Tag

Golfista

Browsing

TeeTime Klever

En el mundo del golf, la tecnología ha revolucionado la forma en que los jugadores abordan su juego. Desde dispositivos que mejoran el rendimiento hasta accesorios que añaden comodidad y estilo, los golfistas modernos tienen a su disposición una amplia gama de gadgets y accesorios diseñados para llevar su juego al siguiente nivel.

En esta nota, exploraremos algunas de las últimas innovaciones tecnológicas que están cambiando la forma en que jugamos al golf.

Relojes inteligentes para golfistas:

Los relojes inteligentes diseñados específicamente para golfistas están ganando popularidad entre los aficionados al deporte.

Estos dispositivos no solo ofrecen funciones básicas como la hora y la fecha, sino que también incluyen características especializadas, como GPS integrado para medir distancias, seguimiento de puntuación y estadísticas detalladas de juego.

Además, algunos modelos permiten recibir notificaciones inteligentes, lo que permite estar conectado mientras se concentra en el campo.

Dispositivos de seguimiento de swing:

Para aquellos que buscan perfeccionar su técnica, los dispositivos de seguimiento de swing son una herramienta invaluable.

Estos gadgets utilizan sensores de movimiento y análisis de datos para proporcionar retroalimentación en tiempo real sobre la velocidad del swing, el ángulo de la cara del palo y otros aspectos clave del movimiento.

Con esta información, los golfistas pueden identificar áreas de mejora y trabajar en ellas para optimizar su juego.

Localizadores de bolas de Golf:

¿Alguna vez has pasado minutos buscando una bola perdida en el rough? Los localizadores de bolas de golf están aquí para resolver ese problema.

Estos pequeños dispositivos se colocan dentro de las pelotas de golf y utilizan tecnología GPS para rastrear su ubicación en el campo. Con solo presionar un botón en el localizador, los golfistas pueden ubicar fácilmente su bola perdida, ahorrando tiempo y frustración en el proceso.

Bolsas de Golf inteligentes:

Las bolsas de golf inteligentes son el complemento perfecto para el golfista moderno en movimiento.

Equipadas con tecnología de carga inalámbrica, compartimentos refrigerados para mantener las bebidas frías y bolsillos con cierre magnético para acceder rápidamente a los accesorios, estas bolsas no solo son prácticas, sino que también añaden un toque de estilo al equipo de golf.

Desde relojes inteligentes hasta localizadores de bolas de golf, los gadgets y accesorios disponibles para los golfistas modernos ofrecen una combinación única de funcionalidad y estilo.

Con estas herramientas a su disposición, los jugadores pueden mejorar su rendimiento en el campo mientras disfrutan de lo último en tecnología para el golf. Si estás buscando llevar tu juego al siguiente nivel, no te pierdas estas innovaciones que están cambiando la forma en que jugamos al golf.

TeeTime Klever / Marca

La carrera de Bernhard Langer es, a nivel competitivo, probablemente la más longeva que se ha visto nunca en el golf. Prueba de ello es que el germano ganó el domingo el US Open sénior con 65 años.

Después de 51 años en la brecha -dio el salto a la élite en 1972-, Langer conquistó su duodécimo ‘major’ desde que compite como veterano en unos circuitos a los que se accede a partir de los 50 años, si bien con esa edad el teutón se seguía desempeñando en los ‘tours’ regulares.

Bernhard, con su icónico putt escoba, venció en SentryWorld a otro de los jugadores dominantes del circuito, Steve Stricker (56 años), por dos golpes, y eso que cerró su participación con tres bogeys. Gran parte de su éxito se lo debe a sus buenos hábitos. Según cuentan sus compañeros de circuito, sigue estudiando y practicando los campos con meticulosidad los días previos al inicio del torneo.

Su palmarés lo jalonan 122 victorias profesionales, incluyendo las 46 que ha logrado en el PGA Tour Champions, el circuito sénior estadounidense en el que superó a Hale Irwin (45) como jugador con más triunfos tras este US Open. De hecho, nadie había ganado antes un torneo del Champions con 65 años.

Lo del récord es quizá una pequeña revancha por aquel putt que el alemán falló en la Ryder de 1991 frente a Irwin y que dio la copa a Estados Unidos. Fue muy doloroso precisamente porque Langer venía remontando y cuando parecía que lo tenía, se le escapó. Eso sí, Benhard no se dejó caer y se repuso ganando a la semana siguiente.

Quizá hoy cueste recordarlo, pero el caso es que Langer fue el primer jugador que ocupó el número 1 del ranking mundial cuando este se instauró en 1986. Le duró tres semanas, hasta que Seve lo ’empujó’. Al germano le tocó vivir los mejores años del ‘Genio de Pedreña’ y de Greg Norman, entre otros. No obstante se enfundó dos chaquetas verdes (1985 y 1993).

Como sénior nadie ha ganado tantos grandes como él, pero lo más sorprendente es que se ha apuntado 13 de sus 46 triunfos en el Tour Champions tras cumplir los 60 años. Otro dato que habla de la longevidad deportiva de Langer es que nadie había computaba ni una victoria a partir de los 64 años y él ya lo ha hecho en cinco ocasiones. Langer es único.

Incluso físicamente, si uno echa un vistazo a las fotos que ilustran este artículo (39 años de diferencia), sólo las arrugas muestran el paso del tiempo, porque por lo demás Benhard sigue pareciendo el mismo que se batía con Seve en el Circuito Europeo.

Porque tener un profesor de golf te ayudará realmente a perfeccionar tu forma de jugar y conseguir con ello mejores resultados.

Muchas veces se menciona la figura del profesor de golf, de cómo uno debe empezar a jugar siguiendo los consejos y las enseñanzas de un buen profesor para aprender a jugar bien a golf.

Pero cuanto más pasan los años, muchísimos jugadores olvidan eso.

Jugar a golf le confiere a uno la propia experiencia de cómo se juega, de qué tener en cuenta para conseguir buenos resultados y sobre todo del conocimiento para ser un buen jugador de golf.

Hasta aquí está todo muy bien, pero hay que tener en cuenta un detalle importante, nosotros no somos máquinas o robots que almacenan y almacenan todo el conocimiento y lo aplican cuando es necesario.

Somos personas que por muy buena memoria que tengamos, se nos olvidan muchas cosas, pero sobre todo se olvidan muchos conceptos en el caso de no practicarlos con frecuencia.

Hay que saber que somos personas con una cualidad inherente, siempre nos adaptamos a las circunstancias que nos rodean para así sobrevivir a ella.

Ya sea en la vida como en el campo de golf, nunca actuamos igual que las veces anteriores ya que el entorno, siempre, nos condiciona.

Con respecto al golf pasa exactamente lo mismo, y tú lo sabes bien; uno no juega dos rondas de golf iguales, uno no juega igual que hace diez años, ni jugará igual dentro de cinco años.

Y aquí me remito al primer pecado capital que todo jugador de golf ha cometido, una y mil veces, y que es realmente difícil de corregir: desconocer tu forma de jugar al golf.

Por mucho que entrenes por tu cuenta, por muchos videos de técnicas que veas, por muchos libros, webs o blogs que leas para mejorar tu swing de nada te sirve sin ser observado por otra persona.

Porque sé realista, tú no juegas rodeado de cámaras conectadas a un ordenador para analizar cada movimiento de tu swing para posteriormente analizarte tú mismo.

Tú juegas pensando en dar a la bola con la intención de enviarla lo más lejos posible, pero cometiendo muchos errores en el camino.

Porque tú cometes muchos errores imperceptibles por ti mismo, porque tu concentración está en golpear la bola.

Pero precisamente esos errores son los que hacen que la bola caiga al suelo unos metros antes de lo que debería, o tú quisieras.

Si solo juegas para ti, sin importar el resultado, pues genial, entonces no hace ni que sigas leyendo.  De hecho hay muchos jugadores senior que no les importa el handicap que tienen, ni a cuantos metros envían la bola con el driver, porque solo va a jugar por jugar, solo por divertirse.

Imagina tan solo que quieres cambiar tu swing, ya sabes la teoría y durante muchos años has jugado al golf, por lo que un cambio como ese supone un gran esfuerzo extra. Si uno mismo quiere hacerlo solo, pues tendrá que dedicar muchísmo tiempo para ello, pero en cambio con la supervisión de un profesor, todo se haría más rápido y fácil.

Pero si tú eres de esos jugadores que les gusta mejorar y que los resultados son importantes para ti, es necesario, por no decir importante, que sigas leyendo.

Para mejorar en cualquier especialidad, es necesario la práctica, mucha práctica conlleva mejores resultados, pero con una condición: el tiempo.

Si tú lo haces solo, después de fijarte un objetivo, tienes que dedicar muchísimo tiempo a buscar el material y los conocimientos para llegar a tu objetivo.

Tendrás que entrenar, y evaluarte para ver si vas por buen camino, y tendrás que ser muy autocrítico para corregirte y enfocar tu esfuerzo o cambiar de rumbo, si los resultados no son los deseados.

.

¿Cuánto tiempo supone eso?

Pues mucho, porque tú mismo tienes que formarte buscando todo lo necesario, lo cual supone que dediques mucho tiempo a buscar bibliografía y videos para ir estudiando, primero de forma teórica y luego ir practicando.

.

¿Será más barato económicamente?

Seguro que sí, pero en contraposición se tardará muchísimo más tiempo en conseguir el objetivo.

