Tag

Noticias Nacionales

Browsing

En América Latina, México ocupa el lugar número cuatro, pero a nivel internacional pasó de la posición 37 a las 41.

TeeTime Klever / El Economista

México bajó cuatro posiciones en el ranking de países con mejores ecosistemas para crear startups, al pasar del número 37 a las 41, de acuerdo con el Índice global de ecosistemas de startups 2024, realizado por StartupBlink.

El descenso también se dio en el listado de América Latina y el Caribe, al pasar del tercer lugar, que había mantenido por tres años consecutivos, al número cuatro, solo por encima de Argentina.

En tanto, Colombia se ubicó con el segundo puesto en ecosistema para startup en la región, superando a Chile y México y Brasil mantiene el primer lugar.

En la región, los países con mejor ecosistema para desarrollas una startup son (posición internacional*):

  1. Brasil (27*)
  2. Colombia (38*)
  3. Chile (39*)
  4. México (41*)
  5. Argentina (42*)

Sin embargo, el estudio que realiza la evaluación por medio de algoritmos que miden la innovación empresarial desarrollada en cada país, destaca que México ocupa el puesto número seis, a nivel mundial, en términos de número de startups de Y Combinator.

A nivel global, los países con mejor ecosistema son Estados Unidos, Reino Unido, Israel y Canadá.

Mejores ciudades para emprender

El reporte también hace un análisis de las mejores ciudades de México para desarrollar una startups, y en primer lugar se encuentra la Ciudad de México, seguido de Monterrey Guadalajara.

“El ecosistema de startups de México está ligeramente centralizado en la Ciudad de México, la siguiente ciudad en el ranking es Monterrey y Guadalajara supera a Puebla, convirtiéndose en la tercera ciudad de México”.

Sin embargo, CDMX pierde su posición entre las 50 mejores ciudades a nivel mundial, pero mantiene su segundo lugar en Latinoamérica por cuatro años consecutivos.

  1. Ciudad de México
  2. Monterrey
  3. Guadalajara
  4. Puebla
  5. Chihuahua
  6. Querétaro
  7. León
  8. Cancún
  9. Irapuato
  10. Tijuana

Pero hay ciudades que han tenido un crecimiento en su ecosistema emprendedor, como Chihuahua, León, Querétaro, Tijuana e Irapuato, este último este año ingresa al top 10 de ciudades.

Esto, de acuerdo con el informe, puede deberse a los apoyos de los gobiernos locales, como el Ecosistema de Impacto Social (Edis) en Chihuahua o Idea GTO, un espacio para promover la innovación y el emprendimiento en Guanajuato.

“El gobierno está directamente involucrado en los ecosistemas de startups tanto locales como regionales a través de iniciativas como Startup México, que cuenta con diversos programas para startups, pymes y corporaciones enfocados en impulsar la innovación. Otra iniciativa gubernamental con visión de futuro es la Ley Fintech, que apunta a llenar vacíos regulatorios y brindar mayor claridad a las empresas que operan en áreas legales grises”.

¿Qué detona el ecosistema?

La cercanía de México con Estados Unidos, la llegada del nearshoring, los inversionistas y un entorno con bajos costos operativos, son clave para el impulso del ecosistema startup.

“La guerra comercial entre Estados Unidos y China y las interrupciones en la cadena de suministro durante la pandemia llevaron a muchas multinacionales a trasladar sus instalaciones de producción y centros de ingeniería a México, impulsando la innovación y el crecimiento económico en el país”, revela el informe.

Además, la diversidad de inversionistas también ha sido clave para impulsar a las startups mexicanas, lo cual ha propiciado el surgimiento de unicornios como Kavak, Bitso, Clip, Clara, entre otros.

“Esto demuestra que los principales inversionistas están tomando nota del potencial de los ecosistemas de startups de México y que los esfuerzos de los desarrolladores de ecosistemas están dando sus frutos.

El líder tecnológico NTT DATA Inc está convencido y preparado para mostrar que la tecnología es un habilitador del Nearshoring a través de la automatización y la transformación digital de las industrias.

TeeTime Klever / Forbes México

El Nearshoring es un fenómeno que está emergiendo rápidamente y que continúa atrayendo inversiones. México es uno de los grandes ganadores de este proceso. 

