los hoyos al revés; desde green. En qué parte del green te gustaría estar, desde cual putearías mejor…

¿Desde donde te gustaría dar tu golpe a green? Una vez tengas clara la mejor forma de jugar cada hoyo, apúntalo y cíñete al guión.

Conoce tu fallo bueno y tu fallo malo.

Los mejores golfistas del mundo fallan sus objetivos (green o calle) 1 de cada 3 veces, o más. Y eso que son los mejores del mundo. Lo que varía es que ellos fallan por el lado bueno y, casi siempre, tienen opciones de mantener el resultado pese a haber fallado su objetivo.

Un fallo malo sería el bunker, el lago o cualquier área que complique tu siguiente golpe; hierba muy alta, pendientes, malos lies…   Un fallo bueno sería aquel que nos permite seguir en juego; Una zona plana, en calle, en green, etc. Aunque estemos más alejados…

Para el golfista aficionado medio es más fácil conseguir dos putts desde 25 metros que approach y putt desde el bunker de green, por ejemplo. Antes de cada golpe a green, define las diferentes áreas y establece tu zona prioritaria (largo, corto, izquierda, derecha…)

 Conoce la dispersión de tus golpes.

Ningún golfista jamás ha pegado dos golpes iguales. Nunca. Siempre va a haber un poco de dispersión en cada golpe, sin importar tu nivel de juego. Los mejores golfistas conocen a detalle su dispersión.

Algo fácil de realizar hoy en día pues muchos campos cuentan con trackman o toptracer.

Pongamos por ejemplo que la dispersión del golfista X con el hierro 7 es de 30 metros.

Eso significa que sus golpes tienen un margen de 15 metros por la derecha y 15 por la izquierda.

Si la bandera está a 5 metros del margen izquierdo y el fallo malo está a la izquierda de green, ese golfista deberá apuntar mínimo 10 metros a la derecha de bandera para asegurarse que, bajo ningún concepto acabará en el lado malo.

Si por el contario, se decide a tirar directo a bandera, sabe que tiene un 30% de opciones de que el golpe acabe fuera de green. Conocer la dispersión de nuestros golpes es muy necesario para establecer estrategias de campo fiables.

Trabaja en la alineación.

Un aspecto fundamental para nuestro golf que, demasiado a menudo, pasa desapercibido. Si no nos colocamos correctamente alineados a nuestro objetivo lo más probable es que nunca consigamos dirigir nuestros golpes de forma óptima.

Alinearse correctamente no es algo que precise una gran habilidad, ni capacidad atlética, así que trabaja en tus procesos de colocación para asegurarte que apuntas siempre donde quieres.

Conoce las reacciones desde diferentes lies.

En el recorrido muy pocas veces tendremos un lie perfecto, completamente plano, como en el campo de prácticas.

Evidentemente la bola reacciona de forma diferente en distintas posiciones, tanto a nivel de efecto como de distancia de vuelo. Por la mayoría es sabido, que una bola más alta que los pies cogerá efecto derecha izquierda mientras que una más baja que los pies generará un efecto izquierda derecha.

Pero, ¿Cuánto efecto? ¿Cuánta distancia ganaras o perderás? ¿Cómo te afectan los golpes en bajada o subida? Es algo que solo cada golfista conoce, o debe conocer en profundidad para adaptar sus golpes. Solo hay una forma de saberlo, la experiencia.

Elige el golpe correcto alrededor de green.

Alrededor de green, para los golpes de approach la mayoría de golfistas aficionados tiene su golpe estrella, aquel que siempre emplea. Cuando se enfrentan a un golpe alrededor de green directamente ya sacan su palo, siempre el mismo.

Para algunos es un wedge de 56 o 60 grados, para otros es un hierro 8 para hacer un golpe rodado. Cada golpe alrededor de green es diferente y debemos adaptarnos a él y la morfología del terreno.

Estudia detenidamente cada approach para determinar el golpe que mejor resultado te puede dar, o por el contario, va a minimizar cualquier fallo.

Últimas reflexiones:

Cada vuelta de golf es una oportunidad para mejorar como golfistas y ganar experiencia de juego. Establecer una estrategia clara antes de cada partido es vital para afrontarlo con garantías, pero más importante es tomarse un tiempo después de cada vuelta para analizar el transcurso de cada hoyo, la estrategia y el desempeño como golfista.

Los mejores golfistas del mundo son muy disciplinados cuando entrenan. Tienen muy claro que, si no invierten el suficiente tiempo en el campo de prácticas y en el putting green, lo más seguro, es que su nivel de juego baje drásticamente.

Klever Tee Time / Redacción

En cuanto a los golfistas aficionados, no tienen ni el tiempo, ni los conocimientos ni la dedicación para poder pasar largas horas en el campo de prácticas. A nivel amateur, es más importante la calidad del entreno que el tiempo total de entreno. Así que es más fácil mejorar nuestro nivel de golf con práctica bien aplicada en sesiones cortas pero regulares.

#1 Practica los golpes que más necesitas.

Una mala tendencia entre golfistas aficionados es que acostumbran a caer en la rutina de estructurar siempre igual sus sesiones de prácticas. Esto aunque pueda parecer lo más completo, no beneficia en nada a tu juego.

