Tag

golf consejos

Browsing

Una tripla infalible para disfrutar y adelantar conversaciones que luego resultarán en negocios exitosos.

TeeTime Klever / Fairway

El whisky, el golf y los negocios se han vinculado desde los principios de este deporte, principalmente porque resulta toda una experiencia, una tripla infalible para disfrutar y adelantar conversaciones que luego resultarán en negocios exitosos.

Sin duda alguna el golf une, divierte y es hoy en día uno de los escenarios más importantes para hacer «networking» de alto nivel.

Algunos datos curiosos cuentan que la decisión de la cantidad de hoyos de un campo está relacionada con la cantidad de ‘shoots’ que tiene una botella de whisky, es decir, 18 hoyos y 18 tragos. Era toda una tradición que al embocar el hoyo se tomará un trago del preciado líquido de malta.

Jugando se reflejan los rasgos más predominantes de los compañeros de partida, es un espacio en el cual se puede generar empatía a través de la camaradería y el conocimiento del otro.

Manuel José Merizalde, golfista profesional y prestigioso empresario afirma que jugar golf le ha facilitado estar en contacto con grandes personajes del mundo empresarial, teniendo como mesa de trabajo, un campo de golf en el cual el tiempo de reunión se aproxima a las 4 horas, en las que se puede hablar de familia, viajes, amores y claro, también de negocios.

En el golf se hacen negocios, mientras se disfruta de hermosos campos y unos cuantos whiskys, las reglas y cortesía en este deporte proveen el escenario perfecto para entender que, de una manera entretenida, se puede estar hablando muy en serio de la toma de una decisión que culminará con la firma de un acuerdo formal.

En un estudio de 703 golfistas, se registraron 527 lesiones y sobrecargas, de las cuales el 18% fueron en el hombro.

TeeTime Klever / GQ Alemania

¿Tienes dolor de hombro por el golf? Si uno no se golpea en la cabeza con una pelota de golf, podría pensar que el riesgo de lesiones en el golf es bajo.

Desde el punto de vista estadístico, es bajo en comparación con deportes como el boxeo o el fútbol, pero aún así pueden producirse lesiones en el golf

Una zona típica, además de la columna vertebral y los codos, es el hombro. “Es una de las tres articulaciones más afectadas en el golf”, afirma el profesor Dr. Thilo Patzer, médico jefe del Centro Especializado en Hombro, Codo, Rodilla y Ortopedia Deportiva de la Schön Klinik Düsseldorf.

En un estudio de 703 golfistas, se registraron 527 lesiones y sobrecargas, de las cuales el 18% fueron en el hombro. También te puede ayudar investigar qué tipos de tenis deberías usar al practicar golf.

Los accidentes se producen principalmente entre los principiantes

El dolor de hombro por el golf puede tener dos causas: Accidentes y uso excesivo. Los accidentes representan la menor parte. Se dan sobre todo entre los principiantes.

“Los errores clásicos en la técnica de golpeo que pueden provocar lesiones son la escasa rotación de la columna vertebral, el desplazamiento excesivo del peso en el backswing y el downswing, y la tensión insuficiente o la mala postura en el address“, dice el experto.

La dirección es la posición que adopta un golfista antes de dar un golpe de salida.

Hombre jugando golf en el atardecer
La lesión más común entre los golfistas es en el hombro, pero afortunadamente tiene solución.

En raras ocasiones, un jugador también puede lesionarse el hombro si un tiro golpea el aire o el suelo en lugar de la pelota (el llamado tiro gordo), o si se rompe parte del palo. Esto puede provocar, entre otras cosas, lesiones en los tendones del hombro.

Los movimientos repetitivos provocan sobrecarga

Las lesiones en el golf suelen estar causadas por un sobreesfuerzo debido a movimientos repetitivos. A menudo se denomina hombro de golfista, aunque no existe una definición estándar del término.

El hombro es una zona bastante sensible que consiste en la propia articulación del hombro y la cintura escapular, incluyendo el omóplato y la clavícula. El hombro también incluye músculos, tendones, ligamentos y bursas, que dan estabilidad a la articulación por un lado y la hacen móvil por otro. Las lesiones pueden producirse en diferentes partes del hombro

Las causas más comunes de la sobrecarga de los hombros son una técnica de golpeo defectuosa, el sobreentrenamiento y la falta de entrenamiento de los músculos del hombro y del tronco.