De acuerdo con los últimos datos, se han anunciado más de 100 proyectos impulsados por la relocalización de las cadenas de producción, con una inversión total estimada de más de 30 mil millones de dólares. 

Esta relocalización está teniendo un fuerte impacto en la economía mediante la inversión fija, las operaciones de adquisiciones y fusiones, la demanda de crédito, los salarios y el empleo. 

Los sectores más beneficiados de esta oportunidad histórica han sido el de la construcción, CPG (Consumer Packaged Goods), inmobiliario y, en particular, la actividad manufacturera de las empresas fabricantes de productos electrónicos y automotriz. 

El norte del país es la región más favorecida, aunque se espera un fuerte crecimiento de la actividad industrial en el Bajío. Los estados de Coahuila y Nuevo León son los que han recibido la mayor cantidad de proyectos. 

El panorama sigue despertando el optimismo de todos los sectores, principalmente los relacionados con la manufactura y la economía de exportación.

Si se quiere aprovechar todo el potencial, el enfoque también debe apuntar a la tecnología para que sea usada como un habilitador del Nearshoring mediante la automatización y transformación digital de las industrias, bajo la adopción e implementación de tecnologías como Cloud e Inteligencia Artificial Generativa (IA Gen).

NTT Data, líder en los sectores de TI y tecnología, asegura que el Nearshoring representa una oportunidad única para acercar numerosas empresas productivas al país y exportar al gran mercado de Norteamérica y, con ello, se abre un camino relevante para fortalecer en México la capacidad tecnológica de las industrias.

“Las empresas cuando vienen necesitan soluciones tecnológicas de alto nivel que mantengan la calidad de su producción como lo tienen en sus países de origen.

Nosotros –una empresa multinacional, originalmente japonesa, pero con mucha presencia en Europa, EU y Latam–, acompañamos a todos nuestros clientes en su llegada a México para entender el contexto local, la forma en que pueden desplegar sus fábricas o sus facilities en el país utilizando nuestro conocimiento global”.

Mario Chao, CEO de NTT Data Inc.

En un contexto donde México está siendo un destino muy relevante para el Nearshoring, NTT Data es un socio tecnológico global y confiable, en el que las empresas multinacionales pueden confiar para su desarrollo y expansión en el país.

Frente a la incesante disrupción tecnológica, la compañía es el socio de referencia para la modernización impulsada por los datos y la Inteligencia Artificial, las nuevas experiencias digitales y la transformación de la fuerza de trabajo.

El líder tecnológico suma más de 25 años en el mercado mexicano y trabaja prácticamente en todos los sectores: banca –del que son uno de los más grandes proveedores en México y Latam–; en la industria de seguros, en el sector industrial, en la manufactura, sector automotriz, recursos naturales, gran consumo, retail, salud y telecomunicaciones.

A todos ellos ofrecen una amplia cartera de servicios, que va desde la consultoría estratégica hasta el outsourcing completo de aplicaciones y, ahora también, la infraestructura, como fruto de la fusión de NTT Data y NTT Ltd y su combinación de capacidades.

”Muchas veces pensamos solamente en el mundo de la Inteligencia Artificial y en el Cloud –nuestras dos ofertas fundamentales para nuestros clientes–, pero estas aplicaciones necesitan una infraestructura muy sólida para ejecutarse. Y esta combinación de las compañías que tenemos en México nos permiten dar un portafolio completo a todas las empresas empezando por la infraestructura, pero cubriendo toda la cadena de valor”.

Mario Chao.

Este enfoque holístico de NTT DATA, respaldado por capacidades de  implementación de primer nivel, impulsa a sus clientes a superar los desafíos de negocio del mundo actual.

“Integramos a la perfección conocimientos de consultoría de negocios, experiencia tecnológica específica del sector, con capacidades locales de desarrollo, integración de sistemas e infraestructuras para ayudarle a transformar su forma de trabajar y catapultar su negocio”, añade.

Su posición de empresa global, con presencia en más de 80 países, permite brindar a las industrias un servicio homogéneo y conectado.

Comprometida con los principios del buen gobierno corporativo, logró la certificación Top Employer, ha sido considerada por 2 años como una de las Empresas Más Éticas de México y ha mantenido por más de 16 años de forma consecutiva la distinción de Empresa Socialmente Responsable. 

Al día cada persona genera residuos plásticos por un 1.17 kilogramos, según la Asociación Nacional de Industrias del Plástico.

