Tag

PGA Tour

Browsing

Tee Time Klever / Bunkered

Pinehurst preparó el escenario para otra prueba exigente y coronó al Crushers GC como ganador del 124º US Open.

Con una medalla Jack Nicklaus y el prestigioso trofeo asegurado, DeChambeau deja a Carolina del Norte con $4,3 millones en su cuenta.

Esto se debe a que Mike Whan, director ejecutivo de la USGA, confirmó que todas las grandes ligas autorizadas otorgarían a los campeones el 20% del recorte.

Entonces, como se confirmó que el premio oficial para el US Open 2024 es de 21,5 millones de dólares, el ganador recibirá un cheque salarial más alto de todos los tiempos.

Mientras tanto, Rory McIlroy se llevó poco más de 2 millones de dólares después de otro agonizante casi fracaso, mientras continúa su espera para poner fin a la gran sequía.

Aquí está el pago completo de Pinehurst y el US Open 2024:

  1. Bryson DeChambeau: $4,300,000
  2. Rory McIlroy: 2.322.000 dólares 
  3. T3: Tony Finau, Patrick Cantlay: 1.229.051 dólares
  4. Matthieu Pavón: $843,765
  5.  
  6. Hideki Matsuyama: 748.154 dólares 
  7. T7: Russell Henley, Xander Schauffele: 639.288,5 dólares
  8. T9: Sam Burns, Davis Thompson, Corey Conners: 502.391,33 dólares
  9. T12: Sergio García, Ludvig Aberg: $409,279
  10. T14: Thomas Detry, Collin Morikawa: 351.369,50 dólares
  11. T16: Tommy Fleetwood, Akshay Bhatia, Taylor Pendrith: 299.218 dólares
  12. T19: Shane Lowry, Aaron Rai: $255,758.50 
  13. T21: Max Greyserman, Daniel Berger, Min Woo Lee, Stephan Jaeger, Brian Harman: 203.607,20 dólares
  14. T26: Brooks Koepka, Zac Blair, Chris Kirk, Neal Shipley (a), Tom Kim, Tyrrell Hatton: $149,971
  15. T32: Adam Scott, Si Woo Kim, Sahith Theegala, Keegan Bradley, Isaiah Salinda, Christiaan Bezuidenhout, Cameron Smith, JT Poston, Denny McCarthy: 105.775 dólares
  16. T41: Frankie Capan III, Harris English, Jordan Spieth, Scottie Scheffler, Tom McKibbin, Tim Widing, Emiliano Grillo, Billy Horschel, Luke Clanton (a): $84.376,75
  17. T50: Justin Lower, Matt Kuchar, Nicolai Hojgaard, Mark Hubbard: 48.022,25 dólares
  18. 54: Nico Echavarría: $46,067
  19. 55: David Puig: $45,632
  20. T56: SH Kim, Ben Kohles, Ryan Fox, Sepp Straka, Greyson Sigg, Brian Campbell, Adam Svensson, Wyndham Clark: 43.676,25 dólares
  21. T64: Matthew Fitzpatrick, Francesco Molinari, Martin Kaymer: 41.286 dólares
  22. T67: Cameron Young, Brendon Todd: 40.199,50 dólares
  23. 69: Dean Burmester: 39.548 dólares
  24. T70: Brandon Wu, Gunnar Broin (a): $39,113 
  25. 72: Sam Bennett: 38.678 dólares 
  26. MC: $10,000

Tee Time Klever / Federación Mexicana de Golf

Finalizó la presentación de Omar Morales y Santiago de la Fuente en el U.S. Open, tercer major de la temporada.

El poblano firmó una segunda ronda de 74 golpes para terminar en el puesto 89 de la general con 7-sobre par, mientras que de la Fuente concluyó con ronda de 75 golpes para quedar en el puesto 141 con un total de 13-sobre par.

Para Morales fue su segundo U.S. Open consecutivo y para de la Fuente fue el segundo de la temporada.

El campeón del Latin American Amateur Championship pondrá sus ojos entonces en The Open Championship, otro de los eventos importantes a los que tiene acceso por haber sido el campeón del torneo más importante de amateurs en la región.

Luego de 36 hoyos, el liderato quedo en manos de Ludvig Aberg. El sueco le sumó a su 66 del jueves un 69 el viernes para llegar a 5-bajo par en el global y superar por un golpe al estadounidense Bryson DeChambeau (69), el belga Thomas Detry (67) y el estadounidense Patrick Cantlay (72).