Y eso teniendo en cuenta que tienes todo lo necesario para conseguirlo, porque como te falte algo que por desconocimiento no lo has incluido en tu proceso de aprendizaje, eso hará que aún se alargue más ese tiempo.

.



Tener un profesor de golf hará que tu progresión sea ascendente desde el primer día.


Primero al ponerte en manos de un profesional, esa persona te orientará en base a su experiencia, algo que ya hará que tú mismo no empieces desde mucho más adelante que si lo hicieras tú solo.

Además un profesor de golf tiene la capacidad de analizar cómo vas asumiendo los nuevos conocimientos y corregirte en el caso que no estén bien aplicados.

.

¿Cuánto tiempo supone eso?

Pues piensa que ese profesor de golf ya tiene el material necesario para que tú mismo mejores tu forma de jugar y además con su experiencia será siempre mucho mejor para orientarte.

Además, de ello, al verte, podrás fijarse en donde vas fallando y te podrá ir corrigiendo en el momento para así hacerte evitar la repetición de errores que te perjudiquen.

Además tu curva de aprendizaje será mejor y con resultados a un corto plazo de tiempo.

.

¿Será más barato económicamente?

Pues dímelo tú mismo, aunque pienses que pagar las clases de un profesor es un desembolso de dinero, tienes que tener en cuenta el tiempo que te ahorrarás si lo hicieras tú solo.

Además los resultados los conseguirías mucho antes, lo que compensa con creces el dinero invertido.

Piensa que los profesionales están continuamente educándose con profesores que les corrigen y depuran sus técnicas, es más, muchos de ellos se pasan de ocho a diez horas de formación, tanto teórica como práctica, al día. Ahí una gran diferencia entre un jugador de golf profesional y uno amateur.

Y tú mismo puedes ver los resultados que consiguen.  No es para menos, ya que ellos viven de jugar a golf, pero es un claro ejemplo que cuanto más se preparan, mejores resultados consiguen.

.

Para completar este artículo he querido incluir también el punto de vista de un profesor de golf, se trata de Jorge Cortés, todo un profesional del golf, con una larguísima trayectoria que además de impartir clases presenciales, tiene un canal de Youtube donde cada semana publica videos con técnicas de golf.  

Y no solo eso, sino que además tiene Golfanáticos, una academia digital de golf donde sus alumnos aprendemos mucho y, a los resultados me remito, consiguiendo con sus clases mejorar mucho de una manera muy amena.

Las preguntas que he hecho a Jorge Cortés han sido:



¿Porqué es importante tener un profesor de golf?

Al tener un profesor de golf vas a poder tener una persona que entiende cómo funciona el swing y te va a poder hacer una “lectura” de tu movimiento y decirte o guiarte hacia un swing que a ti te funcione y no al revés, que es lo que muchos amateur intentan, copiar gestos sin saber si les va a funcionar solo porque lo han visto o leído.



¿Qué ventajas e inconvenientes tiene entrenar con un profesor frente a hacerlo solo?

Las ventajas son muchas, pero para mi una de las más grandes es que el profesor ya ha pasado por donde estás tú y te va a poder guiar no solo en cuanto a técnica, sino también en cuanto a mentalidad y cómo enfocar los diferentes estados de ánimo que pasa el alumno. 

El profesor entiende perfectamente por lo que pasa el alumno en cada situación: cuando hace un cambio técnico y crea frustración en el alumno, cuando un torneo sale mal, en una buena racha, en una mala racha… ahí vas a tener a tu profesor que va a poner su experiencia a tu alcance. 

El jugador que no tiene profesor en ocasiones no sigue una línea de entrenamiento, va probando de aquí y de allá y normalmente no se compromete mucho tiempo con algo, no sabe o no entiende el proceso de cambio, y eso justamente te lo va a marcar tu profesor.



¿Cuánto tiempo se debería entrenar a la semana para conseguir un handicap menor de 20 y de 10?

Esta pregunta va a depender de algunos factores: de la edad, si ha hecho otros deportes, si presta atención a la técnica y la estrategia. 

Yo creo que para mantener un nivel similar a handicap 20 se necesitan varios años de base y después te diría que mínimo dos veces a la semana combinado entrenar y jugar, y muy justo. 

Para handicap 10 la cosa ya se pone seria, aquí hay dos casos muy marcados, los que llevan muchos años jugando y no necesitan tanto entrenamiento, es como que ya tienen su swing y conocen sus puntos fuertes y débiles y saben jugar con eso. Y luego está el jugador que empieza a mediana edad y lleva unos 5 u 8 años jugando y ya empieza a controlar medianamente el golpeo, se puede decir que empieza a ser regular en el swing. 

Para llegar a un nivel de handicap 10 se necesitan varios años de base, aunque por experiencia te diré que contabilizarlo por años es un error, tengo alumnos que llevan lo mismo pero uno va solo a la clase y no todas las semanas y el otro nunca falla y además entrena un par de días todas las semanas. Los dos llevan el mismo tiempo pero uno juega muchísimo mejor que el otro. 

La respuesta es depende de cada situación personal, pero unos cuantos años no te los quita nadie y cierta regularidad a la semana a la hora de ir a entrenar es necesario para mantener el nivel.



¿Algún consejo para aquellas personas que están indecisas de tener un profesor de golf?

El golf es un deporte extremadamente difícil, muy técnico y nada natural, por lo menos al principio. 

En otros deportes puedes llegar a disfrutar sin clases, sin profesor, solo con tu habilidad y viendo al compañero como lo hace, en el golf eso no ocurre, si alguien quiere empezar a jugar sin profesor es posible que no le de ni a la bola, lo he visto. 

El profesor es necesario para que puedas llegar a disfrutar jugando, para que tengas unos conocimientos mínimos de como funciona el movimiento y ten por seguro que te van a salir multitud de dudas, tu entrenador te va a marcar un camino muy claro que te ayudará a recorrer y evitará que hagas errores que pueden ser difíciles de cambiar en el futuro. 

Si eres mínimamente competitivo necesitas un profesor de golf, ¡hasta los mejores del mundo tienen entrenadores!

.

Yo creo que con las respuestas de Jorge Cortés ya queda mucho más claro la necesidad de tener un profesor de golf si realmente quieres mejorar tu forma de jugar y conseguir con ello mejores resultados.

Y sí, ya sé que me dirás que puedes entrenar con el putt en casa, pero obtendrías mejores resultados con unas nociones previas de tu profesor de golf. Asegurado.

¿Y a ti qué te parece? ¿es importante para ti la figura del profesor de golf?

Coméntalo para que así otros jugadores, puedan tener otras opiniones.

Porque si no tienes rutinas mientras te preparas o juegas en el campo de golf, tu mayor preocupación será pensar en aquello que se te ha podido olvidar, en vez de pensar en jugar a golf.

Cada vez es más común encontrarse con jugadores que después de una vuelta horrible, achacan sus resultados a factores externos a sí mismos.  

Como ya sabrás, hay muchísimos jugadores, tal vez demasiados, que cometen los 5 pecados capitales del golf, pero no una, ni dos veces, sino cada vez que va a jugar a golf.

Lo malo de ello, no es que se esté perjudicando con ello, sino que además perjudica a otros jugadores, con una clara consecuencia, que hoy mismo es un problema creciente en los campos de golf.

Me refiero a las tediosas esperas que muchos jugadores tienen que hacer a otros jugadores que no solo juegan muy despacio (que eso es más o menos comprensible y se puede perdonar) pero en cambio hay otros jugadores que no solo no vienen preparados para jugar, sino que ni siquiera tienen rutinas mientras están jugando.

Rutinas, me preguntarás, pues sí, unas simples rutinas que si las tienes en cuenta, no solo te ayudará a jugar mejor a golf, sino que ayudará a tus compañeros y otros jugadores con los que coincidas en el campo de golf.

Hoy te quiero hablar de aquello que debes tener en cuenta si quieres, de verdad, jugar BIEN a golf, y con ello a conseguir buenos resultados, aunque ya evites los 8 errores más comunes en golf.

Tú sigue leyendo y ya verás:

Sencillas rutinas en casa

 -> Prepara la ropa.

 -> Prepara la bolsa de golf.

 -> Prepara la comida.

Rutinas antes de empezar a jugar.

-> Comprueba que tienes todo el equipo.

 -> Dedica 30 minutos a calentar.

 -> Guarda lo necesario en tus bolsillos.

Rutinas mientras juegas

 -> Concentrate solo en la calle que jugarás

 -> Fija un objetivo para tu próximo golpe.

-> Olvídate de los experimentos.

-> Después de embocar.

Rutinas después de terminar de jugar todo el recorrido.



Un sencilla rutina para hacer en casa

¿Cuántas veces dejas todo para el final, justo antes de salir al campo de golf? 

Eso repercute en estrés y con una clara consecuencia, siempre se te olvidará algo.  Algo que te hará falta durante tu recorrido en el campo de golf y precisamente por no tenerlo, te perjudicará en tu resultado. 

Simple y llanamente.



 -> Prepara la ropa

Es importante ir a jugar al campo con ropa cómoda, que nos ayude o no nos entorpezca con los movimientos que tenemos que hacer decenas y decenas de veces.  Ten en cuenta que aquello que te resultó incómodo en casa, te resultará aún más incómodo en el campo, pero multiplicado por diez, por lo que es muy importante tener una ropa que te haga sentir muy cómodo.