Gay Brewer (ganador de un Masters) solía decir que se pasaba casi todo el tiempo entrenando putts cortos, de tres metros y de metro y medio. Practicaba ese golpe más que cualquier otro y tiene sentido, en definitiva, son los golpes que más vamos a dar en el recorrido. Y, además, los más decisivos.

#2 Practica el juego corto de forma real.

A la hora de entrenar el approach y putt debemos hacerlo con un toque de realidad evitando a toda costa caer en mecanismos. Cuando vayas a practicar el juego corto utiliza pocas bolas y finaliza todos los hoyos.

Después del golpe de aproximación, puttea siempre hacia el hoyo, al igual que harías en el campo. Además de ser una gran práctica con simulación de campo inlcuída, nos puede servir como un gran indicativo de nivel para nuestro juego corto.

#3 Fuérzate, incomódate y corrige sin saber

En un campo de prácticas existen grandes patrones, el más generalizado es que casi siempre encontrarás los golfistas que hacen hook en la parte izquierda del campo de prácticas apuntando a objetivos situados a la derecha, mientras que los que hacen slice se sitúan en la parte derecha para apuntar a objetivos colocados en la parte izquierda.

Es una especie de defensa natural para tener espacio y sensación de espacio para pegar sus golpes. Si quieres liberarte de tu slice o tu hook haz todo lo contrario. Sitúate en la parte del campo de prácticas que te incomoda, por ejemplo en la parte derecha para apuntar a objetivos que estén a la derecha (o al revés) y, poco a poco, irás encontrando el punto medio en tu swing.

#4 Practica tu poder de concentración

La concentración es una habilidad que se puede y se debe practicar. Nunca debemos colocarnos y golpear bolas porque sí. Una vez más debemos intentar darle a la práctica el máximo de realismo posible.

Cuando vayas a pegar golpes en el campo de prácticas intenta eliminar todo lo que tienes a tu alrededor. Desarrolla la habilidad para pensar solo en cómo y dónde quieres jugar el siguiente golpe. Si algo te distrae en el proceso de golpeo, como harías en el campo, vuelve a empezar tu rutina.

#5 Varía los palos de práctica

Tengo que reconocer que es un mal hábito que me ha costado mucho quitarme. Cuando vamos a practicar tendemos a utilizar siempre los mismos palos y dejar de lado otros. Evita tener una rutina de elección de palo… ¡varíalos!

En mi caso, el campo de prácticas siempre se componía de golpes con; 56º, 52º, hierro 9, hierro 6, hierro 4, madera y drive. Consecuentemente, los demás ni los tocaba a la hora de entrenar. ¡No te acomodes con unos palos concretos! Varíalos en cada práctica y siéntete cómodo con cualquier palo de la bolsa.

Últimas reflexiones:

Como comentaba en el post de ayer, en el caso del golf esforzarse mucho (incluso demasiado) no es sinónimo de mejoría como en otros deportes. Tampoco lo vamos a solucionar todo corto plazo como la mayoría de golfistas amateurs piensa.

El golf sería un deporte mucho más fácil si tuviéramos que dar siempre el mismo golpe. Simplemente deberíamos colocarnos a la bola, realizar el mismo swing con la misma fuerza, línea, ritmo…  y la bola respondería siempre de la misma forma

Klever Tee Time / Redacción

Por supuesto, este hecho, haría del golf un deporte más fácil, pero, sobre todo, bastante más aburrido. De hecho, creo que lo que más atractivo hace al golf es que todos los golpes son absolutamente diferentes. Es muy complicado pegar dos golpes iguales en una vuelta de golf, en todo momento debemos adaptarnos para golpear la bola como queremos.

Muchos golfistas aficionados no rinden cuentas a la posición de bola. Simplemente se sitúan en frente, colocan la bola en la mitad exacta de su stance (o sea entre sus piernas) y golpean.

Otros van modificando la posición de bola a su antojo, como haciendo experimentos, como buscando una posición que les ayude a golpear mejor. Estas dos prácticas tienen algo en común, golpes inconsistentes.

¿Por qué es importante la posición de bola?

La posición de bola es el punto del stance donde situamos la bola, siempre entre los pies, pero en diferentes localizaciones. La posición varía debido a las necesidades de cada swing o de cada palo.

Todo tiene que ver básicamente con la posición de impacto de cada palo. La posición de bola nos permite hacer contacto con la bola en el ángulo correcto tanto de swing como de cara del palo.

Además, si no tienes unas posiciones de bola correctas o por lo menos “regulares” y siempre juegas según sientas, no podrás tener nunca consistencia con tus golpes. No podrás generar memoria muscular para recrear algunos tipos de golpe. La posición de bola afecta y mucho a la distancia del golpe, la dirección y la altura.

Por norma general las posiciones de bola no tienen nombres específicos ni medidas exactas, eso es lo que las hace más difíciles. Para un golfista, una bola adelantada puede estar a 2 centímetros de la posición, mientras que para otro, una bola adelantada igual lo es a partir de un palmo. No hay respuestas universales correctas.

Existen algunas sugerencias, pero, si a ti personalmente no te van bien, necesitarás encontrar las posiciones de bola que funcionen con tu golf.

¿Cómo encontrar la posición de bola correcta?