El corte del tercer major de la temporada quedó fijado en 5-sobr par 145 y fue superado por 74 jugadores. Entre algunos notables que se quedaron fuera del fin de semana están Tiger WoodsJustin ThomasViktor Hovland y Max Homa.

Tee Time Klever / Olé

El legendario golfista estadounidense dijo que jugará el Open Británico, pero no pudo asegurar su presencia en el Tour de 2025.

Tiger Woods se ha resistido durante mucho tiempo a hablar sobre el retiro, pero dió una indicación de que dejar la actividad al menos está en su radar después de no pasar el corte en el US Open de 2024.

En declaraciones a los periodistas después de la segunda ronda del viernes, Woods dijo que “puede que lo sea o no” cuando se le preguntó si pensaba que este podría ser su último US Open.

Anteriormente, en la misma conferencia de prensa, Woods confirmó que jugará en el Open Británico a partir del 18 de julio. Dijo que ese es su último evento profesional programado para el calendario de este año, y que luego “volverá cuando sea”.

El veterano Woods, considerado por muchos como el mejor golfista de todos los tiempos, tuvo un comienzo sólido en el torneo.

Hizo birdie en su primer hoyo y se mantuvo un golpe bajo par durante seis hoyos, pero todo se vino abajo en los últimos nueve hoyos, con cinco bogeys que lo llevaron a terminar la ronda con 74 golpes, cuatro sobre par.

El viernes fue una ronda más prolija para Woods, pero solo logró un birdie y terminó tres golpes sobre par. Esta es la sexta vez en ocho Majors jugados desde el US Open de 2020, que Woods no clasificó para jugar las cuatro rondas. Ha quedado afuera de cuatro cortes y se ha retirado de dos torneos durante ese lapso.

Tiger podría estar jugando sus últimas rondas de Golf profesional el mes que viene en el Open Británico. (AP)

Los Majors no han sido buenos para Tiger en 2024

Después de terminar en el puesto 60 en el Masters de Augusta, Woods no pasó el corte en el PGA Championship y tampoco ahora en el US Open.

Tiger intentará volver a la normalidad en el Open Championship el próximo mes en Gran Bretaña. Esta será su tercera aparición en el torneo desde 2019. No ha pasado el corte en el Open Británico desde que terminó empatado en el sexto lugar en 2018.

Tee Time Klever / as

Rory McIlroy, de Irlanda del Norte, ha tenido una destacada participación en el US Open 2024, mientras busca poner fin a una larga sequía de títulos importantes.

La excelente actuación de Rory McIlroy en la primera ronda del PGA Tour – US Open 2024 ha dejado al norirlandés en una buena posición para poner fin a su larga sequía para levantar un título importante. Tercero en el mundo, tiene cuatro majors en su vitrina, pero la más reciente de esas victorias se produjo hace ya una década.

¿Qué majors ha ganado McIlroy?

Tras convertirse en profesional en 2007, McIlroy consiguió su primer major cuatro años después, cuando terminó ocho golpes por delante de Jason Day para ganar el US Open de 2011.

El título del Campeonato de la PGA le siguió en 2012, antes de que 2014 le trajera su primera victoria en el US Open. Un mes después de levantar el Claret Jug en el Royal Liverpool Golf Club, McIlroy triunfó por segunda vez en el PGA Championship, superando a Phil Mickelson por un golpe para recuperar el Trofeo Wanamaker.

Los principales títulos de Rory Mcllroy:

  • Abierto de Estados Unidos 2011.
  • Campeonato de la PGA 2012.
  • Abierto 2014.
  • Campeonato de la PGA 2014.

Según estadísticas de ESPN, la victoria de McIlroy en el Campeonato de la PGA de 2014 lo convirtió en el cuarto golfista masculino más joven en ganar cuatro majors. Con 25 años y 98 días, sólo era mayor que el joven Tom Morris (21 años, 146 días), Tiger Woods (24 años, 206 días) y Jack Nicklaus (25 años, 81 días).

El cuarto título importante de McIlroy también llevó a Nicklaus, cuya carrera de 18 majors sigue siendo insuperable, a respaldar al entonces joven para desafiar su estatus como el jugador más condecorado del juego. Creo que Rory tiene la oportunidad de ganar 15 o 20 majors o lo que quiera si quiere seguir jugando”, dijo Nicklaus.

Sin embargo, aunque McIlroy ahora tiene un total de 26 victorias en torneos a su nombre en el PGA Tourno ha podido sumar un quinto major.

