Tag

Golf Academy

Browsing

Conoce a los ganadores de las 3 categorías quienes compitieron bajo un formato Gross & Net.

TeeTime Klever / Redacción

Aloft® un hotel de la marca Marriott operado por Grupo Presidente, llevó a cabo este 17 de septiembre, su primer torneo de golf con sede en el Club Campestre de Querétaro (CCQ) como parte de la celebración de su segundo aniversario.

Fueron 120 jugadores quienes compitieron bajo un  formato Gross & Net resultando como ganadores en sus tres categorías:

1ra. CATEGORÍA

  • 2do Neto – Carlos Ollivier 
  • 1ro Neto – Isaac Soto 
  • 1ro Gross – Marcelino Irastroza.

2da. CATEGORÍA 

  • 2do Neto – Gerardo Morelos Z Valle
  • 1ro Neto – Guillermo Loredo 
  • 1ro Gross – James Pelano 

3ra. CATEGORÍA

  • 2do Neto – Jaime Campos 
  • 1ero Neto – Rafael Cortina 
  • 1ero Gross – James Pelano 

Entre los premios figuraron botellas de champagne, viajes todo pagado (estancia +vuelo) y bolsas de golf, entre otros.

Así concluyó la celebración del Hotel Aloft por su segundo aniversario en la ciudad de Querétaro; con un torneo presentado por el restaurante de especialidades españolas ¡Ay Lola!, inundado de compañerismo, sana competencia y mucho corazón, tal y como lo representa la marca Marriott y Grupo Presidente, prometiendo regresar el próximo año con una segunda edición.

El golf es un deporte que engancha tanto como desespera. Basta con un simple golpe bien dado para enamorarse por completo de este deporte

Tee Time Klever / Redacción

El problema, para la mayoría de golfistas es cuando van mejorando su nivel de juego y en lugar de facilitarse las cosas, inconscientemente se la complican cada vez más

La mala evolución de los golfistas aficionados:

Cuando empezamos a jugar a golf, cuando somos golfistas novatos, el primer objetivo es tener una bolsa propia, con nuestro juego de palos. Lo más común y lógico en esta fase del juego es conformarse con cualquier palo de golf que sea reglamentario.

En un primer momento, el golfista siente que con cualquier palo le va a ir bien, total lo necesita para darle a la bola. Por lo que, en la fase inicial de nuestro juego, acabamos jugando con una bolsa de palos. 

En esta fase, es cuando los golfistas solemos ir hacia un palo concreto, todo el mundo ha tenido un romance con un palo de su primera bolsa.

El error en la evolución de golfistas.

El error más común entre aficionados, aquel que realmente trunca la evolución de su golf no se produce en su etapa de golfistas novatos. Este se produce precisamente cuando empiezan a considerarse golfistas expertos o, como mínimo, experimentados.

Cuando los golfistas aficionados quieren dar un salto de nivel y consolidarse como buenos golfistas, cambian sus palos por unos mejores que ofrezcan mejor rendimiento para su swing y para sus golpes.

Los palos de golf de alto rendimiento, proporcionan una calidad de impacto y un dominio sobre la bola muy superior cuando impactamos bien. Pero también reducen el margen de error al mínimo, cualquier golpe que no sea impactado en el punto dulce perderá muchísima distancia y saldrá muy desviado.

Lleva en la bolsa unos palos que faciliten tu golf, que faciliten un buen impacto, que sean permisivos… pues eso es lo que realmente necesitas para tu golf. No elijas unos palos por lo bonitos que se ven o porque “es lo que toca con mi handicap”. Lo único que le toca a cualquier golfista es dominar la bola y meterla en el hoyo. ¡A nadie le importa con qué palos juegas! No te hacen parecer ni ser mejor golfista, lo único que debes juzgar es tu resultado y el vuelo de tus bolas.

La mayoría de estos golfistas eligen palos “fáciles”, pero que les permitan sacar un gran rendimiento, en definitiva, para ellos cada golpe cuenta y puede suponer la diferencia entre ingresar dinero o no.