TeeTime Klever / Forbes México

La Asociación Nacional de Industrias del Plástico (ANIPAC) pidió la ciudadanía impulsar un consumo más consciente de las bolsas, botellas, películas y materiales de plásticos, ya que solo así se logran disminuir los residuos generados por cada persona al día, que rondan el 1.16 kilos. 

“Tenemos que impulsar un consumo más consciente que implique la reducción, lo que a su vez disminuye los residuos que generamos, después reutilizar, prolongar la vida útil de lo que consumimos para reducir desechos”.

Raúl Mendoza.

El representante de la industria, que representa un 3.1 del PIB manufacturero, afirmó que es necesario fomentar más acciones en materia de reciclaje, que es una actividad vital de la economía circular, empezando por la separación de residuos generados tanto por industria, sociedad y gobierno. 

“Junto con la Universidad Anáhuac implementamos el primer Diplomado en Economía Circular de los plásticos, del cual se han graduado más de 60 alumnos”, dijo el dirigente empresarial como parte del Día Mundial del Medio Ambiente, celebrado cada 5 de junio.

De acuerdo con cifras del organismo, anualmente se reciclan en México un millón 682,913 toneladas de residuos plásticos, y se diseñan envases y empaques que sean más reutilizables y reciclables. Por su ligereza, durabilidad y resistencia el plástico es 100% aprovechable. 

A pesar de que en México el PET es el plástico más identificado y acopiado con una tasa del 63%, otro reto para la ANIPAC es enseñar que otros plásticos como el poliestireno expandido (EPS) o el polietileno de baja densidad (PEBD), utilizado en bolsas y películas, son completamente reciclables.

A través del programa Cero Pérdida de Pellets (PCPP), capacita a empresas con la finalidad de que materiales o microplásticos que miden menos de 5 mm no se pierdan en el ambiente durante los procesos productivos. 

El 5 de junio se conmemora el Día del Medio Ambiente y cada vez más empresas se animan a implementar procesos con impacto medioambiental, mismos que les proporcionan beneficios en la rentabilidad.

TeeTime Klever / El Economista

Cada 5 de junio se conmemora el Día del Medio Ambiente, el cual busca crear conciencia en los problemas medioambientales y las empresas no se quedan atrás ya que cinco de cada 10 empresas han implementado una estrategia de sostenibilidad, de acuerdo con el estudio “La Sostenibilidad en la Agenda del Liderazgo de México y Latinoamérica”, creado por SAP.

Javier Herrero, director ejecutivo de Sistema B México, explica que las empresas que no son sustentables serán afectadas en sus procesos operativos, comerciales y hasta financieros.

Dentro de su experiencia, ha notado que las pequeñas y medianas empresas (pymes) son las que esperan resultados en sus operaciones y en ocasiones la protección al medio ambiente pasa a segundo plano a menos que estén en riesgo sus operaciones.

El estudio demuestra que 52% de las empresas que no han aplicado procesos sustentables es porque no están convencidas de que haya un retorno de inversión, pero la realidad es que más inversionistas y empresas buscan contribuir con el cuidado del agua, disminuir las emisiones de carbono y evitar la pérdida de la biodiversidad.

os resultados han sido favorecedores para las empresas mexicanas que han apostado por la sustentabilidad, ya que el 57% piensa invertir una cantidad similar a la que tuvieron con respecto a 2022 en temas sostenibles, mientras que el 20% vio una notable diferencia y planea incrementar su inversión.

Ventajas de las empresas sustentables

Además de contribuir al cuidado del medio ambiente y atender problemas sociales, Javier Herrero menciona dos beneficios que ayudan al desarrollo de las empresas sustentables.

El primer punto se enfoca en los beneficios y preferencias en el sistema financiero, porque tienen más probabilidad de formar parte en programas de aceleración.

A día de hoy una empresa que mide su impacto ambiental y es consciente de cómo lo mide y tiene las métricas, tiene la probabilidad de que pueda obtener el financiamiento a mejor tasa que una empresa tradicional”, expresa Javier Herrero.

El director ejecutivo menciona que el impacto de las empresas que tienen modelos de negocio a favor del medio ambiente en México ha sido positivo, lo que conllevo a que se creara un acuerdo entre Sistema B México y BBVA para ofrecer tasas preferenciales a empresas que miden el impacto social y ambiental.