“Estoy realmente orgulloso de mi trabajo durante los últimos 15 años y de todo lo que he logrado, ya sean títulos de una temporada o torneos individuales o majors”, dijo previo al inicio del US Open de esta semana. “Obviamente, conseguir un quinto major me ha llevado bastante tiempo, pero tengo más confianza que nunca en que estoy allí, en que estoy más cerca que nunca“.

McIlroy estaba empatado en el liderato después de la primera ronda del jueves en el US Open, después de haber disparado un cinco bajo par 65 en Pinehurst Resort.

Patrick Cantlay de Estados Unidos también terminó el primer día con cinco bajo par. McIlroy podría alzarse como ganador del US Open este domingo, gracias a las actuaciones que esta teniendo en cada uno de los campos.

Tee Time Klever / Marca

El norirlandés firma tres bogeys en los cuatro últimos hoyos, dos de ellos fallando putts de metro y medio.

Bryson DeChambeau lanzó la bola al graderío del hoyo 18 de Pinehurst. Miró al cielo para dedicarse a su padre, fallecido hace un par de años, y a Payne Stewart, el golfista que perdió la vida en un accidente de avión después de ganar en ese escenario el US Open de 1999 y al que honró durante años con la gorra de plato.

A continuación dio unos cuantos saltos con su troupe, luego lo felicitó Sergio García, golfista como el estadounidense que juega el LIV Golf. El golfista de Modesto (California) celebraba de verdad su primer grande con la conquista del US Open.

Ya había ganado otro, el de 2020, pero en la clandestinidad del septiembre de la pandemia. Sin público. Y no era lo mismo. Después de haber peleado la victoria en el Masters, sexto, y el PGA Championship, donde acabó segundo, ahora era él quien salía la foto.

La otra cara era Rory McIlroy (69 golpes). Apoyado sobre una mesa alta en la recogida de tarjetas, lamentaba el momento. Después de haber recortado los tres golpes de ventaja con los que DeChambeau había comenzado la jornada, vio como tiró por la borda el triunfo.

Cometió tres bogeys en los cuatro últimos hoyos. Dos, el del 16 y el 18, fallando putts desde metro y medio. Cruel final para el norirlandés, que lleva 10 años sin ganar grandes.

El palo que le hizo construirse una opción con birdies desde nueve metros, cinco en 13 hoyos, arruinó sus ilusiones de estrenar, como mínimo, el desempate a dos hoyos del US Open, aún inédito. La última prolongación fueron aquellos 18 hoyos de Woods cojo en 2009 con Chris DiMarco.

DeChambeau (71 golpes) acabó sobre par en la ronda final con tres bogeys y dos birdies. También erró un putt fácil, en el 15, de un metro, cuando la bola rebañó el agujero, pero jugó los nueve hoyos con una entereza formidable.

Tuvo más oportunidades de birdie que su adversario y en el 18, después de mandar la bola al bunker con el segundo golpe, se sacó un wedge definitivo para ponerla a un metro y medio. “Probablemente el mejor golpe de mi vida”, confesó luego. “Lo recordaré toda mi vida”.

Su triunfo reivindica al LIV, un circuito que hasta ahora sólo había sumado un grande con uno de sus militantes, el PGA Championship de 2023 con Brooks Koepka. El tour impulsado por el capital del Fondo Público de Arabia Saudí (PIF) necesitaba una victoria para exponer con hechos su calidad.

Igual que Koepka sostuvo el año pasado al LIV, este año cuando se esperaba que lo hiciera Jon Rahm, lo está haciendo el golfista científico, líder de los Crushers en la liga alternativa.

DeChambeau, además, también reivindica su figura. Durante la pandemia trabajó para crear un físico de culturista con el que creía que ganaría distancia. 

Lo que consiguió, aunque ganó el US Open, fue hincharse y descubrir muchas intolerancias en la dieta, a los lácteos, el gluten… Desde entonces, tampoco había dibujado un gran carrera, sólo entonada en la última parte de 2023 con dos victorias en el LIV Golf, en Greenbier y Chicago. En el primero de ellos con una tarjeta final de 58 golpes.

También arroja un dato aplastante. Los seis últimos grandes han sido ganados por seis jugadores distintos estadounidenses, un dominio que no se producía desde la era entre 1974 y 1977, cuando en pleno apogeo de Nickalus, Watson, Irwin y compañía lograron 13 seguidos.