Prepara unos calcetines y zapatos cómodos; piensa que vas a caminar durante kilómetros, pero si no llevas tu carrito de golf, también caminarás con tu bolsa de golf, lo que supone un peso extra durante todo el recorrido.

Prepara unos pantalones, flexibles y anchos, que no te impidan hacer tu swing de una manera holgada.

Prepara una camiseta y chaqueta transpirable y holgada que te permita hacer los movimientos sin impedimentos.

Como dato adicional, cuando he jugado a golf en invierno en algún campo de golf nevado en Suecia, me he encontrado con jugadores que han ido a jugar con unos chaquetones enormes.  Eso está bien para no pasar frío, porque muchas veces estas jugando a -5 o -7 grados centígrados, pero eso dificulta enormemente hacer el swing, y claro está, olvídate de llegar a 250 o 300 yardas con el drive. 

¿Te das cuenta de lo importante que es tener una ropa adecuada?  Y aunque es un caso un tanto exagerado, me sirve para mostrarte que tu ropa te condicionará para jugar.

Acostúmbrate a preparar toda tu ropa la tarde anterior, y así tendrás tiempo para cambiar unos calcetines o una camiseta, en vez de encontrarte que cinco minutos antes de ir al campo, los calcetines te están molestando 😉



 -> Prepara la bolsa de golf

¿Llevas todos tu palos? ¿están todos limpios? ¿tienen bien limpios los grips o están en condiciones? ¿llevas bolas suficientes? ¿y tees?

Si vas a jugar a golf, es muy importante llevar todo el equipo en las mejores condiciones, porque realmente son tus herramientas para conseguir buenos resultados y si algo falta o no está en condiciones, es mejor arreglarlo antes de presentarte en el campo, donde poco o nada podrás hacer en ese momento.

Hace tiempo, un compañero de golf, llegó al campo sin bolas de golf suficientes y se dio cuenta en el primer hoyo, así que fue corriendo y resultó que la máquina que vendía bolas en el club no funcionaba.  Su solución fue usar las bolas de práctica, una buena alternativa pensó él, pero al terminar el recorrido, se dio cuenta que había tenido el peor resultado de los últimos años. 

¿Adivina porqué? Precisamente por haber usado esas bolas de práctica.

Y además una de las cosas que nunca debes olvidar es tu libro de reglas de golf, porque ni te imaginas lo que te podría ayudar en caso que sucedea algo “extraño”.



 -> Prepara la comida

Es muy importante estar hidratado durante todo el recorrido, por lo que tener preparadas unas botellas de agua y algunas bananas, harán que no te canses tanto durante todo el juego.

Hasta aquí lo más sencillo de hacer, ¿no te parece?



Rutinas antes de empezar a jugar

Aquí es donde muchos jugadores que solo van al campo de golf directamenta a jugar, deberían tener muy en cuenta cada una de estas rutinas, porque ellos sin saberlo van a jugar mal desde el primer hoyo, solo por no haber tenido en cuenta…



 -> Comprueba que tienes todo el equipo

Como ya lo preparaste en tu casa, no tendrás más que revisar que tienes todo lo necesario y en qué bolsillo está cada cosa.

Tener siempre el mismo orden te ayudará a poder encontrar facilmente todo aquello que puedas necesitar, por eso cada palo debe estar en su sitio, las bolas extra en un bolsillo, el trapo para limpiar los palos y las bolas a mano (porque lo usarás una media de 80 veces por recorrido), el guante, etc



 -> Dedica 30 minutos a calentar

Este punto es muy importante; antes de hacer cualquier ejercicio físico es necesario calentar nuestros músculos y tonificarlos para que luego estén a pleno rendimiento a la hora de jugar.

¿Qué pasaría si no lo haces?  Pues algo tan normal como que los primeros hoyos los juegues a medio rendimiento y por ello des golpes extras.  

¿Te resulta familiar? Porque eso le pasa a más del 60% de los jugadores amateur.

Unos ejercicios de estiramientos de cuello, hombros, brazos, muñecas, cadera, piernas, tobillos y pies; durante unos diez minutos marcarán mucho la diferencia.

Y claro, eso implica ir con tiempo al campo de golf.

Pero en el caso que llegues con muy poco tiempo, tampoco es excusa para no calentar, así que aquí te dejo un video de Jorge Cortés, con cinco ejercicios QUE DEBERÍAS HACER antes de tirar bolas o salir a jugar al campo, y que además podrás hacer en unos pocos minutos.



 -> Guarda lo necesario en tus bolsillos

Tener un pantalón con muchos bolsillos, no significa tener que llenar todos los bolsillos.  Quita todo aquello que no sea necesario. 

Pero en cambio guarda siempre el arreglapiques, una moneda o un objeto para marcar la bola, dos tees y dos bolas de golf. 

¿Porqué? 

Sencillo, porque es lo que vas a usar en cada calle y es mejor tenerlo a mano para no perder el tiempo en ir a la bola de palos de golf a buscarlo cuando te hagan falta.

¿A cuántos jugadores has visto volver a buscar en su bolsa un tee y con ello haciendo esperar a los demás jugadores.

O incluso cuando vas a marcar la bola en el green y no tienes nada para ello y tienes que buscarlo en tu bolsa.

Todas esas situaciones que hacen que el juego se haga más lento de forma innecesaria, se solucionan tan sencillo como teniéndo lo que necesitas en el bolsillo de tu pantalón.

Y no te olvides de 9 cosas que debes hacer antes de una vuelta de golf.

.



Rutinas mientras juegas

Muchos jugadores en el momento que comienzan a jugar ya solo se concentran en golpear la bola, pero sin tener en cuenta que lo hacen de una forma desordenada, es decir, toman un palo, luego piensa en la distancia, cambia de palo, mira a la bola y se da cuenta que está sucia, marcan la posición de la bola, dejan el palo, límpian la bola, la vuelven a reponer, etc, etc.

Todo esto hace que jugar sea un estrés constante por el mero hecho de no seguir siempre el mismo orden y con ello sentirse relajado para así poderte concentrar de la mejor manera para golpear la bola de golf.



 -> Concentrate solo en la calle que jugarás

El campo de golf es muy grande y estar pendiente de todos los detalles a tener en cuenta en cada hoyo, lo único que repercute es en preocupaciones.

Por eso es importante que te concentres solo en la calle que vas a jugar.

Olvídate de todo lo demás, de las calles anteriores (que jugaste genial o fatal) o de las calles posteriores (que todavía no tienes ni idea de cómo las encontrarás).

Hay muchos jugadores que suelen hablar de los obstáculos que habrá tres calles más adelante o de como jugar con un determinado palo, pero todo eso lo único que hace es entretenerte en algo que de nada te servirá en ese momento.

Mira la tarjeta de juego para saber la distancia desde el tee de salida hasta el green, fíjate donde están “aproximadamente” los obstáculos.

Y juega, solo, pero solamente tu próximo golpe. Olvídate del resto. 



 -> Fija un objetivo para tu próximo golpe

Ya te toca golpear la bola, ya sea en el tee de salida o desde el fairway.

Aquí lo importante es solo golpear la bola para “acercarla” la green, olvídate del resto.

Para ello calcula la distancia hasta el green y busca alguna referencia donde apuntar la bola.

Sí una referencia que será tu objetivo, ahí es donde debe llegar la bola.  Pero un objetivo realista, de nada te sirve marcarte el objetivo de llegar al green que está a 200 metros

si tú solo llegas a los 150 metros con el palo.

Cuando ya tengas tu objetivo busca el palo con el que “tú bien sabes” que podrás llegar, olvídate de los consejos de otras personas.  Tú bien sabes a qué distancia llegas con los palos y con cuáles juegas mejor y peor.



 -> Olvídate de los experimentos

Si has salido al campo de golf a jugar, lo que debes hacer es jugar, de la mejor manera que puedas, pero a jugar.

Los experimentos se hacen en la zona de prácticas, donde probarás y probarás, pero hasta que no salga bien por lo menos el 75% de las veces, no debes incorporarlo a tu juego.

Los jugadores que intenta emular esos golpes mágicos que han visto a sus ídolos sin haberlos entrenado una y mil veces, de nada le servirán probarlos en el campo de golf; porque te 

puedo asegurar con un 99,9% de seguridad que esos golpes mágicos se transformarán en golpes desastrosos, sí o sí.



 -> Rutinas después de embocar

Mientras esperas a tus compañeros y os dirigís al tee de la siguiente calle, limpia las bolas, limpia el putter, comprueba que tu marcador apunta bien los golpes, apunta tú también los golpes en la tarjeta, y bebe un gran sorbo de agua, y si te hace falta come también algo.

No hay mucho más que decir, si tienes siempre esta sencilla rutina, lo llegarás a hacer sin pensar y con ello estarás listo para jugar el siguiente hoyo sin la preocupación de si te faltó algo de hacer.

Esto hará que estés bien hidratado, lo que evitará que te canses tanto, algo muy importante para seguir jugando a pleno rendimiento.

Aquí quiero que tengas en cuenta un detalle, si compruebas que tu marcador apunta bien tus golpes, resolverás en ese momento las posibles desavenencias que pueda haber si has dado un golpe más o menos.

¿Has visto alguna vez las discusiones o descalificaciones de jugadores porque su tarjeta no coincidía con la de su marcador?  Incluso a los jugadores de golf profesionales les ha pasado. 



