Tag

Jon Rahm

Browsing

TeeTime Klever / Marca

El calendario de Jon Rahm está repleto de eventos de golf de alto perfil este mes, comenzando con el LIV Houston del 7 al 9 de junio, seguido del US Open del 13 al 16 de junio y el LIV Nashville del 21 al 23 de junio.

A medida que se acerca julio, se prepara para otro gran desafío, el LIV Andalucía, previsto del 12 al 14 de julio en el prestigioso Real Club Valderrama. Este torneo es especialmente especial para Rahm ya que da paso al Abierto Británico.

Rahm, que está ansioso por competir en este campo icónico, expresó su entusiasmo a los organizadores del torneo.

“Siempre es especial volver a Valderrama”, continuó.

“Es un campo de golf con mucha historia, historia española, y estoy feliz de volver con el nivel de campo y competición que se merece”.

El LIV Andalucía contará con un campo de 54 jugadores de primer nivel, incluidos múltiples ganadores importantes que se han unido al circuito LIVRahm está encantado de que Valderrama vuelva a atraer a competidores tan estimados.

“Verlo en el lugar que debería estar y convertirse en un punto de encuentro para un público como el español, que sigue muy de cerca los deportes de equipo, creo que es algo bueno para España y bueno para el golf”, añadió. .

Rahm también habló del innovador formato de equipo introducido por LIV Golf.

Como dos veces ganador de un MajorRahm cree que este formato añade un elemento único al juego.

“Aquí el público es algo único”, señaló.

“Cada equipo tiene su esencia especial. Al final, es algo que creo que ayudará al golf en general, especialmente en un lugar como España.

“El golf puede haber tenido problemas en los últimos años y tener este nuevo aire de LIV Golf y los equipos, especialmente los españoles, creo que es algo que rejuvenecerá el deporte y le dará un impulso, no sólo para Sergio, para su equipo y para “Yo, sino porque mucha gente seguirá a mis compañeros simplemente porque están en el equipo”.

TeeTime Klever / Golf Monthly

El fichaje del español por LIV Golf le ha convertido en uno de los deportistas mejor pagados del mundo según la lista Forbes

Cinco golfistas figuran en la última lista de Forbes de los 50 atletas mejor pagados del mundo, con Jon Rahm en segundo lugar, sólo detrás de la superestrella del fútbol Cristiano Ronaldo.

La inclusión de Rahm en la lista, que rastrea los ingresos obtenidos entre el 1 de mayo de 2023 y el 1 de mayo de 2024, no es inesperada después de su gran acuerdo para fichar por LIV Golf en diciembre pasado.

Sin embargo, considerando su apoyo al PGA Tour antes de unirse, su decisión de considerar un cambio a LIV Golf llamó la atención, pero luego admitió que el dinero en oferta había entrado en su pensamiento .

Las ganancias totales de Rahm se estiman en 218 millones de dólares, con Ronaldo a la cabeza con 260 millones de dólares gracias a su traslado al club saudita Al Nassr.

Las ganancias de Rahm relacionadas con el juego fueron supuestamente de 198 millones de dólares, y los patrocinios representaron otros 20 millones de dólares. Rahm, de 29 años, es uno de los 22 jugadores menores de 30 años de la lista.

Más abajo en la lista, en el puesto 19, está Rory McIlroy. A pesar de no poder sumar una vez más a sus cuatro títulos Major, los dos más recientes llegaron en 2014, sigue siendo uno de los mayores impulsores del juego y no ha pasado tiempo fuera de los tres primeros en el ranking mundial desde 2022 tras otra exitosa temporada del PGA Tour.

McIlroy, que se convirtió en uno de los varios inversores de renombre en el equipo de F1 Alpine en 2023, obtuvo ganancias de 80,1 millones de dólares, y más de la mitad provino de empresas fuera de la pista.  

Rory McIlroy es el segundo jugador con mayores ingresos del juego.
(Crédito de la imagen: Getty Images)

A pesar de que la acción competitiva fue limitada debido a una lesión, el dinero siguió llegando para el 15 veces ganador del Major, Tiger Woods, que ocupa el puesto 23 en la lista con ganancias en el campo de 12,2 millones de dólares eclipsadas por otras ganancias de 55 millones de dólares para acumularle un total de 67,2 millones de dólares.