Golf y dolor consistente del hombro | El Paso, TX Quiropráctico
Foto: Especial

Además, los signos de desgaste, como la artrosis de hombro, que no están causados por la práctica del golf, pueden provocar fuertes dolores durante y después del juego.

Un calentamiento prolongado reduce el riesgo

Para evitar lesiones, hay que calentar lo suficiente antes de jugar golf. “Los ejercicios de estiramiento y movilización no sólo favorecen la circulación sanguínea y activan los músculos, sino que también mejoran el rendimiento, sobre todo después de un largo día de trabajo”, afirma Patzer.

Según un estudio, más de diez minutos de calentamiento reducen el riesgo de lesiones en más de un 50% en comparación con una preparación más breve.

Además, se reduce el riesgo de lesionarse si se está en forma en general y se realiza un entrenamiento de resistencia y equilibrio para los músculos del tronco y la espalda.

“Así se evitan los problemas causados por el acortamiento muscular, los desequilibrios o los déficits de fuerza y tensión”, dice el médico.

Una técnica de brazada limpia y controlada también es crucial. “Además, siempre debe adaptar su juego de golf a su estado individual de salud y forma física”, aconseja el experto.

La falsa ambición está fuera de lugar aquí: “Cualquiera que ya tenga molestias en el hombro debería abstenerse de sobregirar, golpear sólo desde el tee, evitar las maderas largas y recurrir a los hierros cortos más a menudo”.

Buscar la causa del malestar

Si sufres molestias recurrentes, también debes aclarar la causa. “Es aconsejable una introducción a un experto en hombros”, dice Patzer.

“Desgraciadamente, los diagnósticos erróneos y, en consecuencia, los tratamientos infructuosos siguen siendo frecuentes. En mi opinión, la clave del éxito del tratamiento reside en determinar correctamente la causa y no en una inyección o una pastilla”, afirma.

Por lo general, la mayoría de las molestias provocadas por el golf pueden tratarse sin necesidad de cirugía.

“La fisioterapia está especialmente indicada para ello”, aconseja el experto. “Esto implica volver a estirar los músculos acortados, entrenar funcionalmente los grupos musculares descuidados y restablecer el equilibrio muscular”.

La fisioterapia te ayudará a encontrar ejercicios para relajar los hombros.

Sin embargo, si el daño causado por la sobrecarga del hombro ya está avanzado o se han lesionado estructuras importantes de la articulación, los afectados a menudo no pueden evitar la cirugía.

“Estas operaciones se llevan a cabo mediante técnicas artroscópicas mínimamente intensivas”, dice Patzer.

La cirugía más común del hombro no es eficaz
Foto: Especial

Sólo hay pequeñas incisiones y el cirujano utiliza un sistema de cámaras para ver la articulación desde dentro y operar con instrumentos especiales. Por ello, el procedimiento también se denomina método del ojo de la cerradura.

Después de una operación de hombro, debe esperar de tres a cuatro meses antes de volver a jugar golf gradualmente. “Por supuesto, esto sólo se aplica si no tienes dolor y tus movimientos están controlados y sin restricciones, por ejemplo, al dar el primer golpe”, dice el experto.

La buena noticia es que la mayoría de los pacientes encuentran la manera de volver a jugar golf después de una operación de hombro. Y no hay que olvidar que jugar golf también tiene efectos positivos en el cuerpo.

“Un solo swing de golf hace trabajar 130 músculos y todo el sistema musculoesquelético”.

El golf es un deporte que engancha tanto como desespera. Basta con un simple golpe bien dado para enamorarse por completo de este deporte

Tee Time Klever / Redacción

El problema, para la mayoría de golfistas es cuando van mejorando su nivel de juego y en lugar de facilitarse las cosas, inconscientemente se la complican cada vez más

La mala evolución de los golfistas aficionados:

Cuando empezamos a jugar a golf, cuando somos golfistas novatos, el primer objetivo es tener una bolsa propia, con nuestro juego de palos. Lo más común y lógico en esta fase del juego es conformarse con cualquier palo de golf que sea reglamentario.