La tendencia más conocida, espero que, por la inmensa mayoría, es que cuanto más palo tengamos más adelantada colocaremos la bola. ¿Cómo crear un patrón consistente? Una forma fácil de hacerlo es dividir nuestro stance en 4 cuartos.

Ahora a la práctica:

  • Colócate en posición de stance y mira a tus pies. Imagina una línea divisoria partiéndolo por la mitad, justo en la mitad de tu stance.
  • Ahora imagina dos líneas más: paralelas a la otra, que vayan justo al interior de tus pies.
  • Ya tenemos dos secciones: adelantada y atrasada
  • Divide las dos secciones por la mitad para tener 4 secciones y 5 posiciones de bola
  • Adelantada / medio-adelantada / centrada / medio-atrasada / atrasada.

¡llámalas como quieras!

Sé que parece muy simple, es que realmente lo es. La mayoría de golfistas aficionados nunca piensa en la posición de bola o no lo considera de esta manera. Verdaderamente no es algo complicado.

Una vez tengas claras tus posiciones de bola es cuestión de establecer cada posición de golpeo para los diferentes palos de la bolsa. Recuerda; Las posiciones atrasadas no acostumbran a ser posiciones de golpeo para swings entero, generalmente se reservan para punchs, chips y algunos pitchs.

Si nunca has tenido claro en qué posición colocar la bola dentro del stance, aquí tienes una guía rápida.

Mover la bola adelante y atrás del stance te permitirá añadir una variedad de golpes a tu repertorio, como ya sabrás, el golf es un deporte de creatividad donde la habilidad de imaginar y ejecutar un golpe es determinante. Variando las posiciones de bola estás más cerca de conseguirlo.

Un buen juego corto depende básicamente de tres factores; toque, sensación y técnica. Además de una buena imaginación para plantear el golpe adecuado en cada momento. 

Klever Tee Time / Redacción

Un principal problema que experimentan los golfistas aficionados alrededor de green es que se complican demasiado la vida, el golf ya es bastante complicado. En esta edición de consejos intentaremos simplificar al máximo el juego alrededor de green.

#1 Manos bloqueadas = chip consistente.

Casi todos los malos golpes de chip tienen su origen en una excesiva acción de manos y muñecas durante el golpeo. En un golpe de chip no debemos quebrar las muñecas, podemos controlar el golpe con los brazos y los hombros, pero las manos y muñecas deben actuar como un solo bloque, ajenas al golpe.

#2 Haz un chip simple

Este principio lo siguen todos los golfistas del Tour; No jugar nunca un golpe complicado cuando uno simple hace el mismo trabajo. Algo así como la mentalidad killer de un buen delantero de fútbol, si simplemente tiene que empujar el balón a gol… ¿para qué complicarse con jugadas?

Los buenos golfistas facilitan sus golpes alrededor de green con chips directos en lugar de arriesgados, pero bonitos, golpes por alto (cuando sea posible).

#3 Lanza con la mano y gana sensaciones

Una buena forma de ganar sensaciones e imaginación para el juego alrededor de green es lanzar bolas con la mano (en el green de prácticas) para observar como se comportan una vez botan en el suelo.  Al igual que cuando las golpeamos con el palo, diferentes trayectorias y velocidades, propiciarán diferentes rodadas de bola. Este recurso es muy bueno también para plantear el golpe en el recorrido.

#4 Madera 3 desde un lie duro y pelado.

Cuando cerca de green encuentres la bola en un lie duro y pelado, el objetivo principal será golpear primero la bola que el suelo, para evitar que el palo rebote o que se pueda hundir. La mejor opción en estos casos, para conseguir un contacto limpio, es usar la madera 3 con swing de putt.

Practica este golpe antes de emplearlo en el recorrido, la bola saldrá bastante viva, así que deberás habituarte al control de distancia.

#5 Mantén la bola baja y controlada

Siempre que sea posible la mejor opción es mantener la bola lo más baja posible. Jugar por alto puede ser muy bonito, incluso divertido, pero es mucho más difícil de ejecutar correctamente. Ya sabes, un swing más largo implica más riesgo.

Por otro lado, un swing corto y compacto, con la cara del palo recta es, prácticamente siempre, la mejor opción cuando no hay obstáculos en el camino.

#6 Déjate un putt en subida

Los golpes alrededor de green deben estar completamente planteados, nunca podemos tirar al tuntún. Evidentemente el objetivo principal será dejar la bola lo más cerca del hoyo que sea posible, para facilitar el putt.

Debemos tener en cuenta las caídas y pendientes del green, especialmente cerca del hoyo, para intentar dejar siempre un putt en subida. De este modo podremos tirarlo con más seguridad, facilitando el approach y putt, lo que no quieres nunca es dejarte un peligroso y tenso putt en bajada.

#7 Acorta backsing y alarga followtrough

Una de las principales causas de un juego corto inconsistente es la desaceleración del golpe, frenando la cabeza del palo a través del impacto. Este hecho hace que perdamos el control sobre el golpe y la distancia.

Es preferible realizar una subida ligeramente más corta y alargar el followtrough, de este modo nos aseguraremos de que la cara del palo pasa acelerando, lo que nos permitirá controlar mejor la bola.

Últimas reflexiones:

En definitiva, debemos tener claro un concepto. Alrdedor de green lo que nos interesa siempre es maximizar el control sobre la bola, así que la mejor opción es elegir el golpe que nos permita jugar la bola más baja y con menos swing. Minimizando al máximo las opciones de error.