Después de terminar de jugar todo el recorrido

Ya se ha terminado el recorrido, han pasado varias horas y lo que a uno le apetece es ir al bar de la casa-club para pedir algo de beber y de comer, y sentado cómodamente en un confortable sofá comentar con los otros jugadores tus sensaciones y logros que has conseguido en el campo de golf.

Pero aquí quiero destacar, que es importante hacer unos ejercicios musculares de relajación, antes de la merecida fiestecita y descanso.

Ten en cuenta que has jugado 18 hoyos, durante unas 4 horas, donde has ejercitado mucho tu cuerpo, y es necesario que tus músculos se relajen con unos ejercicios, por lo que hacer unos ejercicios de estiramiento te evitarán molestias musculares horas o días después.

.

Como has podido leer, no te estoy proponiendo rutinas demasiado difíciles de realizar, y te aseguro que si siempre las sigues, al poco tiempo se convertirá en algo automático.

Tampoco es algo que cualquiera no pueda hacer, incluso si eres un jugador senior y sigues los consejos adecuados para ti.

Pero todo esto te permitirá que tengas el equipo limpio y en condiciones, la tarjeta bien anotada, y además estarás hidratado durante todo el recorrido.  Condiciones más que necesarias para conseguir tus mejores resultados.

Y ahora te toca a ti, ¿tienes algunas rutina (por no decir varias) que suelas hacer cuando vas a jugar al campo de golf?

Déjame un comentario y lo hablamos.

En el libro con las reglas de golf encontrarás una cantidad de situaciones que pueden surgir mientras juegas a golf, pero sobre todo cómo se pueden solucionar para ayudarte a conseguir un mejor resultado en tu jornada de golf.

¿Cuántas veces has jugado a golf y otro jugador te ha comentado que por aplicar una determinada regla tienes una penalización, por lo que acabas de hacer?

Una situación cuya primera reacción es de sorpresa, indecisión, incertidumbre e incredulidad.

Seguramente porque esa situación ya la has repetido en varias ocasiones, tal vez muchas veces y además jugando con otros jugadores que además le han pasado también, y nadie te ha llamado la atención, ni mencionado nada al respecto.

Te puedo asegurar que esto pasa con mucha frecuencia, con demasiada frecuencia, para sorpresa de todos.

No es porque nosotros no queramos jugar bien, sino más bien porque jugamos sin conocer a fondo las reglas del golf y eso es jugar a la aventura.

Pero esto es algo que no solo sucede a los jugadores amateur, de vez en cuando también les pasa a los jugadores profesionales en diversos torneos.

Y precisamene ellos viven de esos torneos, por lo que uno puede pensar que es fundamental que ellos conozcan muy bien esas reglas de golf.

Pues, al igual que muchos jugadores, a ellos también les sucede, pero en cambio, ellos tienen peores consecuencias.

Imagina la situación que yo mismo he vivido, primer hoyo del campo, un par 3, con el tiempo a favor y golpeo la bola.

Para mi sorpresa la bola vuela y vuela hasta el green y cuando nos acercamos a ver la bola, resulta que está en el borde del hoyo y la bandera la está sujetando, impidiendo con ello convetir ese golp en “hole in one”. ?

Para que tú mismo lo veas, he puesto la foto en el encabezado del artículo.

Hasta aquí algo grandioso, porque mi primera idea fue dejar la bola tal y como está, y esperar que el viento moviera la bandera para que así la bola entrara en el hoyo.

Un situación de gran alegría, sobre todo porque hacer un hoyo en uno, significa que en el hoyo 19 habrá una pequeña fiesta en el club, firma en el libro de mérito y una placa conmemorativa de la hazaña. ?

Pero al cabo de unos segundos de euforia me decidí a mover yo mismo la bandera, y en ese momento la alegría de todos se tornó sorpresa, cuando otro jugador, sin previo aviso, movió la bandera y la bola entró en el hoyo. ?

Lógicamente el otro jugador lo hizo sin mala intención, pero ahí es donde hubiera sido importante conocer la regla 17.4 que dice así “Cuando el asta-bandera está colocada en el hoyo y la bola no embocada de un jugador reposa recargada en ella, el jugador, u otra persona autorizada por él, puede mover o sacar el asta-bandera y si la bola cae dentro del hoyo, se considera que el jugador ha embocado con su último golpe. De no ser así, si la bola fue movida, debe ser colocada en la orilla del hoyo, sin castigo”.?

Si yo le hubiera dicho al otro jugador que moviera la bandera, sí que habría sido hoyo en uno, pero como lo hizo sin avisar, se considiera que lo hizo sin autorización y por ello, la bola me tocó colocarla en el borde para al golpearla hacer un birdie. ?

Un birdie, no está mal, pero …

Pues aquí tienes un ejemplo de lo que puede suceder por no saberse la reglas. De hecho el otro jugador me pidió perdón un par de docenas de veces y quedó en invitarme a cenar, aunque yo le dije que con la condición que se leyera las reglas de golf.

Otro claro ejemplo es lo sucedido hace tan solo unos días, cuando el estadounidense Blake Abercrombie fue descalificado por usar una cámara telemétrica (o medidor láser) en el primer hoyo de torneo en Dinamarca, y eso le costó la friolera cantidad de unos 5000€ (2000€ correspondientes a la inscripción al torneo, más otros 3000€ correspondientes al viaje, alojamiento, comidas, etc).

Y solo se trataba de una una cámara telemétrica, un elemento que está prohibido en el reglamento de la escuela clasificatoria del circuito europeo, una regla considerada como local, pero siendo esa regla igual de importante que cualquiera de las reglas de golf.

Aquí se ve claramente cómo …



el desconocimiento de una simple regla puede tener consecuencias desastrosas.


Pero también está la otra cara de la moneda…

La situación vivida por el jugador belga Thomas Pieters que jugaba durante la segunda jornada de Le Golf National, torneo que acoge el Open de Francia.

Cuando justo estaba a punto de golpear la bola con el putter, un niño tosió a su espalda y por instinto el jugador intenta “parar” el golpe pero no le da tiempo y finalmente golpea la bola, haciendo que solo se mueva unos pocos metros.

En ese caso, después de consultar con un árbitro, se le permitió volver a golpear la bola desde la posición inicial y aunque finalmente no embocó la bola para hacer birdie, bien pudo haberlo hecho y culminar muy bien ese hoyo de par 5.

Y es que desde que se cambió esa regla hace unos años, si resulta que “un jugador mueve o golpea la bola (en el green) sin intención de golpearla, el jugador podrá reponerla en su lugar de origen y repetir el golpe sin ningúna penalización“.

Esta situación, que fue bastante comentada en diversos foros de golf, es un buen ejemplo que …



las reglas de golf están para ayudar en esas situaciones “comprometidas”.


Y situaciones “comprometidas” hay por doquier, por ejemplo…

  • un jugador golpea la bola de otro jugador y la mete en el hoyo.
  • la bola es golpeada en un bunker, rebota y te da al jugador en un pie.
  • la bola queda en la orilla de un lago y justo cuando vas a golpearla (sin llegar a tocarla) esta cae al agua.

o que un simple insecto o animal ayude a embocar la bola, ¿o creías que eso no podía suceder; pues precisamente las reglas 9.6 o 13.3b (dependiendo de dónde esté la bola inicialmente en reposo) dice que la bola debe ser respuesta en su posición inicial sin ninguna penelización.

Cuando uno hace el primer curso de golf, una de las “recomendaciones” que menciona el profesor de golf en la parte teórica, es tener siempre en la bolsa de golf el libro de las reglas del golf.

Hay muchos jugadores que así lo hacen, pero con ello ya se sienten “satisfechos”, pero de poco o nada sirve hacerlo, si no lees las reglas del golf de vez en cuando.

De hecho el libro de golf que todos los jugadores recibimos …



es lo que tenemos que leer si queremos saber de golf.


Y precisamente a partir del 1 de enero de 2023, y después de cuatro años sin revisar, las nuevas Reglas de Golf entrarán en vigor, así que una buena ocación para leerlas y aprovecharlas a tu favor.

Porque hay que reconocer, si tienes el libro guardado en la bolsa y no lo consultas cuando juegas al golf, de nada te sirve.

Pero para consultarlo y saber qué reglas de golf hay que aplicar, primero tienes que tener una noción de lo que hay en el libro, porque cuando estás jugando, no tienes media hora para estar ojeando todo el libro y averiguar qué regla es la que hay que aplicar.

Seguramente te habrá pasado, que en una situación, has pensado que no pasaba nada y has seguido jugando sin consultar el libro de reglas.



Piensa que el libro está elaborado para que todos los jugadores de golf juguemos en idénticas circunstancias.


Seguro que no te gustaría que un jugador de golf drope la bola en un lugar muy ventajoso para él y de esa forma acercarse más al green, cuando realmente debería hacerlo metros atrás, al otro lado de un árbol.

Y que has visto hacerlo a más de un jugador, pero la sensación que deja en los otros jugadores es de hacer trampa.  Y si con algo tan sencillo, es capaz de hacer trampa, imagina en algo más complicado.

Porque hay que reconocer, hay jugadores que lo único que quieren, y de verdad es una obsesión, es ganar, ganar y ganar.  Como sea, incluso con trampas, mientras se llevan el triunfo.

Seguro que conoces algún jugador así y bien sabes cómo detectar a un golfista tramposo.