En un primer momento, el golfista siente que con cualquier palo le va a ir bien, total lo necesita para darle a la bola. Por lo que, en la fase inicial de nuestro juego, acabamos jugando con una bolsa de palos. 

En esta fase, es cuando los golfistas solemos ir hacia un palo concreto, todo el mundo ha tenido un romance con un palo de su primera bolsa.

El error en la evolución de golfistas.

El error más común entre aficionados, aquel que realmente trunca la evolución de su golf no se produce en su etapa de golfistas novatos. Este se produce precisamente cuando empiezan a considerarse golfistas expertos o, como mínimo, experimentados.

Cuando los golfistas aficionados quieren dar un salto de nivel y consolidarse como buenos golfistas, cambian sus palos por unos mejores que ofrezcan mejor rendimiento para su swing y para sus golpes.

Los palos de golf de alto rendimiento, proporcionan una calidad de impacto y un dominio sobre la bola muy superior cuando impactamos bien. Pero también reducen el margen de error al mínimo, cualquier golpe que no sea impactado en el punto dulce perderá muchísima distancia y saldrá muy desviado.

Lleva en la bolsa unos palos que faciliten tu golf, que faciliten un buen impacto, que sean permisivos… pues eso es lo que realmente necesitas para tu golf. No elijas unos palos por lo bonitos que se ven o porque “es lo que toca con mi handicap”. Lo único que le toca a cualquier golfista es dominar la bola y meterla en el hoyo. ¡A nadie le importa con qué palos juegas! No te hacen parecer ni ser mejor golfista, lo único que debes juzgar es tu resultado y el vuelo de tus bolas.

La mayoría de estos golfistas eligen palos “fáciles”, pero que les permitan sacar un gran rendimiento, en definitiva, para ellos cada golpe cuenta y puede suponer la diferencia entre ingresar dinero o no.

Mejorar en tu control de distancia se traducirá en mejores resultados, ya que, controlar debidamente la distancia de tus golpes con los wedges te dará más oportunidades

Tee Time Klever / Readcción

En donde más se nota la diferencia entre un buen jugador de golf y un golfista de fin de semana, está en los últimos 100 metros. En su precisión en el juego corto, concretamente en el control de distancia.

Impacto más consistente.

Esta es la clave principal para dominar la distancia, si no contactamos con el centro de la cara, con el punto dulce del palo, nunca podremos dominar la distancia ya que “diferentes contactos” producirán diferentes distancias en función de con qué parte del palo impactemos la bola.

Usar las sensaciones para mejorar el control.

Las sensaciones son determinantes en el control de distancia con los wedges. Durante la rutina previa al golpe debes conectar con tus sentidos, con tus sensaciones cuando muevas el palo.

Antes de realizar cualquier swing de prácticas, pregúntate. ¿Cómo se siente este golpe? La respuesta es algo que debes sentir, nunca pensar. Usa el swing de prácticas para ensayar esa sensación y el contacto con la bola.

Sé reactivo.

Una vez colocado a la bola, pensar demasiado es contraproducente. Destruye tu fluidez y te desconecta del objetivo. Los mejores golfistas del mundo, son reactivos a lo que ven, especialmente en el juego corto.

Construye el hábito de mantener tu focalización externa y tu intención de golpe bien visualizada e interiorizada para el golpeo.

Visualiza y confía.

Cada golpe que realices alrededor del green, necesitarás saber qué trayectoria y distancia pretendes tener. Es muy importante poder visualizar cómo se ve la toma y asegurarse de que haya un compromiso total con lo que estás a punto de hacer.

Algunos jugadores que quizás son un poco más técnicos, usan como sistema el reloj para controlar la subida del palo y por lo tanto, tener un mejor control de la distancia con wedges. Calibra tus wedges llevando las manos a diferentes tiempos en la esfera del reloj durante la subida del palo.