Por: Marc Puig

Antes de practicar cualquier deporte hay que calentar, algo especialmente importante en golf, ya sea con una  activación muscular o estableciendo una buena rutina previa al partido.

Klever Tee Time / Redacción

Muy poca gente tiene consciencia de la importancia de calentar mentalmente y preparase para rendir al máximo nivel.

No es nada complicado y te llevará simplemente 10 minutos.

Pero marcará una gran diferencia en tu juego. Seguro

Calentar mentalmente significa prepárate para la vuelta. Aumenta tu confianza y te prepara para una buena actuación en el campo de golf.  Realiza este calentamiento mental antes de salir de casa o justo antes de empezar a calentar el cuerpo. Pero debe ser lo primero que hagas.

CALENTAMIENTO MENTAL PARA GOLF (10 min)

Realiza los siguientes ejercicios en un ambiente tranquilo, sin ruidos ni distracciones.

Siéntate con la espalda recta y tus manos en el regazo.
Empieza con algunas respiraciones profundas para calmar el cuerpo u la mente. Seguramente sentirás algo de nervios antes de una vuelta (torneo), es algo totalmente normal, simplemente deberás asegurarte que tu mente está en calma y tu cuerpo relajado.

Inhala a través de la nariz hasta “llenar la barriga” nota como tu ombligo se desplaza hacia delante. En ese punto, exhala lentamente por la boca. Mientras respiras, presta atención a tus sensaciones. ¿Cómo está tu mente? ¿Cómo se siente tu cuerpo? Si divagas , concéntrate en tu respiración.

Después de un minuto de respiración consciente vuelve a tu respiración normal. Ahora, escanea tu cuerpo para detectar cualquier tipo de tensión. Empieza por la cara, baja por el cuello y los hombros, sigue por los brazos, muñecas, manos…

Checkea todo tu cuerpo. Si detectas alguna tensión, utiliza tu respiración para relajar esa parte concreta de tu cuerpo. Esta meditación consciente es una muy buena manera de callar la mente y relajar el cuerpo.

PASO 2: AGRADECIMIENTO – 1 min

Evidentemente a todo el mundo le importa su juego. Aunque no persigas un gran resultado, a todo el mundo le gusta jugar bien. Así que mantén esta perspectiva… ¡Te mantendrá libre!

En este segundo paso dedicaremos un minuto a pensar sobre lo que más nos gusta de jugar a golf o recreando lo que experimentaremos más tarde. El aire libre, la compañía, el campo, el hoyo, la hierba… lo que sea.

Esta perspectiva te facilitará mucho lidiar con los altibajos de la vuelta, seguro que los habrá, pero estarás en un buen estado mental para superarlos y jugar bien.

PASO 3: DEFINE EL PROCESO – 1 min

No podemos controlarlo todo, de hecho, la mayoría de los elementos externos escapan de nuestro control. Pero sí podemos controlar el proceso.

Así que el proceso será concentrarse bien y en cada golpe que realicemos en el campo, da igual el resultado, asegúrate de que tus procesos serán excelentes; tanto en tu enfoque mental como en tus procesos de juego.

PASO 4: VISUALIZA EL ÉXITO – 3 min

La visualización es un elemento fundamental para tu golf.

Empieza a ganar confianza gracias a los éxitos que ya has conseguido, revive algunos de tus mejores golpes. No solo revivirlos en tu mente.

Céntrate en lo importante; como los gestionaste, como te sentías, como tomaste las decisiones que te llevaron a pegar ese golpazo.

Ahora es el momento de dar el siguiente paso y centrar la visualización en la ronda venidera.

¿Qué aspecto tiene el campo?

¿Cómo está el clima?
¿Cómo vas vestido?

Visualízalo todo. Tus rutinas, tus golpes, putts, etc. También debes tener en cuenta las situaciones problemáticas, por si aparecen. ¿En qué problemas puedes meterte? Visualiza como superas esas situaciones en caso de que finalmente ocurran.

En este punto debes imaginar el jugador que quieres ser. Sin perder la perspectiva de que no tienes control sobre lo que pasará, pero sí puedes decidir qué tipo de golfista vas a ser a lo largo de 18 hoyos. Como será tu actitud, lenguaje corporal, charla interna…

PASO 5: PREPÁRATE PARA QUE SEA COMPLICADO – 1 min

La principal razón que nos hace amar este juego es el reto mental y físico que plantea en cada vuelta, en cada golpe. Si el golf fuera fácil, ni nos gustaría, ni sería golf.

En toda vuelta van a haber altibajos, fallos, errores y malas rachas… el reto es sobreponerse a ello.

Los mejores golfistas lo hacen sin perder ni un ápice de confianza; ¿cuál es tu plan para lidiar con estas cosas?

  • Pensamientos negativos
  • 3 putts
  • Malos golpes…

Prepárate para tener una concentración plena en cada golpe, para recuperarte de cada fallo y para manejar tus emociones manteniéndote motivado en todo momento. No es nada fácil.

PASO 6: UTILIZA AFIRMACIONES POSITIVAS – 1 min

Las palabras son muy poderosas. Tienen una enorme influencia y grandes efectos en nuestras emociones, por este motivo, las afirmaciones correctas pueden darte un gran impulso.