Mejorar en tu control de distancia se traducirá en mejores resultados, ya que, controlar debidamente la distancia de tus golpes con los wedges te dará más oportunidades

Tee Time Klever / Readcción

En donde más se nota la diferencia entre un buen jugador de golf y un golfista de fin de semana, está en los últimos 100 metros. En su precisión en el juego corto, concretamente en el control de distancia.

Impacto más consistente.

Esta es la clave principal para dominar la distancia, si no contactamos con el centro de la cara, con el punto dulce del palo, nunca podremos dominar la distancia ya que “diferentes contactos” producirán diferentes distancias en función de con qué parte del palo impactemos la bola.

Usar las sensaciones para mejorar el control.

Las sensaciones son determinantes en el control de distancia con los wedges. Durante la rutina previa al golpe debes conectar con tus sentidos, con tus sensaciones cuando muevas el palo.

Antes de realizar cualquier swing de prácticas, pregúntate. ¿Cómo se siente este golpe? La respuesta es algo que debes sentir, nunca pensar. Usa el swing de prácticas para ensayar esa sensación y el contacto con la bola.

Sé reactivo.

Una vez colocado a la bola, pensar demasiado es contraproducente. Destruye tu fluidez y te desconecta del objetivo. Los mejores golfistas del mundo, son reactivos a lo que ven, especialmente en el juego corto.

Construye el hábito de mantener tu focalización externa y tu intención de golpe bien visualizada e interiorizada para el golpeo.

Visualiza y confía.

Cada golpe que realices alrededor del green, necesitarás saber qué trayectoria y distancia pretendes tener. Es muy importante poder visualizar cómo se ve la toma y asegurarse de que haya un compromiso total con lo que estás a punto de hacer.

Algunos jugadores que quizás son un poco más técnicos, usan como sistema el reloj para controlar la subida del palo y por lo tanto, tener un mejor control de la distancia con wedges. Calibra tus wedges llevando las manos a diferentes tiempos en la esfera del reloj durante la subida del palo.

Se recomienda que dediques al menos el 50% de tu tiempo de práctica al juego corto y al putt. Tratando de que sea más una práctica aleatoria que una práctica de bloque golpear varias bolas desde el mismo lugar y experimenta con las ideas anteriores para hacer que la bola viaje la distancia correcta desde cualquier lugar dentro de los 100 metros. Empieza por golpear a 100, luego a 90, luego a 80 y así sucesivamente 

El motivo principal por el que los golfistas limitan su juego y no pueden alcanzar su máximo potencial es que sabotean su rendimiento por el temor a fallar. 

Tee Time Klever / Redacción

Este miedo pasa demasiado, causa lo que en golf llamamos “colapso” “rajada” o en inglés “choking” lo cual no permite que dejemos fluir el juego o alcanzar el potencial máximo.

El miedo es una parte normal de la experiencia humana y no está mal sentirlo. En pocas palabras, es la proyección de la mente de un evento futuro negativo o doloroso lo cual impacta cómo piensas y sientes en el presente.

Piensa en cualquier escenario que te haga sentir incómodo el más común para la mayoría es dar un discurso frente a un gran grupo de gente e inmediatamente se reproducirá una película en tu cabeza y cambiará la forma en que te sientes por dentro.

ACEPTA QUE ESTARÁ PRESENTE SI QUIERES MEJORAR

“El coraje no es la ausencia de miedo, sino el triunfo sobre él. El valiente no es el que no siente miedo, sino el que vence ese miedo”.

El primer paso para controlar al miedo es aceptar que va a aparecer, que va a estar presente y que vas a sentirte “incomodo” en el campo de golf. Esa incomodidad no es algo de lo que asustarse, si eres capaz de darle la vuelta y pasar al otro lado, es donde vas a encontrar el verdadero tesoro.  Crecimiento y realización. El camino fácil no te va a llevar hasta ahí, créeme.

CAMBIA TU PERSPECTIVA DEL FRACASO.

El golf es de locos. Un día es genial, al otro es una locura.