Seis lugares debajo de él se encuentra el actual número 1 del mundo, Scottie Scheffler, que obtuvo ganancias totales de 59,2 millones de dólares durante el período, de los cuales 39,2 millones de dólares provienen de su gran éxito en el campo, que incluyó cuatro victorias solo en 2024.

Scottie Scheffler ha estado en la mejor forma de su carrera
(Crédito de la imagen: Getty Images)

Tras su paso a LIV Golf en 2022, Cameron Smith también sacó provecho. El capitán de Ripper GC ocupa el puesto 43 en la lista con ganancias totales de 48 millones de dólares y casi 4 millones de dólares provenientes de su éxito en el campo, que incluyó dos victorias en el circuito de grandes cantidades de dinero durante el período de tiempo.

En 2023, los golfistas de LIV Dustin Johnson y Phil Mickelson figuraban entre los 10 primeros de la lista , pero ahora ambos han salido del top 50.

TeeTime Klever / Marca

Arron Oberholser, ahora comentarista de televisión, no dudo en criticar duramente a Rahm: “Te has llevado 500 grandes y dices que te sientes miembro del PGA Tour”

Las palabras de Jon Rahm, en la rueda de prensa previa a su participación en el PGA Championship, sobre su deseo de seguir jugando en el PGA Tour fueron duramente contestadas por el exjugador Arron Oberholser, ahora comentarista en The Golf Channel.

“Vas a decirme que todavía te sientes miembro del PGA Tour. Quiero retorcerle el cuello a través de la televisión, estoy así de enfadado ahora mismo. Estoy indignado”, exclamo Oberholser.

Rahm había sido claro cuando se le preguntó por su fichaje por el LIV Golf. “Mira, siguen diciendo ‘el otro lado’, pero yo sigo siendo miembro del PGA Tour, esté suspendido o no. Todavía apoyo al PGA Tour y creo que es una distinción importante que hacer. No me siento del otro lado. Simplemente no juego allí […] Voy a decir lo que he dicho siempre, espero que lleguemos a un acuerdo que sea beneficiosa para todos, pero yo no sé lo que está pasando”.

“Te has llevado 500 grandes y vas a sentarte ahí y decir que todavía te sientes como un miembro del PGA Tour”

Tras escuchar a Rahm, Oberholser, ganador del AT&T Pebble Beach National Pro-Am de 2006 y cuarto del PGA Championship en 2007, estalló: “Estoy indignado. Te has llevado 500 grandes (en referencia a los millones de euros) y vas a sentarte ahí y decir que todavía te sientes como un miembro del PGA Tour… Todos los jugadores en ese vestuario del PGA Tour deberían estar absolutamente indignados con él”.

“Hasta el día de hoy, no lo entiende. Este es un tipo que quería un puesto o quería ser escuchado, por lo que tengo entendido. Ya sea en un puesto en la junta directiva o en la junta política, quería ser escuchado sobre todo este asunto antes de ir a LIV. Y siento que no fue escuchado tanto como probablemente debería haber sido, y ahora me alegro de que no estuviera en esa posición porque no lo entiende”, añadió Oberholser, que se retiró en 2013 a causa de las lesiones sufridas en la espalda y en la mano.

TeeTime Klever/ RELEVO

  • El de Barrika no ha estrenado su palmarés y ha pasado del tercer al quinto puesto en la clasificación del PGA Tour.

Cuando el pasado mes de diciembre Jon Rahm anunció su marcha al LIV Golf a cambio de unos 550 millones de dólares, sabía que su decisión traería consecuencias. En primer lugar, deportivas. El de Barrika conocía las reglas que estaban instauradas en el PGA Tour y su adhesión al circuito saudí significaba que dejaría de participar en los torneos que hasta hace nada marcaban siempre su calendario. A cambio, jugaría en las citas del LIV, menos exigentes a nivel físico.