Por lo que el especialista hace un llamado a todas las empresas que aún no están seguras para llevar prácticas sustentables ya que a largo plazo tendrán dificultades para tener financiamiento con una tasa favorecedora y en su competitividad.

El segundo punto es el comportamiento y preferencias del consumidor de las cuales Javier Herrero ha notado que sus compras influyen por los criterios de impacto ambiental de las empresas.

El tener la certificación informa al consumidor que la empresa ha pasado por un proceso muy riguroso para evidenciar su impacto social y medioambiental”.

Cualquier empresa que desee medir su impacto social y ambiental lo pueden hacer con la herramienta gratuita que tiene Sistema B México en su sitio web permite conocer el nivel de esfuerzos y los estándares a nivel global. En caso de obtener el visto bueno, pueden solicitar la certificación B con una duración de tres años.

El director ejecutivo relata que todos pueden acercarse para medir su nivel de impacto ya que hay empresas de diferentes industrias, como las dedicadas a la agricultura regenerativa que evitan que se degraden los suelos y hasta el sector turístico ha formado parte de este cambio.

El panorama de México es alentador debido a que el 27% de las empresas sumaron más pilares con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU, mientras que el 18% mantuvo su estrategia estable.

En este contexto, se espera que en los próximos años crezca la tendencia sustentable en el sector empresarial y con ello atraigan más recursos económicos.

“Tenemos que recordar que las personas que más están sufriendo los efectos del cambio climático o los efectos negativos en el medio ambiente son las personas que tienen menos recursos y no debemos desconectar la parte del impacto ambiental por la parte social, eso es clave y fundamental que va a marcar en los próximos años”, explica Javier Herrero.

TeeTime Klever / Expansión

Los vehículos eléctricos emergieron como una pieza clave en la lucha contra el cambio climático, pero esta visión idealista se enfrenta ahora a una realidad más compleja y desafiante.

A principios de la década pasada, los fabricantes de automóviles abrazaron con entusiasmo la revolución de los vehículos eléctricos, impulsados por un optimismo generalizado alrededor de la tecnología y la creciente preocupación por el cambio climático que llevó a los gobiernos de varios países a establecer multas por exceder los límites de emisiones.

Entonces, los vehículos eléctricos se presentaron como la panacea para la reducción de emisiones, prometiendo un futuro más limpio y sostenible.

Sin embargo, esta visión idealista se enfrenta ahora a una realidad más compleja y desafiante: los consumidores no están comprando los vehículos eléctricos al ritmo esperado y, además, la fabricación y disposición final de estos vehículos plantean serias dudas sobre su verdadera sostenibilidad.

Pese a los avances tecnológicos y las campañas de marketing agresivas, los vehículos eléctricos no han logrado captar el interés de los consumidores en la medida deseada.

El alto costo inicial, la limitada infraestructura de carga y la persistente “ansiedad de rango” —el miedo a quedarse sin batería en medio de un viaje— siguen siendo barreras significativas.

Estos factores han frenado la adopción masiva de vehículos eléctricos, generando preocupación entre los fabricantes que han invertido millones en el desarrollo de esta tecnología.

El costo ambiental de producir una batería

Las críticas no solo provienen del mercado sino también de los análisis medioambientales. Datos de la Agencia Internacional de Energía, sugieren que la producción de vehículos eléctricos puede ser menos sostenible que la de los automóviles con motor de combustión interna.

La fabricación de baterías, en particular, requiere grandes cantidades de energía y requiere seis veces más minerales que uno de gasolina, resultando en una “deuda de carbono” inicial que es significativamente mayor que la de los coches tradicionales.

La extracción de estos minerales no está exenta de controversias. En la República Democrática del Congo, una nación rica en cobalto, miles de niños trabajan en condiciones extremas en minas artesanales. Esta dura realidad pinta un panorama sombrío sobre la cadena de suministro de los vehículos eléctricos.

En Chile, la extracción de litio en el desierto de Atacama está drenando los escasos recursos hídricos, afectando tanto al medio ambiente como a las comunidades locales.

Además, el final de la vida útil de los vehículos eléctricos plantea otro desafío. La disposición de las baterías y otros componentes específicos de estos vehículos aún no cuenta con un sistema de reciclaje suficientemente eficaz, aumentando el riesgo de contaminación ambiental.