Se recomienda que dediques al menos el 50% de tu tiempo de práctica al juego corto y al putt. Tratando de que sea más una práctica aleatoria que una práctica de bloque golpear varias bolas desde el mismo lugar y experimenta con las ideas anteriores para hacer que la bola viaje la distancia correcta desde cualquier lugar dentro de los 100 metros. Empieza por golpear a 100, luego a 90, luego a 80 y así sucesivamente 

El motivo principal por el que los golfistas limitan su juego y no pueden alcanzar su máximo potencial es que sabotean su rendimiento por el temor a fallar. 

Tee Time Klever / Redacción

Este miedo pasa demasiado, causa lo que en golf llamamos “colapso” “rajada” o en inglés “choking” lo cual no permite que dejemos fluir el juego o alcanzar el potencial máximo.

El miedo es una parte normal de la experiencia humana y no está mal sentirlo. En pocas palabras, es la proyección de la mente de un evento futuro negativo o doloroso lo cual impacta cómo piensas y sientes en el presente.

Piensa en cualquier escenario que te haga sentir incómodo el más común para la mayoría es dar un discurso frente a un gran grupo de gente e inmediatamente se reproducirá una película en tu cabeza y cambiará la forma en que te sientes por dentro.

ACEPTA QUE ESTARÁ PRESENTE SI QUIERES MEJORAR

“El coraje no es la ausencia de miedo, sino el triunfo sobre él. El valiente no es el que no siente miedo, sino el que vence ese miedo”.

El primer paso para controlar al miedo es aceptar que va a aparecer, que va a estar presente y que vas a sentirte “incomodo” en el campo de golf. Esa incomodidad no es algo de lo que asustarse, si eres capaz de darle la vuelta y pasar al otro lado, es donde vas a encontrar el verdadero tesoro.  Crecimiento y realización. El camino fácil no te va a llevar hasta ahí, créeme.

CAMBIA TU PERSPECTIVA DEL FRACASO.

El golf es de locos. Un día es genial, al otro es una locura.

Incluidos los mejores jugadores del mundo, como Tiger Woods, hay más fracasos que éxitos jugando al golf. Tener la perspectiva de que el fracaso es aprender, y que nada está “mal”, es importante para recuperarse y no crear tejido cicatricial, sino palancas de crecimiento.

TU REACCIÓN AL FRACASO.

Algunos golfistas se toman el error / fracaso en golf como algo personal, como si les convirtiera en peores personas. Es muy importante tener claro que nuestro resultado en el campo de golf no nos determina como personas. Algunas veces nos sentiremos semi-dioses, otras los más fracasados del mundo. Son cosas del golf.

Un factor clave para reducir el miedo y la asfixia en el golf es lidiar mejor con el fracaso a medida que ocurre, que es aceptarlo, aprender de él y superarlo rápidamente. No permitas que estas experiencias tengan tanto poder sobre tus futuras actuaciones.

AMPLÍA TU ZONA DE COMFORT.

Al expandir nuestra zona de confort, lo que percibimos como “incómodo” cambia. La amígdala, que es la parte del cerebro que controla la respuesta al miedo en los humanos, en realidad puede reducir su tamaño, por lo que lo que pudo haber desencadenado el miedo en el pasado y dejar de hacerlo.

Cuando jugamos al golf muchas cosas pueden salir mal, desde una perspectiva técnica, en cada golpe o swing

Tee Time Klever / Redacción

Se requiere práctica y dedicación para mejorar y ganar consistencia con nuestro golf, es algo que no sucederá de la noche a la mañana.

Sin embargo, algo que la mayoría de los aficionados podrían mejorar sin tener pasar horas en el campo de prácticas es su enfoque estratégico. La mayoría todos los golfistas aficionados podrían salvar muchos golpes empleando una estrategia en el campo más sensata y efectiva.

Consejos estratégicos para golfistas aficionados

Elige un palo de más.

Casi todos los golfistas aficionados piensan que pueden golpear la bola más lejos de lo que lo hacen. Alguna una vez golpeaste 150 metros con un hierro nueve, pero fue un golpe perfecto que empalaste por el punto dulce, a favor del viento en terreno firme. Sin embargo, muy pocos golfistas aficionados tienen la solidez necesaria para casi todos sus golpes y, como resultado, se pierde un poco de distancia.