A diferencia de lo que han hecho los grandes jugadores del planeta que siguen fieles al circuito tradicional, Rahm apenas ha tenido que participar en seis torneos del millonario recorrido árabe, el último hace tan solo unos días en Australia. Y pese a que sobre el papel, el nivel de dificultad es inferior al que existe en el PGA Tour, al español se le está resistiendo la victoria y todavía no sabe lo que es ganar.

Esta trayectoria choca con lo visto hace un año, cuando a estas alturas de la temporada ya había conquistado cuatro títulos, incluído el Masters de Augusta, una cita en la que también ha estado presente este año y donde firmó la peor actuación de su carrera deportiva, terminando en el puesto 45 tras sufrir para pasar el corte. El hecho de haberse enfundado la chaqueta verde en 2023 le permite jugar los cuatro Majors hasta 2028.

Pese a no levantar ningún trofeo, el de Barrika sí está mostrando su habitual consistencia. No gana, pero siempre está entre los mejores. Es el único jugador del LIV Golf que ha terminado entre los diez primeros clasificados en cada uno de los torneos que se han disputado hasta la fecha y marcha segundo en la general global, tan solo por detrás del chileno Joaquín Niemann, que ha ganado dos citas. Además, Rahm ha celebrado dos triunfos por equipos.

Se estima, eso sí, que su bolsa de premios en el circuito saudí haya superado ya los cinco millones de dólares por sus participaciones individuales. Donde si está notando el bajón es en el ranking mundial. Los jugadores del LIV Golf no acumulan puntos en esta clasificación y el español ha pasado del tercer al quinto puesto tras ser superado por Wyndham Clark y Xander Schauffele. Dentro de dos semanas, en el PGA Championship, podrá recuperar terreno y conseguir el tercer Major de su carrera.

La consistencia en el juego del español indica que pronto conseguirá una victoria en la liga de golf saudí.

Sin ganar aún un torneo, Jon Rahm se ha convertido en el golfista más consistente en la temporada 2024 de LIV Golf, en sus seis participaciones ha terminado en el top 10, motivo por el cual el español ocupa el segundo lugar detrás de Joaquín Niemann en el listado de puntos por el campeonato individual de la temporada.

Esta semana se juega el séptimo torneo del 2024, el LIV Golf Singapur en el Sentosa Golf Club, donde Jon Rahm, capitán de la Legión XIII, llega entre los favoritos al triunfo.

Las estadísticas del golfista de Barrika son igual de impresionantes que las de Niemann. El chileno ha ganado dos torneos en la temporada.

Rahm es segundo en la liga en promedio de golpes (67.3 frente a los 67.2 de Niemann) y está empatado en el primer lugar en puntuación de par 4 y par 5. Sus promedios de golpes ganados desde el tee y alrededor de los greens se encuentran entre los mejores de la liga. Y, sus 95 birdies son seis más que nadie.

TRIUNFOS EN EQUIPO

Por equipos, Jon Rahm ha celebrado dos victorias con su equipo Legion XIII. Ganó su debut en el LIV Golf en Mayakoba, y también en Miami hace un mes.

Lo único que a Rahm le falta en su temporada de debut en LIV Golf, es ganar un título individual.

Pese a lo anterior, el español, el jugador más cotizado de la liga saudí no se siente frustrado por ello. Está enfocado en los aspectos positivos que indican que es uno de los golfistas más consistentes.

“Mentiría si les dijera que no estoy contento con la forma en que he estado jugando”, dijo Rahm el miércoles durante el trabajo de preparación en el Sentosa Golf Club.

ANSÍA LLEGAR A LA META

“Quiero decir, he superado el 10 cada vez que lo he jugado, así que no puedo decir que sea malo. La consistencia siempre es buena, pero estoy ansioso por llegar a la meta”.

Su mejor oportunidad hasta la fecha fue en su debut en Mayakoba, cuando compartió el liderato a falta de dos hoyos antes de sufrir bogeys consecutivos para quedar fuera del desempate entre el eventual ganador Niemann y Sergio García.

A la semana siguiente, en Las Vegas, estaba a solo dos golpes del liderato al entrar en la ronda final, pero tampoco logró el título.