Björn Annwall, Chief Commercial Officer y Deputy CEO de Volvo, reconoció en una entrevista que la transición hacia la sostenibilidad en la industria automotriz enfrenta desafíos muy serios. “Al cambiar de un motor de combustión a uno eléctrico, se eliminan las emisiones de gases pero se introduce la problemática del uso de materiales para baterías, además del plástico y el aluminio”, dijo.

Annwall destacó que el objetivo de la empresa es convertirse en un negocio climáticamente neutro para 2040, reduciendo las emisiones de CO2 en un 40% anual en comparación con 2018. Este ambicioso objetivo requiere un mapa claro para alcanzar el cero en emisiones, especialmente en el uso de aluminio reciclado y diseños de coches que optimicen el uso de baterías.

Annwall enfatizó la necesidad de que cada nueva generación de coches se acerque más al objetivo de cero emisiones. Sin embargo, señaló que uno de los grandes retos es el origen de los minerales para las baterías, los cuales provienen en ocasiones de áreas menos controladas.

Por ello, la empresa está trabajando estrechamente con sus proveedores para garantizar auditorías en las minas de donde provienen estos minerales y un monitoreo de la cadena de suministro.

“Aunque en el pasado las auditorías dentro de la industria no fueron efectivas, ahora están comprometidos a hacer que funcionen correctamente”, añadió.

El cambio climático y las regulaciones gubernamentales jugaron un papel crucial en la decisión de los fabricantes de apostar por los vehículos eléctricos. Con la amenaza de multas y restricciones más severas sobre las emisiones de carbono, las empresas automotrices se vieron obligadas a buscar alternativas más limpias.

Los gobiernos de todo el mundo implementaron políticas para fomentar la producción y compra de vehículos eléctricos, ofreciendo subsidios y estableciendo metas de reducción de emisiones que solo podían cumplirse con una transformación radical del sector automotriz.

Aunque un estudio del Laboratorio Nacional Argonne del Departamento de Energía de Estados Unidos reveló que en menos de dos años de conducción típica, un vehículo eléctrico puede compensar las emisiones adicionales generadas durante su fabricación, la eficiencia de los vehículos eléctricos depende en gran medida de cómo se genera la electricidad que los alimenta.

En lugares como California, Estados Unidos, donde la electricidad proviene en gran medida de fuentes renovables, los vehículos eléctricos muestran una ventaja significativa. En contraste, en países como México, donde el carbón sigue siendo una fuente principal de energía, la diferencia es menos pronunciada.

Un punto de inflexión

Los fabricantes de automóviles se encuentran ahora en una encrucijada. La inversión en vehículos eléctricos, aunque inicialmente impulsada por una combinación de optimismo y presión regulatoria, no ha generado el retorno esperado ni ha demostrado ser tan sostenible como se pensaba. Esto plantea preguntas difíciles sobre el camino a seguir.

La industria necesita reevaluar su estrategia, posiblemente diversificando sus esfuerzos hacia tecnologías alternativas como los e-combustibles y las celdas de combustible de hidrógeno, aunque estas también presentan sus propios desafíos de eficiencia y viabilidad.

En este contexto, algunos fabricantes como Toyota argumentan que la mejora de los motores de combustión interna y la adopción de tecnologías híbridas podrían ofrecer una solución más inmediata y con menor impacto ambiental inicial. Las baterías más pequeñas y eficientes, combinadas con motores mejorados, podrían ser una alternativa viable mientras la infraestructura para los vehículos eléctricos y la tecnología de baterías avanzan.

Guillermo Díaz, presidente de Toyota Motors Sales y Lexus en México, resaltó la importancia de optimizar los recursos destinados a la producción de vehículos eléctricos considerando cuántos híbridos o híbridos conectables se pueden fabricar en su lugar.

Esta proporción es crucial, ya que permite una reducción más amplia de las emisiones de CO2 al reemplazar una mayor cantidad de vehículos de combustión interna con vehículos híbridos.

Entonces, ejemplifica, si en lugar de vender un vehículo eléctrico, se venden diez híbridos eléctricos, se está garantizando que esos diez vehículos ya no funcionarán con combustión interna, contribuyendo a la reducción de emisiones.

“El verdadero objetivo es la mezcla de tecnologías que maximice la disminución de emisiones, no solo seguir una tendencia de ventas”, concluyó.