Incluidos los mejores jugadores del mundo, como Tiger Woods, hay más fracasos que éxitos jugando al golf. Tener la perspectiva de que el fracaso es aprender, y que nada está “mal”, es importante para recuperarse y no crear tejido cicatricial, sino palancas de crecimiento.

TU REACCIÓN AL FRACASO.

Algunos golfistas se toman el error / fracaso en golf como algo personal, como si les convirtiera en peores personas. Es muy importante tener claro que nuestro resultado en el campo de golf no nos determina como personas. Algunas veces nos sentiremos semi-dioses, otras los más fracasados del mundo. Son cosas del golf.

Un factor clave para reducir el miedo y la asfixia en el golf es lidiar mejor con el fracaso a medida que ocurre, que es aceptarlo, aprender de él y superarlo rápidamente. No permitas que estas experiencias tengan tanto poder sobre tus futuras actuaciones.

AMPLÍA TU ZONA DE COMFORT.

Al expandir nuestra zona de confort, lo que percibimos como “incómodo” cambia. La amígdala, que es la parte del cerebro que controla la respuesta al miedo en los humanos, en realidad puede reducir su tamaño, por lo que lo que pudo haber desencadenado el miedo en el pasado y dejar de hacerlo.

Cuando jugamos al golf muchas cosas pueden salir mal, desde una perspectiva técnica, en cada golpe o swing

Tee Time Klever / Redacción

Se requiere práctica y dedicación para mejorar y ganar consistencia con nuestro golf, es algo que no sucederá de la noche a la mañana.

Sin embargo, algo que la mayoría de los aficionados podrían mejorar sin tener pasar horas en el campo de prácticas es su enfoque estratégico. La mayoría todos los golfistas aficionados podrían salvar muchos golpes empleando una estrategia en el campo más sensata y efectiva.

Consejos estratégicos para golfistas aficionados

Elige un palo de más.

Casi todos los golfistas aficionados piensan que pueden golpear la bola más lejos de lo que lo hacen. Alguna una vez golpeaste 150 metros con un hierro nueve, pero fue un golpe perfecto que empalaste por el punto dulce, a favor del viento en terreno firme. Sin embargo, muy pocos golfistas aficionados tienen la solidez necesaria para casi todos sus golpes y, como resultado, se pierde un poco de distancia.

Si estamos a la distancia máxima para un palo en concreto, es probable que intentes forzar el golpe y acabes pegándole mal a la bola. Generalmente, es mucho mejor tomar un poco más de palo, hacer un swing suave y permitirnos un pequeño error.

No uses siempre el drive.

Muchos jugadores amateurs golpean el driver en cada par 4 y par 5 sin siquiera considerar lo que está frente a ellos. Pero a menudo, el driver no es el palo más apropiado desde el tee.

El hoyo puede hacer un dog-leg a la distancia de tu driver, la calle puede pellizcarse a esa distancia o los bunkers pueden entrar en juego. A veces, en un par 4 más corto, es mejor estar un poco más atrás para tener un tiro completo a green.

Mira cada hoyo y considera desde dónde quieres golpear tu segundo golpe; si el driver no es el palo correcto para dejar la bola en esa posición, no lo golpees.

Pégate al suelo.

Viendo la habilidad de los mejores jugadores profesionales alrededor de los greens es asombrosa. Pueden lanzar la bola hacia arriba y hacer que bote suavemente en green para controlar cuidadosamente la distancia y el spin cuando sea necesario.

Pero esta habilidad con los palos se adquiere a través del talento natural y en parte a través de un trabajo excepcionalmente arduo. Puede que no tengas ese don y es casi seguro que no hayas practicado tanto como para dominar la bola alrededor de green.

Para la mayoría de los aficionados lo más inteligente es jugar golpes rodados alrededor de greens. Hay mucho más margen de error y producirás golpes mucho más consistentes. Si estás en calle y tienes mucho green por delante, incluso plantéate jugar el putter. Contra más cerca del suelo mantengas la bola, más fácil te será controlarla.