El reciente fin de semana en Adelaida, estaba a seis golpes para comenzar la ronda final, pero registró 64 (-8) su ronda final más baja de la temporada y terminó empatado en el tercer lugar, a dos golpes del ganador Brendan Steele.

UN AÑO SIN VICTORIAS

Rahm lleva un año sin victoria individual
 Foto especial

La última victoria de Rahm en su carrera fue en el Masters de 2023. Desde entonces, ha disputado 20 partidos en todo el mundo, con 12 top 10. También se mantuvo invicto en la Ryder Cup, sumando tres puntos con dos victorias y dos empates.

A pesar de que es su racha más larga sin ganar desde que jugó un calendario completo en 2017, Rahm está satisfecho con su rendimiento.

“Simplemente le pegó muy bien, jugó un buen golf y simplemente no cruzó la línea”, dijo Rahm.

Nadie duda de que la victoria en el torneo individual llegará pronto para Rahm, tal vez sea esta semana en el Sentosa Golf Club. Como es habitual, llegará a la primera ronda del viernes como uno de los favoritos.

“Estoy muy contento ahora con mucho de lo que estoy haciendo”, dijo. “Puedo ver que mi juego va en la dirección correcta. Obviamente, las puntuaciones lo están demostrando. Estoy deseando alcanzar mi punto máximo en una época diferente del año este año”.

TeeTime Klever/ SPORT Tv

  • El vasco es el único jugador esta temporada que ha finalizado los seis torneos en el Top10, a la búsqueda todavía de la primera victoria
  • En el ranking general individual, ocupa la segunda plaza por detrás de Joaquín Niemann

Jon Rahm firmó decidió dejar el PGA Tour en 2024 y firmar un megacontrato con LIV Golf. Formó su nuevo equipo, Legión XIII convencido que las victorias en el circuito millonario saudí caerían pronto a pesar de la competencia con jugadores de primer nivel.

La realidad es que después de los seis primeros torneos, el vasco solo ha podido celebrar el triunfo por equipos, y sigue en busca de su primera victoria individual. Y a fe, que el español lo ha intentado en cada uno de los torneos, y la realidad es que es el jugador más regular de los 50 jugadores en el LIV.

Rahm ha logrado finalizar entre los 10 primeros en cada una de las pruebas, con opción de victoria en alguna de ellas, pero que no pudo rematar. El consuelo menor es que está segundo en la clasificación individual, solo por detrás del chileno Joaquín Niemann.

Dos terceros puestos

Su mejor clasificación ha sido dos terceros puestos en el torneo inaugural en Mayakoba y en el último en Adelaida. Acabó cuarto en Miami, quinto en Jeddah y dos octavos puestos en Las Vegas y Hong Kong.

La espectacular reacción en Adelaida en la última jornada no tuvo premio con la victoria
La espectacular reacción en Adelaida en la última jornada no tuvo premio con la victoria / EFE

Ahora llega esta semana el torneo en Singapur, en el Sentosa Golf Club, un par 71 de 6.777 metros, y donde el español tratará de inaugurar su casillero de triunfos.

Una buena oportunidad que seguramente exprimirá al máximo, consciente que vino al LIV Golf a hacer historia y todavía no ha tenido la oportunidad de hacerla como estrella del golf mundial.

TeeTime Klever / Federación Colombiana de Golf

El comisionado y director ejecutivo de LIV Golf, Greg Norman, dijo que se ha hablado de la posibilidad de extender algunos torneos del circuito a 72 hoyos.

El formato de LIV Golf desde su concepción ha sido de LIV (54 en números romanos), y sin corte, argumentando que es favorable para el espectáculo, y que el público puede tener a sus jugadores preferidos todos los días de competencia, y no solo uno o dos, como ocurre en otros circuitos.

En contraste, los detractores sustentan que, al no jugar 72 hoyos, los miembros del circuito salen en desventaja a la hora de afrontar los ‘majors’. 

“Es una gran conversación para tener”, dijo Norman, citado por Sports Illustrated.