Pero piensa las ganas que vas a tener de volver a jugar con esa persona, si no le importa, mentir y engañar para hacer trampas y ganar.

Así no se disfruta de jugar a golf, así solo se consigue frustración y enfados, y personalmente prefiero jugar solo que mal acompañado.



Las reglas de golf hay que conocerlas, no necesariamente al pie de la letra, pero por lo menos es conveniente leerlas una vez cada seis meses.


Hay muchos jugadores que me han comentado, que las reglas de golf no les hace falta porque no participan en torneos y que para jugar un rato, tampoco se van a complicar con reglas.

Pero precisamente esos jugadores son lo que no se paran a pensar que si juegan con las reglas, se pueden beneficiar mucho, porque además muchos, jugadores, pero muchísimos, suelen infringir 7 reglas en el campo de golf.

¿O no te ha pasado a ti?

Porque a mi personalmente, me ha sucedido muchas veces, que la bola ha caído en un lago, fuera de los límites del campo o otra calle; o que la bola ha tocado la bola de otro jugador o se quedó empotrada en un árbol o encima de una roca, o la bola la cogió una gaviota y se la llevó, etc etc etc.

Cientos y cientos de situaciones que ocurren en cada jornada de golf, y que hacen que el golf sea así de emocionante, porque nadie sabe exáctamente lo que pasará a partir del momento en que golpeas la bola.

Porque como suele decirse…



“se sabe desde donde la golpeas la bola, pero nunca se sabe donde llegará a parar”.


Y de hecho cuanto más juegas a golf, más situaciones inesperadas ocurrirán, porque así es el golf.

Así que desde ya te digo, empieza a leer el libro de reglas de golf, poco a poco, sin prisa pero sin pausa.

Ya verás la cantidad de situaciones que pueden surgir y sobre todo cómo se pueden solucionar para ayudarte con ello a conseguir un mejor resultado en tu jornada de golf.

¿Y tú, sueles aplicar las reglas del golf cuando juegas en el campo grande?  Sobre todo las las 6 reglas más importantes del golf.

¿Has “vivido” alguna situación mientras jugabas que las reglas te han favorecido?  Deja un comentario para que así otros jugadores aprendamos de ello.

Porque cambiar tu swing de golf puede hacer que tu juego mejore muchísimo, pero ese proceso no está exento de riesgos.

La de veces que he visto a jugadores de golf que dan malos golpes y que lo achacan a muchos factores externos a uno mismo. Seguramente ya lo habrás leído en los 5 pecados capitales del golf.

Pero para ser sincero, muchísimos jugadores llevan años y años repitiendo una y mil veces un swing de golf que aprendieron en su momento.

Antes, ese swing de golf era ideal, ya que con la constitución, flexibilidad, fortaleza (tanto física como mental) era el “swing definitivo” con el que conseguía muy buenos resultados.

Pero el tiempo no pasa en balde, para nadie.

Y al igual que es necesario cambiar los grips de nuestros palos de golf, cambiar las varillas o incluso cambiar de palos a medida que pasan los años.

También tenemos que ser autocríticos y mirarnos al espejo para tener muy claro si nuestra forma de jugar a golf mejora o estamos estancados, pero sobre, todo porqué.

Nosotros no somos los mismos que hace años y por tanto también tenemos que cambiar nuestra forma de jugar, y sobre todo nuestro swing de golf, si queremos seguir teniendo buenos resultados.

Para que tengas los conceptos claros, te voy a plantear una serie de preguntas y tú ya vas leyendo lo que te puede interesar más:

Y para terminar una última reflexión.



¿Por qué y por qué no es tan importante hacer un cambio de swing de golf?

Aunque ya lo habrás deducido después de leer la introducción, y si eres un gran aficionado a jugar a golf, te habrás dado cuenta que desde hace algunos años hay un gran avance en el uso de las tecnologías para ayudar a los jugadores a mejorar, sobre todo con su swing de golf.

Hasta aquí genial, pero como todo avance, tiene un lado perjudicial.  Con toda la información que hay al respecto y sabiendo que cada jugador es totalmente distinto, el cambio de swing de un jugador no sirve para otros jugadores por igual.

Y antes de hacer cualquier cosa debes tener bien claro si debes y necesitas cambiar tu swing de golf, realmente.

Por lo que antes de nada, tienes que tener claro tus objetivos como jugador, nunca debes hacer un cambio de swing por moda o estética, ya que eso te perjudicará enormemente.

Aquí podrás decirme “claro que yo no haría eso”, pero te aseguro que hay muchos jugadores que teniendo un swing más o menos decente, han decidido cambiarlo por el swing algún jugador de golf profesional, porque es su ídolo, y los resultados han sido muy muy malos.

Antes de dar el paso, tienes que tener en mente, tu capacidad actual y los resultados que consigues. Después calcular el tiempo que dedicarás a ejercitarte; y por último el objetivo que persigues. 

No es tan difícil, por ejemplo un jugador con handicap 30, que tiene una vida sedentaria y juega una vez por semana, se quiere dedicar a entrenar dos o tres horas a la semana con el objetivo de llegar a handicap 20.

Si te das cuenta, he omitido, el tiempo en que se podrá conseguir el objetivo, porque te digo aquí mismo, que de nada te servirá pensar en ello, ya que por muy optimista que puedas ser, ese tiempo siempre vendrá determinado por tu capacidad y por las horas que dedicarás a entrenar.

Así que sé realista, el cambio de swing de golf es algo que se sabe cuando se empieza, pero se ignora cuando se consigue realmente. Lo que me lleva a la siguiente pregunta…



¿Cómo debería ser el proceso?

Antes de nada es necesario que consultes con un profesional. Nadie mejor que uno para analizar nuestra forma de jugar y nuestro equipo para orientarnos en aquello que debemos cambiar y cómo mejorar.

La de veces que achacamos “nuestros fallos” a ciertos elementos que luego no lo eran, y un profesional se da cuenta mucho más rápido de ello.

Hacer un fitting ayuda siempre mucho a mejorar porque es la mejor manera de analizar cómo golpeas la bola y con ello luego poder corregir tus palos.

¿Sabes cuantos jugadores de golf juegan fatal, solo porque sus palos de golf no son los adecuados? 

Simplemente porque compraron los palos por recomendación de un amigo, porque estaban de oferta o por ser de una determinada marca.  Pero ni siquiera pensaron en preguntar a un profesional si esos palos eran ideales para él.

Si eres primerizo, no debes ser muy exigente contigo mismo, estás empezando y de nada te sirve jugar con los palos de Tiger Woods, por lo que te aconsejo que hagas un fitting indoor.  Este se hace en un espacio reducido y cerrado frente a una red a unos tres metros de distancia pero que te hará ver tu forma de moverte y girar, tu estabilizad, tu fuerza, etc.

Si tú ya tienes una larga trayectoria como jugador de golf, te recomiendo hacer un fitting outdoor en un campo abierto, donde los factores del clima influyen mucho más en tu juego y el análisis resultante es más real.

Por último lado, podrías hacer un fitting online, pero desde ya, te digo que veas muy bien, la altura del jugador, su complexión física, la longitud de la varilla del palo y el handicap; ya que si el jugador no es muy parecido a ti mismo, lo que él haga, jamás lo podrás hacer tú y por mucho que lo intentes, nunca conseguirás los resultados que has visto.

Hacer un fitting es algo que todos los jugadores deberían hacer al menos una vez al año (es como la revisión médica), ya que cada año cambiamos mucho (física y mentalmente) y esos cambios afectan a nuetros resultados (la mayoría de las veces de forma muy negativa), por lo que es mejor solucionarlos lo antes posible.

Mi recomendación en estos casos es analizar los resultados de los tres últimos años para así tener un objetivo más real. ?

De poco o nada te vale decidir bajar a handicap 20 desde 30, si los últimos años no has bajado más que 1 o 2 puntos.

Por último para las pruebas de fitting, te recomiendo usar bolas Wilson Staff Premium Practice; no es por hacerles publicidad, sino más bien es una apreciación personal, porque yo mismo he probado distintas bolas y pienso que estas son las mejores, ya que estas bolas de 2 piezas pierden más o menos un 10% con respecto a una bola real, lo que te dará datos más cercanos a la realidad de tu golpe habitual.

Pero, ya te dije, esto ya es un detalle más personal para tener referencias con la bola, ya que como los jugadores solemos cambiar de bolas con bastante frecuencia no nos paramos a analizar, muchas veces, cómo este cambio de bola afecta a nuestro juego.

Pregunta de examen: ? ¿En qué estado están los grips de tus palos de golf? Porque ni te imaginas la diferencia que puede haber de tenerlos sucios o gastados, a tenerlos nuevos, ya que podrías rebajar hasta en 10 golpes en tu recorrido.



¿Cuánto tiempo llevará hacer un cambio de swing de golf?

Esa ya es una cuestión muy personal, ya que depende de la urgencia de ver resultados que tú mismo te impongas y de tu capacidad como jugador.

Conozco jugadores amateur que en un par de meses han hecho un cambio de swing de golf completo y empiezan a ver muy buenos resultados; y también conozco algún jugador que por querer resultados en un plazo de tiempo muy corto, se dedicaron a entrenar varias horas cada día.

Yo prefiero ser más prudente, por una sencilla razón, las prisas que te impongan vendrán con muchos errores que luego te costará mucho corregir.

