Breaking News

Zanotti y Ancer finalizan entre los 20 mejores del BMW PGA Championship; Lowry gana el título

Si bien es un gran resultado para Fabrizio Zanotti (37° DPWT Ranking), es probable que su 13° puesto en el BMW PGA Championship no lo haya dejado satisfecho, porque durante el día prometía mucho más.
Pinterest LinkedIn Tumblr

TeeTime Klever / Discovery

Luego de anotar un -3 en sus primeras 11 banderas de la ronda final en el Wentworth Club, el paraguayo embocó un águila en el hoyo 12 y quedó a dos golpes de Jon Rahm (15°), quien en ese momento era el puntero. Por ende, fue allí cuando se abrió la opción de campeonar.

Pero más adelante no pudo mantener ese ritmo: es más, tuvo que lamentar un doble bogey en el 17 que sepultó sus opciones y lo sacó del Top 10 del tablero en el torneo del DP World Tour que fue resumido a 54 hoyos por la muerte de la Reina Isabel II.

Foto: Golf Latin America

El “relojito” completó el domingo con una tarjeta de 69 palos (-3), para sumar un total de 204 (-12) en el torneo disputado en Virginia Water, Inglaterra.

Otro que anduvo bien en el campo de Wentworth Club fue el mexicano Abraham Ancer (46°), que arribó a la meta en el casillero 18° con una ronda final de 67 envíos (-5), que constaron de seis birdies y un bogey.

El nacido en Texas y actual jugador de LIV Golf terminó el certamen inglés con un total de 205 palos (-11).

La disputa del torneo tuvo al español Jon Rahm (15°) como un aspirante serio tras su increíble domingo en el que disparó un 62 (-10). Fueron dos águilas, siete birdies y un bogey que lo ubicaron en la cima en gran parte del día.

Sin embargo, el que finalmente celebró fue el irlandés Shane Lowry (5°) que venía en los últimos grupos. El campeón del Open 2019 logró desnivelar la igualdad en la punta recién en la última bandera, registrando una tarjeta de 65 impactos (-7). Birdie en el par-5 del 18 para sumar un total de 199 palos (-17) (sin bogeys en la semana). De todos modos, debió esperar a Rory McIlroy para poder festejar.

Foto: Golf Latin America

El desenlace traería una última barrera que superar y que Lowry “sufrió” mirando la TV. El norirlandés tuvo un putt para águila e ir al desempate por el trofeo, pero un par de milímetros lo separaron de esa posibilidad.

“Estoy tan feliz, honestamente. Las palabras no pueden (describir) lo feliz que estoy, cuánto significa esto para mí y cuánto amo este Tour y cuánto amo este torneo. Soy el hombre más feliz del mundo”, sentenció el eufórico campeón.

Este trofeo le permite al irlandés cortar una sequía de 3 años en el DP World Tour, desde su última victoria en el Open de 2019. Para Lowry este es el sexto título en su carrera en el DP World Tour.

Escribe un comentario