Sucedió además en Pinehurst, un recorrido que sale reforzado de esta edición. Sin un rough robusto como suele estilarse en un US Open, con calles anchas, la tecnología en manos de los mejores jugadores del planeta sólo consiguió ganar con seis golpes bajo par. Únicamente once jugadores bajaron del par del campo. Pero tiene unos greenes truculentos que son infernales.

Tee Time Klever / Bunkered

A pesar de admitir frustraciones con su juego, las cosas podrían estar mejorando para Tiger Woods.

El jugador de 48 años, que tuvo parte del liderato durante la primera ronda del US Open (aunque sea por un hoyo), admitió que está “mejorando físicamente”.

Woods también está en línea para obtener una ‘exención de por vida’ especial en los eventos exclusivos del PGA Tour, y la próxima semana se realizará una votación de la Junta Normativa.

Pero el estadounidense estará más contento de saber que cuenta con el respaldo del campo de golf, ya que al legendario caddie Billy Foster le gustó lo que vio en Pinehurst ayer.

El caddie de Matt Fitzpatrick trabajó con Woods en 2005 en la Presidents Cup y tenía el mejor asiento de la casa para ver su primera ronda.

Junto a Fitzpatrick, Woods y Will Zalatoris se unieron a él para dar inicio al campeonato y perdió poco tiempo compartiendo una audaz predicción después de la ronda.

“Otro más en él (emoji de trofeo)”, escribió Foster en Instagram . “Siempre es un placer @tigerwoods”.

Como siempre, Woods reiteró su creencia de que podría ganar otro de los ‘Cuatro Grandes’ del golf y agregar una franja número 16 a su logotipo Sun Day Red.

“Sí, lo creo”, dijo cuando se le preguntó el martes si su cuerpo está en forma para ganar. “Siento que tengo la fuerza para poder hacerlo. Es sólo cuestión de hacerlo”.

“Este campo de golf pondrá a prueba cada aspecto de tu juego, especialmente mentalmente, y solo la disciplina mental que se necesita para jugar este campo de golf en particular, requerirá mucho”.

Viene después de insistir en el Campeonato de la PGA en que todavía es capaz de levantar trofeos.

“Todavía siento que puedo ganar torneos de golf”, dijo Woods en Valhalla. “Todavía siento que puedo realizar los tiros y todavía siento que todavía tengo la mano en los greens y puedo hacer putt. Sólo necesito hacerlo durante los cuatro días, no como lo hice en Augusta durante sólo dos”.

Woods concluyó su regreso al US Open con una ronda de 74 para quedar justo fuera de la línea de corte después del primer día. Es la primera vez que participa en el evento principal de la USGA desde 2020.

Fitzpatrick terminó un tiro mejor, con Zalatoris en +5.

Tee Time Klever / Marca

Alcanza el coliderato con una vuelta sin bogeys como Sergio García, los únicos que lo hicieron el jueves.

Hace 10 años, fue el año de Rory McIlroy. Ganó dos grandes, el PGA Championship y el Open Británico, no lo hizo en el Masters porque en la segunda jornada tiró 77 golpes y venció a Sergio García, además, en el Bridgestone.

Había recuperado el idilio con la victoria y la carrera hacia los seis grandes de Nick Faldo, e incluso hasta los siete de Harry Vardon, el tope europeo de majors, parecía expedito.

Sin un gobernante claro en el golf mundial, con Tiger caído en los infiernos, el norirlandés, que tenía 25 años -su padre cobró una jugosa cifra por una apuesta vertida hace años a cerca de que su hijo iba a ganar el British antes de los 26-, era la referencia mundial. Pero ya no ha vuelto a ganar un grande.

En Pinehurst 2, el campo de los greenes extremos, Rory volvió a coliderar un torneo del Grand Slam. Igualó a Patrick Cantlay con un putt de cinco metros en el hoyo 18 (ni esperó a que entrase para andar hacia el hoyo a recoger la bola “aunque fue porque pensaba que no llegaba”).

Anotó cinco aciertos y logró una vuelta sin bogeys, como Sergio (nunca lo había hecho hasta ahora en un US Open) para verse en lo alto como en la primera ronda del PGA Championship de 2023.

Sin duda fue su destreza con los hierros y la potencia en los golpes de salida lo que metió en la ola a un golfista que había llegado al torneo con titulares más del papel cuché que del deportivo por la reconciliación con su esposa.

McIlroy, ya con dos victorias esta temporada. en el Zurich por parejas y el Wells Fargo, el torneo que siempre gana (lo ha hecho cuatro veces), parece preparado para reiniciar la carrera en los grandes. Tiene mérito lograrlo en el partido que compartía con el número 1 y 2 del mundo, Scottie Scheffler, noticia porque acabó sobre par (71), y Xander Schauffele (70).