Crea tus propias afirmaciones positivas, basadas en tus fortalezas, tus mejores habilidades y todo lo que eres capaz de hacer en la vuelta de hoy:

Por ejemplo:

“Soy un gran competidor”

“Tengo fortaleza mental”

“Pase lo que pase me comportaré como un ganador”

Con esto finalizan los diez minutos de calentamiento mental para jugar a golf. Si te tomas el tiempo para realizarlo antes de cada vuelta, estoy seguro de que te sentirás más exitoso en el campo de golf. Lo que se traducirá en un mejor juego.

Por: Marc Puig

La K inversa en golf es una técnica simple pero muy efectiva que te puede ayudar a conseguir un impacto con la bola más consistente. Ofrece al golfista un poco de distancia extra con el driver y un impacto sólido.

Klever Tee Time / Redacción

Rory McIlroy es uno de los mejores golfistas desde el tee de salida, sus golpes de drive son precisos y largos. Aunque es un jugador de estatura media (no es de los más altos ni de lejos) es capaz de pegar autenticos bombazos desde el tee. Promediando más de 315 yardas desde el tee.

La primera razón por la que lo consigue es, evidentemente, que tiene una potencia de swing tremenda, moviendo el palo a una gran velocidad. También es capaz de aprovechar toda la fuerza del suelo a la hora de golpear y, por supuesto, usa la K inversa.

¿Qué es la K inversa en golf?

Desde la perspectiva de un golfista diestro, cuando coges el palo y te colocas en posición de stance, tu mano derecha está más baja que la izquierda, consecuentemente tu hombro derecho también baja.  Si mantenemos las caderas en la misma posición, nuestras caderas y nuestros hombros estarán en planos diferentes.

Esta posición (en planos diferentes) dificulta mucho el poder realizar una subida del palo potente y, mucho menos, pegarle a la bola con solidez. La solución es ajustar las caderas. Elevando levemente las caderas hacia el objetivo, de este modo te aseguras de que tus caderas y hombros estén en el mismo plano.

K INVERTIDA EN GOLF: TODO LO QUE DEBES SABER

Para ponerte a correctamente en esta posición deberás pensar en formar una k reversa con tu cuerpo cuando le coloques a la bola. Esto significa que tu lado izquierdo (asumiendo que eres un golfista diestro) Está completamente recto mientras que tu lado derecho está un poco inclinado hacia arriba.

desde esta posición, Estás preparado para para desplazar tu peso hacia tu lado derecho en la subida del palo y después volverlo hacia tu lado izquierdo después del impacto. Esto mantendrá el punto más bajo del swing justo por debajo de la bola permitiéndote una correcta transición de peso.

LA POSICIÓN PARA LA K INVERSA

  1. Asegúrate de que tus rodillas están dobladas y tú estás en una posición atlética
  2. empuja tus caderas levemente hacia la izquierda Como siempre jugarás hacia el objetivo

Casi todo lo que haces incluso antes de mover el palo tiene un gran impacto en el resultado final del golpe. si estás apuntado apuntando demasiado a la derecha o demasiado a la izquierda, si tienes el palo ha cogido de forma incorrecta o tienes una mala postura, va a ser muy complicado a golpear a la bola de forma consistente.

Esta colocación te ayudará a aprovechar toda la fuerza de tus piernas y asegurarte de que puedes empujar el suelo para aprovechar también toda la fuerza del suelo en tus golpeos. En cuanto al tronco superior, debes asegurarte de que Tu posición sea completamente erguida sin encorvarte hacia adelante

K INVERSA CON EL DRIVER Y LAS MADERAS

Personalmente te diría que la K inversa es de lo más importante con tu driver. si te posicionas correctamente podrás desplazar tu peso al lado derecho manteniendo tu cabeza encima de la bola. Pero esto solo funciona si tienes la bola correctamente colocada al talón izquierdo

Cómo avanzaba utilizar esta posición te ayudará a golpear en trayectoria ascendente y a usar tus piernas para generar potencia. dicho de otro modo, le vas a ver mejor al Drive. Simplemente con este concepto:

  1. Aumentas la trayectoria de bola.
  2. Aumentas la distancia total de vuelo.
  3. Reduces el backspin.

Con las maderas usaremos el mismo concepto y la misma posición, simplemente debemos ajustar la posición de la bola, asegúrate de tenerla en adelantada, pero un poco más centrada que con el Drive.

K INVERSA CON LOS HIERROS

Una posición correcta varía con los hierros ya que quieres conseguir un impacto descendente. Para pegar buenos golpes con los hierros debes impactar primero con la bola y después levantar la chuleta, gracias a los del palo la bola se levantará en el aire.

Para hierros largos deberás mantener la bola adelantada en tus stance, mientras que con los hierros más cortos deberás tenerla completamente centrada. siempre asegurándote de que tus caderas están ligeramente “levantadas” hacia el objetivo.

K INVERSA CON LOS WEDGES

Welles son palos completamente diferentes a los hierros y las maderas. en este caso colocaremos la bola un pelín retrasada, esto colocará tu cabeza adelantada respecto a la posición de la bola.