Lo ideal es que empieces con ejercicios básicos, sencillos movimientos frente a un espejo, pero sin golpear la bola, pero sobre todo hacerlo “a cámara lenta”, una y otra vez, repitiendo el proceso en rondas de diez y luego un descanso.

No tengas prisa, lo que necesitas primero es crear una memoria muscular, y te puedo asegurar que los primeros días son decisivos y que de un día para otro te saldrán muchas dudas.

Eso es muy, muy bueno, cuantas más dudas surjan mejor, porque eso quiere decir que tu mente está asumiendo el cambio y ahí es importante la constancia.

La constancia será tu mejor amiga en este proceso, debes ser capaz de repetir y repetir los ejercicios, cada día durante unos diez o quince minutos; y eso durante al menos dos o tres semanas.

Si eres capaz de hacerlo, ya habrás hecho lo más difícil, y a partir de ese momento es cuando puedes empezar a golpear la bola.

Sí, lo has leído muy bien, no vale golpear la bola con el nuevo swing de golf antes de esas semanas, porque por instinto tu mente volverá a querer golpearla como lo hacía antes, y entonces todo saldrá mal y tendrás que volver a empezar todo el proceso.

Conozco a jugadores que han hecho el cambio de swing de golf en invierno, cuando el tiempo te obliga a no poder jugar mucho en el campo de golf, pero eso les ha ayudado mucho a sentir los cambios.

Cuando yo sentí que necesitaba un cambio de swing, esperé hasta el otoño y alternaba mis ejercicios con ejercicios caseros para cambiar mi forma de jugar con el putter, ya que también decidí cambiar de grip en mi putter para así embocar desde más lejos.



¿Por qué deberías tomar clases?

Aunque ya lo expliqué antes, y el proceso realmente lo tienes que hacer tú a tu propio ritmo, es muy importante que un profesional te supervise.

Sobre todo para enseñarte a evitar errores o corregir aquellos que vayas teniendo.

El swing de golf es totalmente personal, ya que viene determinado por nuestra condición física pero piensa que al ser movimientos no naturales, nuestra mente suele intentar hacerlo que sea natural.

Además, y algo importante, el profesor te podrá ayudar a avanzar ya que al analizar cómo vas progresando, te irá añadiendo algún ejercicio extra que supondrá mejoras.

Pero todo esto me lleva a …



¿Tienes paciencia para hacer un cambio de swing de golf?

Cómo ya te mencioné antes, la constancia es fundamental, conozco a jugadores que al cabo de una semana se “han rendido” y volvieron a su swing de golf de antes y por tanto no consiguieron los resultados que querían.

Entiendo que entrenar cada día es “complicado” por la rutina del trabajo, familia, amigos, etc pero lo que tienes que tener muy claro es si realmente lo quieres hacer, porque en caso contrario, yo te diría que no pierdas el tiempo en empezar el proceso.

Por otro lado, es importante enfocarte en el cambio de swing que estás practicando y no dejarte influir por otros que puedas ver en Internet, porque eso te hará dudar y te retrasará.

Yo personalmente recomiendo, no leer nada ni mirar nada durante ese proceso.

En mi caso, te puedo decir que es imposible de cumplir ya que no podría hacer un paréntesis de leer o escribir sobre golf durante el tiempo que dediqué a cambiar mi swing de golf.

Pero tú sí que podrías hacerlo.

Algo que ayuda mucho es grabarte en video varias veces, para reproducirlo antes de ejercitarte y de esa forma tu mente tendrá una visión de ti mismo.

Y no me vengas que no eres muy fotogénico, solo piensa que cómo te veas tú mismo en el video es como te ven tus compañeros de golf.



Una última reflexión.

Si realmente estás considerando hacer un cambio de swing de golf, asegúrate primero que el cambio será relevante de verdad, aseguráte que tendrás el tiempo para hacerlo, busca ayuda de un profesional, comprométete y esfuérzate; y ya verás como conseguirás mejores resultados.

Como seguramente, buscarás información en Internet (al igual que yo mismo en su momento), aquí te dejo algunos artículos que te pueden ayudar.

Ya verás que con solo estos tres artículos podrás tener muy claro todo lo que requiere mejorar tu swing.

Así que ánimo, que todos los jugadores de golf, tarde o temprano, llegamos a este punto y al final aplicando lo que te he descrito, han conseguido su objetivo.

¿Y tú, ya ves necesario hacer un cambio en tu swing de golf? Déjame un comentario con tu objetivo y te responderé para así ayudarte.

El juego mental en golf suele pasar desapercibido pero es lo que marcará la diferencia entre tener buenos y malos resultados.

La de veces que he visto a jugadores de golf dar un “mal golpe” y quejarse de ello, insultar al caddie o arremeter con los palos de golf.

Y a partir de ese momento estar de mal humor y seguir jugando con ese malestar mental.  Sin mencionar el malestar que genera entre sus compañeros de golf.

Pero lo curioso de muchas de esas situaciones es que los jugadores empiezan a decir algo como “ya no haré el par del hoyo” o “con esto perderé varios golpes” o “estoy jugando horrible hoy”.

Si te das cuenta los comentarios negativos, poco o nada ayudan a tu juego de golf, ya que al estar de mal humor, difícilmente te podrás concentrar en tu juego.

Precisamente ya escribí sobre ello en el artículo Los 5 pecados capitales del golf, concretamente en el quinto pecado capital: Jugar pensando en otras cosas en vez de pensar en el juego.

Claro está, me podrías decir si realmente es tan importante, pero lo que deberías saber es que muy pocos golfistas aficionados trabajan en su juego mental, y es por eso que esos jugadores tienen tan malos resultados con tanta frecuencia.

Los jugadores de golf  suelen conocer algunas directrices o pautas mentales para jugar a golf, pero no basta con conocerlas, hay que poderlas aplicar cuando realmente hacen falta.

Al contrario que sucede con nuestros golpes, donde en cada ocasión escogemos el que mejor se adapta a la situación, lo ejecutamos y pasamos al siguiente…



El juego mental debe ser considerado como un todo y es fundamental a la hora de jugar al golf.


Si simplemente nos dedicamos a aplicar algunos conceptos en determinados momentos no nos va a servir para mucho.

De hecho no servirá de nada más que tener acumulado una serie de conceptos inconexos sin utilidad, lo que a la larga supondrá un agobio mental que nos perjudicará cuando juguemos al golf.

Como cada jugador de golf es completamente distinto, no todos podemos ceñirnos al mismo proceso, pero sí debemos aplicar algunos conceptos generales a nuestro juego mental cada vez que salgamos a entrenar y jugar en el campo grande.

Para que tengas unas ligeras ideas, aquí tienes 7 claves del juego mental en golf:

1.- Haz del proceso tu objetivo principal.

2.-  Mantente siempre en ese instante

3.- Acepta el resultado de cada golpe.

4.- Confía siempre en tu swing

5.- Juega sin grandes expectativas

6.- Construye confianza en ti mismo.

7.- Aprende a convivir con tus nervios

.

Como habrás podido ver en la lista superior, no es que sean conceptos muy complicados, pero si los tienes en cuenta, podrás superar facilmente situaciones como la que me ocurrió a mi y que aparece en la foto del artículo.

Imagina mi sorpresa cuando después de buscar mi bola durante un rato, me la encuentro encima de una roca, donde además no era muy sencillo golpearla.

Pues en situaciones así es donde tu fortaleza mental te ayudará mucho a resolver esa situación.

.



1.- Haz del proceso tu objetivo principal.

Mientras estás jugando en el campo de golf solo puedes controlar aquello que está en tus manos. 

Cuando concentras tu atención en las cosas que no puedes controlar (como la climatología, la fauna, otros jugadores o el resultado), la incertidumbre de esa “falta de control” causa lo que se llama una respuesta al estrés.

Es imposible predecir un juego con tantas variables e intentar hacerlo solo te perjudicará.

La mejor forma es concentrarte en lo que realmente puedes controlar y es tan simple como tu forma de jugar. 

No te compliques con nada más, solo concentrate en dónde quieres enviar la bola, qué obstáculos hay hasta ese destino y con qué palo conseguirás hacerlo.


2.-  Mantente siempre en ese instante.

¿Cuántas veces te habrán venido ideas ajenas al juego de ese momento y has desconectado totalmente para ponerte a pensar en ello?

Seguro que muchas veces.

Y cada vez que te ha pasado es tiempo que estar perdiendo, no solo para pensar en esas ideas, sino para volver a concentrarte en el juego y que junto al estrés del juego, hará que tomes decisiones precipitadas con resultados nada favorables.

Tienes que aprender a mantenerse en el presente, y eso es una habilidad importantísima en golf. 

Juega sin preocupaciones y sin pensar en las consecuencias del golf, eso es lo de menos, vaya a donde vaya la bola, siempre podrás golpearla para llegar al green.


3.- Acepta el resultado de cada golpe.

A menos que seas un robot 100% racional, que seas capaz de analizar cada golpe de forma objetiva con todos los factores externos que hacen que la bola llegue a su destino, o al destino que no querías, de nada sirve culparte por ello.

Los golpes son los golpes y por muy perfecto que golpees la bola, esta volará influida por muchos factores que tú jamás podrás controlar, como la calidad de la bola, la humedad del aire, el grosor de la hierba, la inclinación del suelo, etc, etc, etc.