TeeTime Klever / Forbes México

El país debe superar obstáculos como el de la generación de energía para poder garantizar la llegada de inversiones y el desarrollo del sector secundario, dice la francesa Capgemini.

México ha registrado en los últimos años problemas de distribución y generación de energía eléctrica, lo que impacta en las operaciones de industrias, pero el país debe buscar la forma de ser “atractivo” para los inversionistas extranjeros, aseguró la compañía Capgemini, una multinacional francesa de servicios de consultoría tecnológica. 

En conferencia de prensa, Alejandro Caso, líder del sector de manufactura, comentó que México debe superar obstáculos como el de la generación de energía para poder garantizar la llegada de inversiones y el desarrollo del sector secundario.

“Podemos decir qué voy a hacer con eso y cómo adoptar la industrialización. Restricciones va haber, en todo momento, pueden ser legislativas, de logística u otras. Yo soy más de pensar en cómo sí podemos adoptar la reindustrialización”. 

Alejandro Caso.

Entidades han registrado apagones debido a que la demanda de energía eléctrica ha sido mayor a la oferta, específicamente por la ola de calor que azota al país, lo que provoca que las personas utilicen más aparatos que consumen energía para refrescar el ambiente.

Por otro lado, especialistas y empresarios mexicanos han externado sus preocupaciones por la falta de energía eléctrica. Argumentan que la situación puede frenar la llegada de inversiones por la relocalización de la industria en Norteamérica, proceso conocido como nearshoring.

En este sentido, Armando Pineda, vicepresidente y director general de Capgemini Engineering, comentó que la compañía ha ayudado en los últimos seis meses a tres empresas a relocalizar sus operaciones industriales en México. 

De acuerdo con los especialistas, en los últimos tres años se incrementó la relocalización de industrias, pues en 2021 el porcentaje era de 38% y actualmente es de al menos 45%, y en los próximos tres años crecería otros cuatro puntos porcentuales.

Forbes / Negocios

Después de los tacos, las alitas y la comida mexicana, las hamburguesas son el platillo más encargado por los mexicanos, según una plataforma de reparto de comida.

Aunque la hamburguesa más tradicional es la de res, posiblemente has probado o visto variantes como hamburguesa de pollo, de pescado o de vegetales.

Ello, porque se trata de una preparación muy popular. Tanto, que cada 28 de mayo celebramos el Día de la Hamburguesa.

Y si tu intención es homenajear este platillo degustándolo este día, te agradará leer que el Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP) dice que la hamburguesa es un plato completo que puede consumirse con confianza, siempre y cuando no sea nuestra dieta cotidiana.

La carne de la hamburguesa, cualquiera que sea, explica el SIAP, proporciona proteína. También, dice, los acompañantes como lechuga, cebolla y jitomates son vegetales nutritivos.

El pan tiene cereales que brindan energía. Y finalmente, añade, si la hamburguesa que pides incluye queso, éste aporta calcio y vitaminas.

“La hamburguesa contiene elementos de los 5 grupos alimenticios: carnes, cereales, lácteos, vegetales, así como azúcares y grasas”, concreta el SIAP.

La hamburguesa es de lo favorito en México

Después de los tacos, las alitas y la comida mexicana, las hamburguesas son el platillo más encargado por los mexicanos, de acuerdo con la plataforma Didi Food.

Las ciudades donde más se solicita este platillo, añade la información de la plataforma de entregas a domicilio, son Ciudad de México, Monterrey, Guadalajara, Juárez, Mexicali, Tijuana, Culiacán y Toluca.

En cuanto al momento predilecto en que los mexicanos piden este platillo, la predilección el último año ha sido los domingos entre las 2 y las 3 de la tarde, aunque un año atrás, el momento favorito para encargar este alimento era también en domingo, pero en las noches.

Te deseamos un feliz Día de la Hamburguesa.

TeeTime Klever / El Economista

Aún sin la relocalización de empresas en el país, el mercado laboral ya está marcado por una escasez de perfiles especializados y una alta rotación en algunos sectores, y esto es sólo un aspecto que deben considerar las compañías que desean reubicarse aquí.