Teniendo la cabeza un poco adelantada respecto a la bola te ayudará a conseguir un impacto limpio. Te permitirá generar golpes con menos spin y más controlados, con una trayectoria de bola más baja.

¿AYUDA LA K INVERSA AL IMPACTO?

Por supuesto, tener la posición correcta puede suponer un cambio drástico a la hora de golpear consistentemente a la bola. El objetivo es trabajar tanto en la K inversa que acabe convirtiéndose en algo natural en el campo de golf.

La K inversa hace mucho más fácil entender qué estás haciendo mal con tu swing de golf. Por ejemplo, si estás jugando muy bien con los hierros, pero pegándole espantosamente mal al Drive, lo primero que debes hacer es evaluar tu postura.

ULTIMAS REFLEXIONES SOBRE LA K INVERSA

Colocarse en posición de K inversa es algo muy fácil de incorporar a tu golf. Si te colocas en esta postura lo único que debes hacer es girar y des girar tus hombros.

Recuerda simplemente debes levantar ligeramente la cadera en tu coloración a la bola, para asegurarte de que tus caderas y tus hombros están en el mismo plano. si lo haces bien esto te ayudará a enviar la bola más lejos y pegarle con mayor consistencia.

La composición de la bolsa de golf es algo muy personal, cada aficionado al golf se siente más cómodo con unos palos determinados. Existen muchísimas configuraciones de bolsa posibles y todas son correctas.

Klever Tee Time / Redacción

Hay quienes juegan con 3 wedges mientras otros usan solo, pero el gran debate se ha centrado siempre en los híbridos, concebidos como palos entre la madera y el hierro, algunas veces, tienen dificultades para encontrar espacio en la bolsa.

La gran problemática se plantea en el momento de “sacrificar” hierros largos a favor de los híbridos. ¿Vale la pena?

¿Cuándo y cómo jugar cada uno?

¿Qué es un hierro largo?

Se consideran hierros “largos” los palos a partir del hierro 5. Estableciendo los hierros 2, hierro 3, hierro 4 y hierro 5, como los largos.

Son los palos que más estragos causan a jugadores aficionados debido a su alta exigencia, pese a ser “hierros” exigen un plus de consistencia en el impacto para lograr levantar la bola en el aire y conseguir la distancia pretendida.

¿Qué es un híbrido?

Los híbridos, como su nombre indica, son palos “mixtos” concebidos a partir de la fusión de dos elementos. Los hierros largos y las maderas.

Gracias a su centro de gravedad retrasado y la dimensión de la cabeza del palo, en comparación con los hierros largos, son la opción más segura para conseguir distancia y altura. Aunque no consigamos un impacto sólido.

La velocidad de swing es el aspecto determinante

Hierros Largos – requieren más velocidad de swing.

Para conseguir un buen golpe con estos palos, se requiere más velocidad de swing.

¿Cuáles son los trucos para golpear bien?

Los hierros largos no requieren una habilidad especial para golpear la bola, de hecho, no hay demasiada diferencia entre un hierro 7 y un hierro 5. Pero tener en cuenta algunas consideraciones a la hora de jugarlos puede facilitar tus golpes.

  1. Posición de la bola

El error más común es colocarse en “stance” con la bola demasiado al pie izquierdo (para personas diestras), pensando que se trata de palos previos a las maderas.

Como ya hemos dicho, no tienen demasiadas diferencias con el resto de los hierros. Por lo tanto, la posición de la bola será centrada más o menos alineada a nuestra ingle izquierda.

  1. Contacto limpio

Un contacto sólido es la base para cualquier buen golpe de golf, con los hierros largos seguiremos buscando un impacto descendente – bola suelo – pero con la mínima verticalidad posible.

La sensación ideal, así como el impacto, sería aquel movimiento que al golpear contra el suelo no levante chuleta (o una chuleta mínima).

  1. Posición del cuerpo (en el impacto)

Seguimos desgranando la importancia del impacto, pero en este caso nos centraremos en la posición del cuerpo. Es vital mantenerse “encima de la bola” sin desplazamientos laterales del cuerpo.

En el momento del impacto, debemos apuntar con nuestro esternón sobre la bola, así aseguraremos un contacto limpio con la bola. No impactaremos antes ni toparemos.

Híbridos – requieren menos velocidad de swing.

Para conseguir un buen golpe, estos palos, no demandan mucha velocidad de swing.

Estos palos son bastante permisivos

Los híbridos hacen buena la expresión “que el palo trabaje por ti” además de ofrecer a los golfistas una abrumante facilidad de uso (si comparamos con los hierros), los híbridos pueden ayudarnos a escapar de muchas situaciones.

¿Cómo jugarlos?

Evidentemente, por muy permisivos que sean, no funcionan solos.

EL volumen de su cabeza, más un centro de gravedad retrasado, los híbridos permiten levantar la bola en el aire fácilmente, propiciando un extra de distancia.

  1. Posición de la bola.

Nuestra posición de bola seguirá siendo centrada, pero al ser palos que tienden hacia las maderas, colocaremos la bola mínimamente más hacia la izquierda.

  1. Contacto más plano

Siguiendo el caso del primer punto, moveremos el palo con una sensación “más de maderas” con un swing más plano para conseguir un impacto horizontal. Hasta podríamos permitirnos un impacto ascendente sin demasiadas consecuencias negativas.