Si estamos a la distancia máxima para un palo en concreto, es probable que intentes forzar el golpe y acabes pegándole mal a la bola. Generalmente, es mucho mejor tomar un poco más de palo, hacer un swing suave y permitirnos un pequeño error.

No uses siempre el drive.

Muchos jugadores amateurs golpean el driver en cada par 4 y par 5 sin siquiera considerar lo que está frente a ellos. Pero a menudo, el driver no es el palo más apropiado desde el tee.

El hoyo puede hacer un dog-leg a la distancia de tu driver, la calle puede pellizcarse a esa distancia o los bunkers pueden entrar en juego. A veces, en un par 4 más corto, es mejor estar un poco más atrás para tener un tiro completo a green.

Mira cada hoyo y considera desde dónde quieres golpear tu segundo golpe; si el driver no es el palo correcto para dejar la bola en esa posición, no lo golpees.

Pégate al suelo.

Viendo la habilidad de los mejores jugadores profesionales alrededor de los greens es asombrosa. Pueden lanzar la bola hacia arriba y hacer que bote suavemente en green para controlar cuidadosamente la distancia y el spin cuando sea necesario.

Pero esta habilidad con los palos se adquiere a través del talento natural y en parte a través de un trabajo excepcionalmente arduo. Puede que no tengas ese don y es casi seguro que no hayas practicado tanto como para dominar la bola alrededor de green.

Para la mayoría de los aficionados lo más inteligente es jugar golpes rodados alrededor de greens. Hay mucho más margen de error y producirás golpes mucho más consistentes. Si estás en calle y tienes mucho green por delante, incluso plantéate jugar el putter. Contra más cerca del suelo mantengas la bola, más fácil te será controlarla.

Elige bien qué palos llevas en la bolsa.

La mayoría de los golfistas aficionados seleccionan los palos que llevan de acuerdo con lo que dicta la convención en lugar de lo que les ayudará a aprovechar sus puntos fuertes.

Si no puede y no quiere jugar con maderas, ¿por qué llevar tres en la bolsa? Si no te sientes cómodo con hierros largos, deshazte de ellos. Tienes 14 palos para jugar, así que asegúrate de estar cómodo usando los 14 de tu bolsa.

Muchos aficionados piensan que pueden sacar su bola a green desde cualquier posición, incluso la más desesperada y como es de esperar, se meten en problemas mucho más complicados.

Si su bola está alojada en la base de un arbusto, ¿por qué intentar pegarle? Toma un alivio con penalización, acepta tu castigo y sigue adelante. Si hay un hueco en los árboles frente a ti por el que tendrías dificultades para caminar, no lo intentes: haz un esfuerzo lateral y mantén la bola en juego.

Como muchos jóvenes , Tiffany Fitzgerald entro universidad y a un buen trabajo. Pero nadie le dijo que también tendría que aprender a jugar al golf para ascender en la empresa.

Tee Time Klever / Redacción

Para Fitzgerald no fue exactamente amor al primer golpe. La empinada curva de aprendizaje le resultó “vergonzosa e intimidante”. Pero una vez que mejoró, disfrutó más, tanto que convirtió el golf en su carrera dedicándole más tiempo.

En 2013, Fitzgerald fundó Black Girls Golf para crear un espacio seguro para que las mujeres y las niñas aprendieran, jugaran y se conectaran en todos los niveles de habilidad. Ella dice que la participación “se disparó” en la pandemia a medida que más personas buscaban actividades más seguras para disfrutar al aire libre. La organización, con sede en Atlanta, cuenta ahora con más de 4.000 miembros en delegaciones de todo Estados Unidos, una señal de la creciente inclusión en un deporte tradicionalmente dominado por hombres blancos adinerados.

“Las mujeres negras representan menos del uno por ciento de la fuerza laboral de la industria del golf, por lo que una gran parte de nuestra misión es presentar a las chicas las oportunidades profesionales que ofrece el golf. Y para las mujeres profesionales, hay muchos beneficios, incluyendo la salud y el bienestar”, comento Fitzgerald.

Una vida más larga y saludable

Un estudio sueco de 2009 sugiere que los golfistas pueden vivir más tiempo que los no golfistas, hasta cinco años más. Jugar al menos una vez al mes también puede reducir el riesgo de muerte prematura de los adultos mayores.