Elige bien qué palos llevas en la bolsa.

La mayoría de los golfistas aficionados seleccionan los palos que llevan de acuerdo con lo que dicta la convención en lugar de lo que les ayudará a aprovechar sus puntos fuertes.

Si no puede y no quiere jugar con maderas, ¿por qué llevar tres en la bolsa? Si no te sientes cómodo con hierros largos, deshazte de ellos. Tienes 14 palos para jugar, así que asegúrate de estar cómodo usando los 14 de tu bolsa.

Muchos aficionados piensan que pueden sacar su bola a green desde cualquier posición, incluso la más desesperada y como es de esperar, se meten en problemas mucho más complicados.

Si su bola está alojada en la base de un arbusto, ¿por qué intentar pegarle? Toma un alivio con penalización, acepta tu castigo y sigue adelante. Si hay un hueco en los árboles frente a ti por el que tendrías dificultades para caminar, no lo intentes: haz un esfuerzo lateral y mantén la bola en juego.

Es una parte importante, donde se deben sentar las bases para construir nuestra mentalidad deportiva

Tee Time Klever / Redacción

Para la mayoría de golfistas aficionados la mayoría de técnicas quedan lejos y son incomprendidas o sienten que no necesitan trabajar su juego mental en esa profundidad.

 Empecemos a dar pasos para mejorar el juego mental, para cualquier golfista independientemente de su nivel de juego o preparación previa. Los siguientes ejercicios están al alcance de cualquiera; son prácticos, simples y efectivos.

Cinco formas simples para empezar a mejorar tu juego mental en el golf.

No uses más de una bola en el putting green. 

Lo más normal es que a la hora de entrenar el putt usemos más de una bola, para ir viendo como responden nuestros golpes e ir corrigiendo. Generalmente los golfistas hacen mal en acostumbrar a usar 3 bolas en el putting green.

Hasta que llegó Mark Wilson con su lógica aplastante.

¿Por qué usar más de una bola si en el campo solo tienes un putt?

Y es demasiado simple como para que no se le haya ocurrido a nadie antes. Las capacidades que debes entrenar con el putt son la lectura de greens y ajustar el golpeo en consecuencia.  Si vas repitiendo los putts simplemente ajustas en función de tus golpes, no del green.

Lo mismo que antes, pero con el chip. 

Este ejercicio guarda la misma lógica que el anterior, pero en otro campo, el juego alrededor de green. Alrededor de green debemos mejorar nuestro golpeo, además de acostumbrarnos a lidiar con la presión de conseguir approach y putt en cada ocasión.

El momento perfecto para implementar este tipo de prácticas son los días previos a torneos. Lo repito, cuanto más realistas sean los entrenamientos más resultados darán en el recorrido.

Elimina la música.

La música es un gran elemento motivador que hace los entrenamientos o trabajos más divertidos, más entretenidos. Pero… ¿El objetivo es que sea entretenido o que sea efectivo?

Es una práctica cada vez más extendida en el PGA Tour debido a los patrocinios de marcas de auriculares y altavoces a golfistas profesionales. Por ello, los aficionados acaban imitándolo o detectándolo como una práctica correcta.

La música no encaja con tu desempeño en golf, menos aún si lo que estamos intentando es mejorar o consolidar el juego mental. Mantén la música encendida en el coche, en el gimnasio o donde te guste disfrutarla, pero alejada del campo de golf.

Algo que le pasa a todos los golfistas es que pegan muchos mejores golpes en el campo de prácticas que en el recorrido. En el campo de prácticas no hay miedos, ni consecuencias ni tampoco variaciones, hacemos lo mismo una y otra vez.

No mejoraremos si entramos en el modo repetición, golpeando bola tras bola y solo trabajando en el swing. Debemos evitar entrar en un “modo automático” de golpear la bola, lo ideal es ir alternando golpes de forma aleatoria (como pasaría en el campo) para exigirnos la máxima concentración en cada golpeo. Mejoramos forzándonos constantemente a seguir nuestra rutina completa y hacer diferentes tiros.