Requiere técnica, toque y la habilidad para elegir el golpe correcto en cada momento.

Klever Tee Time / Redacción

Para muchos golfistas aficionados el juego corto es una de las partes más difíciles del golf. Aunque, a priori, parezca que el juego corto debe ser relativamente más sencillo, todo lo contrario. Es una parte que requiere técnica, toque y la habilidad para elegir el golpe correcto en cada momento.

  • Pitch: Golpe a bandera (40-60m)
  • Chip: Golpe de aproximación
  • Bunker: Golpe en bunker de green
  • Flop: Globos

El juego corto es una parte fundamental del golf; también denominado “la zona de resultados” ya que es en el juego corto donde se determina la puntuación de la vuelta. Recuerda que el juego corto es donde reside una de las principales diferencias entre un jugador profesional y un golfista aficionado.

EJERCICIOS PARA DOMINAR EL JUEGO CORTO:

  • La varilla extendida 

Uno de los principales errores de los golfistas aficionados a la hora de pegar golpes de aproximación es que usan demasiado sus muñecas. Intentan elevar la bola en el aire utilizando la acción de sus manos, pensando que así acucharan la bola hacia arriba.

No funciona así. Hay que pegarle hacia abajo.

Hay que mantener las muñecas rectas y golpear en trayectoria descendente.

Para hacerlo correctamente, imagina que la varilla del palo es mucho más larga de lo normal, que se extiende hasta tu codo izquierdo. Realiza algunos swing con esa sensación para evitar usar las muñecas.

*Si tienes varillas de alineación o cualquier otra varilla, puedes sujetarla con el grip del palo para que actúe cómo varilla extra larga, a la vez que sujetas el palo. Si doblas las muñecas, te golpeará

** Otro recurso es clavar un tee (lo justo para que se aguante) en el agujero del grip del palo.

  • El contacto crujiente 

Lo más importante de un golpe de aproximación es un contacto sólido; golpear primero la bola y, posteriormente, el suelo. Eso es lo que permitirá a tu bola elevarse en el aire.

Para trabajar en un contacto sólido usaremos tees.

Clava un tee en ángulo de 45 grados, húndelo en su totalidad que no asome, apuntando hacia el objetivo, justo delante de la bola. El pensamiento de swing debe ser el de emular un clavo y un martillo, el objetivo es clavar el tee hacia el suelo (aún más de lo que está).

  • Usa el tee como punto de focalización para tus golpeos.

La clave de este ejercicio es oír el “clack” del impacto del palo con el tee, justo después de golpear la bola.

  • Golpe a una mano 

El golpe de aproximación es, quizá, el más asequible del juego corto. Aunque pueden ser complicados, generalmente podemos conseguir un buen golpe de aproximación “de muchas maneras”.

Aún así, los golfistas aficionados cometen un error generalizado en el golpe de aproximación. Desaceleran el golpe. Lo que acarrea varias consecuencias en el golpeo, ninguna positiva.

Para practicar el golpe de forma correcta, acelerando a través del impacto, prueba a jugar algunos chips solo con una mano. Esto te ayudará en varios sentidos. En primer lugar, no tendrás la fuerza suficiente para desacelerar el palo una vez en movimiento.

En lugar de desacelerar, te verás empujado al otro extremo. Te verás forzado a dejar a la gravedad actuar, hecho que, de forma natural, acelerará el palo en el impacto. Simplemente mantente relajado (no te tenses) ni aprietes demasiado el grip. Siente el golpe.

La clave de este ejercicio es que, a través de la práctica, te ayudará a conseguir un tempo sólido y un movimiento consistente.

  • Bunker de green: Apunta la V 

Una de las grandes dificultades que experimentan los golfistas aficionados en el bunker de green es apuntar correctamente al objetivo. En un golpe “normal” nuestro cuerpo acostumbra a estar alineado completamente, pies, caderas, hombros, en paralelo con la línea de swing.

Pero en el bunker de green no es así, las diferentes partes de nuestro cuerpo están alineadas hacia un punto diferente. Pies muy abiertos, apuntando hacia la izquierda. La cara del palo muy abierta, apuntando en dirección contraria.

Estas dos líneas forman una V imaginaria.

Colócate en posición de stance, para una sacada de bunker. Una vez colocado, dibuja una línea que siga la dirección de tus pies y, otra, que siga la línea de swing. Golpea algunas bolas y dibuja la línea en la que salen tus golpes.

De este modo, cuando te apartes de la bola. Tendrás una clara perspectiva de la línea de tu cuerpo, la línea de tu palo y la dirección real de tus golpes. Esta visual de las tres líneas te ayudará a entender mejor tu sacada de bunker y, especialmente, a apuntar mejor en tus golpes en el campo.

  • ¡Canasta! 

El globo es uno de esos golpes que todo golfista prueba de vez en cuando por pura diversión. Requiere un swing prácticamente completo con un palo de mucho loft. Por lo que cualquier error, por mínimo que sea, tendrá consecuencias catastróficas.

Entrena este ejercicio para clavar el globo cada vez que se presente la ocasión.