Según la Dra. Jacquelyn Turner, profesora adjunta de la Facultad de Medicina de Morehouse, jugar al golf de forma rutinaria tiene varios beneficios para la salud física. Ella misma es golfista y dice que al jugar al golf se pueden quemar hasta 2.000 calorías caminando 18 hoyos, el equivalente a ocho kilómetros, dependiendo del campo.

Quemar tantas calorías “supone un gran ejercicio aeróbico que puede reducir muchas comorbilidades como la diabetes, la hipertensión y el colesterol alto”, comento la Dra. Turner.

También señalo otros beneficios del golf, como el aumento de los niveles de HDL colesterol “bueno” y el fortalecimiento de los músculos abdominales, que son especialmente importantes para prevenir las caídas en el futuro. Estar al aire libre bajo el sol también ayuda a la exposición a la vitamina D.

Un deporte para toda la vida

El golf es un deporte de bajo impacto y fácil para las articulaciones, que puede practicarse a cualquier edad.

“Se trata más de la resistencia mental, la delicadeza y la habilidad que de la fuerza, por lo que se puede jugar al golf toda la vida”, dice Fitzgerald.

El Dr. Turner está de acuerdo. “El golf es una buena actividad para todos los segmentos de la población, desde los niños hasta los mayores”, y añade que todos pueden beneficiarse de la mejora del equilibrio y la coordinación ocular. Pero antes de jugar, aconseja consultar a su médico, sobre todo si tiene problemas médicos previos, como enfermedades cardiovasculares.

Una vez que esté autorizado médicamente, Fitzgerald recomienda buscar a otras personas que jueguen. No solo serás más responsable, sino que también encontrar una comunidad con la que divertirte, algo importante para una vida larga y saludable.

Es una parte importante, donde se deben sentar las bases para construir nuestra mentalidad deportiva

Tee Time Klever / Redacción

Para la mayoría de golfistas aficionados la mayoría de técnicas quedan lejos y son incomprendidas o sienten que no necesitan trabajar su juego mental en esa profundidad.

 Empecemos a dar pasos para mejorar el juego mental, para cualquier golfista independientemente de su nivel de juego o preparación previa. Los siguientes ejercicios están al alcance de cualquiera; son prácticos, simples y efectivos.

Cinco formas simples para empezar a mejorar tu juego mental en el golf.

No uses más de una bola en el putting green. 

Lo más normal es que a la hora de entrenar el putt usemos más de una bola, para ir viendo como responden nuestros golpes e ir corrigiendo. Generalmente los golfistas hacen mal en acostumbrar a usar 3 bolas en el putting green.

Hasta que llegó Mark Wilson con su lógica aplastante.

¿Por qué usar más de una bola si en el campo solo tienes un putt?

Y es demasiado simple como para que no se le haya ocurrido a nadie antes. Las capacidades que debes entrenar con el putt son la lectura de greens y ajustar el golpeo en consecuencia.  Si vas repitiendo los putts simplemente ajustas en función de tus golpes, no del green.

Lo mismo que antes, pero con el chip. 

Este ejercicio guarda la misma lógica que el anterior, pero en otro campo, el juego alrededor de green. Alrededor de green debemos mejorar nuestro golpeo, además de acostumbrarnos a lidiar con la presión de conseguir approach y putt en cada ocasión.

El momento perfecto para implementar este tipo de prácticas son los días previos a torneos. Lo repito, cuanto más realistas sean los entrenamientos más resultados darán en el recorrido.

Elimina la música.

La música es un gran elemento motivador que hace los entrenamientos o trabajos más divertidos, más entretenidos. Pero… ¿El objetivo es que sea entretenido o que sea efectivo?

Es una práctica cada vez más extendida en el PGA Tour debido a los patrocinios de marcas de auriculares y altavoces a golfistas profesionales. Por ello, los aficionados acaban imitándolo o detectándolo como una práctica correcta.

La música no encaja con tu desempeño en golf, menos aún si lo que estamos intentando es mejorar o consolidar el juego mental. Mantén la música encendida en el coche, en el gimnasio o donde te guste disfrutarla, pero alejada del campo de golf.