Juega y experimenta con diferentes golpes.

Este deporte nos permite trabajar mucho con nuestra creatividad, no tengas miedo en probar y experimentar con diferentes golpes. Puede ser divertido y te ayudará a mejorar tu versatilidad tanto técnica como mental.

Trabajar en la parte mental del juego es fundamental para mejorar nuestro golf. Es algo que debemos hacer activamente, como con los ejercicios anteriores, pero también de forma pasiva.

El punto dulce en un golpeo es el concepto clave para conseguir un golpe controlado. Si logramos impactar la bola en esta zona la velocidad y la distancia serán superiores y la trayectoria de la bola no sufrirá desviaciones.

Tee Time Klever / Redacción

Por si no sabias en dónde está el punto dulce, y cómo se consigue y la importancia de impactar en esta parte con cabeza del palo, te invitamos a seguir la nota y encontrar el punto dulce de tu golf.

El centro de gravedad y el punto dulce

El punto dulce es el punto exacto de gravedad de un palo de golf. No se trata de un área, sino de un punto exacto el cual no de mayor tamaño que un grano de arena. 

La clave del punto dulce es que representa el centro exacto de gravedad, por tanto, el espacio en el que alcanza más potencia y rectitud en su trayectoria

El proceso se basa en una transferencia de energía, si el punto dulce impacta de lleno en la bola, toda la energía que hemos transmitido al palo con el swing, a su vez llegará a la bola, al contrario, si no llegamos a impactar correctamente, gran parte de la energía se perderá, y además corremos el peligro de provocar una desviación en el vuelo de la bola si la cara está excesivamente abierta o cerrada. 

Las distancias del punto dulce

Diferentes estudios han medido la pérdida que se produce cuando no contactamos de lleno con el punto dulce. La media de disipación de energía es de unos 20 metros por cada centímetro que nos desviemos del punto dulce (ten en cuenta que en la cara de un palo de golf, un centímetro es una distancia considerable), llegando a perder hasta 40 metros en el caso del driver en una desviación del golpe de unos 2,5 cm. 

El punto dulce y el palo de golf

Habitualmente relacionamos la búsqueda del punto dulce con el driver, y es cierto que en el palo de salida es importante encontrar el punto exacto en el que vamos a imprimir la mayor fuerza a la bola, sin embargo, el resto de palos también tienen un punto exacto de precisión.

El putt, tiene un punto exacto en el que la trayectoria de la bola sale completamente recta camino al hoyo, con el resto de los palos sucede lo mismo, si estamos en un búnker, tenemos que encontrar el punto dulce del wedge que nos permita describir una trayectoria suficientemente potente como para salir de la arena.  

Puedes medir tu progreso a largo plazo, reconocer tus mejoras en cada entrenamiento y ayuda mental motivante.

TeeTime Klever / Redacción

Cada vez existen más monitores de lanzamiento, son realmente pequeños, con distintas funcionalidades y precios. Por otro lado, los clubes de golf se están poniendo las pilas en el plano tecnológico, muchos campos de práctica ofrecen la posibilidad de utilizar monitores de lanzamiento tipo Top Tracer o parecidos.

Para muchos golfistas aficionados, lejos de encontrar una ayuda en los monitores de lanzamiento solo encuentran cifras y dudas, creando frustración o, directamente, indiferencia ante estos dispositivos.

Si estás pensando en comprarte uno para tu uso personal, no acabas de entender como puede ayudarte o quieres mejorar tu golf, en las siguientes líneas encontrarás todo lo necesario para aprovechar al máximo la información de los monitores de lanzamiento.

Cómo interpretar un monitor de lanzamiento.

Antes de empezar a mejorar y usar los datos para trabajar en nuestro golf y medir nuestro progreso, debemos saber interpretar los datos que nos proporciona el monitor de lanzamiento. Sea cual sea la marca o modelo siempre nos va a proporcionar la misma información o, como mínimo, en los mismos parámetros.

Velocidad de bola.