“Con el nearshoring la Ley de la oferta y la demanda de talento no van al mismo ritmo”, afirma Martha Hernández, directora de Consultoría en Capital Humano de AON México. La relocalización de empresas en México tiene diversos componentes, uno de ellos, es el laboral y en esa arista hay retos que se acentuarán con la llegada de nuevas compañías.

De acuerdo con un monitoreo de AON, la escasez de perfiles especializados, la alta rotación en algunos sectores, las nuevas reglas de negociación colectiva y su impacto en incrementos salariales, y la baja contratación de talento senior, son desafíos de Capital Humano que se pueden acentuar con el fenómeno del nearshoring.

Entre todo ese escenario, la dificultad para encontrar talento especializado es quizá uno de los retos más grandes que encontrarán las nuevas empresas que se reubiquen en nuestro país. Como dice Blaya Correal, socia de Tamim HR Consulting, la industria automotriz, de autopartes, la maquiladora y de tecnología, son sectores que ya requieren perfiles técnicos y enfrentan problemas para encontrarlos, y esa demanda de mano de obra aún está incompleta sin la relocalización de compañías.

La última Encuesta de Escasez de Talento de ManpowerGroup identifica al 68% de las empresas en México con dificultad para encontrar perfiles con las habilidades adecuadas. Sin embargo, en industrias como la de tecnologías de la información (79%), bienes de consumo (72%) y transporte y logística (69%), ese promedio es superado.

Las estimaciones de Tamim HR Consulting apuntan a un déficit de talento en los próximos tres años sólo en mandos medios, esto generado por el aumento en la demanda de mano de obra por las nuevas inversiones extranjeras.

¿Y qué papel juega la rotación laboral en este contexto? Sin los efectos de la relocalización de empresas, los movimientos de mano de obra ya son habituales en diversas industrias, en algunas de ellas ya representa un desafío.

A decir de Martha Hernández, la llegada de nuevas empresas puede presionar más la rotación laboral en la competencia por perfiles especializados. “Para captar esa mano de obra en diferentes niveles de la organización, no hay más que echar mano del talento de la localidad y después, en la industria. Y es ahí donde los mercados emergentes tienen picos de rotación en posiciones críticas”.

En 2024, el promedio de rotación estimada por las empresas es de 23%, según sondeos de ManpowerGroup. En ese sentido, Martha Hernández considera que un aspecto clave a considerar es analizar y enfocarse en las principales causas de renuncias voluntarias.

El monitoreo de AON identifica como principales causas de rotación la compensación económica, los malos liderazgos, las prestaciones y las jornadas. Y esto no es sólo un aspecto que deben tomar en cuenta las compañías que se instalan en México, también las que ya operan en el mercado.

Pero la retención de talento clave es sólo una parte de la ecuación. Para Blanya Correal, el crecimiento de la competencia por perfiles especializados con el nearshoring resalta la necesidad de incorporar poblaciones que suelen ser excluidas de los planes de contratación, por ejemplo, las personas mayores, los jóvenes o las mujeres.

Se necesitan más mujeres en carreras STEM, afirma la especialista. “Una mujer puede manejar estos procesos perfectamente bien, incluso a veces con habilidades complementarias a los hombres. Eso nos podría ayudar a resolver el problema de escasez de talento”.

El panorama legal-laboral

Y los retos de gestión de talento no pueden visualizarse sin el panorama laboral-legal. Las empresas que se reubican en México con el nearshoring deben tomar en cuenta que México asumió diversos compromisos laborales en el marco del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y Canadá (T-MEC), en buena medida, un instrumento que está facilitando la relocalización de compañías en nuestro territorio, apunta David Puente, socio de la firma Basham, Ringe y Correa.

En eso coincide Estefanía Rueda, socia de Littler, las empresas que lleguen a México deben eliminar cualquier práctica que vulnere la libertad de asociación de los empleados y contar con un protocolo para prevenir la discriminación y la violencia laboral, entre otros aspectos.

“Con la ratificación del T-MEC, el Estado Mexicano se obligó a respetar derechos humanos de los trabajadores de empresas mexicanas que comercializan productos con el resto de los Estados miembro del acuerdo, con el riesgo de que la compañía infractora sea sancionada con la pérdida de aranceles preferenciales e inclusive la prohibición de la exportación”, advierte la especialista.

Las nuevas reglas de negociación colectiva, los incrementos al salario mínimo o la prohibición de la subcontratación, son sólo algunos de los aspectos laborales que se han modificado en los últimos años y que deben tomarse en cuenta al relocalizarse en el territorio nacional.