“Fue un buen día. Nada espectacular, pero bueno. Cuando vi que no podía intentar nada, tiré a centro de green y dos putts. En este torneo no se trata de cuántos birdies haces, sino de cuántos bogeys no haces”.

Tee Time Klever / Esto

Los golfistas mexicanos Omar Morales y Santiago de la Fuente son los únicos nacionales que tendrán participación en el US Open 2024.

Todo está listo para el arranque de la edición 124 del US Open y nuevamente México tendrá dos representantes. Ambos se ganaron su lugar para uno de los Majors más importantes de la temporada. 

El tapatío Santiago de la Fuente logró su invitación al Abierto de Estados  2024 tras consagrarse en el Latin América Amateur Championship, certamen que le ha dado oportunidad de jugar en diversos torneos como el Masters de Augusta. Ahora tendrá la oportunidad de codearse con los mejores jugadores. 

“El campo es largo y difícil. Este es un torneo más y tengo que seguir con mi plan de juego. Me he venido preparando bastante desde que estaba en casa. Con Omar somos buenos amigos, ya jugamos nueve hoyos aquí. Es un honor poder representar a mi país en un escenario tan único como un U.S. Open”, respondió en conferencia previo a su participación.

De la Fuente, saldrá del hoyo 1 a las 12:41 pm y en su camino lo acompañarán el español Eugenio Chacarra y del Sam Bairstow. 

Por su parte, Omar Morales consiguió su tarjeta para jugar por segunda ocasión, uno de los eventos más esperados y prestigiosos tras asegurar su boleto desde la qualify. 

“No quería perderme la oportunidad de jugar nuevamente este torneo. Me siento muy emocionado de estar aquí y espero hacerlo mejor. Me siento muy feliz de compartir este torneo con Santiago y le deseo lo mejor en la semana”, confesó.

El poblano no logró superar el corte en la edición 2023 y ahora tendrá la revancha. Morales saldrá del hoyo 1 a las 7:07 am y estará acompañado por el estadounidense  Max Greyserman y el sudafricano Casey Jarvis.  

Para esta edición se contará con un field de 156 golpistas que buscarán llevarse el trofeo y la bolsa de 20 millones de dólares a repartir.

Se contará con el campeón vigente Wyndham Clark, quien confirmó su participación.

Las figuras a seguir son: Brooks Koepka, David Puig, Scottie Scheffler, Justin Thomas, Tony Finau, Colin Morikawa, entre otros.

Tee Time Klever / Marathon Bet

Descubre los favoritos del tercer Major de la temporada y las apuestas del Abierto de Estados Unidos, que celebra su 124.ª edición en el Pinehurst Resort & Country Club de Carolina del Norte.

Si algo caracteriza al Abierto de Estados Unidos es la dificultad de sus campos, donde abundan los “roughs” altos y los “greens” rápidos. Esto dota a sus recorridos de una dureza que se trata de compensar en el apartado económico.

No en vano, la bolsa de premios de 20 millones de dólares, la mayor de todos los majors.

Cada edición la disputan un total de 156 jugadores. Casi la mitad se reparten de manera automática por méritos deportivos, entre ganadores del torneo, campeones de los otros grandes del calendario, los 30 mejores clasificados del PGA Tour la última temporada.

Además, el campeón también obtiene una serie de beneficios, entre los que destacan: clasificación asegurada al U.S. Open durante una década, billete para el resto de grandes citas y para The Players’ Tournament las siguientes cinco ediciones, entre otros.

Aunque es difícil no hacer predicciones y analizar la trayectoria de los participantes, si algo demostraron las dos últimas ediciones del Abierto de Estados Unidos es que el golf es un deporte lleno de alternativas y proclive a las sorpresas.

En 2022, Rory McIlroy, Jon Rahm y Justin Thomas partían como favoritos aquí y la victoria fue para Matt Fitzpatrick ; mientras que el año pasado el norirlandés y el español repetían junto a Scottie Scheffler y el triunfo se lo llevó su compatriota Wyndham Clark.

Los nombres más sonados en las puestas a campeón del U.S. Open de golf:

  • Scottie Scheffler
  • Xander Schauffele
  • Rory Mcllroy
  • Colin Morikawa
  • Viktor Hovland

Favorito US Open 2024

Superados sus problemas con la justicia, Scottie Scheffler es el gran favorito al US Open 2024. El estadounidense está siendo el mejor jugador del año y viene de añadir el pasado fin de semana el Memorial Tournament a sus triunfos en el  Arnold Palmer Invitational, The Players, The Masters y el RBC Heritage. ¿Podrá conquistar su segundo Gran Slam?