Uno de los primeros números que suelen aparecer es la velocidad de bola, este parámetro se refiere a la velocidad de la bola justo después del impacto. Podríamos resumirlo en la velocidad a la que sale la bola.

Contra más peguemos en el punto dulce de la cara del palo mayor velocidad de bola conseguiremos. Por el contario, los golpes con la punta o el talón restarán velocidad de bola.

La velocidad de bola suele aumentar a medida que aumentamos de palo.

Velocidad de palo.

El segundo numero que suele aparecer, muchísimos golfistas se centran en la velocidad de palo, tanto que llegan a obsesionarse. Esta variable indica la velocidad a la que el palo se mueve a través del impacto.                                                                                           

Suele asociarse mucho al driver pues a mayor velocidad de palo, mayor distancia conseguiremos desde el tee de salida.Si estás buscando conseguir más distancia con tus golpes, sea con el palo que sea, debes trabajar en tu velocidad de palo.

Smash Factor.

Otro de los números más comunes. El smash factor nos dice cuánta energía se transfiere de la cabeza del palo a la bola de golf.

A mayor smash factor mejor transmisión de energía (más eficiente), un golfista debería enfocarse en conseguir un SF de alrededor de 1.5 en sus golpes de drive.

Launch.

El launch es el ángulo ascendente de la bola justo después del impacto. Grandes desviaciones en esta variable nos indicarían incompatibilidad con las varillas o configuración de palos que jugamos.

Carry.

Esta es quizá la variable más famosa y conocida. Nos indica la cantidad de distancia que la bola ha viajado en el aire, desde la posición de impacto hasta que contacta con el suelo.

Conocer tu carry exacto con cada palo supone de gran ayuda a la hora de jugar a golf, cualquier golfista debería conocer esta información y comprobarla con regularidad.

Spin Rate.

Este es el último número que suele aparecer, aunque no todos los monitores de lanzamiento proporcionan esta información. El spin rate nos permite saber la cantidad de efecto que lleva la bola.

En los golpes con el driver querremos el mínimo, para asegurar un golpe recto y que ruede hacia delante, mientras que con los wedges querremos el máximo para controlar la distancia y frenar nuestros golpes.

¿Cómo usar un monitor de lanzamiento para mejorar nuestro golf?

Ahora que ya tenemos claro qué significa cada numerito, vamos a ver algunas formas prácticas de sacarles el máximo partido y mejorar nuestro juego.

Aprender y conocer nuestras distancias.

Una de las primeras cosas que deberías hacer con un monitor de lanzamiento es conocer al detalle todas tus distancias. Si te pido ahora mismo que me digas cuantos metros de carry harías con un hierro 6 en un día despejado, seguramente sabrás darme una distancia aproximada, quizá generalizada, pero muy pocos golfistas aficionados tendrían una respuesta exacta.

Justo lo contrario que cualquier profesional.

Pegar bombas con el driver.

Un monitor de lanzamiento es de gran ayuda para mejorar desde el tee de salida. Tanto para ir más recto como para ir más lejos.

En lo primero que debes centrarte es en mejorar la velocidad de palo, como ya hemos comentado, esto tiene una incidencia directa en la distancia de tus golpes. Pero también (o más importante) es necesario llegar al momento del impacto con la cara del palo cuadrada y en el ángulo correcto.

Recuerda que, a mayor velocidad, (generalmente) mayor dificultad para controlar el palo.

Mejorar el rendimiento con los wedges.

Una de las mejores formas de aprovechar un monitor de lanzamiento es con tus wedges. El rango de los 50 hasta los 120 metros es donde realmente puedes ahorrarte golpes en un campo de golf.

Justamente el área donde más se hunden los golfistas aficionados.

Utiliza el monitor de lanzamiento para establecer varios tipos de golpe y trayectoria con tus wedges, además de dominar un más amplio stock de metrajes, los de swing entero, ¾ de swing y medio swing.

Una vez domines todas tus distancias y trayectorias, mézclalas para conseguir golpes de cualquier distancia. Esto te ayudará a dejar la bola más cerca del hoyo.