“Continuaremos teniéndola en el futuro. Pero nos sentamos y decimos: ‘¿Qué valor obtenemos al ponernos en televisión el jueves? ¿Cómo construimos en el futuro? Hay cosas que nos sentamos y miramos para ver cuál es la solución más óptima para hacer de este un evento cada vez mejor, y los 72 hoyos han sido discutidos”.

Jon Rahm, el campeón del Masters 2023, y que no tuvo una gran defensa del título tras su paso a LIV, ha sido defensor de los eventos más largos. 

“He llegado a la conclusión de que podrían ayudar a que los aficionados confíen en LIV un poco más, pues es una de las quejas que veo en numerosas personas”, dijo el español al Toronto Sun.

“Pero al final del día, LIV es un negocio. Si no encaja en el producto, no encaja. Yo solo soy un jugador”.

TeeTime Klever/ MARCA

El campeón español inicia la defensa con 73 golpes, a ocho golpes del lider Bryson DeChambeau

El Masters de la defensa de Jon Rahm, que en un movimiento más global se entiende, además, como un asalto del comando LIV Golf a la conquista de su primera chaqueta verde -las que tienen sus estrellas se consiguieron fuera de su militancia-, arrancó frio para el golfista de Barrika con 73 golpes.

Mucho mejor para Bryson DeChambeau, una de las referencias de la liga impulsada por Arabia Saudí, que situó un 65 para empezar mientras el jefe Greg Norman y su sombrero de ala ancha, que nunca ganó en Augusta y ha venido a animar a sus muchachos, enseñaba sonrisa en un día de viento racheado, después de una mañana de chuzos de punta que retrasó el inicio del torneo dos horas y media. En la otra trinchera, el número 1 del mundo, el líder del PGA Tour, Scottie Scheffler empezó bravo con -6, justo detrás del golfista de los poderosos bíceps.

El Augusta National, el MIT de la jardinería, donde no se estudia la sabiduría del abono -que eso es otro arte, el que hace Sutela, la de la cosmología microbiana- sino el abono con sabiduría, aguantó el aguacero como el que cose. El telón se alzó con un escenario estupendo, con los greenes algo lentos al principio, lo que aprovecharon Fox, DeChambeau y An para firmar tres birdies en los tres primeros hoyos y temer un saqueo que no se produjo. Sólo se disparó el golfista científico con sus siete bajo par en busca de su primera chaqueta verde.

Siempre con el juego B

Jon tenía fácil mejorar el comienzo de 2023 cuando en el hoyo 1 cuatro putts le obligaron a una remontada de campeonato. Hizo el par y a partir de ahí nunca mostró la versión A. N o le cogió lavelocidad a los greenes y se dejó varios putts cortos. Tampoco le sacó partido a los pares 5, unos tramos que son amables especialmente en Augusta porque con los materiales de ahora sus greenes se pueden coger con el segundo tiro.

Ahí donde tiene un balance de 4,47 golpes de media, lo que se traduce en dos golpes de ventaja por ronda, sólo hizo un birdie en el 8 tras un buen approach. Acabó con sendos bogeys la vuelta y en el sótano en la estadística de putt (31). Viendo que Willett, tras ocho meses sin competir por una operación en el hombro firmó un 68, el resultado aún suena más duro, a pesar de que el viento fue de locos.

Sergio García se frenó en el par. “Me siento como si hubiese estado pegando 12 asaltos con Tyson”, señaló para expresar la dureza psicológica que fue el ejercicio. Había llegado aseado al hoyo 10 -dos birdies y otros dos bogeys-, pero la tiró al agua en el 11 y al estanque del hoyo 12, el par 3 de apenas 140 metros y el viento arremolinado. Pegó un hierro 9, no lo cogió el viento y se subió a +3. “No sé cómo luego puede hacer ese resultado. En los últimos siete hoyos estaba zombie”. En ese estado inexplicable enlazó tres birdies.

Olazábal, otro campo

El otro campeón español, José María Olazábal, asumió su rol. Tiene una singular relación simbiótica con el Masters, que el paso del tiempo no perturba. El dos veces ganador de la chaqueta verde contribuyó a engrandecer el torneo con su triunfo de superación en 1999 y él es alguien gracias a Augusta. Su tiempo comienza a vencerse después de 35 ediciones, aunque él no baja los brazos ni lo hará jamás.