Algo que le pasa a todos los golfistas es que pegan muchos mejores golpes en el campo de prácticas que en el recorrido. En el campo de prácticas no hay miedos, ni consecuencias ni tampoco variaciones, hacemos lo mismo una y otra vez.

No mejoraremos si entramos en el modo repetición, golpeando bola tras bola y solo trabajando en el swing. Debemos evitar entrar en un “modo automático” de golpear la bola, lo ideal es ir alternando golpes de forma aleatoria (como pasaría en el campo) para exigirnos la máxima concentración en cada golpeo. Mejoramos forzándonos constantemente a seguir nuestra rutina completa y hacer diferentes tiros.

Juega y experimenta con diferentes golpes.

Este deporte nos permite trabajar mucho con nuestra creatividad, no tengas miedo en probar y experimentar con diferentes golpes. Puede ser divertido y te ayudará a mejorar tu versatilidad tanto técnica como mental.

Trabajar en la parte mental del juego es fundamental para mejorar nuestro golf. Es algo que debemos hacer activamente, como con los ejercicios anteriores, pero también de forma pasiva.

El punto dulce en un golpeo es el concepto clave para conseguir un golpe controlado. Si logramos impactar la bola en esta zona la velocidad y la distancia serán superiores y la trayectoria de la bola no sufrirá desviaciones.

Tee Time Klever / Redacción

Por si no sabias en dónde está el punto dulce, y cómo se consigue y la importancia de impactar en esta parte con cabeza del palo, te invitamos a seguir la nota y encontrar el punto dulce de tu golf.

El centro de gravedad y el punto dulce

El punto dulce es el punto exacto de gravedad de un palo de golf. No se trata de un área, sino de un punto exacto el cual no de mayor tamaño que un grano de arena. 

La clave del punto dulce es que representa el centro exacto de gravedad, por tanto, el espacio en el que alcanza más potencia y rectitud en su trayectoria

El proceso se basa en una transferencia de energía, si el punto dulce impacta de lleno en la bola, toda la energía que hemos transmitido al palo con el swing, a su vez llegará a la bola, al contrario, si no llegamos a impactar correctamente, gran parte de la energía se perderá, y además corremos el peligro de provocar una desviación en el vuelo de la bola si la cara está excesivamente abierta o cerrada. 

Las distancias del punto dulce

Diferentes estudios han medido la pérdida que se produce cuando no contactamos de lleno con el punto dulce. La media de disipación de energía es de unos 20 metros por cada centímetro que nos desviemos del punto dulce (ten en cuenta que en la cara de un palo de golf, un centímetro es una distancia considerable), llegando a perder hasta 40 metros en el caso del driver en una desviación del golpe de unos 2,5 cm. 

El punto dulce y el palo de golf

Habitualmente relacionamos la búsqueda del punto dulce con el driver, y es cierto que en el palo de salida es importante encontrar el punto exacto en el que vamos a imprimir la mayor fuerza a la bola, sin embargo, el resto de palos también tienen un punto exacto de precisión.

El putt, tiene un punto exacto en el que la trayectoria de la bola sale completamente recta camino al hoyo, con el resto de los palos sucede lo mismo, si estamos en un búnker, tenemos que encontrar el punto dulce del wedge que nos permita describir una trayectoria suficientemente potente como para salir de la arena.  

Cualquiera que haya jugado a golf en verano, sin un mínimo de cabeza, ha disfrutado de un buen bronceado “golfista” como mínimo.

TeeTime Klever / Redacción

El verano es la época del año donde la inmensa mayoría de golfistas aficionados dispone de más tiempo, tanto personal como de luz solar, así que es una combinación perfecta para jugar a golf. Solo hay un inconveniente, también es la época de más calor y más intensidad solar.

Jugar a golf significa estar mucho tiempo al aire libre, bajo las inclemencias meteorológicas o bajo un sol de justicia. Si no tomamos medidas para adaptarnos a estas condiciones climáticas podemos sufrir graves consecuencias en nuestro golf y, lo que es peor, en nuestra salud.

Consejos para jugar a golf en verano.

I Usa protector solar.

