Business

Tecnología del sistema financiero y su implicación en la economía

La oferta de servicios y productos financieros a través de medios y modelos digitales no está limitada a la banca comercial.
Pinterest LinkedIn Tumblr

La contingencia sanitaria de 2020 enfatizó la necesidad de contar con nuevas formas de ofrecer servicios financieros, ante un panorama inédito que obligó a replantear los modelos de atención y servicio al cliente.

TeeTime Klever / Expansión

Si bien los proyectos de transformación tecnológica en la banca ya se venían implementando desde antes de la pandemia, este acontecimiento aceleró su implementación y el desarrollo de soluciones que podrían cambiar la intermediación financiera en el corto y mediano plazo.

El cambio más tangible en el corto plazo será el rediseño del modelo de atención en sucursales de los bancos, en donde la tendencia observada apunta a un mayor uso de herramientas digitales para la atención de servicios financieros. La banca digital se ha convertido en una necesidad para los bancos para mantenerse competitivos en este entorno.

Una segunda implicación de la transformación digital ha sido la recopilación de bases de datos de tamaño relevante, que contienen información transaccional y financiera de clientes actuales y potenciales.

Es importante mencionar que la digitalización de la banca no está ocurriendo de forma aislada; desarrollos tecnológicos en distintas áreas han permitido aplicar nuevas tecnologías y, con ello, robustecer la operación digital de los servicios financieros. En particular, la tecnología del Blockchain empieza a tomar un rol importante para intermediarios financieros bancarios y no bancarios, dada su relevancia en la protección de datos y su mayor eficiencia transaccional.

La oferta de servicios y productos financieros a través de medios y modelos digitales no está limitada a la banca comercial, dado que estamos observando un crecimiento relevante en empresas Fintech que buscan atender un mercado incipiente, bajo un esquema más flexible que el ofrecido por los bancos. De acuerdo con el Radar Fintech de Finnovista, en 2021 hay un total de 512 startups en México que operan en el mercado de servicios financieros, número que ha mostrado un crecimiento importante en los últimos años.

El mercado se encuentra en una fase de maduración, en donde se están afinando los modelos de negocios digitales, con un número importante de empresas Fintech que aún buscan un nicho de mercado específico que les permitirá escalar sus operaciones.

Si bien los factores mencionados anteriormente reflejan un potencial importante de crecimiento para el sistema financiero mexicano, esto acarrea también riesgos y retos distintos. En particular, la seguridad y protección de datos tomará una relevancia cada vez mayor, considerando el valor e importancia de la información financiera de usuarios y entidades.

Por lo tanto, la transformación tecnológica del sector financiero no puede dejar atrás los mecanismos de protección y mitigación de riesgos ante posibles ataques digitales.

En resumen, las perspectivas del sector financiero mexicano ante la transformación digital son positivas, considerando que es un mercado incipiente que aún tiene un amplio espacio para crecer. En este sentido, México se mantiene rezagado en penetración financiera, en comparación con otros países de Latinoamérica (36.9% en México vs. 74.3% en Chile y 83.3% en Colombia), por lo que un mayor alcance a través de herramientas tecnológicas representaría un motor de crecimiento para la economía.

Escribe un comentario