Practicar en interiores.

Si dispones de un monitor de lanzamiento, solo necesitas una pequeña red para poder practicar tu golf en cualquier lado. Bueno, una red y saber interpretar las variables que aparecen en pantalla.

Pegando golpes a la red, utilizando tus sensaciones sumadas a la información que te proporciona el dispositivo puedes realizar sesiones de entrenamiento en interiores, tan productivas como en el campo de prácticas.

Últimas reflexiones:

¿Necesito un monitor de lanzamiento?

Depende exclusivamente de tus metas y objetivos. La mayoría de golfistas no necesita demasiada tecnología para su juego, a menos que realmente se proponga mejorar. Un dispositivo de este tipo puede ser muy útil si realmente vas a comprometerte y trabajar de forma constante.

¿Dónde puedo usar un monitor de lanzamiento?

Realmente se puede usar en prácticamente cualquier lado; ya sea en interiores o exteriores, puedes usarlo en el campo de prácticas, área de juego corto e incluso en el recorrido.

¿Qué tan preciso es un monitor de lanzamiento?

Estos dispositivos son extremadamente complejos, así que no todos tienen la misma precisión, pero podría atreverme a decir que los menos precisos están en torno al 90% de acierto. Aunque siempre va a ser más preciso que imaginar a qué distancia ha botado la bola en el campo de prácticas.

Jugar a un buen nivel en los momentos clave de la vuelta demuestra un buen nivel de golf

Klever Tee Time / Redacción

Cualquier persona aficionada al golf ha soñado con una actuación brillante en los momentos de presión, ya sea meter un putt para ganar el torneo, acabar los últimos hoyos sin sufrir o atacar la bandera del 18.

¿Qué es realmente necesario para ser competitivo en los momentos clave?

Evidentemente solo con un buen swing no es necesario. Dicen por ahí que la limitación nunca es física, hasta afirman que cualquier persona que sepa golpear decentemente a la bola puede ganar un Major Championship.

Solo hay un factor que comparten los mejores golfistas del mundo y no es una buena técnica. Cada golfista mueve el palo y la bola “a su manera” así que lo que marca la diferencia en los momentos clave de la vuelta es un factor del que seguro has oído hablar; La fortaleza mental.

¿Qué es la fortaleza mental en golf?

Tener fortaleza mental significa que eres capaz de acceder a tu mejor juego, a tu mejor desempeño en el campo, en cualquier situación. Básicamente se basa en saber gestionar el stress y los nervios del juego para que no afecte ni un ápice a tu concentración.

Antes de contarte una de las formas más sencillas para ganar fortaleza mental, me tomo las siguientes líneas para desmentir algunos de los mitos referentes a la fortaleza mental en golf:

 La fortaleza mental es innata, no puedes aprenderla.

 Las personas fuertes mentalmente son poco amigables y chulescas.

 No puedes ser fuerte mentalmente si no estas cómodo con tu juego (ese día)

La respuesta es simple: Todas las anteriores son incorrectas

Ahora que ya hemos dejado atrás los falsos mitos, vamos a centrarnos en que puedas mejorar tu fortaleza mental en el campo de golf.

FÍJATE EN ESTE SIMPLE PROCESO:

Pensamiento / Diálogo interno / Lenguaje corporal à Emociones à Respuesta muscular

La premisa es simple; todo lo que pensamos, nos decimos a nosotros mismos y hasta nuestro lenguaje corporal deriva en emociones, y nuestras emociones desencadenan una respuesta (física) en nuestro cuerpo.

Por ejemplo: Si tu voz interior te dice que no puedes conseguir algo tendrás más emociones negativas; miedo, dudas, temores… lo que derivará en reacciones psicológicas negativas; tensión, temblores, presión… y todos sabemos como afectan estos factores al swing de golf.

El punto positivo es que podemos dirigir nuestros pensamientos y diálogos internos hacia la dirección correcta, incluso adaptando un lenguaje corporal positivo, podemos generar emociones positivas; confianza, determinación, persistencia… lo que nos llevará a reacciones físicas positivas como movimientos fluidos, acciones perfectas, etc.