Y adicional a esto, el país se ha mantenido en una constante actualización de marcos legales y supervisión del Estado. “Todo esto conlleva un cumplimiento de las empresas, con independencia de donde venga la inversión, deben adecuarse. Y es importante que anticipen que la ola de cambios no es algo que vaya a terminar pronto, cada año hemos tenido una reforma relevante de impacto a los patrones porque sí hacía falta una recuperación para los trabajadores en muchos aspectos”, puntualiza el David Puente.

Las compañías que se reubiquen en México deben “anticiparse a los cambios”, recomienda el especialista. “Hay que estar atentos a las transformaciones que todavía están pendientes y sabemos que es cuestión de tiempo. Hemos pasado por temas de vacaciones, el refuerzo de prevención de riesgos psicosociales y se le quiere otorgar a los trabajadores mayor calidad de vida, y en ese escenario puede materializarse la reducción de la jornada laboral”.

TeeTime Klever / Forbes México

El Foro Económico Mundial evalúa a 119 naciones en garantías de seguridad para sus turistas; el país también sale mal en provisión de empleos bien remunerados.

México ocupa el último lugar entre 119 naciones evaluadas en garantías de seguridad para sus turistas, de acuerdo con un análisis realizado por el Foro Económico Mundial (WEF).

En el listado dado a conocer por el organismo internacional, el territorio mexicano se ubica en la última posición de la lista en protección a locales, turistas y negocios, antecedido por Mali, Nigeria, Colombia, Camerún, Venezuela y Sudáfrica, que ocupan de los lugares 118 al 113 del ranking.

La seguridad a los turistas es una de 17 variables que el WEF evaluó para el Índice de Desarrollo de los Viajes y el Turismo, un listado que el organismo publica cada 2 años, y cuya versión 2024 se dio a conocer esta semana.

Otras variables que evaluó el WEF consideran aspectos como la disponibilidad de transporte, la apertura al turismo, disponibilidad de telecomunicaciones y el mercado laboral en el sector turismo.

En la medición 2024, otra de las variables en la que México ocupa uno de los peores lugares del mundo es la de impacto socioeconómico, bajo la cual el WEF evalúa la provisión de empleos bien remunerados y la igualdad de género en la fuerza laboral. En este aspecto la industria turística mexicana quedó en la posición 100.

Los ejemplos a seguir

Los primeros lugares del mundo en oferta de seguridad a locales, turistas y negocios del Índice de Desarrollo de los Viajes del WEF, son ocupados por Singapur, seguido por Qatar e Islandia.

Otras variables que evaluó el WEF consideran aspectos como la disponibilidad de transporte, la apertura al turismo, disponibilidad de telecomunicaciones y el mercado laboral en el sector turismo.

En la medición 2024, otra de las variables en la que México ocupa uno de los peores lugares del mundo es la de impacto socioeconómico, bajo la cual el WEF evalúa la provisión de empleos bien remunerados y la igualdad de género en la fuerza laboral. En este aspecto la industria turística mexicana quedó en la posición 100.

TeeTime Klever / El Economista

Los índices locales caen en un mercado que tiene la mira en la publicación, más tarde en el día, de la minuta del más reciente encuentro de Banco de México.

Las bolsas de valores de México operan con pérdidas por cuarta jornada consecutiva. Los índices locales caen en un mercado que tiene su mira en la publicación más tarde de la minuta del más reciente encuentro de Banco de México (Banxico).

El índice líder S&P/BMV IPC, de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), que agrupa a las acciones locales más negociadas, cede 0.28% a 56,273.38 puntos. El FTSE BIVA, de la Bolsa Institucional de Valores (Biva), baja 0.25% hasta 1,153.29 puntos.

Al interior del índice de referencia, la mayoría de los valores operan con pérdidas. La acción del conglomerado Alfa lidera la baja, con 2.56% menos a 12.20 pesos, junto a Grupo Financiero Inbursa, de Carlos Slim, con 1.70% a 46.89 pesos.

Los inversionistas se mantienen cautelosos antes de la publicación de la minuta de reunión del Banxico. Horas antes, el mercado recibió cifras locales sobre inflación y crecimiento trimestral del PIB, con datos de 4.78% y 0.3%.