Cada hoyo lo afrontó como si fuera el combate final sin un momento de relax. Con 58 años tiró 77 golpes, sin birdies, porque en los greenes estuvo aún peor que Rahm (32 putts). Firmó el mismo inicio que en 2022 y 2023. Juega otro campo sin duda. Pero gloria eterna a su figura.

TeeTime Klever /Golf Monthly

El actual campeón del Masters sugirió que aumentar el número de hoyos en una semana en el circuito respaldado por el PIF podría ayudar a la unificación en el juego masculino.

Jon Rahm ha pedido a la LIV Golf League que amplíe su número de hoyos a 72 por torneo, creyendo que el cambio podría contribuir en última instancia a la unificación en el juego profesional masculino.

El actual campeón del Masters criticó abiertamente el formato más corto y la falta de corte de LIV incluso antes de fichar por el circuito respaldado por PIF a finales del año pasado, afirmando que “no era un torneo de golf”.

Desde entonces, Rahm admitió que le ha entusiasmado la idea, pero sigue siendo partidario de pasar de los 54 hoyos.

Rahm, que es perfectamente consciente de su influencia como uno de los jugadores de élite del juego, ha pedido a los dirigentes del LIV que consideren aumentar el número de hoyos para seguir adelante y reunir más a menudo a los mejores golfistas.

En declaraciones a Iain Carter de BBC Sport, el jugador de 29 años dijo: “Si alguna vez hubiera una manera en que LIV pudiera llegar a 72 hoyos, creo que ayudaría mucho a todo este argumento“.

“Cuanto más cerca podamos acercar a LIV Golf a otras cosas, mejor. Creo que sería algún tipo de unificación para alimentar una gira mundial o algo así. No sé si estoy solo en esto. , pero definitivamente no me importaría volver a los 72 hoyos”.

En el momento en que LIV contrató a Rahm, el campeón individual de 2023, Talor Gooch, dijo que “se mantendrán conversaciones” sobre una posible alteración del formato y las reglas de la liga.

En declaraciones a Australian Golf Digest, Gooch dijo: “No hemos tenido un foro de discusión abierto con todos los jugadores. Pero hay ambos lados… muchachos que lo agradecerían [72 hoyos] y algunos que se oponen a ello. Se mantendrán conversaciones y será interesante ver qué resulta de ello”.

Rahm, dos veces ganador del Major, admitió que ahora ve los méritos de una semana más corta, pero argumentó que el estándar es tan competitivo en LIV que a menudo puede olvidar que se han completado menos hoyos.

Rahm continuó: “Veo el escepticismo de todos [con respecto a la intensidad de la competencia]. Lo entiendo. He estado allí, se lo expresé a más personas de las que la mayoría probablemente hablaría”.

“Era una de las cosas que me impedía unirme a LIV Golf. Pero ahora, después de haber estado aquí, una vez que comienzas el torneo, a veces realmente me olvido de que solo he jugado 54 hoyos”.

El golf, al menos al nivel de Rahm, se ha fracturado desde que LIV entró en escena en 2022 y comenzó a atraer una variedad de profesionales de primer nivel a su ecosistema alternativo y altamente lucrativo.

Se han llevado a cabo discusiones en términos de tratar de arreglar el dividido juego masculino desde que el acuerdo del 6 de junio se hizo público, pero la decisión de Rahm y compañía de pasar del PGA Tour al LIV solo complicó las cosas.

Pero el jugador de 29 años cree, debido a su posición en el deporte, que parte del progreso logrado en las negociaciones hacia un futuro más alineado en el golf profesional masculino podría haber dependido de él.

Dijo: “Podría ser el comienzo de un punto de inflexión en ese sentido. Entendí el peso que [mi] decisión podría tener y el impacto que podría tener. Lo entendí perfectamente y por eso no fue una decisión fácil.