SEPARA TU YO PERSONAL DE TU YO GOLFISTA

Una de las mejores (y más rápidas) formas de generar confianza en nuestro juego y crear fortaleza mental es separar nuestra persona de nuestro yo golfista. Creando algo así como un alter ego, nuestro yo golfista, alejado de miedos, dudas o malos pensamientos.

Es lo que hacen los grandes deportistas. De cualquier especialidad, son capaces de acceder a su “yo-deportista” donde nada les importa lo que sienta o padezca su “yo-personal”. Podríamos decir que los mejores deportistas son también una especie de grandes actores.

Bubba Watson es uno de los máximos exponentes de esta práctica en el mundo del golf. Su yo golfista tiene una fuerte personalidad, se atreve con todo, mueve la bola a su antojo y nunca falla. Has leído bien.

Nunca falla. Bubba va un poco más allá y libera dudas y tensiones con esta mentalidad de golfista perfecto, él siempre lo hace bien, no dá un mal golpe; si la bola no va donde debe es porque su caddy le ha dado mal la información. Una fórmula para no perder nunca ni un ápice de confianza.

TU LENGUAJE CORPORAL GENERA UNA RESPUESTA EMOCIONAL.

Es algo demostrado científicamente por las Universidades de Harvard y Columbia, en un estudio conjunto de 42 sujetos y sus diferentes posturas, lenguaje corporal, etc.

El resultado es claro. Las posturas más “empoderadoras” generaban niveles mucho mayores de testosterona y menores de cortisona. Por lo que las personas se sienten más confiadas y decididas. Pero también al revés, las personas con posturas “poco poderosas” cabizbajas, hombros decaídos, espalda doblada… sufrieron niveles de estrés más altos.

ACTÚA A TU MANERA CON EL PENSAMIENTO CORRECTO.

La próxima vez que juegues a golf me gustaría que actuaras como un auténtico golfista, como un campeón. Utiliza un lenguaje corporal muy confiado, da igual como estés jugando o como sientas tu juego, ahora que conoces el impacto real que esto tendrá en tus emociones… actúa como si fueras un jugador del Tour, camina confiado entre golpes y en cada momento de la vuelta; ten en cuenta tu postura y procura divertirte y reírte tanto como te sea posible.

No estamos diciendo que únicamente con este concepto serás un golfista super fuerte mentalmente, tampoco que empezarás a jugar bien de la nada. Es uno de los conceptos que se usan en programas de alto rendimiento y, sin duda, un primer paso hacia tu nuevo yo golfista.

Seguro que por televisión hemos visto a varios pros, como antes de ejecutar un golpe, realizan un movimiento repetitivo con sus manos, denominado “waggle”.

Klever Tee Time / Redacción

En la terminología de golf, un “waggle” 0 “meneo” se considera el movimiento de las manos y el palo antes de golpear la bola. Es la intención de relajarse y mantener la flexibilidad en las manos y las muñecas. Esta es una de las maneras más efectivas para liberar la tensión en sus manos y brazos antes de comenzar su swing. El “waggle” es movimiento.

El movimiento disminuye la tensión. Al hacer esto justo antes de golpear la bola, eliminaremos el 90% de la tensión en los brazos, lo que permite maximizar la velocidad de la cabeza del palo y la distancia. Mucho cuidado con dicho movimiento porque puede llegar a convertirse en vicio y esto degenerar en enfermedad.

La próxima vez que juegues, asegúrate del coleteo del palo y siente como extraes la tensión de tus brazos. A Sergio se le solía silbar y pitar en EE.UU. como consecuencia de la lentitud en el golpeo y del ritmo de juego, debido a la cantidad de “waggles” producidos en cada uno de sus golpes.

Cada uno de nosotros deberá pensar si este movimiento tratado, se puede considerar como preparación al golpe, es decir, ayuda, o por el contrario lo consideramos como un “tic” o vicio del que deberiamos huir; tu decides.