Rory McIlroy se sitúa como principal alternativa. Sin embargo, el norirlandés sigue buscando la regularidad necesaria para aumentar su cuenta de majors

Campeón del US Open en 2011 con récord de puntos y golpes en lo que fue su primer Grand Slam, “Rors” no levanta uno desde 2014 y tras su triunfo este año en el Wells Fargo Championship, se ha quedado fuera del Top 10 tanto en el PGA Championship como en el Memorial Tournament.

Completa el podio de favoritos Xander Schauffele, vencedor del Campeonato de la PGA. El actual campeón olímpico quiere conquistar su segundo major y aspira a convertirse en el 13er jugador de la historia capaz de encadenar dos consecutivos. Viene de ser octavo en Muirfield el pasado fin de semana.

Otros favoritos al Abierto de EE.UU. 2024

No obstante, la nómina de candidatos al triunfo en Carolina del Norte es mucho más amplia y, además de Collin Morikawa, segundo en el Memorial Tournament, y Viktor Hovland, encontramos antiguos campeones del US Open como Bryson DeChambeau o un Brooks Koepka, último capaz de encadenar dos triunfos consecutivos.

  • Bryson DeChambeau.
  • Brooks Koepka.
  • Hideki Matsutama.
  • Tommy Fleetwood.
  • Justin Thomas.
  • Cameron Smith.
  • Max Homa.
  • Patrick Cantlay.

El US Open ha sido el torneo de los cuatro grandes del circuito que más veces ha desencadenado un final con desempate. De las 122 ediciones, hasta en 32 se ha dado esta circunstancia. Aunque la última vez que se produjo esta situación fue en 2008 con la victoria de Tiger Woods frente a su compatriota Rocco Mediate.

¿Qué ocurre si hay un empate después de los 72 hoyos reglamentarios? Anteriormente, el desempate consistía en 18 hoyos extra. Si normalmente el torneo terminaba en domingo, el desempate tendría lugar al día siguiente para jugar 18 hoyos más.

Ahora, el formato de desempate del US Open se disputará en dos hoyos para una puntuación global. Es decir, si existe un empate en cabeza de la tabla, los jugadores jugarán dos hoyos más (el número 10 y 18).

Si el empate continúa, los protagonistas irán a muerte súbita. ¿Veremos un empate en este Abierto de EE.UU.?

Tee Time Klever / Bunkered

Pocos jugadores parecen representar una gran amenaza para Scottie Scheffler en estos días, aunque eso podría estar a punto de cambiar.

El estadounidense se sitúa claramente en lo más alto de la clasificación mundial después de cinco victorias en sus últimas ocho largadas, incluidos dos subcampeonatos.

El siempre impresionante Scheffler ya ha conquistado el PLAYERS Championship y el Masters esta temporada.

Pero su dominio podría terminar pronto si Rich Beem tiene razón.

El ganador del Campeonato de la PGA de 2002 considera que un joven Ludvig Aberg está preparado para dejar de lado a Scheffler en los próximos años.

“Él va a gobernar el mundo, será el número uno del mundo en algún momento”, dijo Beem en su podcast Best Bets.

“Creo que va a superar a Scottie Scheffler, lo creas o no, es sólo cuestión de que salga y vea los campos de golf”.

“Este año es la primera vez que ve muchos campos de golf, especialmente en condiciones para el circuito, por lo que dentro de dos o tres años será imbatible”.

Con sólo 24 años, Aberg ya es ganador del PGA Tour, DP World Tour y Ryder Cup.

Y parece que es una cuestión de cuándo y no de si el prodigio sueco levantará su primer título importante después de terminar segundo en su debut en el Masters en abril.

Está en Pinehurst No.2 esta semana para competir en su primer US Open, y las casas de apuestas lo listan con tan solo 12/1 para reinar supremo el domingo.

Antes de continuar, Beem destacó lo que hace que Aberg sea una amenaza.

“Tiene una gran actitud hacia el juego y un swing con el que te encantaría levantarte de la cama todos los días”, dijo.

“El tipo es un semental”.

Aberg se unirá a Tony Finau y Dustin Johnson a las 12:51 p.m. (BST) del jueves.

Fue después de que los informes sugirieran que estaba lidiando con un menisco parcialmente desgarrado en su rodilla izquierda.