“El equilibrio del golf podría verse ligeramente alterado. Por suerte en mi carrera, especialmente el año pasado, logré mucho y llegué a ser uno de los nombres más importantes del golf.

“Hay pocos jugadores activos que podrían haber tenido un impacto mayor que yo en ese sentido. No quiero darme demasiadas palmaditas en la espalda, pero entendí la posición en la que me encontraba”.

TeeTime Klever/ RELEVO

Jon Rahm es uno de los mejores jugadores de golf del planeta. Pese a que su carrera deportiva se reduce a siete temporadas completas desde que se convirtió en profesional, en su palmarés ya figuran una veintena de torneos entre los que destacan un US Open, un Masters de Augusta y dos Ryder Cup. Enamorado de este deporte desde que era un niño, no todo ha sido un camino de rosas hasta llegar a la cima mundial.

El hoy jugador del LIV Golf siempre ha tenido un fuerte carácter, aunque como el mismo ha reconocido en varias ocasiones, el paso del tiempo y su paternidad le han ayudado a suavizarlo. Antes era más habitual que mostrase malos gestos o dijese alguna palabra inadecuada tras algún golpe que no le había salido como quería. Y ese temperamento le llevo a recibir algún que otro castigo en el pasado de la Federación española.

“Cualquiera que siga el golf sabe que juego con cierto nivel de pasión e intensidad y, cuando era más joven, aunque no lo crean, era bastante peor que ahora. Llegó un punto en que la Federación decidió imponerme disciplina y el castigo fue hacer de caddie a un jugador español que juega en silla de ruedas. Sé que ellos buscaban que cogiera cierta perspectiva que me ayudara a no enfadarme tanto en el campo, pero mi carácter viene dado por la competitividad y las ganas de ganar que por otra cosa”, recuerda el vasco en una entrevista concedida en Esquire.

Ese carácter le llevó a exhibir toda su ambición cuando era adolescente, apuntando incluso que su objetivo era ser número 1 del mundo, algo que posteriormente ha conseguido durante bastantes semanas. “Cuando dices algo así va a haber gente que no lo puede entender, igual se ríen de ti, te llaman arrogante o chulo, flipado, subido, como quieras llamarlo. Y se me llamó todo eso, aunque yo de carácter en realidad soy bastante humilde, simplemente tengo mucha ambición”, explica Rahm.

Desde su época universitaria, el actual número 3 del ranking mundial se trasladó a vivir a Estados Unidos, aunque sin desligarse del todo de España, a donde acude siempre que tiene la oportunidad. Y al sincerarse sobre qué pais es su preferido, el de Barrika lo tiene bastante claro. “La adoración que siento en España no la siento en ningún lado. Es increíble”, apunta el vasco en comparación a la situación que vivió Seve Ballesteros en su momento, mucho más adimirado en Inglaterra.

Rahm también ahonda sobre una de las grandes diferencias que hay entre los dos países: la comida. “Hay comida buena, pero hay que saber dónde. No es lo que gocé viviendo en Euskadi, que vas por la carretera, paras en cualquier caserío por ahí perdido y se come de maravilla. Creciendo allí no me di cuenta pero, una vez salí dije, uf, qué duro es esto. Se echa de menos”, comenta.

En la entrevista, el de Barrika también aborda su futuro, tanto cercano como más a largo plazo. Uno de sus objetivos en los próximos meses es conseguir una medalla en los JJOO de París porque “contribuir al medallero de tu país es algo que pocos pueden hacer en la historia del deporte”. Lo que sí tiene claro es lo que hará cuando se retire. “Me veo comentando golf en la tele. Me encanta este deporte y tener que cortar de raíz después de llevar toda la vida jugando sé que no lo llevaría muy bien”, explica.

Y además, Rahm señala cuál es su mote favorito, ya que en el mundo del golf se le conoce de dos maneras diferentes. “Mira, aquí en EEUU si dices El León de Barrika la gente no tiene ni idea de lo que hablas. Apenas unos pocos que sepan de fútbol y que sepan que soy fan del Athletic lo van a entender. Lo de Rahmbo es más fácil para ellos… pero a mí El León de Barrica me gusta un poco más