Entonces, disfruta del momento, golpea de la mejor manera que tú sabes la bola, y disfruta de como vuela hasta donde llegue, sea o no sea donde tú querías.

Despreocúpate de cómo has jugado hasta ahora y de cómo jugarás después, solo preocúpate de jugar de la mejor manera solo ese golpe.


4.- Confía siempre en tu swing.

La de veces que has entrenado tu swing, horas y horas, bolas y bolas que han hecho que tu confianza sea plena.

Pues en el momento de jugar en el campo no debes nunca desconfiar de tu capacidad para repetir tu swing, nunca.

Tienes que pensar que jugar en el campo es repetir cada uno de tus entrenamientos y no inventar nada, ni golpes mágicos, ni nada.

Solo se trata de repetir lo que has entrenado, todo lo que no sea así, tendrá consecuencias inesperadamente desastrosas.


5.- Juega sin grandes expectativas.

¿Cuántos jugadores al comenzar a jugar se ponen metas inalcanzables? 

Tanto que ellos mismos se agobian porque no lo consiguen.

Pero sobre todo porque se idealizan ellos mismos y desconocen tu forma de jugar al golf, ¿te resulta familiar? Porque es el primer pecado capital del golf.

Si sabes como juegas, bien sabrás que resultados puedes conseguir, y poner una meta tan inalcanzable, lo único que conseguirás será jugar mal ya que tú sabes que aunque se alineen las estrellas, nunca lo conseguirás.

Así que juega y disfruta de tu juego, sin esperar conseguir grandes resultados, solo de jugar de la mejora manera que puedas.


6.- Construye confianza en ti mismo.

Usar “trucos mentales” para mejorar la confianza en ti mismo es un elemento clave para jugar bien al golf, y no solo eso, sino que también es clave en nuestra vida.

Tienes que encontrar frases sencillas y positivas que te motiven y te den confianza en cada golpe, lo que harán que finalmente juegues muy bien.


7.- Aprende a convivir con tus nervios.

¿Quién mejor que tú mismo te conoce? Tú mismo sabes de qué pie cojeas y tú mismo sabes cómo superar situaciones incómodas, así que eres tú mismo el mejor que puedes sobreponerte a todo.

No dejes que tus nervios te dominen y perjudiquen tu juego, busca la manera de controlarlos y así darás buenos golpes.

Pero claro está, ¿puedes sentir nervios y jugar bien?

Pues claro que sí, pero de eso depende en gran medida tu capacidad de autocontrol y como todo en el golf, hay que entrenarlo.

.


Últimas reflexiones.

Como tampoco quiero ser muy explícito, y con estas 7 claves ya te cambiarán la mentalidad para conseguir mejores resultados, aquí lo dejo.

Pero antes de terminar, quiero comentarte que si quieres saber más, en Sota Par tienes muy buenos artículos sobre el juego mental que me han ayudado a mi mismo y a otros muchos juegadores de golf.

Mi consejo es que dediques un rato a leer los artículos y así descubrir tú mismo el verdadero poder mental en golf, y que que tú mismo veas cómo mejorarás tus resultados aplicándolos.

Porque comenter estos pecados capitales te perjudicarán tanto que los resultados que conseguirás serán realmente nefastos.

Desde hace ya muchos años cuando hablo con jugadores de golf, después de jugar los 18 hoyos, es más que habitual tratar sobre las quejas y los problemas que han tenido en todo el recorrido.

Sobre todo por no haber enviado la bola a donde ellos querían, unas veces porque se quedaron cortos y la mayoría de las veces porque la bola voló muy a la derecha o muy a la izquierda, terminando entre la maleza o los árboles.

La mayoría de las veces, suelen echar la culpa de todos los fallos a los palos, las bolas, al caddie o el mismo campo.

Claro está, el jugador es el último que se culpa de ello, pensando que jugó magníficamente y que si no fuera por esos “fallitos” hubiera hecho un recorrido increíble.

¿Te resulta familiar esta situación?

Pues, precisamente, para ayudarte a que nada de esto suceda muchas veces o en la medida de lo posible a evitar que se repitan para así mejorar tus golpes, te traigo estos pecados capitales que el 99,9% de los golfistas cometen.

Sí, tú y yo mismo, los hemos cometido en varias ocasiones, sin darnos cuenta, pero te puedo asegurar que nadie se escapa.

Para que los tengas muy presentes, te los ordenaré según su mayor a menor gravedad:

-> Primer pecado capital: Desconocer tu forma de jugar al golf.

-> Segundo pecado capital: Jugar en el campo sin haber entrenado.

-> Tercer pecado capital: Mantener descuidado tus bolas y palos de golf.

-> Cuarto pecado capital: Jugar en un campo de golf que te perjudica.

-> Quinto pecado capital: Jugar pensando en otras cosas en vez de pensar en el juego.

Y no te creas que solo hay estos cinco pecados, pero entre otros muchos yo prefiero destacar estos por ser los más graves y los que te perjudican más al jugar a golf.

Aunque también te aconsejaría que tengas en cuenta estas 9 cosas que debes hacer antes de una vuelta de golf.


Primer pecado capital: Desconocer tu forma de jugar al golf.

¿Cómo eres tú jugando a golf?

Sé realista, de 1 a 10 ¿cómo te valoras?

Todo golfista tiene un referente, ya sea Tiger Woods, Severiano Ballesteros, Jack Nicklaus, Rory McIlroy, Gaby López, Greg Norman o Dustin Johnson; por decir algunos.

Es genial ver como juegan, como resuelven situaciones “imposibles” y finalmente ganan torneos.

Pero tú tienes que ser realista.  Tú eres tu ídolo. Tú no puedes jugar como tu ídolo.

Por mucho que lo desees, nunca podrás jugar como ellos.

Por la sencilla razón que tú no tienes su forma física, ni su entrenamiento diario (tanto físico, estratégico ni mental), ni su equipo, …

ni siquiera tienes una porción muy chica de las horas que pasan tirando bolas.

Entonces no pretendas llegar a sus resultados.

Es muy importante que tú mismo seas consciente de tus limitaciones y sobre todo tu capacidad.

Y el handicap así lo refleja.

No es malo tener un handicap 10 ó 20 si vas a entrenar y jugar una vez por mes. 

Y no es malo tener un handicap 20 ó 30, si no entrenas y tienes una vida sedentaria.

Y no es malo tener un handicap 40 si solo vas a jugar a golf los veranos.

Cada uno tiene sus propias circunstancias personales y eso siempre se refleja en tu forma de jugar y por tanto en los resultados que conseguirás.

Las frustraciones vienen porque te marcas objetivos difícilmente alcanzables.

Sé siempre realista contigo mismo y si quieres mejorar, ya sabes que tienes que entrenar.


Segundo pecado capital: Jugar en el campo sin haber entrenado.

¿Cuántos jugadores de golf suelen ir a jugar una o dos veces al mes al campo? 

Muchos, pero muchísimos, y la mayoría de esos jugadores, suelen decidir a jugar uno o dos días antes.

Algo bastante normal.

Pero luego son esos mismos jugadores los que juegan mal, bueno siendo sincero, juegan horrible.

Claro está luego vienen las quejas, pero lo nunca se debe hacer es jugar en el campo de golf sin haber calentado y entrenado antes.

Entrenado con cada palo.

Y no dos bolas, sino al menos 20 bolas con cada palo.

Por la sencilla razón que si quieres jugar bien, con cada palo, en el campo grande, antes debes siempre entrenar para recordar cómo se juega.

Aquí es donde seguramente me dirás que tú tienes muy buena memoria, pero no.

Ni siquiera los jugadores profesionales juegan en el campo grande sin haber calentado y entrenado un rato antes.

Así que tú, y yo también, que eres un jugador o jugadora amateur, tampoco podemos salir al 100% a jugar sin haber entrenado antes.

Hay una regla, ideal para entender esto…

“cada 100 bolas que entrenes, 10 bolas jugarás bien”

Así que si esas 100 bolas, son las que juegas en el campo de golf, luego no vengas con quejas que has jugado mal.

Y lo que tampoco debes hacer es salir al campo para entrenar cuando estás jugando con tus compañeros de golf.

Y ahí incluyo los experimentos golfísticos.

¿Cuántos jugadores salen a jugar al campo para probar a jugar con un palo u otro?

¿Y cuántos de esos jugadores intentan dar un golpe mágico porque lo hizo su ídolo?

¿O cuántos otros jugadores van a la aventura con la intención de jugar?

Y al final son los compañeros de golf los que tienen que armarse de paciencia mientras esperan y esperan al rezagado que ya ha dado cinco, seis y siete golpes y todavía no ha llegado al green.

Cada golpe que des en el campo, lo tienes que haber entrenado mucho antes y así funcionará como esperas.  

Las pruebas y experimentos se hacen en la zona de entrenamiento, siempre.


Tercer pecado capital: Mantener descuidado tus bolas y palos de golf.

Salir a jugar con palos de golf oxidados, manchados o descuidados es como salir a jugar al golf con una mano atada a la espalda, o peor aún atada a un pie.

Los palos de golf son tus herramientas para golpear la bola de la mejor manera posible con un claro objetivo: embocar la bola en el hoyo.

Los palos tienen que ser cuidados, pero no antes de salir a jugar o entrenar.

Tienen que ser cuidados cada vez que los uses. Sí exáctamente, justo después de usarlo y antes de meterlo en la bola.

