Lifestyle

¿Vivir en un crucero de lujo?: el barco para residir y dar la vuelta al mundo.

Tiene todas las comodidades para disfrutar y trabajar; cuál es el precio máximo para comprar, qué posibilidades hay de alquilar y qué características tiene la nave.
Pinterest LinkedIn Tumblr

TeeTime Klever / Editorial

La chances de vivir en un crucero en forma permanente está más cerca, si la persona tiene al menos un millón de dólares para gastar.

Según Forbes, “una nueva empresa llamada Storylines ha anunciado sus planes de lanzar el MV Narrative, un crucero sostenible de 1.500 millones de dólares y 229 pies de eslora que estará equipado con 547 residencias privadas, lo que permitirá a sus residentes viajar por alta mar con mucho estilo a partir de 2025″.

El artículo indica que “el puerto base del MV Narrative está en Croacia, pero no pasará mucho tiempo allí, ya que el crucero dará la vuelta al mundo una vez cada tres años, pasando hasta cinco días en varios puertos para ofrecer a sus pasajeros una experiencia de inmersión total”.

“El nuevo MV Narrative, un crucero residencial con tarifas a partir de un millón de dólares”.

De este modo, “un itinerario de tres meses comienza en Roma con paradas en Nápoles, la isla de Lipari y Sicilia, antes de pasar por Malta, Croacia, Montenegro, Grecia y Turquía”.

El barco se focalizará en perseguir el sol, visitando lugares cuando haga buen tiempo. Los residentes también pueden ayudar a decidir dónde parar en el camino. Además de Europa, otros destinos son el Caribe, Sudamérica, el Pacífico Sur, Australia, Nueva Zelanda, Asia y Oriente Medio”, precisó.

Foto/Cortesía

Las residencias que van desde un estudio de 72 pies cuadrados con una cama Murphy hasta una lujosa casa de 600 metros cuadrados de dos plantas y cuatro dormitorios- pueden ser semipersonalizadas con varios planos. La mayoría tiene un balcón privado.

Los precios comienzan en 1 millón de dólares y alcanzan un tope de unos 8 millones de dólares. Los compradores serán propietarios de su residencia durante toda la vida útil de la embarcación, que según la empresa podría durar unos 60 años, indicó Forbes.

Si la persona no quiere invertir tanto dinero, “también hay algunas residencias disponibles con contratos de alquiler de 24 años a partir de 647.000 dólares”.

Además del precio de compra o del alquiler, “los residentes también pagarán cuotas anuales con todo incluido que cubren la mayoría de las comidas y bebidas, el servicio de limpieza, el WiFi, la lavandería, las propinas, las clases de fitness ilimitadas y mucho más”.

“No es la primera vez que un crucero propone este concepto: en 2002, se lanzó un barco tipo condominio llamado The World, con 165 residencias y una clientela adinerada. Los residentes deben tener un patrimonio neto de al menos 10 millones de dólares”.

Foto/Cortesía

En particular, el MV Narrative es un “barco medioambientalmente sostenible que funcionará con gas natural licuado, lo que supone un 25% menos de emisiones de carbono que un barco tradicional con motor diésel, y tendrá un mercado agrícola de cero residuos a bordo, así como un jardín hidropónico alimentado por energía solar”.

Allí habrá “una sala de cine, una bolera, un simulador de golf, 20 bares y restaurantes, una fábrica de cerveza artesanal, un centro de bienestar de 3.000 metros cuadrados, una terraza para practicar yoga, varias piscinas y una pista de aterrizaje para helicópteros para que puedas entrar y salir a tu antojo”.

A la vez, para mantener la rutina laboral, habrá “una oficina de correos, una biblioteca con 10.000 títulos, un hospital, un banco y espacios de oficina”.

“Las familias con niños pueden continuar su educación con el programa Worldschooling, que incluirá excursiones en los distintos puertos de escala”

“Se espera que un tercio de los residentes del barco vivan en el mar a tiempo completo, mientras que los dos tercios restantes pasarán de seis a nueve meses del año en el extranjero”.

Escribe un comentario