Puede parecer demasiado obvio, de hecho, lo es. Pero son demasiados los goflistas que salen al recorrido sin proteger su piel de la radiación solar. En definitiva, vamos a estar muchas horas seguidas bajo el sol.

También es importante aplicarla bien, un rato antes de jugar e ir reaplicando cuando sea necesario. Una buena y práctica recomendación es llevar protección solar en spray en la bolsa, así no “pringarás” tus manos.

II Mantente hidratado (todo el rato)

Este es el consejo más vital para jugar en verano. Está en juego, literalmente, tu salud. En días de mucho calor la necesidad es obvia y todo el mundo se acuerda de beber, pero debes convertirlo en un hábito.

Existen estudios que demuestran que la deshidratación provoca fatiga mental y cansancio físico. En términos de golf, nos hará aflojar el ritmo, descuidando la rutina pre-golpe o variando nuestro movimiento de swing. Traducido en malos resultados.

Es muy recomendable alternar el agua con bebidas energéticas e hidratantes, con extra de sodio y minerales para reponer el desgaste de la vuelta.

III Elimina el alcohol y la cafeína

Podemos empezar a mejorar nuestro rendimiento en los días de calor incluso antes de salir al campo. Intenta evitar bebidas alcohólicas o con mucha cafeína antes (o durante) la vuelta de golf.

El alcohol y la cafeína no solo son “deshidratantes” por naturaleza, lo que te drá un impacto directo en tu rendimiento. También son diuréticos, por lo que te harán perder líquidos mucho más rápido.

IV Vístete para el calor

Una forma muy efectiva para combatir el calor es vestirse adecuadamente para salir al campo de golf. Cuando haga mucho calor ahí fuera no te vistas de negro o con colores oscuros, estos colores te harán sentir más el calor.

Polos o pantalones finos y de manga larga proporcionan una protección extra del sol y dan tregua a nuestra piel. Para algunas personas es una salvación, para otras es una tortura pues les hace pasar aún más calor. Todo es cuestión de probar.

Lo que está claro que te va a ayudar a pasar el calor es vestir con polos no muy ceñidos, de colores claros y materiales transpirables.

Un sombrero “estilo vaquero” también ayuda, y mucho, no solo protege la cabeza y proporciona sombra, también protege la zona más descuidada por los golfistas. El cuello.

V Come durante la vuelta.

Jugar a golf bajo el calor no solo va a afectar tu cuerpo, también va a afectar a tu mente. Estás sudando mucho y también usando más actividad mental de lo normal.

Para no quedarte agotado mentalmente en solo 9 hoyos asegúrate de comer saludablemente antes y durante la vuelta. Lo ideal es ir comiendo en pequeñas cantidades, pero a menudo durante la vuelta.

VI Muévete por las sombras.

Es la más evidente y usada por golfistas alrededor de todo el mundo. Todos, absolutamente todos nos hemos visto caminando de sombra en sombra para completar el hoyo.

Así que no esperes a notar las consecuencias del calor en tu cuerpo (o mente) procura andar y parar por la sombra siempre que puedas. Algunos golfistas incluso usan sus paraguas a modo de sombrilla cuando el recorrido no ofrece mucho resguardo del sol.

VII Utiliza un buggy.

Esta ya podría calificarse más de evidencia que de consejo. Pero algunos golfistas son firmes en su decisión de jugar siempre caminando, yo lo hago siempre que puedo, pero también hay que se prudente. En algunas ocasiones la mejor opción es jugar en buggy y minimizar el esfuerzo físico o la exposición solar.

VIII Cuídate post-vuelta.

Solo porque hayas acabado la vuelta no significa que ya estás a salvo. Después de cada vuelta asegúrate de mantenerte hidratado. Tanto por dentro con agua y bebidas energéticas como por fuera con cremas hidratantes para tu piel.

Últimas reflexiones:

Para cerrar este post de consejos para jugar a golf en verano, te invito a que uses algunos o todos los consejos anteriores. Estoy seguro de que disfrutas tanto de golf como yo y que te ayudarán a seguir haciéndolo incluso en los días de más calor.

Recuerda. No solo se trata de mantener un buen nivel de juego, estamos hablando de cuidar nuestra salud.