He conocido jugadores, que juegan todo el recorrido y no llegan a limpiar ni una sola vez los palos, lo que hace que cada vez que luego los use tenga peores golpes.

Piensa en algo muy sencillo, si el palo tiene barro o las estrías de la cabeza están sucias con tierra o trozos de hierba, esos milimétricos objetos harán que la bola se pueda desviar 10 ó 15 grados y con ello hacer que la bola termine a varias decenas de metros de donde llegaría con el palo limpio.

Y limpiar no cuenta con poner la funda al palo. No valen los listos.

Poner la funda con la cabeza del palo sucio, hace que el palo siga sucio y se vaya oxidando, lo que acortará su ciclo de vida.

Y sobre la bola, pasa lo mismo, la bola se ensucia, sí o sí en cada calle, la humedad hará que se peguen briznas de hierba o trocitos de tierra, pues en esos casos, marca la posición de la bola, límpiala y vuelve a colocar la bola.

Rápido y sencillo.

Mantener las bolas y los palos de golf limpios evitará muchos malos golpes a causa de las suciedades.


Cuarto pecado capital: Jugar en un campo de golf que te perjudica.

Ir a jugar a un campo de golf que no conoces es como jugar con los ojos vendados y por eso es bastante normal tener malos resultados.

Es necesario conocer bien el campo o al menos tener unas nociones de lo que encontrarás en cada calle.

Para ello los mismos campos de golf tienen una libreta donde hay un pequeño resumen, de distancias de las calles, obstáculos, donde están situados los bunkers de arena.

No esperes a colocar el tee de salida y luego ver el dibujo que suele haber de esa calle para saber donde vas a jugar.

Cuanto más informado estés, mejor podrás afrontar cada parte de la calle y seleccionar el palo adecuado para ello.

Así que siempre, siempre, debes mirar la página web del campo de golf o pedir la libreta del campo en recepción para así tener una mejor idea de donde jugaras.

Como comentario adicional, cada vez que un profesional del golf va a jugar un torneo de golf, visita y juega en el campo días previos, para así saber de primera mano lo que encontrará el día del torneo.

En tu caso, como jugador amateur, deberías considerar que cada vez que sales a jugar al campo, es como jugar un torneo, para así mejorar y mejorar con cada vuelta.

Además, tal y como escribí hace poco, tienes que ser consciente de cómo te favorece o perjudica estar jugando en un determinado campo de golf, pero eso mejor ya lo lees en el otro artículo.

Juega en un campo que haga aflorar todo tu potencial y ya verás como consigues muy buenos resultados.


Quinto pecado capital: Jugar pensando en otras cosas en vez de pensar en el juego.

La de veces que he jugado con compañeros mientras están hablando de trabajo, de fútbol, de política o de temas conflictivos.

Pero a veces con conversaciones tan acaloradas que han llegado a los insultos y los enfados.

Soy consciente que hablar de ello mientras se juega, es una manera de “relajarse”, pero luego vienen inevitablemente los malos resultados.

Y la mayoría de las veces vienen como una gran sorpresa.

Pero tienes que tener en cuenta que si estás pensando en otra cosa que no sea golf, es imposible que te puedas concentrar bien y jugar bien a golf.

Es como remar una barca, si estás remando a la derecha, ¿qué esfuerzo extra tienes que hacer para cambiar de sentido a la izquierda? 

Pues con el golf es lo mismo, si estás pensando en política o en el trabajo, tu mente está concentrada en ello y no en cuál debería ser tu próximo golf para enviar la bola al green.

En este punto debes tener en cuenta lo importante que es el enfoque y la concentración para tu golf.

Si vas a jugar a golf, tienes que pensar, todo el tiempo, en golf.

Como te habrás dado cuenta, la solución a estos cinco pecados son muy sencillas:

– Primer pecado capital: Desconocer tu forma de jugar al golf. Solución: Sé siempre realista contigo mismo y si quieres mejorar, ya sabes que tienes que entrenar.

– Segundo pecado capital: Jugar en el campo sin haber entrenado. Solución: Las pruebas y experimentos se hacen en la zona de entrenamiento, siempre.

– Tercer pecado capital: Mantener descuidado tus bolas y palos de golf. Solución: Mantener las bolas y los palos de golf limpios evitará muchos malos golpes a causa de las suciedades.

– Cuarto pecado capital: Jugar en un campo de golf que te perjudica. Solución: Juega en un campo que haga aflorar todo tu potencial y ya verás como consigues muy buenos resultados.

– Quinto pecado capital: Jugar pensando en otras cosas en vez de pensar en el juego. Solución: Si vas a jugar a golf, tienes que pensar, todo el tiempo, en golf.

Y antes de terminar, quiero volver a mencionar que “cada 100 bolas que entrenes, 10 bolas jugarás bien”.  Me parece que más claro no se puede resumir y si recuerdas este mantra con frecuencia, ya verás como te sirve para motivarte a entrenar.

Y ahora te toca a ti, ¿sueles cometer alguno (por no decir todos) de estos pecados? O ¿además de estos cometes algún otro pecado cuando vas a jugar al golf?

Déjame un comentario y lo hablamos.

Tee Time Klever/Marca Claro

Hablamos de una cantidad de entre 700 y 800 millones de dólares. ¿Es posible que se pueda pagar tal cantidad de dinero por contratar los servicios de cualquier deportista? 

El LIV Golf, la nueva liga financiada por el gobierno de Arabia Saudí, ofreció esta cantidad a Tiger Woods para intentar que se uniera a su proyecto, según ha declarado el CEO de la organización, el australiano Greg Norman.

El Tigre rechazó la propuesta, así como Jack Nicklaus también hizo en su momento por ocupar el cargo que hoy en día recae en manos del ‘Tiburón’.

En una entrevista emitida este lunes por la cadena ‘Fox’ y grabada el pasado domingo durante el evento de Bedminster (Nueva Jersey), Norman admitió que el LIV presentó hace tiempo una oferta de ese tipo a Tiger Woods, al considerarlo un jugador que trasciende más allá de lo deportivo.

No especificó fechas, eso sí, pues hay que tener en cuenta que desde su accidente tras el Genesis en febrero 2021, el californiano apenas ha jugado un puñado de torneos.

“Se habló de ese número (una oferta entre los 700 y 800 millones). Tiger cambia los equilibrios, y obviamente uno tiene que apuntar a lo mejor de lo mejor. Se pusieron en contacto con Tiger antes de que yo me convirtiera en el CEO”, dijo Greg Norman. El cargo lo ocupa desde octubre de 2021.

Las ganancias de Woods en el PGA ni se acercan

Tiger Woods, ganador de quince grandes en su carrera y uno de los jugadores más importantes de la historia, decidió finalmente quedarse en el PGA Tour, circuito del que ha hecho una encarnizada defensa.

 Durante su trayectoria en el circuito estadounidense, el Tigre ha ganado 120 millones de dólares por sus resultados en los torneos, si bien sus mayores ingresos han llegado a través de la multinacional Nike y de sus numerosos patrocinadores.

Curiosamente, Woods, sin jugar en 2021, quedó primero en el novedoso programa del PGA Tour denominado ‘Player Impact’ (jugador más mediático), por el que recibió 8 millones de dólares y este año la bolsa total para los diez primeros sube a 50.

En la entrevista a Norman, este defendió además al LIV Golf de las acusaciones recibidas por la PGA, que le tachó como una amenaza para el futuro del golf.

“Nuestro modelo está construido al cien por cien alrededor del ecosistema del golf. No estamos tratando de destruir el PGA Tour o el European Tour. Queremos trabajar en el ecosistema del golf para demostrar que hay espacio para todos”, aseguró.

Con unos importantes alicientes económicos para sus jugadores, el LIV Golf aspira a organizar un circuito que rivalice en calidad y prestigio con el tour con base en EE.UU. El propio LIV anunció la semana pasada su alianza con el Asian Tour, con una lluvia de torneos y de millones sin precedentes en camino.

Los últimos en sumarse al nuevo formato fueron jugadores como Henrik Stenson, quien era el capitán europeo de la Ryder Cup y tuvo que renunciar, o Bubba Watson.

El PGA Tour, por su parte, hizo ayer público su calendario para 2023 y la mejora de sus premios. En estos momentos la principal lucha está en la aceptación de los torneos del LIV por parte del ranking mundial y cómo se puntuarían en caso de entrar.

También se espera que el Masters de Augusta se pronuncie sobre el acceso de los jugadores del circuito saudí a su torneo.

TeeTime Klever/ Redacción

El golfista mexicano, Carlos Ortiz, quedó cuarto en el LIV Golf en Bedminster y aunque se le complicó el último día de competencia, colaboró para que su equipo quede en tercer lugar.

Ortiz dijo en entrevista para MARCA Claro que no tuvo su mejor día en el torneo, pero que cerró bien para quedar en los primeros lugares.

“Bien contento la verdad es que fue un día complicado, aguanté y pude cerrar bien”.

Por otro lado, Ortiz dijo que en el torneo le motiva más la parte por equipos que la parte individual.

“La verdad es que esa parte me tiene muy motivado, en la parte individual yo vi que no tenía chance de ganar y vi que estábamos parejos con los otros equipos y es la parte que te llena mucho y te da fuerza para cerrar bien para el equipo. Creo que es más importante que lo individual”.

El equipo que comparte con Ancer y Sergio García, Fireballs, se quedó en el tercer lugar con -12 bajo par.