La principal dificultad que el globo presenta a los golfistas aficionados es el control de distancia. Para practicar tus globos necesitaras 3 cubos de bolas de prácticas. (Vacíos)

Colócalos en varios puntos del green de prácticas. Sitúate en un punto cercano a green y, empleando varias bolas, tu objetivo será tirar a canasta, como si de baloncesto se tratara. Esto te ayudará a visualizar la trayectoria y vuelo de tus golpes, además de ser muy efectivo para un correcto control de distancias.

En conclusión: 

Con estos ejercicios podrás practicar todas las áreas del juego corto. No hace falta volverse loco a entrenar ni realizar largas sesiones. Simplemente tenerlos en cuenta y dedicarles unos minutos en cada sesión de entrenamiento. ¡Tu juego corto lo agradecerá!

Lo mejor de estos ejercicios es que no solo te ayudarán a mejorar técnicamente, a medida que los practiques irás aumentando la confianza en tu juego corto. Otra parte fundamental para tener éxito en esta faceta del juego.

Mejorar las sensaciones con el impacto aumentará la capacidad para pegar mejores golpes y servirá para tomar mucha más consciencia sobre el movimiento de swing.

Klever Tee Time / Redacción

El swing de golf puede llegar a ser algo muy complejo. Si lo analizamos desde la perspectiva de la física, generar el movimiento perfecto para conseguir un buen golpe de golf se antoja imposible. Todos los swings tienen algo de “compensación humana” (aunque inconsciente) para acabar colocando el palo en la posición correcta en el momento del impacto.

Eso es lo que realmente lo único que cuenta; cómo se encuentra el palo en el momento del impacto.

Marc puig

Bueno, quizá simplemente esa posición sería demasiado estática. La parte más importante del swing se resume en un metro. Mejor dicho, en cómo el palo pasa a través de ese metro, tal como decíamos en el post de ayer, los dos palmos antes de la bola y dos palmos después. Todo lo que hagas fuera de este metro “da igual”.

Hoy te propongo un ejercicio para trabajar las sensaciones de un buen impacto.

Cuando analizamos el impacto de bola, el principal fallo, por lo menos el más repetido, en golfistas aficionados es que pegan golpes pesados, impactando antes el suelo que la bola, uno de los peores errores en golf.

Este tipo de golpes son muy evidentes cuando salen mal, pero pueden pasar desapercibidos cuando el impacto es ligeramente antes. Esto supone un problema para muchos golfistas aficionados, pues no se dan cuenta cuando pegan un poco antes. Si estás leyendo esto, tienes prácticamente un 50% de opciones de ser uno de ellos. He visto a muchos aficionados “bastante decentes” que son incapaces de distinguir entre un impacto sólido y uno un poco pesado cuando golpean a la bola.

El siguiente ejercicio te proporcionará mucha información sobre la calidad de tu impacto, la retroalimentación necesaria para mejorar tu impacto de bola con cualquier palo.

#El ejercicio de la tarjeta

Es un ejercicio muy simple, con dos niveles de dificultad. El primero de iniciación, el segundo de perfeccionamiento. Usaremos una tarjeta de visita, aunque puedes usar cualquier cosa; una toalla, un guante, tees… lo que tengas a mano. Yo, personalmente prefiero una tarjeta de visita.

Colocaremos la tarjeta detrás de la bola (en la parte opuesta del objetivo), ya tenemos claro que, para conseguir un impacto sólido debemos contactar primero la bola, posteriormente el suelo (levantando la chuleta), moviendo el palo en un ángulo descendente.

Ejercicio simple para mejorar el impacto.

Para generar esa sensación deberemos impactar la bola sin tocar la tarjeta de visita; podemos ajustar la dificultad en base a nuestro nivel de juego. Recomiendo iniciarse dejando unos 3 o 4 dedos, a partir de ahí podemos ir estrechando la distancia. A un jugador profesional le bastaría con unos milímetros.

Este ejercicio nos permite tener una referencia visual, además de una prueba empírica de nuestros impactos. El objetivo no es solo mejorar la calidad de impacto, es ajustar nuestras sensaciones a la realidad; Si crees que has tenido un buen impacto con la bola, pero la tarjeta de visita ha salido volando por los aires… necesitas reajustar tus sensaciones de un buen impacto.

Ejercicio simple para mejorar el impacto.

#Variante 2 del ejercicio (más difícil)

Existe una variante del ejercicio, enfocada a la tecnificación, para generar sensaciones hacia un impacto perfecto. Como hemos comentado más de una vez, las chuletas dicen mucho de ti como golfista, la chuleta debe levantarse delante de la bola (entre la bola y el objetivo) para practicar ese impacto utilizaremos la variante 2.

Ejercicio simple para mejorar el impacto.

Colocaremos la tarjeta de visita delante de la bola, en contacto con la bola y en línea al objetivo. El ejercicio consistirá en lo contrario que antes, para generar un buen impacto, debemos golpear la bola y hacer volar la tarjeta por los aires, demostrando que hemos generado un impacto bola-suelo descendente.

Últimas reflexiones:

El impacto es determinante para la calidad del golpe. Mejorar nuestras sensaciones con el impacto no solo mejorará nuestra capacidad para pegar mejores golpes en el recorrido. También nos servirá para tomar mucha más consciencia sobre nuestro movimiento de swing y mejorando nuestras sensaciones. Algo que podemos aprovechar para diagnosticar posibles desajustes en el swing, en esos días que no acabas de encontrar tu juego.